QUÉ COMER EN FRANCIA

En esta guía gastronómica contaremos qué comer en Francia. Daremos un repaso general de la maravillosa y archiconocida gastronomía francesa. ¡Francia sabe bien! 

Francia es sin duda la cuna de la cocina moderna. Como viajeros, tenemos afán por adentrarnos en las culturas de los países que viajamos. Personalmente viví en Francia hace años y puedo dar fe de la devoción que se tiene en este país por la comida.

En más que el hecho de ingerir alimentos, comer para los franceses es un acto social imprescindible, ya sea en el trabajo o en la familia. Fue una de las cosas que más me sorprendió cuando viví a allí.

Ahora en esta guía gastronómica vamos a dar un repaso por la cultura y la geografía francesa y diremos qué comer en Francia y en algunas de sus regiones.

Basmos esta guía en experiencias reales y en conocimientos propios, aun eu estamos seguros que sería posible hablar mucho más del tema. Eso sí, antes de nada vamos a enumerar las guías viaje que tenemos de Francia en este blog. ¡Francia sabe bien!

Gallete

Gallete

DÓNDE COMER EN FRANCIA

Pero lo primero que vamos a hacer antes de empezar a soltar nombres de platos como si no hubiera mañana, es hacer un listado de los tipos de restaurantes y establecimientos donde se puede comer en Francia.

Tal vez esto para un europeo sea sencillo, pero para gente de muchos países Francia tiene una amalgama de nombres de locales que a veces es bastante lioso.

Esta clasificación no ayudará también a saber cual es la mejor opción para que nos den de cometen un horario concreto, ya que además no es sencillo comer de restaurante en Francia fuera de su horario establecido. Este horario es de 13 a 14h para la comida y de 19 a 20h en la noche (fines de semana sumar media hora más a este horario, en grandes ciudades sumar una hora más para la cena, y en París y Marsella hay que sumarle 2 horas).

Pero vayamos con los tipos de locales para comer que hay en Francia:

  • Salon de té. Aparte de la servir tés, cafés y derivados (lógicamente), son locales fashion donde puedes tomar algo ligero como una quiché, un sandwich, y sobre todo bollería. Abren casi todo el día y pueden salvarnos de un apuro.
  • Café. Dan cafés 😉 También famosos por sus croques de las que hablaremos más adelante.
  • Cafetería o Restaurante libre-service. Similar al anterior, pero además pueden servir platos combinados. Por ejemplo en al estaciones de servicio de las carreteras o autopistas (que por cierto son muy buenos lugares para hacer pic-nics y seguir viajando.
  • Restaurante rápido (fast-food). Son los famosos McDonalds, Burguer, Pizza Hut, KFC, o los franceses Quick. Hay que tratar de evitarlos lo más posible. Es como viajar a Jabugo o Grijuelo y pedir un bocata de jamón de York.
  •  Winstub. Es una casa de comidas típica de Alsacia. Dan vino propio y comidas de alta cocina a precios razonables. Totalmente imprescindible sobre todo si está llena de parroquianos.
  • Restaurantes Universitarios. Cuando estuve en Marsella viendo a una amiga, fue nuestra salvación. Precios tirados (ideal para nuestra etapa de estudiantes) y comida de batalla. Ideal para dedicarte a vivir la vida sin pensar en qué comer. Además haces amigos.
  • Restaurant. Significa reconstituyente. Abarca todo tipo de lugares para comer y de todo tipo (étnica, local, provincial). Suele haber carta de platos a elegir. Hay algunas cadenas muy populares en Francia. Otras veces son locales familiares de larga tradición. Los hay de todo tipo y condición.
  • Restaurante de menú (Formule o Menu du jour). Lugar donde por un precio fijo te dan a escoger entre varios entrantes, un primer plato y postres. A veces dan solo a elegir entre un plato pero más abundante. Su precio puede oscilar entre la ciudad pero sale ser unos 15€ para comer y 20€ para cenar. Se come bien y no hay sorpresas a la hora de pedir la cuenta. También tiene carta.
  • Relais Routier. Restaurante de carretera. Sigue la máxima de que si hay muchos camiones aparcados, es bueno.
  • Auberge. Mesón de toda la vida. Puede ser rural o de campo, y sirven comidas típicas de la zona a buenos precios. Muchos podrían tener 5 estrellas Michelin pero por suerte no a todos los han descubierto.
  • Ferme-Aubergue. Son granjas que además de ocuparse de sus tareas del campo dan de comer. Normalmente son platos cerrados, vamos lo que toque en el día. Son verdaderas experiencias.
  • Bistrot. Son como pubs o bares que dan de comer comida sencilla. Parecidos a los pubs ingleses.
  • Buffet. Buvette. Son pequeños quioscos en estaciones, aeropuertos, donde te dan algo rápido y sencillo.
  • Creperie. Dan crepes fundamentalmente, uno de los platos nacionales e imprescindibles en Francia
  • Brasserie. Son cervecerías donde dan también de comer. Suelen ser platos no muy sofisticados pero ricos y a precios módicos. Pizzas, choucrut, salchichas o similares. Por supuesto acompañado de cervezas.
Qué comer en Francia

