BUCEAR CON EL TIBURÓN BLANCO

En esta entrada del blog del www.elmundosevebien.com vamos a contar nuestra inolvidable experiencia de bucear con el tiburón blanco (con jaula eso sí) en Gansbaai (Sudáfrica). Aunque todo lo que podamos contar se quedará corto a vivirlo en persona. ¡El gran Tiburón Blanco se ve bien!

De pequeño (bueno no tan pequeño) tenía pánico a los tiburones. Como miles de niños de mi generación Spielberg hizo con su obra de arte una pesadilla para mucha gente. Esa es la magia del cine, que nos transforma y nos remueve irremediablemente.

Por otro lado también hizo algo injusto, considerar uno de los animales más bellos de la naturaleza como alguien terrorífico o malvado, cuando no hay duda en que el ser humano es mucho más cruel que cualquier otro animal. De hecho ningún mata gratuítamente, si lo hace es por protección o para alimentarse, el hombre sí.

Pero así son las cosas, un feroz pero inocente depredador de la naturaleza condenado por un humano y estigmatizándole con su irremediable fama. La gran maldición del tiburón blanco servida por una peli de ciencia ficción, qué ironías tiene la vida.

Jaws

Jaws se ve bien

Pero dejando la ficción, en este post nos centraremos en contar nuestra experiencia, y también daremos nuestra opinión al respecto, que para eso es nuestro blog y por desgracia nadie nos paga los viajes (de momento).

Lo primero es localizarnos. Estamos en Gansbaai, a media hora de Hermanus en Sudáfrica. Dicen que uno de los mejores lugares para ver al gran tiburón blanco en su entorno. Y lo es. Sudáfrica en general es el paraíso del mundo animal, y en el caso del mundo marino entre las ballenas y los tiburones no hay duda.

Por cierto os dejamos el link de otra actividad la de aistar ballenas en libertad, de la que ya hablamos ene este post.

http://www.elmundosevebien.com/avistamiento-de-ballenas/

También os dejamos en enlace de la guía de Ciudad del Cabo y de Sudáfrica (próximamente en sus pantallas) es la mejor forma de saber más de esta experiencia.

http://www.elmundosevebien.com/guia-de-ciudad-del-cabo

Pero dejémonos de autobombo. Gansbaai es un pequeño pueblo pesquero que vive por y para la observación del tiburón blanco una actividad que siempre ha sido muy polémica pero a la que es imposible resistirse.

Hay muchas empresas que se dedican a esta actividad, todas son similares ya que nos llevarán al mismo sitio. Puede haber pequeñas diferencias de precio pero también de servicios. Es una actividad cara pero que a la larga no tiene precio.

Nosotros lo hicimos con el archiconocido Capitán Brian McFarlane, quizás el más recomendado y conocido del lugar. Su barco el Apex Predator, él y su perro son toda unas institución.

El precio es de 1500 Rands, unos 120 euros pero incluye desayuno, snacks, bebidas a bordo, un pequeño almuerzo y sobre todo la experiencia más inolvidable de vuestras vidas.

http://www.sharkcagediving.net/

Captain Brian McFarlane

Captain Brian McFarlane

LOS PREPARATIVOS

Nosotros hablaremos de cómo fue nuestra experiencia, aunque supongo que las demás compañías serán muy similares.

Nos citaron a las 9:00 am lo primero que te hacen es tomar los datos en una plantilla en un ordenador, luego pagas. Supongo que lo de pagar al principio es por si algún turista no vuelve del barco (es broma).

Luego hay un buffet donde puedes tomar algo para desayunar. Probablemente no seas capaz de comer nada porque los nervios ya te están comiendo por dentro, pero es conveniente salir a navegar con algo en la tripa, es un consejo de los viejos marineros de la mar.

Allí te ponen un vídeo de las normas de seguridad y de la salida en sí misma. Allí te cuentan que vas a un punto entre la isla Dyer y la isla Geyser, una reserva natural de focas. En la mitad de las dos islas se encuentran los tiburones tan agusto que no son tontos y saben que hay mucho trásito de focas entre las dos islas. Vamos, el mejor buffet libre posible para el gran depredador del mar.

Allí también te explican como debes de meterte en la jaula y sobre todo como deber bucear en la jaula para ver mejor a los tiburones sin que haya peligro de sacar un pie o un brazo fuera de la jaula. También te explican que no debes potar en los baños ni en cubierta siempre es mejor hacerlo en una bolsa de plástico o directamente en el mar, los peces te lo agradecerán.

También te recomiendan ir al baño antes de ponerte el neopreno, que aunque la urea viene muy bien para la piel, al próximo que le toque el traje a lo mejor no piensa lo mismo.

Después de esa charla te dan tu impermeable y sales a la mar. La travesía dura una media hora y puede haber alguien que se maree (en todas las salidas simpre hay alguien). El mareo es imprevisible y depende del día de cada uno. Ni el marinero más experimentado está a salvo.

El truco para no marearse es comer algo y fijar la vista en el horizonte nunca en el barco ya que ese movimiento constante es el que nos provoca el mareo. Llevar biodramina es una opción sobre todo si eres propenso a marearte.

la tripulación del capitan McFarlane

la tripulación del capitan McFarlane

 

Cuando llegar a esta zona entre las islas lo que hacen es hacer una especie de cículo con el barco y van echando la famosa sopa “Chum” que es una especie de batido de cabezas de pescado y vísceras varias a la que van echando agua en un cubo de basura. El agua la escurren y la echan al mar, caldito del bueno

Esta sopa la tiran al mar para atraer a los tiburones hasta que hacen como una especie de línea paralela a las dos islas para que todo tiburón que pase por la zona sea atraído hacia la estela del barco.

La sopa no tiene pinta de ser muy apetitosa pero tampco lo son los callos a la Madrileña o los caracoles y luego saben riquísimos.

Luego como cebo utilizan unas cabezas de atunes unidas por una cuerda por los ojos, aunque de hecho el mejor cebo en una silueta de una foca hecha con material de colchoneta de gomaespuma dura y de color negro. La tiran al agua y entre el ruido y la forma los tiburones creen que son focas y van como locos hacia ellas.

Luego ya solo queda esperar, la tripulación del barco saca las jaula y la ponen según el día a la derecha (estribor) o izquierda (babor). No es muy importante pillar buen sitio, ya que durante la actividad hay mucho movimiento y es posible buscar diferentes huecos para las fotos o los vídeos.

DENTRO DE LA JAULA

Y después de colocar la jaula toca esperar turno y gritar “Jerónimo”. Mi consejo es que os animéis a ser los primeros ya que según pasan los turnos tuvimos la impresión que los tiburones se cansan de ser estafados por el capitán y no atacan tanto al cebo tanto como al principio.

Además hay que tener en cuenta que como se piense mucho bajar igual hay gente que se termina sin meter, por miedo. Así que nada, ¡tonto el último!

Hay que avisar que el agua en esta zona es bastante fría y hay muchas corrientes con lo que la jaula se mueve mucho. La inmersión es a pulmón (sin botella) con lo que cuanto más aguantes sin respirar mejor visión tendrás de los animales.

Sharkanado

Sharkanado

Dentro de la jaula hay unas barras rojas que son a las que deber agarrarte. Jamás deberás agarrarte a los barrotes de la jaula, personalmente pienso que el tiburón no tiene ganas de atacar la jaula pero un simple golpe del animal a un brazo o una mano fuera de los barrotes es una amputación seguro.

Hay un truco para tener mejor visión  es apoyarse con las puntas de los pies en una barra inferior de la jaula, de esa forma te sujetas durante la inmersión y evitas moverte mucho.

Dejan bajar las cámarás acuáticas pero sin extensores. Por experiencia es complicado grabar por las corrientes y los movimientos de la jaula, además aunque la abertura de visión de la jaula es grande siempre habrá un barrote que te quite el plano perfecto.

Con lo de colocarse en la jaula si que es recomendable hacerlo lo más trás posible (popa) ya que por esa zona es donde lanzarán los cebos y el animal es más probable que aparezca. Aunque realmente es complicado a veces elegir sitio.

Otro detalle a tener en cuenta es que la trioulación te va avisando en todo momento por donde vas a ver a los tiburones. Ellos gritan: “Abajo-derecha” o “Arriba-izquierda” lo que es de gran ayuda.

Otra opción es estar abajo el más tiempo posible, pero para eso hay que tener unos buenos pulmones.

El gran tiburón blanco

El gran tiburón blanco

Luego es suerte y a difrutar del subidón de adrenalina. Aquí ya sobran trucos ni recomendaciones, es dejarse llevar por la grandeza de este animal.

Es impresionate la fuerza y la rapidez del tiburón en el agua. Cuando lo ves en acción sabes que si quisiera atacar de verdad la jaula sería para él el menor de los problemas. Pero por suerte pasa de nosotros, el ser humano debemos saber mal por dentro.

Los turnos en la jaula duran como 15 minutos aunque cuando ya pasan todos en posible repetir y volver a bajar. Aunque en nuestro caso es cierto que según van pasando los turnos los atcques de los animales hacia el cebo son menores en intensidad y en frecuencia.

Si visitáis otros blogs veréis que los animales suelen ser los mismos, y ya los tiene hasta identificados, hay uno que le llaman el saltarín porque atacaba al cebo desde abajo saltando, otro tenía todo el cuerpo llenos de heridas, ese era el más grande, unos 16 metros mínimo. En definitiva el Capitán se los conocía a todos.

También es muy bonito ver el espectáculo desde cubierta aunque depende la visibilidad del agua ese día se verá mejor o peor, pero eso es parte de la lotería del turista.

Como fin de fiesta y todavía con el chute de adrenalina en el cuerpo viene un agradable paseo hacia las islas Dyer y Geyser para ver el buffet de los tiburones en primera persona.

En estas islas hay cientos de ejemplares y se las ve totalmente ajenas al peligro que tiene azechando solo a pocos metros.

La isla Geyser

La isla Geyser

Y sin más dilación os dejamos con el vídeo resumen de nuestra increíble experiencia, un vídeo de los que puedes encontar en nuestro canal de Youtube, podéis suscribiros que es gratis y no mordemos a nadie.

https://www.youtube.com/user/elmundosevebien

Ojalá que os guste, ya sabéis que un “me gusta” sale gratis y nos ayuda mucho a seguir haciendo cosas de estas con todo el cariño del mundo.

Pues lo dicho esperemso que os guste este resumen visual de la experiencia.

 

 

RESUMEN

Aquí llega nuestra pequeña reflexión de esta actividad. Reconocemos que nos encantó y que problablemente sea una de las experiencias más increíbles de nuestra vida. Además la tripulación en todo momento fue encantadora con nosotros y con los animales, por lo menos esa fue la sensación.Si pudiéramos repetiríamos sin duda.

Pero eso sí, hay muchas asociaciones que están intentando restringir la actividad ya que la consideran que interfiere demasiado con la vida natural del tiburón. Y es cierto que uno piensa que este juego con los animales es algo injusto y en el fondo les interfiere bastante.

Aunque ya se han regulado mucho esta actividad, antes incluso daban de comer a los animales con lo que eso afectaba radicalmente en la cadena alimentaria y en la naturaleza del animal. Siempre en cualquier actividad de interacción de este tipo hay que pensar en interferir lo menos posible con el entorno natural. Y ene sta uno tiene dudas de que no sea así.

Buecando en jaula con tiburones

Buecando en jaula con tiburones

Actualmente ya no les alimentan, pero utilizar cebos es una pequeña forma de interferir con el animal. Es cierto que personalmente observamos que el animal no sufre daño alguno y que considera lo del cebo más como un juego. De hecho cuando pilla el cebo de la foca de gomaespuma juega con ella como un perro cuando pilla un hueso.

Por otra parte el animal pueda llevarse algun golpe con al jaula, pero parece difícil. Si que vimos al final de la actividad como un tiburón arranco el cebo y se lo llevó, eran cabezas de atún pero no creo que fuera grave, seguro que no se las comió, tiene mejor pinta las focas.

En lo que respecta al humano, a nos ser que alguien cometa una temeridad o una imprudencia es mur complicado que pueda pasar algo. Primero y más importante porque el tiburón no quiere, y pasa de atacar la jaula, segundo porque tanto la tripulación como el capitán llevan muchos años haciendo eso y nunca ha pasado nada grave.

Pero ahí está, esa delgada línea entre respetar al animal más grandioso y poderoso del mar y poder disfrutar de verlo y conocerlo de cerca. Una línea cegada por las ganas que puede tener cualquiera de observar en su entorno natural a un animal simplemente perfecto.

No hay que olvidar que su diseño no ha evolucionado nada casi desde la prehistoria, y es porque no le hace falta. Es rápidísmo, fuerte, ágil e inteligente. Es el depredador perfecto.

De momento creemos que merece la pena seguir buscando ese equilibrio, ya que no hay palabras para describir lo que vivimos y pensamos que ojalá que mucha gente tenga la oportunidad de conocerlo.

Por lo demás os dejamos con nuestro vídeo casero de esta inolvidable experiencia, sobran las palabras cuando uno ve de cerca y en directo a este gran animal. Spielberg no tenía razón, hay que temer muchísimo más al humano. ¡El tiburón blanco se ve bien!. 

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta

5 Responses to BUCEAR CON EL TIBURÓN BLANCO

  1. Carlos says:

    Creo que toda la oficina huele fatal por vuestra culpa!!

    Qué miedo más grande! No sé porqué pero me da aún más miedo que el León, y eso que éste tampoco es que sea un gatito lindo.

    En EMSVB soys Muy Grandes (así con mayúsculas)

  2. Pingback: GUÍA DE SUDÁFRICA | EL MUNDO SE VE BIEN

  3. Pingback: BUCEO CON LEONES MARINOS - www.elmundosevebien.com

  4. Pingback: AVISTAJE DE BALLENAS EN PENÍNSULA VALDÉS -www.elmundosevebien.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *