Guía de BRUJAS

En esta Guía de Brujas (en un día) de www.elmundosevebien.com vamos a hablar de una de las principales joyas de Flandes. Una ciudad referencia para el viajero y que guarda en sus canales un embrujo realmente mágico. ¡Brujas se ve bien!

Para el viajero internacional, Brujas es uno de los destinos imprescindibles de Bélgica. No es de extrañar. Es una ciudad de corte medieval, con calles empedradas y con sus canales que comunican las principales plazas y lugares de interés.

Por desgracia este poder mediático de Brujas, hace que sea una ciudad literalmente colonizada por miles de turistas que saturan el flujo de las calles, hasta hacerlas que casi pierdan ese encanto misterioso.

Pero bueno, hay que aprender a lidiar con estos daños colaterales, para poder disfrutar de esta ciudad, que es sin duda una de las más representativas de Flandes.

Empecemos nuestro recorrido, intentando resumir todo lo que se puede hacer en Brujas en una visita d euno o dos días. Comencemos.

Eso sí, antes de empezar con esta entrada, nos gustaría citar estas guías complementarias disponibles en este blog de Bélgica, que os ayudarán de decidir las posibles alternativas de viaje. ¡Bélgica se ve bien!

Deconstrucción del Belfort

Deconstrucción del Belfort

 

HISTORIA DE BRUJAS

Para conocer mejor la ciudad que vamos a visitar y aunque no somos muy eruditos en el conocimiento histórico, vamos a hacer un breve repaso de la historia de la ciudad.

Los orígenes de la ciudad se remontan a la fortaleza que construyó Balduíno I (brazo de hierro y conde de Flandes) en el canal de Zwin.

El desarrollo de la ciudad vino porel comercio y la industria de los tejidos de lana inglesa. Los mercaderes se reunían en casa de Van Burse, y empezaron a formalizar el comercio con acciones. De hecho la “bolsa” (bourse en algunos idiomas) viene de ahí.

En 1301 era tal la riqueza de los habitantes de Brujas que tenían hasta fama mundial. En el siglo XIV llega el mayor auge de la ciudad cuando las grandes asociaciones eurpeas abrieron sedes en Brujas, y se convirtió en un punto clave en Europa.

Luego vino el gobierno de los duques de Borgoña, cuando Felipe el Bueno se caso con Isabel de Portugal y Brujas llego a tener 200.000 habitantes, el doble que Londres.

El arte flamenco floreció y eso dio mucha fama y poder a la ciudad. Sinermbargo en 1482 estalla un conflicto dinástico entre el Imperio Francés y el el de los Habsburgo, provocando el aumento de impuestos, limitando privilegios.

La tensión llega hasta que en 1488apresaron al heredero de Habsburgo, lo que provocó el rechazo del apoyo monárquico, lo que unido al traslado de la sede de organizaciones a Amberes y el encenagamiento del Zwin, provocaron la completa ruina.

Brujas perdió su acceso al mar y quedándose prácticamente sin actividad comercial. En el siglo XIX servía de paso a los viajeros para la visita a Waterloo, lo que unido a la publicación del libro “Brujas la muerta” de Georges Rodenbach, provoco la curiosidad de más aún más viajeros

Desde entonces Brujas se ha convertido en uno de los centros turísticos más grandes del país y de Europa, y esto ha hecho que la ciudad se esfuerze en estar mejor conservada para atraer aún más al turismo.

Canales de Brujas

Canales de Brujas

LUGARES DE INTERÉS

 

Brujas está llena de lugares de interés para el viajero. Lo bueno es que a casi todos es posible ir a pie, con lo que el primer consejo para viajar a Brujas es llevar calzado lo más cómodo posible. Además el empedrado hace que ir con tacones pueda llegar a ser todo un desafío.

Para organizarnos mejor en esta guía de Brujas, vamos a dividir los lugares de interés según el barrio en los que se encuentren.

ZONA DEL MARKT

Casi seguro que lo que primero nos encontraremos de Brujas será su extraordinaria plaza del mercado, llena de restuarnates y presidida por su famoso Blefort.

En esta Plaza del Markt encontraremos también las estatuas de Pieter De Coninck y Jan Breydel, líderes de los maitines de Brujas.

Pero el protagonista principal de la plaza sin duda es su torre del campanario. El Belfort de Brujas. Si se quiere subir habrá que escalar los 366 estrechos ecalones de la torre. Tiene un cupo de 70 personas por lo que las colas para subir son muy frecuentes.

La entrada cuesta 8€ y el horario de 9:30 a 17:00 y se tiene unas vistas de la ciudad casi hasta Zeebrugge. El carrillón de 47 campanas suena manualmente los fines de semana y miércoles

Belfort de Brujas de día

Belfort de Brujas de día

 

ZONA DEL BURG

A muy pocos metros del Markt tenemos la plaza del Burg, que es el centro administrativo de la ciudad. Aquí estaba la catedral hasta que fue derruída por fanáticos antireligiosos.

Actualmente, hay varios edificios a destacar en esta preciosa plaza. Uno de ellos es el Brugse Vrije, que fue el palacio de la libertad de Brujas y que aún son las oficinas municipales.

La antigua sala del consejo puede ser visitada donde hay una chimenea de 1531 y una talla de Carlos V.

Brugse Vrije

Brugse Vrije

También tenemos el Stadhuis, que es el ayuntamiento. La fachada es del 1420, con torretas góticas y llena de réplicas de estatuas de los condes y condesas de Flandes (las originales fueron arranacadas en 1792 por los franceses).

En su interior destacamos el famoso salón gótico Gotische Zaal, lleno de bóvedas colgantes y murales románticos.

Stadhuis Brujas

Stadhuis Brujas

Otro edificio protagonista de esta plaza es el Heilig – Bloedbasiliek o la basílica de la santa sangre. Se accede justo por la esquina derecha y en ella se exhibe una ampolla con la que se dice que es la sngre de cristo traída en las cruzadas.

Este tesoro es solo aptos para fieles con la fe firme, ya que a nosotros nos parece más bien una forma rentable de promocionar esta iglesia que por otra parte no tiene mucho de especial.

No estamos seguros de lo que hubiera pensado Jesús de Nazareth del hecho de recibir donativos “pseudo-voluntarios” por ver su sangre, cuando sus recomendaciones fueron mucho más útiles y sencillas: amar al prójimo como a uno mismo, por ejemplo.

Heilig - Bloedbasiliek

Heilig – Bloedbasiliek

CANALES

Pero dejandoa  un lado estos temas religiosos tan susceptibles y vayamos a lo que realmente es el alma de Brujas, los canales.

Bueno, tal vez deberíamos decir mejor el canal, porque es uno central el que cruza el centro histórico.

A las orillas del canal hay muchas cosas que ver. Una de las primeras que nos encontraremos si vamos desde el Burg es Vismarkt, que es un mercado de pescado, rodeado de buenos restaurantes y marisquerías.

Ser cruza por un transitado puente donde todos buscan la foto perfecta. En esta pequeña plaza también se venden collares y bisutería artesana.

Banco del canal

Banco del canal

Pero tampoco hay que obsesionarse con los canales, lo mejor es pasear por la ciudad y dejarse sorprender por las vistas del canal, sobre todo si caminamos de noche.

Esta zona además está llena de museos como el Groening que es uno de los más importantesy que expone obras de Van Eyck y Gerard David.

También hay iglesias  como la Catedral de San Salvador que pueden viistarse. Descatan sus techos altos auqnue su decoración es algo pobre.

El museo de St Janshospital es una capilla restaurada  de una hospital de siglo XII con algo de instrumentación y lienzos sobre anatomía.

En esta zona también se albergan galerías con exposiciones temporales. Durante nuestra visita estaba la famosa “bodies” cos esculturas de disecciones del cuerpo humano y otra de “Picasso” que nos defraudó un poco la verdad.

Canal central de Brujas

Canal central de Brujas

BEATERIO DE BRUJAS

Este Begijnhof (traducido a veces como beaterio y otras como beguinaje) es uno de los más especiales de Bélgica. Destaca sobre todo por su parque y las casas colgantes de los árboles.

Es cierto que hace ya tiempo que murió la última beguina (beata). Actualmente viven monjas benedictinas que deben estar hasta las narices de los turistas. Es un lugar en el que se respira paz y en el que está prohibido hacer fotos y hablar alto, posiblemnete para preservar esta magia.

Para llegar hay que cruzar un puente de 1776 que concentra a un lado muchos restaurantes, tiendas de encajes y gofres precocinados.

Beaterio de Brujas

Beaterio de Brujas

Este lugar es fantástico y muy recomendable y aunque no tiene el encanto solitario de otros beaterios como el de Gante o Lier, tiene muchos puntos a favor.

En concreto es precioso cruzar a ambas orillas sorteando patos y gansos que saben elegir siempre los mejores sitios de la ciudad. Está claro que este es uno de los emjores barrios de Brujas aunque también es cierto que a veces se pierde el encanto al estar tan lleno de gente

Cisnes del beaterio

Cisnes del beaterio

OTROS PUNTOS DE INTERÉS

Pero no son solo canales y beaterios en Brujas. hay muchos lugares imprescindibles más, en concreto hay uno que hará las delicias de los más cerveceros, estamos hablando del Brouwerij de Halve.

Esta cervecería no e sla única, pero si la más popular en Brujas. Fundada en 1856 es la última fábrica de cerveza artesanal de Brujas y organizan visitas multilingues de 45 contando como se hace la cerveza de forma tradicional.

Si queréis ir a lo importante, podéis pasar a la cata directamnete ya que tienen una tienda y un bar donde podremos probar las muchas variedades de cervezas que ellos mismos producen.

Cervezas en Brujas

Cervezas en Brujas

Pero si eres como yo, que lo que le pierde es el chocolate, Brujas es un lugar estupendo para poner la hebilla del cinturón en el siguiente agujero. Encontraréis miles de tiendas de chocolates artesanales, así como de bollería especializada.

Tienen hasta un museo del chocolate, que se llama el Choco-Story donde se cuenta el origen y la historia de este tesoro culinario, al que muchos estamos enganchados. Cuesta unos 7€ y hay una capa al final del recorrido.

También recomendamos encarecidamente a los adictos al chocolate que vayan a Chocolate Line en Simon Stevinplein 19. Una tienda de chocolates artesanos que venden hasta pack para pintar el cuerpo con chocolate, una verdadera lástima a mi parecer.

No es Brujas un buen logar para no pecar con el chocolate. En toda la ciudad hay escaparates que nos incitan al pecado pero… ¿acaso no es humano pecar?

Chocolate sexy

Chocolate sexy

Justo al lado del museo del chocolates está la estatua de Jan Van Eyck. Esta parte al norte es más moderna, son los mismos canales pero parece otra ciudad.

Lo mejor de caminar por aquí es que casi no hay turistas y uno puede disfrutar con tranquilidad de un paseo entre canales con el atardecer de fondo. Destaca la Iglesia de Walburgaskerk, o la casa de Van Bourse.

También enesta zona encontramos algunas pequeñas terrazas, donde los ciudadanos de Brujas pasan sus horas de ocio alejados del gentío turístico.

Estatua de Jan Eyck

Estatua de Jan Eyck

ACTIVIDADES EN BRUJAS

Y aunque tampoco somos muy seguidores de hacer cierto tipo de actividades típicamente turísticas, no queremos dejar de hablar las clásicas actividades que se pueden hacer en Brujas.

Una de las más populares son paseos en caballos.  Nos cruzaremos con ellos a cada minuto, sobre todo por las calles del canal desde el Burg hasta el Beaterio. De hecho conviene mirar siempre antes de cruzar u os llevaréis algún susto.

Por supuesto que cada uno es libre de hacerlo, a nosotros no nos suele convencer este tipo de actividades con animales, pero para el que esté interesado cuestan como unos 40€ y salen de la plaza del Markt.

Cabalgando en Brujas

Cabalgando en Brujas

De igual forma, otra actividad muy turística son los circuitos en barco por el canal. Las travesías cuestan unos 8€ y recorren el canal Spiegelrei hacia la plaza de Jan Van Eyck. Son barcas de tamaño medio y siempre van bastante llenas

Los barcos salen cada 20 minutos y duran como una media hora. Hay uno de los barcos que funciona a vapor.

 

Cruceros en Brujas

Cruceros en Brujas

Luego está la opción Low Cost que es simplemente patearse la ciudad, caminando por las orillas del canal, sin duda es la opción más económica y la que os hará conocer rincones menos señoriales de Brujas pero más auténticos.

Brujas es una ciudad en la que muchas casas están rehabilitadas pero que conservan patrones de construcción modernos, las calles siempre empedradas no dejan nunca salirse de ese entorno.

Por eso mismo es tan recomendable salirse de las rutas marcadas por las guías y los itinerarios clásicos, para descubrir la verdadera Brujas del día a día.

caminando por Brujas

caminando por Brujas

ALREDEDORES DE BRUJAS 

Y si vamos a estar unos días en Brujas, también es muy recomendable ver algunos pueblos cercanos como el encantador Damme.

Hasta Damme podemos llegar en barco por el canal dese Brujas, o algo también muy recomendable ir en bici desde la ciudad.

Hay un paseo muy bonito de unos 8 kilómetros por el camino del canal, todo llano sin cuestas. En el pueblo podremos para a reponer fuerzas para la vuelta.

Damme

Damme

En Damme hay uno de esos típicos molinos de la zona, que está bastante bien conservado. Ideal para hacerse y hacerle fotos. Hay que cruzar el puente al otro lado del canal pero el molino se ve desde el pueblo, no tiene pérdida.

Damme no es muy grande pero sí que está acostumbrado a recibir a turistas que vienen huyendo del bullicio de Brujas.

En la plaza del mercado hay un mercado de libros y de artesanía local. Pero el pueblo se recorre en pocos minutos. Se puede ver como hay muchas casa bajas perfectamente mimetizadas con el entorno.

Molino de Damme

Molino de Damme

CONCLUSIÓN VIAJERA

Brujas es sin duda un destino imprescidible si se quiere conocer Bélgica, y concretamente Flandes. Es una ciudad de históricos altibajos que ahora vive su esplendor gracias al turismo.

Esta bendición que es ser una de las joyas de Flandes, es también lo que puede llegar a incomodar. Unas calles con edificios medievales pero ocupadas, literalmente, por hordas de turistas en busca del Santo Grial.

¿Pero a caso no todos venimos a lo mismo? Pues hay que saberlo llevar aunque a veces se haga duro hacerse una foto en algun puente del canal sin que salgan más turistas.

Lo mismo pasa en el beatario, un lugra impresionante donde a pesar de la masificación, la magia y la paza del lugar te hace parar el reloj del viaje. Sin duda no dejéis de ir y dedicarle un buen paseo a este lugar tan espiritual.

Y no hay mejor complemento después de este momento de reflexión y sosiego, que cometer algún pecado venial en la fábrica de cerveza o en alguna de las muchas tiendas de chocolates artesanales. Porque relamente hay que tener mucha fuerza de voluntad para no dejarse llevar por la tentación del chocolate en Brujas.

Pero así es la vida, y así es Brujas. Una ciudad de contrastes, llena de historia pero que no deja de ser una ciudad moderna, vital, con mucha población residente activa, que miran  acostumbrados a los embobados turistas. Life.

Brujas Life

Brujas way of life

 

El Belfort y la plaza del Burg son sus señas de identidad, mezcla la tradición con la modernidad más puntera. Y entre medias esta´n las terrazas y los resturantes que como en cualquier plaza mayor compiten por hacerse con los servicios del turista.

Pero Brujas cuando gana es cuando más se aleja uno de estos centros calientes. Cuando por fin puede quitarse la losa de sentirse extraño y se pierde por las calles menos transitadas. Quizás sean menos impresionantes, pero ganan enteros a ser solo para uno.

A veces hay que saber olvidarse de los mapas y dedicarse a pasear sin rumbo, esperando que la ciudad le sorprenda con algo, con el que el viajero no contaba, y en eso Brujas es una verdadera especialista.

Incluso llegando a Damme, uno se dará cuenta que hay vida tras los puentes levadizos que rodean la ciudad. Allí podremos descubrir un molino tremendamente fotogénico.

Y fue así como nos enamoramos de Brujas. Con ese aire solemne sentados en una de las terrazas del Markt mirando al carrillón del belfort y pensando en la suerte que teníamos de estar allí.

Es cierto que todas las ciudades en Flandes llegan a parecerse. Con sus Belfort, sus canales, su catedral. Pero también es cierto que todas son únicas. Todas tienen algo especial que te hace recordarlas para siempre.

Brujas nos regaló imágenes de caballos, canales, casas en árboles, pecados de chocolate, y un Belfort iluminado que nos dijo adios.

Ojalá podamos volver pronto y volver a disfrutar de estos regalos que hoy ya en casa nos hacen decir que Brujas se ve bien.

Belfort de Brujas de noche

Belfort de Brujas de noche

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta

5 Respuestas a Guía de BRUJAS

  1. Miriam martinez dice:

    Excelentes las guias

  2. Pingback: Guía de BOUILLON (Bélgica) - www.elmundosevebien.com

  3. Pingback: Guía de BRUSELAS - www.elmundosevebien.com

  4. Pingback: Guía de OSTENTE - www.elmundosevebien.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.