Qué comer en Francia

DÓNDE COMPRAR COMIDA EN FRANCIA

Pero claro, por muy viajero que uno sea, y por mucho que nuestro presupuesto no tenga límites no hay mayor placer para un viajero que comprar comida donde lo hacen las gentes del lugar. Esto nos ayudará a ahorrar pero también a conocer mejor los tipos de productos alimenticios de la zona.

Esto sin duda además de ser divertidísimo, y muy estimulante nos hará conocer de lleno esa riqueza cultural del país, que ene l caso de Francia es mucha.

En este apartado veremos los tipos de locales donde los franceses hacen su compra. Algo muy importante a destacar es que los franceses disfrutan comprando y además lo suelen hacer en las tiendas o mercados locales. ç

Lo hacen primero porque la calidad es mejor que el los grandes establecimientos, pero también es porque indirectamente favorecen la economía local, algo que deberíamos tener más en cuenta.

Además comprar en los mercados que nos vayamos encontrando es la mejor forma de ahorrar en nuestro viaje. Como nota personal, nosotros cuando viajamos más o menos tenemos un presupuesto diario para el viaje. Esto incluye una comida diaria en establecimiento o local y otra que solemos hacer de pie-nic. Ahorramos tiempo de viaje (a lo tonto comer en un restaurante requiere unas horas) y por supuesto ahorramos dinero.

A continuación vamos a dar un repaso por unas de las joyas de Francia, los tipos de locales donde comprar comida:

  • Boucherie. Carnicerías. Las carnes francesas suelen ser muy buenas y sobre todo tienen una trazabilidad excelente, es posible saber su origen y su tipo de ganadería. Los franceses son muy exigentes con eso, quieren tener toda la información de la pieza posible, y rechazan totalmente el engorde artificial.
  • Boucherie Chevaline. Es una carnicería especializada en carne de caballo, que en alguna localidades es muy apreciada porque tiene menos hormonas y mucha menos grasa.
  • Volailler. En ocasiones las carnicerías no sirven carne de aves, ya que hay establecimientos exclusivos para carne de aves (pollo de granja, pollo de grano, o polo de corral). El precio de esta diferencia se nota en el bolsillo pero mucho más en el sabor.
  • Charcuterie. Pero las carnicerías raramente venden embutidos. Pare eso hay un local especializado. Los franceses adoran los embutidos y se sienten muy orgullosos de todos ellos, sobre todo los locales. El saussison es de los más conocidos pero creednos que hay tantas variantes que uno llega a perderse.
  • Boulangerie. Hay más de 40.000 en toda Francia. Vende pan, croissants, broches, y los míticos pianos aun chocolate. En general todo los productos conocidos como “viennoiserie”. Casi todas son de masa congelada precocidad donde dan el último horneo.
  • Poissonerie. Pescadería. se ofrece pescado y marisco fresco. En las zonas de la costa hay algunas muy especializadas con los las ostrerías de Normandía o la Bretaña. La oferta en el interior no es mala aunque hay que saber comprar el género.
  • Chocolaterie. Aquí se venden solo chocolates como uno se puede imaginar. Mi verdadero Valhalla. No os puedo describir con palabras lo que siento a entrar en estos sitios. Me lo debo tratar médicamente.
  • Confiserie. Venden dulces, pasteles, bombones y en ocasiones también dan cafés e infusiones. Venden pan si no hay boulangeries cercanas.
  • Patisserie. Vende pasteles, dulces, y las famosas tartas de frutas y los pains aux raisins(bollitos de pasas).
  • Épiceries. Tiendas de especias. Al igual que en los bazares de los que hablamos en la guía de Estambul, hay tiendas que están eminentemente dedicadas a la venta de especias. También suelen vender de todo un poco, ya que muchas son tiendas familiares que tiene un horario muy abierto.
  • Fromagerie. O cremerie. Si hay en el mundo un país donde es posible encontrar una tienda donde solo se venda queso, ese país es Francia. Cuando viví allí lo entendí. El queso es casi más importante que los platos. Es casi místico como les gusta probar diferentes quesos para cada momento diferente. El dueño de este tipo de comercios además nos dará una lección de las diferencias (con muestras gratuitas) y realmente la diferencia de calidad con los productos que se venden en los supermercados es brutal.
  • Marché. Mercado. En casi todos los sitios al menos un día por semana hay un mercado público. Se suele hacer en las plazas o grandes extensiones del lugar. Los hay Couverts (cubiertos) que son los “halles” y suelen abrir diariamente. En ciertos días los hay Decouverts (al aire libre). Los precios son mucho más económicos que las grandes superficies.
  • Marchand de fruits et légumes. Las frutas y en concretos las verduras (y legumbres) es la base de la gastronomía francesa. Por eso los franceses buscan los mejores sitios para encontrar el mejor género. En los mercados locales es muy fácil encontrar muy buen género que además suele ser de producción local. También son muy conocidos y solicitados los productos “bio” de los que los franceses son tan buenos aliados.
  • Marchand de vin. Caviste. Es una bodega de toda la vida pero refinada. Venden todo tipo de vinos y hasta se hacen catas de vinos donde poder degustar los productos más destacados. Los franceses tienen una cultura de vino fuera de los normal. Lo aprecian y le dan un valor muy importante en las reuniones familiares y sociales.
  • Supermarché. Supermercado. Todas las ciudades y pueblos de Francia tiene varios por lo menos. Son como los de todo Europa, fundamentales para al viajero, y muy divertidos porque a pesar de ser de calidad más baja que los mercados podemos conocer un montón de productos nuevos que no tenemos en nuestro país, algo que es tremendamente divertido.
  • Traiteur. Son establecimientos donde es posible compara comida precocidad, en envases unitarios. Ideales para hacer picnics. El mejor lugar para comprar ensaladas deportivas, tan importantes en los viajes, cuando uno se satura de comer demasiado.

 

Rue de la Rochelle

Comer en Francia

QUÉ BEBER EN FRANCIA

Pero antes de entrar de lleno a qué comer en Francia, vamos con algo aún más importante, qué beber. Y es que según muchos estudios es el país donde más se bebe del mundo, con una media anual de unos 11 litros.

Como uno se puede imaginar es imposible en esta guía hablar de todos los tipos de bebidas incluyendo el vino que hay en Francia. Ni mucho menos lo conseguiremos pero al menos lo intentaremos. Daremos una serie de nociones generales para que el viajero sepa que se puede encontrar en un viaje gastronómico por Francia.

BEBIDAS NO ALCOHOLICAS

Empezaremos por la bebidas no alcohólicas, que sino igual no acabamos esta guía.

  • El agua. De l´eau. Los franceses tiene muchísimos tipos de aguas minerales y gaseosas. En los restaurantes no suele ser un problema servir agua del grifo (carafe o robinet). si se quiere agua mineral hay que especificar la marca o decir (de source). puede ser Plate (sin gas) o gazeuse (con gas).
  • El café. La otra bebida nacional. Café solo se pide como: noir, o express. Grand café se sirve en una taza más grande. Café crème es el café con un poco de leche, mientras que el café au lait, lleva mucha más leche (un manchado). Un café cortado es un petit crème y un “noisette” es un café express pequeño cortado con leche. El descafeinado es décaféiné.
  • Infusiones. No llegan al punto de los ingleses, pero si que a los franceses les gusta mucho los tés. Los chocolates son muy populares sobre todo en invierno y para media tarde, y por supuesto se tienen que acompañar de alguna pasta o bollería.
  • Los zumos y refrescos. En Francia hay miles de marcas de bebidas a base de zumo. una de las más populares es la Orangina. También hacen siropes coloreados con distintos sabores a los que se echa agua. Solo aptos para paladares abiertos.

BEBIDAS ALCOHÓLICAS 

Y entramos de lleno al lío. A los franceses les gusta beber y mucho, pero es cierto que tiene muy buen beber y siempre huyen de los alcoholes duros de poca calidad. Para ellos hay pocas cosas en el mundo comparadas a compartir un botellas de sidra o de vino en buena compañía.

  • Aperitivos y digestivos. Una de mis debilidades francesas es sin duda el Pastis, una especie de anís que se mezcla con agua fría y que se toma tanto de aperitivo como después de comer. Al principio es muy amargo pero luego engancha. para mi uno de los placeres de Francia, por los recuerdos que me trae. También esta el kir del que hablaremos luego, que es una especie de licor de cereza. Otros licores populares son el Chartreuse, la Bénédictine, y el Grand Marnier.
  • Cerveza. La bière. Se sirve en envase de 33cl. Hay variedades nacionales como la Kronenbourg o la Pelforth, más de batalla. luego según nos acercamos a la zona alemana encontraremos marcas más refinadas como Scharrach, la Schultz y la Fisher. Cerca de Bélgica tenemos la Saint Sylvestre Tris Monts, la Colvert, La Terken Brune y la Grain d´Orge hecha con cebada. Recomendamos leer de todas formas nuestra guía gastronómica de Bélgica, ya que allí contamos más de las cervezas de allí.
  • Sidra. Otra de mis debilidades, casualmente alcohólica también. Los franceses hacen muy bien la sidra y sobre todo en Normandía y Bretaña es algo que hay que probar en alguna comida o cena. Las hay de manzana y de pera, está última ligeramente menos dulce. Además suele ser más barata que le vino en los restaurantes.
  • Champagne. Esta bebida apareció a finales del SXVII de la mano de Dom Pierre Pérignon, un innovador maestro bodeguero de la Abadía Benedictina de Hautvilliers, en Épernay. Consiguió meter este vino tan espumosos en botellas de vidrio mucho más resistentes que las de ese momento y poner un corcho español especial. Se elabora con Pinot Noir, Pinot Meunier o Chardonnayy la fermentación en compleja, primero en barriles y luego botellas tras añadirle azúcar. El producto final puede ser Brut (solo un 1,5% de azúcar), extra-sec, semi-sec y doux si es más dulce.
  • Vino. ¿Y qué decir del vino? Es difícil encontrar un francés que no sepa de vino. Además para muchas de las regiones de Francia son un motor económico muy importante. Las variedades se conocen a la perfección y se busca que en cada tierra se obtengan los mejores caldos. Los precios no suelen ser bajos, pero es cierto que es difícil encontrar vinos malos. La zona de Burdeos es la que primero destacó ya que desde allí era muy fácil la exportación. La cultura del vino llego d ella mano de los romanos pero es cierto que los franceses le supieron dar la vuelta de tuerca necesaria en los tiempos modernos y ahora es toda una potencia económica mundial. En Francia destacan muchas zonas pero citamos estas como unas de las más importantes:
    • Alsacia: región vinícola desde el año 300. Hacen vinos blancos o algún tinto ligero. Destacan el Riesling, el Gewürztraminer, el Pinot Gris y el Muscat d´Alsace.
    • Burdeos: El clima de la zona es ideal para el cultivo vinícola. Justo a mitad entre el Polo Norte y el Ecuador. Hay 100.000 hectáreas de viñedos y se producen casi la cuarta parte de los caldos franceses.
    • Borgoña: Produce vino desde los celtas. Los monjes de Cluny fueron los primeros en asentarse como productores. El cultivo se basa en viñedos pequeños y esto incrementa mucho los precios. Los tintos se elaboran con uvas Pinot Noir y los blancos con Chardonnay.
    • Languedoc: Producen un 40% del vinos del país, sobre todo su vino tinto de mesa. Hay 300.000 hectáreas de viñedos. La tendencia es hacer vinos de mayor calidad.
    • Loira: Los viñedos son fértiles en las tierras del Loira y además abastecen las ansias de París. Se hacen vinos blancos espumosos y rosados, porque la tierra es muy húmeda y soleada. las variedades más utilizadas son Muscadet, Cabernet Franc, y Chemin Blanc.
    • Ródano: Los viñedos del norte están situados en laderas escarpadas. Son vinos muy prestigiosos. La zona sur es más conocido por la cantidad, los viñedos están mezclados con los campos de lavanda, olivos y peras. Para tintos se utiliza la Garnacha y para blancos la Ugni Blanc.
Sidra francesa

Sidra francesa

QUÉ COMER EN FRANCIA

Hay un dicho que va a resumir este apartado de esta guía gastronómica sobre comer en Francia. Dice que los franceses solo piensan en dos cosas, el almuerzo y la cena, y todo lo demás es mera anécdota.

Dicho esto hay que entender la vital importancia de la gastronomía en el día a día de los franceses, y esto es algo que nosotros también deberemos tener en cuenta. Contaremos brevemente cuales son los pilares principales para comer en Francia, que el viajero deberá tener siempre en cuanta.

EL PAN

El pan es la primera columna sobre la que se apoya cualquier comida en Francia. No hay nada más importante. Hay más de 30 tipos diferentes, más la variaciones de cada tipo. La más conocida es la Baguette (flute) muy fina y estrecha. Un “pain” es más ancho y es tiene más miga peor la masa es similar. Ambos tipos necesita 4 horas de cocción.

Luego está los panes de multicereales, y a los que además se les puede añadir frutos secos y hierbas aromáticas. La verdad es que para unos viajeros como nosotros es una delicia tener esa gran variedad de panes sobre todo a la hora de hacer los bocatas. Nuestro favorito son los que llevan queso, son ideales para los bocatas.

Otro punto a favor es que las panaderías hornean pan varias veces al día, en algunos sitios se hace con masas precocidad y congeladas pero en general se busca mucho la calidad final del pan, y las masas son frescas.

Pan Francés

Pan Francés

QUESOS

Y casi a la altura del pan, están los quesos. En Francia hay más de 500 variedades, muchas son únicas, se hacen industrialmente y con denominación de origen propia. Otras se hacen en granjas, queserías, monasterios casi de forma artesana. Pueden ser como leche cruda o pasteurizada.

Los buenos quesos se venden el al fromageries, y el quesero puede resulta una enciclopedia Larousse andante, pero es la mejor forma de adentrarse de lleno en la cultura local del queso.

Los franceses suelen comer el queso al final de las comidas. Los topo camembert se trocean como si fuera un pastel, mientras que los azules se trocean de forma más homogénea posible.

A continuación vamos a enumerar algunos tipos de quesos, muy populares, y que nos pueden servir como primer contacto para los menos conocedores del mundo del formase:

  • Queso de cabra (chèvre). Es un creso muy cremoso, de sabor suave algo salado que llena bastante. Ejemplos de este tipo de queso son los Sainte Maure de Touraine, Crottin de Chavignol, Cabécou de Rocamadour y el Saint Marcelin.
  • Queso azul (formase à pâté persillée). El más famosos es el roquefort. también son de esta categoría el Forme d´Lambert y el Bleu du Haut.
  • Queso de pasta blanda (fromage à pâte molle). Hecho con molde. El más famoso es el Camembert y el Brie de  Maeux. También está el Munster de (de Alsacia) y el Époisses (de Borgoña).
  • Queso semicurado (demi-dure). Es queso crudo y prensado. Destacan los Tomme de Savoie, el Cantal (de Auvernia), el Saint Nectaire y el Ossau-Irati (del país vasco-francés)
  • Queso curado (à pâte dure). Como el Beaufort, el Comté, o el Edam de Lille que puede llegar a 3 años.
Fromagerie de La Rochelle

Fromagerie de La Rochelle

LE APERÓ (APERITIVO)

Y dejando a un lado estos dos grandes pilares de la cocina francesa, hay otro gran pilar que es el “aperó”, el aperitivo. Mucha gente se reúne los fines de semana y antes de comer dedican un pequeño almuerzo con la mejor compañía posible.

Además los franceses prefieren en ocasiones volcar sus opciones en la cena, y por el día tomar algo que simplemente le haga seguir rápido el camino. Un ejemplo de esto sería.

CROQUES

Los famosos croques son los sandwiches mixtos de la cafetería del Corte Inglés de toda la vida. Normalmente se hacen de jamón york y queso, pero en realidad se pueden rellenar de lo que sea. Los venden en cualquier sitio y son unos buenos aliados de los viajeros.

  • Croque monsieur: Solo lleva jamón y queso. Puede estar horneado con queso por fuera. Se sirven en cualquier lugar.
  • Croque madame: Son lo mismo que un croque Monsieur pero le ponen un huevo a la plancha encima. Se suele pedir en cafeterías, más que nada por lo del huevo.
Croques Belgas

Croques Belgas

QUICHES

Las Quiches también son ese rápido recurso del tentempié, que tiene tantas formas como caras Jim Carey. Pueden ser vegetales o incluso llevar carne. Lo cierto es que la sirven en todos los sitios y situaciones, y algunas combinaciones están realmente deliciosas.

La sirven calientes normalmente y suelen costar unos 5€, aunque depende de dónde y cómo se coman. Llevan huevo dentro y la masa de fuera es un hojaldre.

Quiche de espinacas

Quiche de espinacas

LES FRITES

Y no podemos despedir este apartado sin hablar de las “french fríes”. Aunque según contamos el la guía gastronómica de qué comer en Bélgica, dicen que las patatas fritas las inventaron los franceses pero los belgas las elevaron a los alturas.

No hay feria o plaza de Francia que no tenga un puesto de “frites”. Es como una seña nacional. Hay que probarlas, aunque es cierto que hay que elegir muy bien el sitio. La calidad del aceite, y los números de frituras que lleve es fundamental. la regla de oro es ver donde hay mucha gente pidiéndolas, que normalmente indica que el sitio es bueno.

Frites Belgas

Frites

ESPECIALIDADES REGIONALES

Hay muchas razones para entender la disparidad de especialidades culinarias en Francia. Factores políticos y geográficos hacen que cada región de Francia sea totalmente opuesta a otra.

En esta guía gastronómica llamada qué comer en Francia, contaremos un poco y d forma general que nos podemos encontrar si viajamos a Francia.

NORMANDÍA

Es una de las regiones más grandes de Francia. Famosa por su variedad de productos típicos locales, como los queso, las ostras (el marisco) las manzanas y sus derivados (la sidra y el calvados).

Hablando del Calvados, es el producto nacional de Normandía. A veces al final de las comidas y otras veces entre plato para facilitar la digestión, este aguardiente de manzana es muy apreciado en Francia.

Representa la mitad de la producción lechera de todo Francia y de allí es el Camembert su máximo exponente. Por afinidad la nata y la mantequilla se utiliza para diferentes salsas, para acompañar a carnes, pescados y verduras.

Entre los mariscos están los bogavantes, cágales, langostinos, gambas, vieras, mejillones y sus famosas ostras, que se pueden comprar en el mismo puerto.

 

Ostras de La Rochelle

Ostras francesas

LYON

Para muchos franceses es el templo de la gastronomía e país. La mayoría de los chefs famosos de Francia trabajan en esta ciudad. Su situación geográfica le hace estar en el epicentro de la agricultura, la viticultura, y la fromagerie de Francia.

Entre lo más conocido esta el saucisson (salchichas) de Lyon y las quenelles, que son albóndigas de pescado con salsa Nantua, a base de cangrejo de río.

Las castañas glaseadas y el chocolate “Valrhona” de la localidad de Tain-l´Hermitage son otros de sus buques insignias.

BRETAÑA

En la parte más sur-occidental de Francia, es otro de los paraísos para los amantes del pescado y los mariscos. En Cancale y St- Malo es muy típico el erizo de mar y las ostras que como hemos hablado en nuestra guía de Bretaña se pueden comer recién salidas del mar.

En restaurantes el plato estrella son las Galettes o Crepes, que las rellenan de lo que dé la imaginación. Las crepes se elaboran con harina de trigo, mantequilla y azúcar, son más suaves y esponjosas. las Galettes se hacen con harina de alforfón y la llamada “galette completa” se rellena de jamón queso y un huevo, como la que podemos ver en la foto, y que nos comimos en Saint-Malo.

Galette Bretona

Galette Bretona

ALSACIA

Alsacia, gran lugar para olvidarse de la dieta. Una de sus especialidades ese baeckeoffe (horno del panadero) y que es un estofado de carne (cordero y buey) y verduras marinadas durante días.

El choucroute alsaciano o choucroute garniel, que se hace con col fermentada, es otro de los platos característicos. es un plato contundente y se acompaña de salchichas y embutidos. El de la foto de abajo no me lo pude acabar, cosa de los ue me arrepiento mucho ahora mismo.

A los alsacianos les gusta mucho también los pasteles y las tartas saladas de nombre impronunciables. Una de las más famosas son las:

  • Flammeküche. (tarta flambée) y que son unas finas hojas de hojaldre con nata, beicon, queso y cebolla.
  • Zwiebelküche. Tarta de cebolla), es una tarta de cebolla con jamón, beicon, huevos y puerros

En la alsacia y debido a la abundancia de frutas y frutos secos, las patisseries alsacianas ofrecen riquísimos pasteles o el kugelhopf, una tarta de pasas y almendras, horneadas en un molde con forma de cúpula. las que llevan ciruelas se llaman “quetsches”.

Choucrout Alsaciano

Choucrout Alsaciano

LANGUEDOC

Decir Languedoc es decir Cassoulet. Un sabroso guisado de judías, codillo de cerdo, oca confitada, beicon y salchichas. Todo light. Existen tres variedades como poco, aunque la más conocida es la de Toulouse en la que se añaden saucisses de Toulouse.

De Languedoc también es muy famoso el Rochefort, al sur de Millau. Otro de los quesos que hay que probar si se visita esta zona.

REGIÓN DEL LOIRA

Cuna del refinamiento monárquico, el Loira es una zona donde inició la “cusine française”. los Rilletes, el coq au vin, la salsa al beurre banc y la famosa “tarte tatin”.

Los rillons son trozos de cerdo o pato cocido con rolletes o foie gras. también hay que probar el Jambon d´Amboise (un jamón muy rico) y el boudin blanc (una salchicha hecha de ave, ternera y cerdo).

También hay pescado del río, y los champiñones y las ciruelas. Se suele considerar como la huerta de Francia.

A destacar está en Nantes la antigua fábrica de galletas “LU” que actualmente se ha reconvertido en un “Lieu Unique” (lugar único) restaurante de nuevas tendencias, donde se puede comer a buen precio y en un entorno único. Totalmente recomendable.

Le Lieu Unique

Le Lieu Unique

BORGOÑA

La cocina de Borgoña se basa en la carne de buey, el vino y la mostaza. Es consistente y se sirve en generosas porciones. la especialidad es el Boeuf Bourguignon, un estofado de buy cocido con vino champiñones, cebolla zanahoria y bacon. Cualquier plato que incluya la coletilla de “a la bourguignon” llevará esta salsa.

También son muy famosos los caracoles (escargots) de Borgoña, que son de color negro y que se crían con hojas de viña. También típico de Borgoña están el pain d´epices, pan de jengibre hecho con miel y las grosellas negras.

De las grosellas se sacan mermeladas y la famosas crema de cassis, un licor que mezclado con vino blanco forma el “kir” una bebida muy demandada en el aperitivo.

Kir

Kir

PAÍS VASCO FRANCÉS

Un elemento característico de la cocina vasco francesa son los pimientos rojos, que se dejan secar en las ventanas de las casas. El jamón de Bayona es muy típico también y se suele comer cortado en lochas o asado con vino de Madeira (à la Bayonnaise).

Los pescados son muy típicos de la costa, obre todo la merluza, anguila, y se cocinan con tomate y vino blanco. También les gustan muchos los dulces y pasteles como el “gatear basque”, relleno de nata o mermelada de cereza.

PÉRIGORD

Périgord es una región de Francia también conocida por la Dordoña (que es el río más importante que pasa por allí). Es famoso por sus trufas y sus aves. también de estas aves es famosos el foie y el confit de canard. La grasa de oca se utiliza para cocinar y el aceite de nuez para aderezar ensaladas.

La cuisine périgourdine incluye pescado de río relleno de foie-gras con trufas, asado en la parrilla, marinado, cocido con brasas, cangrejos, conejo y buey.

En cuanto a los postres está el gâteau aux châtaignes (pastel de castañas), y los pasteles de ciruela, membrillo, uvas, cerezas y peras.

Foie

Foie

AUVERNIA

La zona de Auvernia es una de las zonas más duras. Justo en el macizo central su cocina es como su orografía. Destaca su “pote auvergnate” un potaje de berzas, beicon salchichas de cerdo y patatas. También aquí destaca su charcutería, con los famosos “salaisons d Áuvergne” que son fiambres curados en salazón.

Otros platos típicos son las lentejas con salchichas de cerdo armadas (lentillas verdes du Puy aux saucisses) y la trufada, una mezcla de patatas, queso Cantal y ajo, que se prepara con salchichas, parecido al “alisto” de Languedoc.

PROVENZA

La cocina provenzal es la más particulares y mediterránea. Utiliza mucho las especies, el ajo y el aceite de oliva. Los tomates son otro de sus pilares y lo digo por experiencia ya que parte de mi tesis la hice en una empresa de alimentación en Avignon en un proyecto de tomates.

Las berenjenas (aubergines), los calabacines (courgettes) y la cebolla también están en todos los platos. El tomate, la berenjena, calabacín, pimiento verde y ajo hacen el Ratatouille (chafaina) que es plato más conocido de la zona.

El alioli (salsa mahonesa con mucho ajo) se utiliza para acompañar verduras, espárragos y bacalao. también una salsa muy conocida es la “tapenade” un paté de aceitunas y la “anchoïade” un paté de anchoas con jo y aceite de oliva.

Otro plato muy conocido es la “bouillabaisse” una sopa de pescado con tomate laurel, salvia y tomillo, o la “soupe au pistou” a base de fideos, judías, albahaca y ajo. En cuanto a las carnes está el “boeuf en daube” un estofado de buey cocido con vino tinto con pasta fresca y pasta de bacalao.

Moules franceses

Moules franceses

 

POSTRES

Y llegando a mi especialidad, no queroi terminar esta guía gastronómica de qué comer en Francia, sin hablar antes de los postres. Algo que no debe falta en ninguna mesa si vais a comer a Francia.

GOFRES

Los gofres belgas tienen mucha fama pero, si de algo sé en la vida no es de música, de tomates, ni de química analítica. Yo he nacido para ser jurado catador de gofres. Y desde este poder que la naturaleza me dio, puedo decir que el mejor gofre que me he comido en mi vida lo hice en el último viaje a Francia.

Más concretamente ese top del gofre lo tomamos en la calle Prom Mal Foch de la ciudad de Dinard, casi en la esquina de la playa,  en la Crepería de una señora que jamás olvidaré, porque los hacía al momento y con chocolate casero.

Por tanto no dejéis de probar un gofre en Francia, siempre que nuestros niveles de azúcar os lo permitan.

CREPES

Los crepes también están bien, pero no son lo mismo. Eso sí, no seré yo quien rechace uno, solo digo que prefiero un buen gofre. Eso sí en todas las cartas de los restaurantes suele hacer crepes tanto dulces como salados. En Saint Malo aun un menú galette que consiste en una galette (parecido a un crepe) salado con jamón y de postre un crepe de chocolate.

Pues aunque no lo creas uno no termina harto de tanto crepe, porque los franceses realmente los hacen de masa muy fina y se comen con nada.

Decimos lo mismo que con los cofres, siempre dejad un hueco para el dulce. Los franceses que saben comer muy bien saben que siempre y por mucho que se coma hay que dejar un hueco para el postre.

Crepe francés

Crepe francés

TARTAS

Hay mil tipos de tartas en Francia. Hasta tal punto que muchas de las recetas de tartas en la cocina internacional tienen nombre y origen francés, como la tarta Tatin por ejemplo que dio nombre un cocinero francés que elaboró una tarta muy fina de manzana.

Pasteles, bollería, croissants tienen sangre francesa y están presentes en las cocinas de medio mundo. Francia si duda en un estandarte del dulce, y esto se nota en los restaurantes y casa de comida. por eso siempre hay que dejarse un hueco para rematar la comida.

Y eso es lo que hicimos cuando fuimos a Nantes al Lieu Unique, la antigua fábrica de galletas Lu. Fuimos con unos amigos que nos indicaron muy bien antes de empezar a comer, así que nos dejamos un hueco para el postre. Por eso probamos una de las tartas hechas con galletas LU, crema y chocolate

Tarta Lú

Tarta Lú

 

Tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

About Marcos

Musico, viajero y entusiasta

6 Responses to QUÉ COMER EN FRANCIA

  1. Pingback: QUÉ BEBER EN FRANCIA - www.elmundosevebien.com

  2. Pingback: DÓNDE COMPRAR COMIDA EN FRANCIA - www.elmundosevebien.com

  3. Pingback: Guía de viaje a NANTES - www.elmundosevebien.com

  4. Pingback: Guía de viaje a SAINT MALO - www.elmundosevebien.com

  5. Rafa says:

    Muy buena guía , muchas gracias , pienso viajar a Normandía y seguro que me será de mucha utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.