AVISTAMIENTO DE BALLENAS (Hermanus)

Una de las experiencias más inolvidables de nuestro viaje a Sudáfrica fue sin duda el avistamiento de ballenas en libertad. Uno se queda sin palabras cuando ve tan cerca a  este animal de aspecto prehistórico el cual tenemos la gran fortuna que aun siga nadando por nuestros mares.

En este post contaremos esta inolvidable experiencia.

No nos vamos a poner fundamentalistas con eso de que hay que conservar el medio ambiente y esas cosas. No hay mejor manera de darse cuenta que hay que respetar el equilibrio natural del planeta que cuando nos sentimos parte de él. Y no hay mejor forma de sentirse parte de él que conocerlo y dejarse sorprender.

Cola de ballena

Cola de ballena

Lo primero de todo es que tenemos que confesar que jamás hemos visto a una ballena tan cerca, y sin duda ha sido una de las experiencias más increíbles de nuestras vidas. Esperemos tratar de compartir este entusiamo lo mejor posible.

Hace un par de años también avistamos ballenas en la costa oeste de Estados Unidos, más concretamente en Monterey, pero lo que vivimos en Hermanus (Sudáfrica) no tiene ni punto de comparación.

En este post vamos a tratar de narrar esta experiencia de la mejor manera posible con un vídeo casero recién horneado que es la mejor manera de tratar de contarlo mejor.

Ballenas Hermanus

Ballenas en Hermanus

Para empezar debemos situarnos. Estamos en Sudáfrica uno de los santuarios del planeta del mundo animal, y donde la conservación de entornos salvajes naturales, en concreto para el caso de las ballenas, es un hecho.

Dentro de este maravilloso país estamos en una de las mejores ciudades para el avistamiento de ballenas es la localidad de Hermanus a pocos kilómetros de la increíble Ciudad El Cabo.

Como en casi todos los países hace años se hicieron muy mal las cosas, pero un país inteligente sabe que se saca mucho más dinero de una ballena viva que de una muerta, y desde hace años prohibieron la caza y priorizaron la conservación de los ejemplares. En la actualidad el turismo en esta zona mueve miles de millones de Rands al año.

watching whales

watching whales

De hecho en Hermanus es unos de los mejores sitios del mundo para ver ballenas, es posible verlas desde la costa a muy pocos metros, ya que se acercan desde el polo sur en invierno boreal para comer su ración de krill, unos crustáceos (pequeñas gambitas) que son la base de su dieta.

Esto ha hecho que han proliferado muchas empresas para ver ballenas en kayak o en barcos, siempre con unas pautas para no molestar a los ejemplares. Por supuesto nunca se les da de comer, ni se les atrae con cebo, y se tratar de que ellas sean las que se acerquen respetando su espacio ya que además son bastantes curiosas.

A lo largo de la ciudad de Hermanus hay muchos puntos (miradores) donde cada día en temporada se pueden ver pasar a lo largo del dia muchas ballenas. De hecho es posible verlas desde la costa, y están bastante familiarizados con el ser humano.

Ballena respirando

Ballena respirando

En el caso de las “Southern right whales” hacen casi toda su vida diaria en la superficie del agua con lo que es muy fácil verlas ya que ya sea comiendo, apareándose o cuidando de sus crías. Siempre lo hacen todo en la superficie, por lo que es muy fácil localizarlas.
Además en concreto a las ballenas sureñas sudafricanas es sencillo distinguirlas porque su espiráculo (el orificio por donde expulsan el aire) es doble con lo que es sencillo distinguirlas de otras especies.

Nota trivial: La ballenas no expulsan agua de sus espiráculos. Expulsan el aire procedente de sus pulmones, pero este aire al estar más caliente que el exterior se condensa al salir y se transforma en vapor y parece agua. También en este vapor exhalado puede haber mucosidades y algo de agua que haya en del espiráculo, pero no es el componente fundamental.

Cabeza de ballena

Cabeza de ballena

Otra cosa curiosa de este tipo de mamíferos es que tienen en la cara unas callosidades blancas, parecen moluscos que están parasitando a la ballena pero son incrustaciones del propio hueso del animal. No se conoce muy bien la función de estas callosidades pero puede ser simplemente rasgos para caracterizar al animal entre ellos.

En el puerto moderno de Hermanus hay varias compañías que hacen este tipo de cruceros con avistamiento. Normalmente suele haber dos salidas 9:00 y 11:00 y otra por la tarde 16:00. Aunque también se alternan entre las compañias otras salen a las 10:00 y 12:00.
Todo esto es mejor confirmarlo porque además no salen si hay mal tiempo.

Para entrar al puerto nuevo con el coche hay que pagar (no mucho unos 10 rands), luego es buscar aparcamiento y elegir la empresa que mejor nos convenga.

Todas las compañías cuestan lo mismo y como nosotros no teníamos referencias de ninguana elegimos la que mejor nos cuadraba por horario. Hay algunas que están justo en el embarcadero y otras en la calle principal antes de bajar al mismo.

Observatorio ballenas

Observatorio ballenas en Hermanus

Nosotros estuvimos a punto de no hacerlo porque desde la costa de Hermanus ya se ven las ballenas y la actividad no es precisamente barata (son unos 650 rands) unos 50€. Precio europeo.

Pero hay una máxima del viajero que es que hagas todo lo que no puedas hacer en tu país de origen mientras tu tarjeta de crédito te lo permita.

Ya volverás a tu país y comerás arroz durante meses pero al menos recordarás esa experiencia durante años. Y así fue, todavía estamos comiendo arroz pero el recuerdo nos va a durar muchos años más.

Nosotros lo hicimos con Whale Watchers, fueron bastante majos y nos cayeron bien por eso les recomendamos.

http://hermanuswhalewatchers.co.za

La tripulación era muy amena y nos pareció que respetaban bastante a los animales sin avasallarles lo que nos gustó bastante, además el uía era muy dicharachero y tuvo un par de puntos muy graciosos. Guardamos muy buen recuerdo de ellos aunque me imagino que todos serán parecidos.

Tratar de contar lo que fue la actividad no es complicado. Fuimos hasta una especie de reserva marina como a 20 minutos del puerto. Nos situamos como a unos 50 metros de dos ejemplares y poco a poco con el motor casi apagado fuimos dejando que la deriva de la corriente nos acercara hasta ellas sin asustarlas.

southern right whale

southern right whale

En un punto bastante cercano las ballenas desaparecieron y como por arte de magia aparecieron de repente a estribor del barco, llegamos hasta asustarnos porque el bote se movía bruscamente a todos los lados. Fue increíble.

La verdad es que lo de verlas tan cerca es difícil describirlo con palabras, nos quedamos mudos. No sé si siempre los avistamientos serán así, pero desde luego no esperábamos verlas tan cerca. En realidad fueron ellas las que nos avistaron a nosotros y no al revés.

Os dejamos con el vídeo que aunque bastante limitado técnicamente está hecho con todo el cariño del mundo (la música también). Para nosotros fue un momentazo inolvidable que recordaremos toda nuestra vida.

Esperemos que os guste.

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to AVISTAMIENTO DE BALLENAS (Hermanus)

  1. belkhyt says:

    Pues mola mogollón… Por cierto, tu video graba que te “cagas”

  2. Pingback: Guía de CIUDAD DEL CABO | EL MUNDO SE VE BIEN

  3. Pingback: BUCEAR CON EL TIBURÓN BLANCO | EL MUNDO SE VE BIEN

  4. Pingback: GUÍA DE SUDÁFRICA | EL MUNDO SE VE BIEN

  5. Pingback: AVISTAJE DE BALLENAS EN PENÍNSULA VALDÉS -www.elmundosevebien.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *