DUNA DE PILAT

En esta guía de viaje visitaremos la duna de Pilat (o Pyla) en Arcachon. Una de las mayores dunas de arena de Europa y una visita obligada par los viajeros. ¡La Duna de Pilat se ve bien!

Francia es uno de nuestros destinos favoritos. Personalmente tuve la suerte de vivir allí, y por eso siempre que podemos visitamos esta tierra llena de historia, arte y naturaleza. En esta guía de viaje vamos a hablar de uno de los lugares más impresionantes y cinematográficos de toda Francia, la duna de Pyla.

En esta guía vamos a dar datos de interés, así como contaremos curiosidades de esta gran masa de arena viva que poco a poco devora todo a su paso.

Duna de Pilat

Duna de Pilat

 DATOS SOBRE LA DUNA DE PILAT

Lo primero que queremos dar, son una serie de datos importantes para el viajero que se acerca a la duna de Pilat por primera vez, un lugar que muchos no conocen y que es una de las maravillas naturales de Francia.

  • La formación de la cresta de Pilat,  convierte a la duna en la más alta del continente europeo.
  • La Gran Duna recibe entre 1 y 1,5 millones de visitantes por año, atraídos por la belleza del paraje y las excepcionales vistas del entorno de la bahía de Arcachón y el cabo Ferret, que pueden contemplarse desde la cumbre de la duna.
  • En 1978 la Gran Duna de Pilat fue declarada área protegida como Grand site national.
  • Es uno de los sitios de referencia para la práctica del vuelo en parapente, y durante el mes de junio celebra las pruebas de la Wagas Festival.
  • La vista desde la cresta es de aproximadamente 114 m sobre el nivel del mar.
  • La duna se encuentra sobre una de las rutas anuales de migración de aves, que se instalan en el banco de Arguin, situado frente a la duna, donde se han identificado hasta 260 especies distintas.
  • Entre 1863 y 1989 la costa ha progresado cerca de 1 km hacia el este, a razón de hasta 8 m por año, siendo la erosión más notable en la parte sur que la norte.
  • Según las estimaciones, en 2045 la arena habrá alcanzado la carretera de Biscarrosse, y las instalaciones de acceso y el camping de la entrada al paraje.
La duna comiéndose al camping

La duna comiéndose al camping

FORMACIÓN Y ORIGEN DE LA DUNA DE PILAT

La Gran Duna, que ocupa un volumen estimado de más de 60 millones de m3 de arena, se extiende sobre una pendiente entre 30 y 40º de inclinación en su cara de deslizamiento (vertiente de levante, a sotavento), mientras que en la cara de poniente la pendiente es de 5 a 20. La cresta alcanza una altitud media de entre 80 y 107 m sobre el nivel del mar, estando referenciados 114 m a fines de la década de 1980; está acompañada de pequeñas dunas barjánicas o en media luna que forman pasillos de viento.

La teoría generalmente aceptada sobre el origen y posterior evolución de la gran duna ha sido formulada a partir de los estudios litológicos de las capas de estratos de arena sedimentada y otros materiales fósiles estratificados que en forma de placas de color oscuro o negro son observables en varios puntos de la vertiente oeste de la duna.

Recientemente se produjo el colapso en el siglo XVIII de un gran banco de arena oceánica situado frente a su costa. Este banco de arena proporcionó el material sedimentario luego transportado progresivamente por la naturaleza. La cumbre de la duna ha  evolucionado desde los 35 m de altura medidos a mediados del siglo XIX, hasta alcanzar entre 80 y 107 m según los estudios realizados desde la década de 1980.

Panorámica de la duna de Pilat

Panorámica de la duna de Pilat

CÓMO LLEGAR A LA DUNA DE PILAT

Llegar a la Duna de Pilat en coche es muy sencillo. Desde Burdeos podemos tomar la A63 y luego la A660 hasta Arcachon.Una vez allí tomar la desviación de la Teste de Buch (N250) y luego la D259 hasta la Duna.

También es posible ir en bici desde Arcachon por el carril bici que nos lleva justo hasta la duna.

Una  vez allí, hay un parking de pago, donde podremos dejar el coche un par de horas a un precio de un par de euros. Es importante avisar que no es posible aparcar aquí entre las 2:00 y las 7:00am. Os pondrán una multa de 40 euros.

Para aquellos que prefieran ahorrarse el dinero del parking, puede pasar la rotonda de la Duna e intentar aparcar en dirección La Corniche. Eso sí tendremos que andar más.

La montaña de arena de Pilat

La montaña de arena de Pilat

CONSEJOS PARA VISITAR LA DUNA

De forma general vamos a dar una serie de tips para el viajero que viste Pyla por primera vez.

  1. Aunque en veranos ponen una escalera, la visita a la duna de Pilat está reservada solo para gente en buena condición física. Andar 100 metros por la arena es como hacer 1 kilómetro y si ya vamos fuera de temporada que hay que subir la duna a pie, requerirá un esfuerzo físico considerable.
  2. La entrada para visitar la duna es gratis, solo cuesta aparcar.
  3. Conviene llevar zapato cómodo, e incluso es mejor descalzarse para caminar mejor por la duna.
  4. Llevar una botella grande de agua.
  5. Pero llevar poco peso en la mochila. Cuanto más peso llevemos, más nos costará andar.
  6. Llevar gafas de sol. la intensidad luminosa se multiplica con la arena.
  7. En cuanto sople un poco de viento, la arena se nos meterá por todos los sitios.
  8. Ojo con las cámaras. La arena puede destrozarlas. Protegerla o llevar la barata.
  9. Es posible visitar la duna de Pilat con animales. Además a los franceses les encanta viajar con sus animales.
  10. Si es posible, hacer que coincida nuestra visita con el atardecer. es uno de los mejores lugares del mundo para ver atardecer.
Atardecer en Pilat

Atardecer en Pilat

LA VISITA A LA DUNA DE PILAT

Sinceramente no esperábamos nada parecido a esta duna. Habíamos planificado nuestro viaje por el Valle del Loira, pero a última hora y viendo que nuestro camino pasaba cerca de Pilat decidimos desviarnos para conocerlo.

Si hubiéramos sabido lo que nos íbamos a encontrar, hubiéramos reservado más tiempo de nuestro viaje para una visita más larga sin estar pendiente de tener que seguir el camino, y sobre todo ver anochecer allí.

También es cierto que una vez allí supimos para el reloj y no tuvimos ninguna prisa por volver al camino. de eso se tratan los viajes en el fondo, de saber parar el tiempo en ciertas ocasiones.

Cuando llegamos a Pilat y una vez que dejamos el coche en el parking, empezamos a recorrer el pequeño camino hasta la duna, entretenidos por los puestos de artesanía, y terrazas de helados y refrescos. El camino discurría entre un pinar que poco a poco se iba a abriendo hasta darnos de frente con esa maravilla que es Pilat.

Una vez allí vimos una montaña literal de arena, por las que decenas de personas subían como podían la ladera de la duna. «No deberá se atan complicado»- pensamos. Pero realmente si lo es.

Hay que tomárselo con calma para subir desde abajo hasta la cresta. Al principio uno intenta caminar sin clavar mucho los pies, pero a medida que uno va subiendo, la respiración se compromete y uno trata de pisar lo más firmemente posible para que la zancada sea más rentable.

Una vez arriba, todo el sudor y el esfuerzo queda volatilizado por las impresionantes vistas desde la cresta de la duna. Desde allí es posible caminar varios kilómetros por toda la cresta, o incluso bajar hasta la bahía. eso sí hay que pensar que todo lo que se avance hay que retrocederlo después.

Sin duda una vez arriba es obligado (si el viento lo permite) simplemente quedarse sentado un buen rato admirando las impresionantes vistas de la bahía. Un lugar realmente mágico.

Bajar fue más fácil, pero aún lo fue más guardar en nuestra memoria viajera la duna de Pilat.

La duna de pilat se ve bien

La duna de pilat se ve bien

NUESTRO VÍDEO DE LA DUNA DE PILAT

Pero como siempre decimos, si una imagen vale más que mil palabras. Un video, vale 30 veces más por segundo que una imagen. Por eso queremos resumir con este vídeo casero marca de la casa, la fantástica experiencia de visitar la Duna de Pyla (o Pilat).

La música es original y hecha en exclusiva por nosotros para este vídeo. Os recomendamos entrar en www.nomark.es si queréis saber más acerca de nuestro proyecto musical.

También recomendamos suscribirse a nuestro canal de youtube, donde hacemos resúmenes visuales de menos de 2 minutos de nuestros viajes. Ideal para inspiraros para futuros viajes.

Y sin más dilación os dejamos con este vídeo de la visita a la duna de Pilat. ¡Esperemos que os guste y lo compartan!

LA DUNA DE PILAT SE VE BIEN

Cuando uno viaja, hay un punto en el que es aconsejable prepararse poco los viajes. Y decimos esto simplemente porque no hay más regalo para el viajero que encontrar algo que no estaba buscando.

Nosotros preparamos mucho los viajes, leemos en blog y webs como esta, y sabemos muchas cosas que luego vamos a visitar. Eso evidentemente es algo bueno y necesario. Pero también es cierto que llegar a un destino sin muchas pretensiones y que este destino te noquee de un golpe, es una  de la mejore cosas que te puede pasar.

Y justo eso nos pasó a nosotros con la duna de Pilat. Lo metimos como un extra dentro de nuestro viaje por Normandía y el Valle del Loira y sin duda fue una de las sorpresas del viaje.

Pilat tiene ese punto irreal, en el que uno duda si realmente existe o es un sueño. Un paraje cinematográfico en el que una gran montaña de arena separa el mar, el cielo, el bosque y la tierra.

Nunca olvidaremos, el atardecer allí, uno de los los mejores atardeceres que hemos visto, a pesar que sabes que si te quedaras allí mucho tiempo, quedarías enterrado bajo el movimiento lento pero constante de este gigante de arena.

Y es que desde que visitas la duna, sabes que nunca dejarás de llevar algún grano de arena de Pilat que te acompañará por mucho tiempo en el viaje. En sentido literal y figurado.

Pero el tiempo pasará y la duna seguirá avanzando, en un lento pero continuo desplazamiento que nada ni nadie podrá detener. Sentirnos por unas horas parte de este paisaje, sin duda hizo que apreciemos más este tipo de lugares únicos e irrebatibles, en los cuales es ser humano pinta más bien poco. O dicho de otra manera donde la naturaleza marca sus leyes verdaderas.

Por eso y con el recuerdo de las maravillosas vistas desde la cresta de Pilat, en las que hasta parece que uno puede tocar el cielo, podemos gritar con todas nuestras fuerzas sin que casi nadie nos pueda oír que, ¡la duna de Pilat se ve bien! 

 

 

La cresta de Pilat

La cresta de Pilat

Etiquetado , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos

Musico, viajero y entusiasta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.