ALINEAMIENTOS DE CARNAC

En esta guía de www.elmundosevebien.com vamos a contar nuestra visita a los alineamientos de Carnac en la Bretaña francesa. ¡Carnac se ve bien! 

En esta guía sobre los Alineamientos de Carnac viajamos hasta la Bretaña francesa, más concretamente a Carnac, una localidad cercana a Vannes, en la costa atlántica, en el llamado golfo de Morbihan.

Allí nos encontraremos con unas de las colecciones prehistóricas mejor conservadas de Europa y del mundo, y que es el destino de miles de turistas cada año.

Contaremos nuestro paso por allí, y todas las sensaciones que tuvimos al caminar entre rocas milenarias. Un trozo de la historia viva de la humanidad.

Alineamientos de Carnac

Alineamientos de Carnac

ALINEAMIENTOS DE CARNAC

Antes de entrar a describir nuestra visita a los alineamientos de Carnac, debemos tratar de recopilar toda la información posible, acerca de la zona. Ya que aunque históricamente es unos de los asentamientos más importantes del mundo, no es tan visitados ni populares como el de Stonehenge, por ejemplo.

CÓMO LLEGAR A CARNAC

Los alineamientos de Carnac están situados cerca de Vannes, entre Nnates y Quimper. Los alineamientos ocupan una gran zona de terreno, y par llegar a veces es complicado porque no hay un único punto. Lo mejor es llegar a Vannes y desde allí seguir las indicaciones.

Lo más cómodo es seguir este enlace de Google Maps, y luego desde allí visitar las partes que más nos apetezcan. Pinchad en este enlace:

Situación de Carnac

https://goo.gl/maps/PWm9uVqwoe32

ORIGEN DE CARNAC

Los alineamientos de Carnac son el monumento prehistórico más extenso del mundo, y fue erigido durante el Neolítico, en algún momento entre los milenios V y III AC.

Desde hace tiempo se ha intentado explicar esta presencia de los menhires, hay que tener en cuenta que es muy complicado contrastar cualquier teoría, ya que no hay mucha información de ese periodo de la humanidad.

Algunas de estas teorías casi rozan los fantástico, vestigios del Diluvio Universal, restos de un campamento romano, balizas para la navegación, etc. Entre las más rocambolescas están ser los restos de una gran serpiente de la prehistoria, o ser un observatorio astronómico druida.

Entre las más razonables están por ejemplo, los que creen que eran enormes avenidas que habían conducido a antiguos templos hoy inexistentes, o que eran calendarios solares gigantes que permitía predecir las etapas importantes de la vida agrícola. Entre las leyendas más inverosímiles está la de que las piedras de Carnac son soldados romanos petrificados por Dios para proteger a San Cornelio, patrón de la zona de Carnac, que era perseguido por los romanos.

La realidad es que estos menhires tienen tumbas y forman un conjunto de una gran necrópolis, como el resto de monumentos megalíticos.

 

Alineamientos de Carnac

Alineamientos de Carnac

CONJUNTOS IMPORTANTES DE CARNAC

Estos alineamientos se distribuyen a lo largo de una extensa zona, en la cual podemos visitar distintos sectores. Vamos a describir los más importantes.

LE MÉNEC

Es el conjunto más importante de Carnac. Está formado por 1099 menhires dispuestos en 11 hileras de 100 m de ancho por 1,2 km de largo. El alineamiento está flanqueado en sus dos extremos (este y oeste) por crómlecs (círculos de piedras).

El crómlech occidental está formado por 70 menhires y mide 100 m. El crómlec oriental está algo más deteriorado, pero aún se puede visitar.

Este alineamiento recibe su nombre por del caserío Le Ménec, que está en el extremo occidental. Las piedras situadas al oeste son las más grandes, llegando en algunos casos a los 4 m. Su tamaño va reduciéndose a lo largo del alineamiento hasta alcanzar sólo 90 cm en el extremo oriental. Las hileras no son rectas, sino que describen una suave curva hacia el noreste.

A lo largo del recorrido hay muchos sitios donde dejar el coche y poder caminar entre los megalitos. En Le Ménec está también el centro de información turística, donde nos informarán de todas las partes del completo y nos darán todo tipo de información.

KERMARIO

El alineamiento de Kermario, está al este de Le Ménec. Es el más popular entre los turistas y viajeros. Tiene 982 menhires en 10 hileras que se extienden a través de 1,2 km.

Y es el más popular porque en Kermario están las piedras más grandes de Carnac. Muchas de ellas llegan hasta los 7 metros de alto. Los menhires de Kermario, al igual que los de Le Ménec, van disminuyendo de tamaño a medida que se aproximan al límite oriental.

En Kermario nos encontraremos con varios Dólmenes. Un Dolmen es una estructura hecha de piedra, con dos piedras laterales y otra piedra más plana que colocaban sobre ella. Los Dólmenes se solían usar en el Neolítico como tumbas colectivas.

Otro conjunto muy conocido es el cuadrilátero de Manio. Se trata de un recinto o túmulo funerario delimitado por una serie de piedras de 1 m de alto que forman un cuadrado. También se halla próximo el Gigante de Manio, un menhir solitario con una altura de 6 m. El destino para los que quieran cambiar la foto del perfil de facebook. Obelix ya la utilizó para cargarla a su espalda en los cómics.

Entre el alineamiento y la zona de Manio aparece el estanque de Kerloquet, cuya creación en el siglo XIX destruyó una parte del alineamiento.

KERLESCAN

El alineamiento de Kerlescan, está al este de Kermario y consta de 540 piedras, organizadas en 13 hileras de 139 m de ancho y 880 m de largo. En su extremo occidental hay un crómlec de 39 menhires. Es el alineamiento mejor conservado de Carnac.

PETIT MÉNEC

Mucho más al estés, cerca de un bosque en la carretera que conduce a La-Trinité-sur-Mer, se encuentra el alineamiento de Le Petit Ménec, recientemente restaurado, con 100 piedras. Muchos piensan que Le Petit Ménec es en realidad una prolongación de Kerlescan.

Megalitos de Carnac

Megalitos de Carnac

CARNAC SE VE BIEN

¿Y qué nos transmitió Carnac?. Pues sentirnos parte de la historia de la humanidad. Tal vez no sea una historia viva pero sin duda es una parte del origen de dónde venimos.

Caminar entre estas piedras al atardecer, fue una especie de viaje al pasado, en el cual tratamos de imaginar como seres humanos sin apenas tecnología fueron capaces prefiero de limar y preparar y segundo de colocar de tal forma unas piedras que multiplicaban por cien su peso.

Resulta impresionante imaginar para que hacían todo esto, si era religioso o era un homenaje a sus seres queridos. Quizás no lo sabremos nunca, pero los que sí tenemos claro es que no nos alejan de ellos tantas cosas, ya que ahora seguimos moviéndonos por los mismos valores de nuestros ancestros, la espiritualidad, el amor, la familia.

Visitar los alineamientos de Carnac nos hizo darnos cuenta que no hay nada como mirar al pasado para afrontar el futuro, y nada como conocer nuestro origen para localizar mejor nuestro destino.

Lo mejor además es verlo cuando el sol cae y las sombras nos muestran el perfecto alineamiento solar de estos megalitos en Carnac, una prueba fehaciente de que le sol era fuente de vida en aquella época, y todo tributohacia él era poco, para agradecer todo lo que el rey astro de daba.

Por eso recomendamos a todos los viajeros que si pasan por la Bretaña francesa no dejen de visitar este complejo e Carnac, lleno de historia y de magia. Un lugar único que nos hace reflexionar sobre varias cosas. La primera los infinitamente insignificantes que como para la edad de la humanidad.

Lo segundo es lo atrevidos que somos al pensar que nuestros pasados eran inferiores a nosotros cuando si uno ve las noticias o a gente jugar al Pokemon Go, uno piensa que la inteligencia no tiene nada que ver con la evolución tecnológica, e incluso como diría  el sabio, a veces es casi lo contrario.

Eso nos llevamos de los alineamientos de Carnac. Un pedazo de su magia en forma de fotos mentales y paseo al atardecer. Nos llevamos una buena dosis de humildad como seres humanos. Apagamos los móviles y encendimos las conexiones de nuestras raíces.

Paseamos entre menhires y dólmenes, para llegar a nuestro futuro, un futuro que tiene que estar unido al pasado, para que sea aún más prometedor.  Eso es una de las cosas que nos encanta de viajar, que a veces, te encuentras con lugares que no habías planeado y que te enseñan más cosas de las que te hubieras imaginado.

Y con la misma paz y simetría que nos dejaron las sombras de las piedras gigantes, nos despedimos de Carnac con la promesa de volver, como debe ser en cualquier viaje, porque ¡Los alineamientos de Carnac se ven bien!   

 

Carnac se ve bien

Carnac se ve bien

 

About Marcos

Musico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *