Guía de BUENOS AIRES (en 3 o 4 días)

En esta Guía de Buenos Aires (en 3 o 4 días) de www.elmundosevebien.com, vamos a contar nuestra visita a la capital argentina. Una ciudad única y llena de vida que enamora a primera vista. ¡Buenos Aires se ve bien!

En esta Guía de Buenos Aires en tres o cuatro días vamos a tratar de contar nuestro maravilloso e intenso viaje por tierras argentinas, un verdadero paraíso urbano que todo viajero debería conocer.

Antes de empezar recomendaremos también que echéis un vistazo a otras guías interesantes de Argentina. Aquí os dejamos un listado de todas las guías hasta el momento.

Pero en esta guía de Buenos Aires en concreto, vamos a hablar de una de las capitales del mundo: Buenos Aires (o Baires como algunos la llaman). Sin duda, una de las ciudades más mágicas del mundo, llena de historia, llena de futuro y vida. Recorreremos a ritmo de tango la ciudad, visitando sus más famosos barrios, y disfrutando intensamente de un poco de su encanto infinito.

Eso sí avisamos que esta guía no es más que un cuaderno de viaje. Que no es perfecto, puede que nos dejemos algo, y que está pensado para una visita corta, con lo que sabemos que nos dejamos mucho en el tintero. Pero eso sí, lo vivido no lo olvidaremos. También queremos puntualizar que esta guía de Buenos Aires está pensada para estar no menos de 3 días en la ciudad, y de ahí cuanto más tiempo se tenga, mejor.

Comencemos este increíble viaje a una ciudad llena de tesoros para el viajero. ¡Buenos Aires se ve bien!

 

Guia de Buenos Aires

Guia de Buenos Aires

PARTE 1.- CONSEJOS PARA VIAJAR A BUENOS AIRES

Lo primero que haremos será puntualizar una serie de detalles a tener en cuenta si queremos viajar a Buenos Aires. Algunos pueden parecer obvios, pero recalcar este tipo de consejos siempre vienen bien.

CUÁNDO IR

Esta pregunta es sencilla de contestar. Buenos Aires es bella en cualquier época del año. Al estar casi al nivel del mar los inviernos son fríos pero suaves y los veranos calurosos pero soportables.

Una cosa que creo que todo el mundo sabe, es que cuando en el hemisferio norte es verano, en Argentina es invierno y viceversa, con lo que saltaremos siempre dos estaciones en nuestro viaje.

En general podemos decir que la mejor época para viajar a Buenos Aires (y a Argentina por extensión) es en primavera (lo que para Europa es otoño). Las temperaturas son muy agradables y no es temporada alta, ya que en Argentina el turismo local lo hace durante su verano.

Por otra parte, la lejanía obliga a que viajar a Buenos Aires requiera al menos 15 días para aprovechar el viaje y ver otras ciudades imperdibles de Argentina como Ushuaia, Puerto Madryn, Iguazú, Perito Moreno, etc.

Por desgracia para el viajero “trabajador medio” europeo (como es nuestro caso), esto significa que o se tiene la suerte de tener vacaciones en noviembre, o se tiene uno que casar o pedir una excedencia, o simplemente adaptarse a las fechas en las que uno pueda viajar (que suele ser lo más lógico y normal). Con lo que volvemos a contestar a la pregunta de la misma forma: cualquier época es buena para viajar a Buenos Aires.

Hamami en Baires

Hamami en Baires

HISTORIA DE LA CIUDAD

Entramos en un lugar sombrío y duro, que supone contar un poco lo que todo viajero debe saber si viaja a Argentina. Esta web no es de contenido político, y tampoco somos grandes eruditos de la historia, pero lo que sí nos gusta es conocer algo de la realidad reciente de la ciudad para disfrutar mejor de nuestra visita.

Para ello nada mejor que wikipedia, para ayudarnos a explicar cuales fueron los orígenes de la ciudad:

La ciudad de Buenos Aires tuvo dos fundaciones. La primera en 1536 por Pedro de Mendoza, posteriormente fue destruida en 1541 por los propios habitantes a raíz de las constantes amenazas de los nativos. La segunda en 1580 por Juan de Garay, y en ambas ocasiones perteneció al Virreinato del Perú del Imperio Español.

En 1776 fue designada por el Rey de España, capital del recién creado Virreinato del Río de la Plata. Durante la primera de las invasiones inglesas, ocurrida en 1806, la ciudad fue ocupada por fuerzas armadas inglesas y quedó por unos meses bajo la bandera de Ingleterra. En 1810, los pobladores de la ciudad realizaron la Revolución de Mayo, que expulsó al virrey, estableció una junta de autogobierno y dio inicio a la guerra por la independencia de Argentina.

Pero dentro de la historia política de Buenos Aires, y entrando en terrenos pantanosos, sí conviene saber que Argentina durante el Siglo XX estuvo marcado por las disputas territoriales con Chile por la Antártida o Inglaterra por Malvinas, así como varios golpes de estado y posteriores revoluciones populares.

El Peronismo, la revolución liberadora, Frondizini, Guido, Illia, Videla, etc., han sido pasos más o menos acertados (o nada en algunos casos) hasta llegar a presidencias democráticas con Alfonsín, Menem, De La Rúa, Kirchner, o actualmente Macri, que al igual que durante toda la historia han sido gobiernos más, menos, o nada afortunados, y siempre por debajo de lo que es pueblo Argentino se merece, que es todo.

Todo este ajetreo político han formado parte de la esencia argentina, donde finalmente el pueblo finalmente en 1983 tras la derrota de las Malvinas consiguió traer la democracia al país.

Luego llegó el corralito en 2001, un mazazo para la economía popular y que aún colea entre la población, siendo por ejemplo el único país del mundo con dos cambios de su moneda, uno el oficial y otro el “blue” que no es que sea oficial pero que funciona como tal, y con el que el viajero tendrá que lidiar pronto a no ser que quiera pagar casi 1/3 más por lo mismo.

Y entre medias, capítulo aparte merece la historia de las madres de mayo, que aún a día de hoy buscan a sus familiares desaparecidos en la dictadura argentina. Un capítulo negro, que aún a día de hoy sangra todos los jueves en la Plaza de Mayo, cuando las madres y cientos de personas se reúnen para protestar por estas crueles desapariciones.

Pero lejos de querer ser cronistas políticos, lo que sí somos es viajeros, y nos gusta leer y conocer la historia política y social de los lugares que visitamos, pero no queremos ser jueces. Lo que sí tenemos claro, es que casi siempre los gobernantes se quedan cortos para lo que el pueblo merece.

Sí deseáis saber más de la historia de Argentina y por tanto de Buenos Aires recomendamos bichear en internet para leer mucho antes de viajar, eso sin duda nos hará disfrutar más de nuestro viaje.

 

Madres de la Plaza de Mayo

Madres de la Plaza de Mayo

TRÁMITES, MONEDA E IDIOMA

Pero yendo a la informaciones más practicas, queremos contar los trámites y consejos para futuros viajeros. En cuanto al Visado, Argentina al menos para un turista europeo no necesita ningún tipo de visado, siempre que el motivo de la visita sea turismo.

En cuanto a el idioma, si eres capaz de leer esta guía pues no tendrás ningún problema, además para el turista no hispano hablante, el dominio del inglés está bastante extendido, y sobre todo en zonas turísticas es la segunda lengua.

En cuanto a la moneda, son los pesos argentinos (ARS). Pero ojo hay dos tipos de cambio: el oficial y el del mercado negro (azul) el llamado “cambio blue”.

Intentamos entenderlo preguntando a mucha gente, pero debemos ser cortos, porque después de muchos días de viaje seguimos sin entenderlo. Pero vamos a intentar explicar lo que creímos entender (que igual es incorrecto)

Por una parte está el cambio oficial, vale. Eso sube o baja muchísimo debido a la gran inflación del país. El cambio oficial en 2016 es de:

1 Euro = 16 ARS

1 Dólar = 14,60 ARS

Hasta aquí todo claro. Si tu pagas con tarjeta (cosa que en Argentina no es sencillo en todos los sitios) te hacen esa conversión. Bien, entendido.

Pero luego hay otro cambio “no oficial”. Debido a esas variaciones de los valores de la moneda y a las constantes  devaluaciones de  los Pesos argentinos, la gente prefiere tener Dólares o Euros que son más valores de ahorro más estables. Además después de la experiencia traumática del corralito de 2001, ni los mismos argentinos confían en su moneda, (con razón) con lo que prefieren tener sus ahorros en dólares o euros.

Esta gran demanda de moneda extranjera, hace que el cambio que te llegan a ofrecer en al calle es de casi un 10-16% mayor que el oficial. Esto al menos es lo que creímos entender, pero agradeceremos que nos confirméis sin estamos en los cierto en los comentarios de esta guía de Buenos Aires.

Incluso en restaurantes y comercios nos harán el cambio “blue” si llevamos efectivo en euros o dólares. Pagar en moneda extranjera (euros), en muchos sitios sale mejor que pagar con la tarjeta y que hagan el cambio oficial. El único país del  mundo hasta ahora que nos ha pasado esto.

Esto para el viajero es vital, ya que a riesgo de ser timado (hay casos pero no es lo normal), lo mejor es llevar euros o dólares y cambiarlos allí en Argentina, ya que obtendremos más pesos que si lo hacemos de manera oficial, y por tanto tendremos más dinero para gastar. Hay muchísima gente que se ofrece a cambiar moneda extranjera en medio de la calle, sobre todo en Buenos Aires capital.

Cuando nosotros viajamos el cambio oficial era casi a 1 Euro por 10 ARS, y el cambio blue era de 15 ARS. Nosotros no sabíamos lo que os estamos contando ahora, cosa que nos arrepentimos a mitad del viaje, ya que hubiéramos gastado mucho (bastante) menos. Pero así son las cosas, y por eso explicamos esto en esta guía, para que no paguéis la novatada como lo hicimos nosotros.

Baires

Baires

TRANSPORTE URBANO EN BUENOS AIRES

En cuanto al transporte Buenos Aires es una ciudad moderna y práctica, en la que no necesitarás el coche al menos para una visita corta.

Para desplazarse por la ciudad lo mejor y aprovechando que vamos en modo viajero es caminar. La ciudad es grande pero merecerá la pena recorrer todas sus esquinas, no solo los alrededores de la Plaza de Mayo. Buenos Aires está llena de rincones realmente mágicos.

Sin embargo, para acortar algunos trayectos, lo mejor es el metro. El servicio es muy bueno, y aunque no hay muchas líneas, sí que cruzan la ciudad y el precio es asequible.

Otra opción son los colectivos (autobuses) que cruzan en todas las direcciones la ciudad. Pues resultar lioso al principio porque hay muchas compañias diferentes (incluso con distintos precios) que hacen los mismos recorridos. Para orientarnos lo más sencillo es ver a que barrio van y podremos saber su dirección.

En los estancos y correos se compra una tarjeta llamaba SUBTE, que se recarga, y que nos permite movernos en colectivos (autobuses) o metro.

Para los viajeros más pudientes, la mejor opción son los taxis o remises, la mejor opción para movernos en trayectos cortos, aunque en ocasiones nos tocará negociar el precio y estar pendientes que no nos den un rodeo por la ciudad.

CÓMO IR DESDE EL AEROPUERTO (NEWBERY O EZEIZA) A BUENOS AIRES

Lo primero que queremos decir es que toda esta info la hemos ampliado en esta minientrada. Recomendamos su lectura para ampliar o confirmar información:

http://www.elmundosevebien.com/como-ir-desde-el-aeropuerto-newbery-o-ezeiza-a-buenos-aires

Pero vamos al grano, si llegamos a la ciudad en avión tendremos dos opciones: o llegar al Aeropuerto Internacional Ezeiza que está como a 20 kilómetros del centro urbamo y que suele estra reservado para trayectos internacionales.

O llegar al Aeroparque Newberry que es el aeropuerto metropolitano y que suele estar destinado al tráficoaéreo nacional.

TRAYECTO EZEIZA – BUENOS AIRES

  1. La primera es la más cara y la más rápida. Bajarse del avión y tomar un Remis (taxi). Eso sí habrá que preparar el bolsillo, ya que nos puede llegar a salir como mínimo por 300ARS (unos 30€).
  2. Después de la opción del remis, está la llamada tienda León, que es una empresa de minibuses que hacen recorridos a todas horas desde el aeropuerto a la ciudad. Se puede contratar por internet. El coste varía pero se acercará a 175 ARS.  www.tiendaleon.com.ar
  3. Desde el Aeroparque Newberry además hay servicios de bus llamado Arbus que lleva a Ezeiza. Por 150 ARS nos llevarán desde el aeroparque Newbery hasta el aeropuerto de Ezeiza. Dicen que próximamente quieren implantar una ruta de Ezeiza al centro de Buenos Aires, pero creo que todavía están trabajando en ello. www.arbus.com.ar
  4. La opción mochilera y que nosotros hicimos. Es más barata pero la más lenta. Se trata de tomar alguno de los colectivos que van a aEzeiza. Está la línea 51 desde Constitución. La línea 8 que sale desdela Plaza de Mayo y va recorrinedo toda la ciudad (esa es la que tomamos). El coste fue de unos 3ARS, eso sí tarda casi dos horas, y hay que tomarlo con calma. La experiencia fue única y económica pero no sé si repetiríamos.

TRAYECTO NEWBERRY – BUENOS AIRES

Desde el Aeroparque Newbery,también tenemos opciones parecidas:

 

  1. La primera  tomar un Remis (taxi). El precio variará mucho del destino, pero es más económico que desde Ezeiza ya que son menos kilómetros.
  2. Después de la opción del remis, está la llamada tienda León, que también nos llevará al Aeroparque Newbery. Se puede contratar por internet. Es cómodo pero a precio turista.  www.tiendaleon.com.ar
  3. La opción más barata pero la más lenta, se trata de tomar alguno de los colectivos que van a aEzeiza. hay muchos y a diferentes destinos con lo que lo mejor es consultarlo al llegar. Eso sí habrá que sacarse la tarjeta SUBTE. Pero por 3ARS y paciencia llegaremos a nuestro destino.
  4. Aunque para nosotros y siempre que el destino sean los barrios de Palermo, Saavedra, Belgrano, Pacífico, Alto Palermo, Retiro, o la zona centro (para en el obelisco), la opción ganadora es utilizar el servicio de autobus de Arbus. Por solo 30 ARS, salen autobuses cada 20 minutos que van directos a estos barrios. Rápido y ecoómico. www.arbus.com.ar

 

Metro de Buenos Aires

Metro de Buenos Aires

HORARIOS Y VIDA NOCTURNA

En cuanto a los horarios Buenos Aires es una ciudad viva casi 24h. Es posible comer casi a cualquier hora, sobre todo los fines de semana. Eso sí, conviene adaptarse a su horario natural que es comer (almorzar) pronto y cenar pronto, no como en España, único lugar del mundo donde cenamos antes de acostarnos.

En cuanto la vida nocturna, todo se resume con una frase de Joaquín Sabina: “Buenos Aires me mata”.  Para el viajero más activo, Buenos Aires ofrece cientos de locales donde conocer gente, ya sea un restaurante o un bar de copas.

Por no hablar de los conciertos que en la capital son frecuentes. Salas míticas como el Luna Park, o el Teatro Colón, son estandartes, donde han pasado miles de estrellas del mundo del espectáculo.

Pero aunque un viaje de tan pocos días nos impide perder uno en salir y otro medio en la resaca, lo que sí recomendamos es tomar algo en la Plaza Dorrego de San Telmo un domingo por la tarde, para ver un espectáculo de Tango en directo gratis (o mejor tomando algo en alguno de los locales de la plaza).

También está la opción clásica de ir a lugares como “El viejo almacén”, “Rojo Tango” o “Café de los Angelitos”, pero personalmente tenemos que decir que los intuimos demasiado turísticos, y por tanto nos seducen menos.

Otra opción es ir a la calle Perú cerca de la plaza del monumento a Julio Argentino Roca dirección a San Telmo dónde hay una escuela de tango que siempre ensayan con las ventanas abiertas, e incluso es posible entrar para verlo desde dentro. Es una escuela pero se respira más verdad que es otros espectáculos más turísticos y luminosos. No hay que irse de Buenos Aires si ver bailar un tango.

Gato Argentino

Gato Argentino

 MÚSICA Y ARTES

Como músicos de todo a cien que somos (puedes pinchar aquí para curiosear nuestro proyecto musical), una de las debilidades que tenemos al viajar es empaparnos de la música y el arte del país donde viajamos.

Sin emabrgo, intentar resumir la cultura musical o de artes escénicas de Buenos Aires (o Argentina) en un apartado será materialmente imposible.

En el cine por ejemplo, hay toda una corriente cultural argentina que le ha hecho ganar Óscars (La historia oficial o El secreto de sus ojos) o estar nominada por peliculones como (El hijo de la novia, Relatos Salvajes, Tango, La Tregua o Camila). También son imperdibles, “Elefante Blanco”, o “Nueve Reinas”, “Martin Hache” o  “Lugares Comunes” por citar algunas de mis favoritas.

Nos quedaríamos sin tiempo para hablar de actorazos (como Darín, Sbaraglia, Luppi, Grandinetti, Alterio, Brandoni y un largo etcétera), o actorazas como Norma Aleandro, Cecilia Roth, Mirtha Legrand, o muchas otras, siempre radiantes y bellas en las cámaras. Sin duda Buenos Aires respira a cine y arte, en cada esquina, y eso es una parte del viaje que el viajero no deberá dejar pasar.

En lo que respecta a la música, aquí sí que uno se queda sin palabras. Argentina es música en sí misma, y Buenos Aires más todavía. Ir al barrio de Boca o a San Telmo y no ver bailar un tango es como no ir. La cultura y tradición musical argentina, alcanza su punto máximo en Buenos Aires, Mirando al pasado Gardel lo es todo, pero Mercedes Sosa o Cabral mantuvieron la esencia.

Mirando al presente, el rock de Cerati, Calamaro, Roth, Páez, Vicentico, Charly García supuso un antes y un después en al música latina moderna. Y no olvidar grupos por los que tengo debilidad como Babasónicos, Fabulosos Cadillacs, Marcela Morelo o Diego Torres (sí tengo momentos sensibles). Aunque si os soy sincero, para mi Argentina suena a mis amigos (y con los que he compartido escena) Guille Silveti, Manu Clavijo y Mavi Díaz (mi profe de voz que me enseñó lo poco que sé de técnica vocal). Durante todo el viaje sus voces estuvo sonando en mi cabeza.

El arte en las calles de Buenos Aires

El arte en las calles de Buenos Aires

FÚTBOL

Y otro arte más (al menos para mí) es el fútbol, y Argentina es fútbol. Como decía alguien de las tres personas nacidas en Argentina más conocidas en todo el mundo, dos son futbolistas (Maradona y Messi) y la otra es el Papa Francisco. Juzguen ustedes lo cerca que están religión y fútbol en Argentina.

Y aunque a uno no le guste el fútbol, es imposible no visitar el barrio de La Boca y sentir ese hormigueo ajeno cuando se pasea delante del Estadio de la Bombonera, o del River o del San Lorenzo (el equipo del Papa). Argentina vibra en cada partido, y eso como viajero hay al menos que conocerlo.

Además los grafitis de Maradona o Messi forman parte del paisaje urbano. Es parte del viaje tanto o más que el tango o el Río de la Plata.

 

Diego Armando Maradona

Diego Armando Maradona

ALOJAMIENTO EN BUENOS AIRES

En esta sección nos gustaría recomendar algún hotel BBB (Bueno-Bonito-Barato) pero para eso lo mejor es la sabiduría popular de las páginas de reservas de hoteles. En todo caso decir que Buenos Aires es de las ciudades donde es más fácil encontrar una buena oferta, debido a la gran (y variada) oferta de alojamientos.

Lo que sí recomendamos es que para una visita de 2 a 3 días, busquemos algo céntrico, a poder ser cerca de la Plaza de Mayo, San Telmo o del Obelisco, que es donde más actividad hay. Palermo, Belgrado, o barrios más alejados son más adecuados para una segunda visita, o una de más días, donde no perdamos tanto tiempo en desplazarnos.

Nosotros en las dos veces que hemos estado dormimos en dos hoteles distintos, todos por la zona Microcentro y San Telmo, y el que nos gustó más por relación calidad precio fue el Unique San Telmo. Al otro no volveríamos la verdad, pero a ese sí. Pero esto de los hoteles es algo muy personal.

Skyline de Buenos Aires

Skyline de Buenos Aires

COMER EN BUENOS AIRES

Y capítulo aparte merece comer en Buenos Aires. Una  de las mejores partes de viajar es adentrase e n la gastronomía de la ciudad que se visita y esto en Buenos Aires es un regalo. Todo el mundo dice que en Argentina se hace la comida italiana más rica que en Italia, y desde luego cuando uno prueba las pizzas, las pastas o la repostería en Buenos Aires lo confirma completamente.

Así que, este aspecto tenemos poco que decir de un país donde la parrillada es una forma de expresión de la amistad y de la familia, y donde comer no es solo llenar el estómago sino un acto social que nos hará disfrutar más del viaje.

Recomendaríamos mil sitios pero seríamos injustos con otros cuantos. Solo dejaros llevar por la intuición y dejar que decida el paladar. No dejéis de probar las empanadas y las pizzas caseras, así como un buen bufé de chorizo (o solomillo para otros). La carne argentina es realmente buena.

Para los vegetarianos decir que las verduras y hortalizas se cocinan de mil formas, todas deliciosas, además en los menús de casi todos los restaurantes siempre hay un hueco para opciones vegetarianas.

Por decir uno y sin que sirva de precedente (Ya sabéis que nadie paga por salir en este blog), nos encantó la cena del Restaurante Broccolino, en la calle Esmeralda 776. Precio medio tirando a alto pero gran cantidad de comida y un provolone y unas flor de cebolla frita impresionante. Recordaremos esta foto el resto de nuestras vidas y por eso no apetece recomendarlo .

 

Flor de cebolla de Buenos Aire

Flor de cebolla de Buenos Aire

Pero vamos, que en Buenos Aires es difícil encontrar un mal restaurante, porque cerraría. Los argentinos disfrutan comiendo y nadie se permitiría el error de poner un plato malo a nadie, esa es la realidad.

Eso incluso funciona con lugares más turístico-batalla, como El Rey de la Pizzas, o el palacio de las Pizzas, o un UGI´s, lugares que pueden venir bien para salir del paso a un precio módico y seguir conociendo la ciudad.

Lo mismo pasa en cuanto a los puestos de comida callejera, es una ruleta que a uno siempre le gusta jugar. Nosotros después de un largo paseo por Puerto Madero decidimos reponer fuerzas con un choripan. Salimos ilesos y encantados de probar manjares tan alejados pero a la vez tan cerca de las estrellas Michelin, lo digo por las ruedas de la camioneta. Léase con humor.

 

 

Chorimóvil

Chorimóvil

PARTE 2.- QUÉ VER EN BUENOS AIRES

Pero vayamos a lo importante de la guía de Buenos Aires, con los lugares de mayor interés para el viajero. Lo primero que tenemos que decir, es que para una vistas de 2, 3 o 4 días, Buenos Aires se queda corto. Eso sí, si le dedicamos muchas horas a caminar, podremos salir con la sensación de haber tenido un vistazo general suficiente para una primera visita.

Lo que nosotros hicimos (no queremos decir que sea lo mejor) fue ir primero a los barrios más alejados como la Boca, Palermo, o La Recoleta, para luego acercarnos al centro andando. Eso sí, un fallo de este plan es que vimos el barrio de La Boca demasiado pronto, y había poco ambiente. Aunque según leímos en todas las guías tampoco conviene dejar la visita a La Boca para por la noche, ya que suele haber algún robo de vez en cuando.

San Telmo también conviene verlo por la tarde con más ambiente, y además como hemos dicho si tenemos suerte veremos tango en directo gratis (la voluntad). Nunca está de más verlo de mañana y de tarde.

Por lo demás nuestro consejo es que pidáis un mapa de la ciudad y marquéis con un círculo los puntos de interés y luego tracéis un recorrido en 2, 3 o 4 días en función de lo que más os interese, teniendo en cuenta que hay algunos monumentos como el Obelisco que hay que verlos de noche y de día ya que son dos monumentos diferentes.

BARRIO DE LA BOCA

Empezamos nuestro recorrido por el Barrio más famoso de Buenos Aires. La Boca es toda una institución, y podíamos decir que es el corazón emocional de la ciudad. Barrio humilde pero valiente que tiene un color y un encanto difícil de olvidar, aunque uno sea de otro equipo de fútbol.

Para llevar lo mejor es tomar un colectivo (hay muchos que van dirección Boca, y empezar a caminar por sus calles. A parte de los rincones más turísticos como “Caminito”, La Boca tiene cientos de coloridos rincones que merece la pena descubrir.

Además como barrio social activo y a pesar de las hordas de turistas que lo invaden cada día, la Boca tiene una actividad social envidiable para cualquier distrito, y eso el viajero lo verá fácilmente en su paseo.

Colegio de La Boca

Colegio de La Boca

CAMINITO

Una de las partes más clásicas (inevitable) de Boca es Caminito, una coloreada esquina llena de bares y restaurantes que tratan de apoderarse del nombre para atraer a los turistas y que guarda la esencia primaria argentina: El Papa Francisco, Messi y Maradona).

En este punto y para un madrileño y madridista (últimamente por desgracia) es curioso ver como la imagen de Maradona gana por goleada a la de Messi. A pesar de su lado oscuro Diego Armando no es (fue) solo un jugador de fútbol, fue ese milagro que puso la Boca en la boca del mundo (nunca mejor dicho). Probablemente Messi sea mucho mejor futbolista (o al menos más profesional) pero Maradona tiene algo mesiánico que no tiene (de momento) Messi. Eso es al menos nuestra opinión fundamentada en sensaciones.

Caminito

Caminito

LA VIDA EN LA BOCA

Pero la vida en Boca empieza donde acaba Caminito. Sí que es cierto que el la parte más turística la que más reclama a la gente, pero hay que saber mirar más allá para encontrar la verdadera belleza de Boca. Lejos de los locales de recuerdos y tazas decoradas, están esas esquinas que hacen a Boca un barrio único en el mundo.

La humildad no va reñida de la autenticidad, más bien al revés, y eso es lo que el viajero deberá buscar. Hay muchos callejeros y recovecos que guardan un encanto especial y que están llenos de vida de barrio, como Vallecas, Gracia o Brooklyn. es donde la ciudad respira por dentro, si quitamos la coraza turística inevitable.

 

Vida en La Boca

Vida en La Boca

CALLES DE LA BOCA

Las callejuelas empedradas de Boca son parte de la esencia argentina, parte de la vida del día a día en Buenos Aires. Un espectáculo de vida urbana que atrapa al viajero. Además este barrio es idóneo para caminar, con muchas calles peatonales, y comercios que mirar al exterior.

Además tampoco es una zona muy extensa, ya que hay que ser precavidos (consejo de muchas guías) y evitar zonas del barrio más alejadas de Caminito, ya que aunque no son frecuentes puede haber algún robo sobre todo de cámaras réflex. Pero vamos que al menos nosotros no vimos ni de lejos ningún amago de inseguridad. Eso sí no llevamos una Canon 5D Mark III, nuestro objetivo preferido es el de la retina y el de nuestra inseparable Sony RX100.

 

Calles de La Boca

Calles de La Boca

COLORES DEL BARRIO DE LA BOCA

Y hablando de cámaras, lo que sí hay que tener presente es que para cualquier fotógrafo, Boca es quizás el mejor barrio de Argentina para buscar esa combinación perfecta de colores. Algo que a veces se olvida en las grandes ciudades, es que el color nos transmite sensaciones. Boca es un barrio humilde, con casa digamos que austeras, pero el color las convierte en un espectáculo bello, que hace a uno tener ganas de vivir allí, sea cual sea tu condición social, porque Boca transmite vida.

Además Boca transmite también ese cariño del vecino al que le gusta cuidar su casa y hacer con su cuidado que el barrio sea más bello, algo que olvidamos en muchas ocasiones en la urbe. Por eso Boca es única, por sus colores.

Grafitis de La Boca

Grafitis de La Boca

ESTADIO DEL BOCA JUNIORS

Y lugar indispensable para todo futbolero, y gente curiosa, es la Bombonera, quizás junto con Maracaná, uno de los templos sagrados del fútbol mundial. Nosotros no vimos ningún partido porque no coincidió con nuestra visita, pero si tenéis la ocasión de ver el barrio de Boca un día de partido, sin duda será la mejor manera de ver el barrio.

Y ya si estáis muy interesados y aunque no haya partido, el estadio de Boca tiene un museo que nos cuenta la historia de este club fundado por unos estudiantes. Además según cuenta la leyenda, decidieron los colores azul y amarillo, en una especie de apuesta por ver cual era la bandera del primer barco que cruzara Río de la Plata. Mientras discutían con qué colores vestir, pasó un barco sueco y eligieron ese llamativo color azul y amarillo, inconfundible en el mundo del fútbol.

Estadio del Boca Juniors

Estadio del Boca Juniors

BARRIO DE SAN TELMO

El barrio vecino a Boca, pero más acomodado es San Telmo. Un barrio de clase media, donde se respira arte y bohemia. Protagonista de miles de canciones y películas, San Telmo, tiene ese encanto de la Buenos Aires colonial, que ha dado a sus edificios clásicos un aire de vida moderna y urbanita.

Recorrer sus calles sin una dirección definida nos hará empaparnos del pasado y el futuro de Buenos Aires, en un camino agradable llenos de grandes sorpresas.

PLAZA DE DORREGO

La primera (tal vez también en importancia) es la plaza de Dorrego en San Telmo, un pequeño cuadrado de la ciudad que siempre está vivo y despierto. Núcleo de turistas, parroquianos, y gente de toda clase social, se concentran en un pedazo de la esencia de Argentina.

Llena además de bares y terrazas, conviene reservar una tarde de nuestro viaje para tomarse una cerveza o similar disfrutando de los tango ofrecidos en la plaza por los restaurantes. Son bailarines de tango profesionales, aunque la chica de la foto no parezca muy argentina (es broma), la verdad es que más que bailar, flotaban.

 

Tango en San Telmo

Tango en San Telmo

PATIOS DE SAN TELMO

Pero no queda ahí solo la magia. San Telmo esta llena de patios más o menos públicos donde se puede ver el Buenos Aires más clásico. En concreto conocimos este patio gracias a mi primo Pablo que vivía allí. Días después viendo una película, vimos que ha sido el escenario de una escena de “Focus” de Will Smith, entre otras otras muchas películas.

No es difícil encontrar este patio en concreto, está en la calle Defensa un poco más arriba de la Plaza Dorrego, aunque hay más por todo el barrio. Algunos son privados pero otros comparten su encanto con los viajeros ocasionales.

Patio de San Telmo

Patio de San Telmo

MERCADO DE SAN TELMO

Y otro de los sitios imprescindibles de visitar en San Telmo es su mercado.  Quizás el más famoso de todo Buenos Aires el mercado de Sant Telmo tiene esa mezcla extraña de los puestos decadentes pero auténticos con puestos de alimentación de toda la vida, pero en el que uno parece que viaje en el tiempo.

Soy defensor a ultranza de estos sitios porque es la esencia verdadera de la ciudad, no como en la mayoría de los centros comerciales de las ciudades modernas, donde los Zara y H&M´s ha mancillado la esencia primaria de ciudades como Madrid, Paris, o NY, cortadas ahora por el mismo patrón.

Por eso San Telmo es único y diferente por cosas como este mercado, donde uno es capaz de comprar de este un vinilo de Cerati hasta un candelabro de cobre. Eso sí, encontrar ese equilibrio entre lo que el cliente del siglo XXI demanda y lo que este tipo de mercados puede ofrecer será ese gran desafío para estas ciudades, una batalla que al menos en mi ciudad que es Madrid cada vez está más lejos de ganarse.

Mercado de San Telmo

Mercado de San Telmo

ESTATUA DE MAFALDA

Y por último en la misma calle Defensa pero más abajo (esquina con la calle Chile) tenemos otro de los puntos curiosos de la ciudad, la famosa estatua de Mafalda.

Creo que sobra explicar la importancia de Mafalda y de Quino su creador, parte ya de las vidas de millones de personas. La visión simple pero transgresora de Mafalda sirvió (y sirve) para entender el mundo y más concretamente una época de la historia de argentina en la cual la inocencia de un cómic escondía la mayor de las críticas políticas y sociales que ningún escritor se atrevía a escribir.

Por eso merece la pena visitar este gracias banco, hacerse una foto con esta guapísima niña y ya de paso leer alguna de sus viñetas para asomarnos a este mundo con otros ojos. ¡Gracias por todo Quino!

Estatua de Mafalda

Estatua de Mafalda

PLAZA DE MAYO

Y siguiendo nuestro camino por la calle Defensa llegamos al punto quizás más importante de todo Buenos Aires, el verdadero corazón político, religioso y social de la ciudad.

En esta plaza se reúne la casa rosada donde vive el presidente de Argentina, la Catedral donde reside la fe, y la misma plaza donde las Madres de Mayo pelean cada jueves por recuperar la memoria más negra del país.

Plaza de Mayo de Buenos Aires

Plaza de Mayo de Buenos Aires

 

PIRÁMIDE DE MAYO

La plaza en sí tiene su parte peatonal pero está cruzada al Oeste por 3 de las más importantes avenidas, una de las cuales sale del Obelisco. Es como si toda la ciudad mirara a esta plaza.

Su monumento central es la llamada Pirámide de Mayo y que es el primer monumento patrio de la ciudad de Buenos Aiores. Su historia comienza en marzo de 1811 cuando la Junta Grande decidió construir un monumento del lado oeste de la plaza, para celebrar el primer aniversario de la Revolución de Mayo.

Estatua de la Plaza de Mayo

Estatua de la Plaza de Mayo

MADRES DE LA PLAZA DE MAYO

A partir de ahí vinieron las madres de mayo. Yo aunque soy viejoven o adultescente no llegué a vivir una dictadura en mi país, pero tengo que reconocer que salí emocionado y con lágrimas en los ojos después de ver una reunión de las Madres. Reconozco que no sabía ni cuando se reunían pero mi compañera de viajes, que siempre está en todo, casi me obligo a ir.

Llegamos justo a pocos minutos antes que llegaran las madres y reconozco que su llegada me hizo paralizarme. Al grito de cantos y vítores, la gente recibió a estas mujeres como lo que son, heroínas de nuestro tiempo. Unas madres corajes que independientemente de ideales políticos personales, han luchado por poner un poco de luz a la oscuridad más absoluta que vivió Argentina durante sus años de dictadura.

Durante unos minutos las madres dieron vuelta a la plaza entre los gritos de alma viva de todos los que les acompañaban, las lágrimas fueron imposibles de evitar, así como la empatía por su causa. Personalmente no pude contenerme y abrace a una de las madres para intentar canalizar todo ese hormigueo que estábamos sintiendo.

Realmente fue una experiencia única, quizás la más intensa en Buenos Aires. algo que para mí fue inesperado y que hace que viajar no solo sea ver monumentos, sino sentir experiencias que te cambian por dentro y definitivamente, yo fui alguien diferente tras ese día de viaje, y por eso amo viajar, porque te hace sentir vivo.

Finalizó el acto con un responso (bastante político) de una de las madres, y nosotros necesitamos unas horas para volver  nuestro modo viajero. Por muchos edificios y monumentos que vimos en unas horas, no pudimos quitarnos esa imagen de la cabeza. Madres siempre estaremos con vosotras.

Madres de la Plaza de Mayo

Madres de la Plaza de Mayo

 

CATEDRAL DE BUENOS AIRES

Pero continuamos el viaje sin salir de la plaza de Mayo, esta vez para hablar de la Catedral de Buenos Aires, un edificio que por fuera podría ser el edifico de la Bolsa de Bruselas, o el City Hall de Nueva York, y que bien merece una parada en el camino.

Sin muchas ostentaciones, esta Catedral fue reedificada y reconstruida en varias ocasiones, la última vez tras el incendio intencionado de  y sobre todo por el bombardeo de 1952, en respuesta a los Bombardeos de mayo.

 

Catedral de Buenos Aires

Catedral de Buenos Aires

Sin mucha decoración interior, y bastante austera, esta es la Catedral metropolitana  de la ciudad donde se albergan todos los oficios religiosos importantes, aunque actualmente alberga también un museo dedicado al Papa Francisco.

También se puede visitar la tumba donde descansan los restos de José de San Martín, considerado el libertador de América del sur, que esta en un ala del edificio y que siempre está custodiada por soldados. Aunque en nuestra visita descubrimos que estos soldados podían dormir de pie, algo totalmente comprensible, en esa guardia tan aburrida. Pero dejando esa broma, la Catedral bien merece una visita, es parte de la historia de Buenos Aires.

El horario de la iglesia es de lunes a viernes de 8 a 19 horas y sábados y domingos de 9 a 19:30 horas. Dispone de un servicio de visitas guiadas y de audioguías en diferentes idiomas.

Cúpula de la Catedral de Buenos Aires

Cúpula de la Catedral de Buenos Aires

LA CASA ROSADA

Nos sabemos bastante poco interesados en política en general, pero sí reconocemos la importancia de La Casa Rosada para la historia de Buenos Aires y de Argentina. Desde los tiempos de Evita Perón, la Casa Rosada no es solo un lugar burocrático y de residencia política, sino que es también un símbolo de la nación.

Ocurre lo mismo que con la Casa Blanca de Washington, que no pertenecen al que reside en ella, pertenece al pueblo, y eso es algo a celebrar. Ese sentimiento del pueblo debe transmitirse al que tenga la surte de residir allí y de gobernar a todo el país, como decía el tío de Spiderman “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y eso se ve en la Casa Rosada.

Alberga además el Museo de Historia Nacional aunque actualmente está cerrado al público, con lo que nosotros solo pudimos admirarla desde fuera.

La casa Rosada

La casa Rosada

EL OBELISCO DEL 9 DE JULIO

Desde la Avenida Presidente Roque Sáenz Peña, que es una de las avenidas oblicuas que salen de la Plaza de Mayo, nos encontraremos con el símbolo más reconocido de la ciudad, el Obelisco del 9 de julio.

Construido en 1936 con motivo del 4º centenario de la fundación de la ciudad, este gran monolito está emplazado en la Plaza de la República, en la intersección de las avenidas Corrientes y 9 de Julio, en el barrio de San Nicolás en la Ciudad de Buenos Aires.

El emplazamiento es perfecto ya que al estar en la mitad de la gran Avenida del 9 de julio se ve desde casi toda la ciudad.

Entre los datos técnicos podemos decir que su altura es de 67,5 m, y que la base tiene 6,80 m de lado. Tiene una sola puerta de entrada (en el lado oeste) y en su cúspide hay cuatro ventanas, con persianas metálicas, a las que sólo se puede llegar por una escalera marinera de 206 escalones con 7 descansos cada 8 m y uno a 6 m.

Tan de día como de noche es uno de los elementos que nos encontraremos en nuestros paseos por la ciudad, y uno siempre se quedará mirándolo al menos unos segundos, es realmente hipnótico.

El Obelisco de Buenos Aires

El Obelisco de Buenos Aires

GALERÍAS PACÍFICO

Y más mundano y frívolo está una de los centros comerciales más conocidos de la ciudad. Aunque hay otros más dispersos por la ciudad, son las Galerías Pacífico el más visitado por turistas y bonaerenses.

Edificio maldito durante los primeros años, no fue hasta 1905 cuando se finalizó su construcción, pero las diversas crisis hizo que sirvió de museo, y oficinas del servicio ferroviarios.

Como dato macabro, en 1987 un equipo de filmación que estaban trabajando allí, descubrieron que en estas galerías hubo un centro de tortura en la época de la dictadura argentina, viendo mensajes en las paredes de aquellos presos que habían sido torturados.

Con la crisis las Galerías Pacífico se abandonaron hasta que en 1990 fue remodelado has llegar a ser uno de los centros comerciales más exclusivo de la ciudad.

Cúpula de las Galerías Pacífico

Cúpula de las Galerías Pacífico

BARRIO DE PUERTO MADERO

Y llegamos a uno de los barrios más modernos y que supone el futuro de la ciudad, Puerto Madero. Como su propio nombre indica, esta zona corresponde al antiguo puerto comercial que desde hace algunos años alberga edificios de oficinas y apartamentos más exclusivos de la ciudad.

Pero vamos a destacar algunas de las partes que al menos para nosotros más nos gustaron:

EDIFICIOS DE PUERTO MADERO

Dentro de nuestras manías viajeras, uno de nuestros fetiches viajeros de las grandes ciudades son los skylines o perfiles urbanos. Nos encanta encontrar un punto panorámico en que que tengamos una vista abierta de la ciudad con sus edificios. En Buenos Aires una de las mejores estampas está en Puerto Madero.

Como podéis ver en la foto a fecha de hoy este perfil está en constante evolución, pero sin duda es algo igualmente bello. Dividido por el pequeño canal del Río de la Plata, este barrio es uno de los más elitistas y exclusivos pero sus anchas y abiertas avenidas, dan al viajero una total sensación de tranquilidad, a pesar de ser uno de los centros de trabajo más importantes de la capital.

Allí también encontraremos algunos de los mejores (y más lujosos) restaurantes, aptos solo para bolsillos acomodados.

Puerto Madero en Baires

Puerto Madero en Baires

PUENTE DE CALATRAVA

Una de las construcciones más representativas es el puente de Calatrava que cursa el pequeño canal del río hasta la zona ampliada del puerto. Por guías como la de ValenciaLieja, Nueva York, o Venecia, sabéis que somos bastante críticos con la labor de este arquitecto, no por su indudable y personal estilo, sino porque en ocasiones son proyectos que en ocasiones no empastan con la esencia de las ciudades.

Por otra parte en este caso de Puerto Madero es de los que sentimos que más empastan con esta zona de la ciudad, no tiene nada que ver con el de Venecia, por ejemplo.

Pero vamos esto es una atrevida opinión personal, y de hecho nos sentimos muy orgullosos de la importancia de este arquitecto en la fisionomía de muchas de las grandes capitales del mundo.

Puente de Calatrava

Puente de Calatrava

PARQUE DE LA COSTANERA

Pero es sin duda cuando salimos de la sombra de este mar de edificios de cristal cuando llegamos a una de los pulmones de la ciudad, el Parque de la Costanera. Esta especie de marisma, es uno de los centros favoritos para los bonaerenses para hacer ejercicio o simplemente ver el río (mar) de la plata.

Aunque al menos es su zona más al este no es un parque con una extensa vegetación, sí que supone un desahogo para una ciudad tan densa como Buenos Aires. Para gente que vivimos en ciudades sin mar, tener esto es un verdadero lujo.

El parque es bastante grande y nos llevará un par de horas mínimo en atravesaron pie, lo ideal es hacerlo en bici o corriendo ya que andando se hace un poco pesado, y más si vamos con prisa para intentar ver más cosas en la ciudad.

Vistas desde el parque de la Costanera

Vistas desde el parque de la Costanera

RÍO DE LA PLATA

Pero todo este paseo repetitivo por algunos de sus senderos, se olvida al ver el espectacular Río de la Plata que se convertida en el mar atlético pocos kilómetros después. De hecho es complicado ver la otra orilla ya que en este punto el Río Uruguay se hace interminable.

No siendo las aguas más transparentes del mundo, ni la costa más limpia y natural, esta zona de la ciudad hace a uno querer estar unos minutos simplemente dejándose llevar por la belleza horizonte, lo dice alguien que vive a más de 400 kilómetros del mar..

Río de la Plata

Río o mar de la Plata

 

BARRIO DE RETIRO

Para un madrileño como el que escribe, es al menos curioso, que uno de los barrios más conocidos y céntricos de Buenos Aires sea Retiro, como el de mi ciudad.

Salvado esta primera curiosidad, el barrio de retiro es uno de los más céntricos y vibrantes de la ciudad. Llamado Retiro por la estación de tren con ese nombre, en esta zona se mezclan turistas, y bonaerenses que llegan y se van, además de ser una de las zonas residenciales mejor comunicadas de la ciudad.

PLAZA DE SAN MARTÍN

Una de sus plazas más conocidas es la de San Martín, Un bonito parque lleno de árboles centenarios llamados ombú. Árbol de color casi negro y raíces terrestres que más bien parecen salidos de la tierra media. También hay  palmeras y ficus pero no son tan espectaculares.

Para el viajero será imposible pasear sin hacerles una foto, al menos a nosotros nos encantan.

Árbol de la Plaza de San Martín

Árbol de la Plaza de San Martín

TORRE MONUMENTAL

Pero dejando el mundo natural, este parque del barrio de Retiro esta vigilado por la Torre Monumental, antiguamente llamada Torre de los Ingleses, ya que fue construida por residentes británicos para conmemorar el centenario de la Revolución de Mayo.

De estilo palladiano según la tendencia reinante a fines del siglo XVI en Gran Bretaña, se halla emplazada sobre una plataforma con cuatro puertas de acceso. La inauguración se realizó el 24 de mayo de 1916.

 

Torre Monumental de Retiro

Torre Monumental de Retiro

 

ESTACIÓN DE RETIRO

Y uno de los centros de transportes más importantes de la ciudad es la estación de trenes y autobuses de Retiro y que es el centro neurálgico de la ciudad.

Sin mucha importancia arquitectónica, pero de gran importancia en la comunicación, sirve de base y enlace a miles de personas cada día. De aquí además salen trenes a muchas de las ciudades más importantes de la zona norte de Argentina, ya que sí es cierto que debida a la extensión de este país la opción más común para comunicar  norte y sur es el avión.

Sin embargo para cualquier viajero siempre es divertido curiosear para adentrarse el el Buenos Aires menos turístico y más del día a día.

Estación de Retiro

Estación de Retiro

BARIO DE CONGRESO

Y yendo en dirección norte llegamos al Congreso. Este barrio es uno de los más residenciales y a veces el turista lo pasa por alto. No es que tenga nada en especial a parte del edifico del congreso, pero en sus alineadas calles es posible intuir como vive realmente un bonaerense.

La plaza del Congreso, merece una visita sobre todo en primavera cuando están los árboles en flor. Por lo demás es un edificio político más que turístico, pero es en el fondo uno de los edificios más importantes para la nación argentina.

Plaza del Congreso de Buenos Aires

Plaza del Congreso de Buenos Aires

BARRIO DE PALERMO

Y aún más al norte llegamos a Palermo, barrio menos turístico que a veces queda apartado d ellas rutas rápidas de Buenos Aires pero que a nosotros nos encantó.

En este barrio se puede vivir el ambiente diurno y nocturno de la ciudad, con uno de los mercados dominicales más famosos y modernos, el ubicado en al Plaza Serrano y que bien merece una visita.

Este mercado al aire libre es marco de artesanía, regalos abalorios, ideales para nuestros regalos de vuelta, además se respira un ambiente menos turístico y más local, cosa que siempre nos encanta.

JARDÍN BOTÁNICO CARLOS THAYS

Otra cosa que nos encanta es siempre recorrer los parques botánicos de la las ciudades que visitamos, y el de Buenos Aires del barrio de Palermo no podía ser una excepción.

Ideal para pasear en una mañana soleada y para reponer fuerzas en alguno de sus bancos, este parque alberga especies características de todo el país, en concreto una de las más famosas y que representa 100% de la esencia argentina, la Yerba Mate.

Todo el viajero en Argentina se encontrará más tarde o más temprano con esta planta, e incluso si tiene suerte será invitado a tomarla por un argentino, cosa que significará que está dejando de ser turista para convertirse en viajero y por tanto en un poco argentino.

Jardín Botánico de Buenos Aires

Jardín Botánico de Buenos Aires

ZOOLÓGICO DE BUENOS AIRES

Y contiguo al parque botánico, tenemos el zoológico urbano. Indicado para viajeros con niños no es un parque imprescindible para un viajero excepto porque puede hacer las delicias de los más pequeños.

Destacan la colección de aves, y su zona ajardinada, pero ya decimos que en los alrededores hay mejores parques para descansar unos minutos antes de seguir recorriendo la ciudad.

Zoológico de Buenos Aires

Zoológico de Buenos Aires

BARRIO DE LA RECOLETA

Y hablando de descansar, llegamos a uno de los barrios más tranquilos de la ciudad y donde todo bonaerense le gustaría para su descanso eterno, el barrio de la Recoleta. Llamado así por su famoso cementerio, es sin duda uno de los barrios más inconfundibles de la ciudad.

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR

Lo primero que el viajero se encontrará al llegar es la Iglesia de Nuestra señora de Pilar. Esta iglesia que en realidad en una Basílica y data de 1732. Su construcción se debe al mecenas aragonés Juan de Narbona, y desde el siglo XIX es una de las parroquias de la ciudad de Buenos Aires y el segundo templo más antiguo de la ciudad.

Consta de una sola nave con un crucero muy desarrollado cubierto por bóveda vaída. Las capillas laterales son poco profundas. El presbiterio es rectangular. Contiene un coro alto a los pies. Destaca el retablo del altar mayor, de arte barroco, con la imagen titular en el centro y a sus costados dos santos franciscanos.

 

Iglesia de Nuestra Señora del Pilar

Iglesia de Nuestra Señora del Pilar

CEMENTERIO DE LA RECOLETA

Pero sin duda, es su cementerio lo que resulta de impredecible visita, y eso que no somos de los que nos encanta ver cementerios. La importancia viajera de este lugar no es otra que la de que es en la recoleta donde están enterradas la mayor parte de las personalidades argentinas.

Por eso al igual que contamos en nuestra Guía de París con el Pere- Llachaise, si ya hemos visto todos los demás monumentos de la ciudad y tenemos ganas de ver más cosas, no está de más una visita a este cementerio.

 

 

Cementerio de La Recoleta

Cementerio de La Recoleta

MAUSOLEO DE EVITA

Y es que es aquí donde descansan los restos del mito argentino por excelencia Eva Perón. Lo que supuso esta mujer para Argentina es imposible de explicar en esta guía, pero roza lo místico. La reina del pueblo fue capaz de devolver la esperanza y la fuerza a una nación hundida por la tiranía, y por ello su recuerdo aún vive en el espíritu de millones de argentinos.

Para encontrar su mausoleo, lo mejor que podemos hacer (a parte de mirar el mapa de la entrada del cementerio), es seguir a los grupos de guías que van en procesión a está lápida.

Veremos como la gente mira este sepulcro con ojos de respeto y devoción para venerar la tumba de una mujer que rescató y lideró a todo un país y autora de la maltrecha por repetida frase mítica “no llores por mí Argentina”.

Tumba de Evita Perón

Tumba de Evita Perón

BUENOS AIRES SE VE BIEN

Estábamos enamorados de buenos Aires antes de llegar. Espejo de miles de canciones e historias, estaba más presente en nosotros de lo que pensábamos. Esto es algo que ya condicionó nuestro viaje. Eso tiene un lado malo que a veces las expectativas no se cumplen ya que el viajero tiene una imagen de una ciudad en su cabeza que aveces no se corresponde con la realidad.

Sin embargo en nuestro caso Buenos Aires cumplió las expectativas, no solo las cumplió sino que las sobre pasó. Conocimos una ciudad histórica llena de color y que cambia radicalmente según cada barrio.

Recorrer el color vivo del barrio de La Boca es una experiencia que ningún viajero debería perderse. Un barrio que al igual que Maradona traspasa los límites de lo humano y lo divino y es capaz aún con sus sombras oscuras de elevarse a un estatus divino casi sobrenatural.

Y además Boca tiene ese calor social de la gente que lucha por su comunidad, algo que por desgracia se está perdiendo sobre todo en las grandes ciudades, por eso Boca te enamora.

Pero no es solo Boca, es San Telmo, barrio que suena a música, pero no solo a tango, sino que suena a rock, a jazz a vida. En su Plaza Dorrego se entremezclan como en una canción de Babasónicos y Morelo, ritmos de raíz y modernos, como en una sinfonía perfecta en la que hay hueco para casi todo, al igual que en su mercado.

 

Fachada de La Boca

Fachada de La Boca

Ese mercado trasnochado pero vigente, que lucha con el imposible de no perder su entidad en pos de un siglo XXI que no espera a nadie.

Y subiendo al norte la Plaza de Mayo, corazón vivo de la ciudad y donde vivimos una de nuestras experiencias viajera más intensas que pudo con nosotros, el paseo con las madres de mayo. Algo que trascendió el mismo viaje y que se nos clavó en nuestro alma.

Al igual que se clavó el afilado filo delo obelisco de noche, con una luz que parecía iluminar toda la ciudad, un símbolo de Argentina y del mundo que ninguna viajero deberá perderse.

Donde sí el viajero deberá perderse será en barrios como Recoleta, Retiro, Palermo, o Puerto Madero, trozos de un puzzle complejo y diferente llamado Buenos Aires.

Una ciudad única en la que uno se ve viviendo, algo que solo pasa con algunas ciudades en el mundo. Buenos Aires tiene ese veneno que enamora y que mata y que tan bien cantaba Sabina. Buenos Aires tiene ese rumor, ese latir, que sin desmerecer al resto hace mover todo el país.

Despedimos a Buenos Aires con un hasta luego, no con un adiós, porque sabemos que volveremos al igual que cantó Gardel en su mítico tango. Por eso la despedimos sin tristeza, porque sabemos que pisaremos otra vez sus empedradas calles y volveremos a dejarnos seducir por sus reflejos nocturnos.

Dijimos hasta luego a Buenos Aires, y lo hicimos llenos de fotos mentales de una ciudad que está en constante evolución, una ciudad que es capaz de atraparte hasta dejarte sin respiración.  

Buenos Aires ya es parte de nosotros, porque allí dejamos un trozo de nuestro corazón. Ese mismo que grita: ¡Buenos Aires se ve bien! 

Obelisco de Buenos Aires de noche

Obelisco de Buenos Aires de noche

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

9 Responses to Guía de BUENOS AIRES (en 3 o 4 días)

  1. Pingback: Guía de PENÍNSULA VALDÉS - www.elmundosevebien.com

  2. Pingback: EL CHALTÉN - www.elmundosevebien.com

  3. Pingback: NAVEGANDO ENTRE GLACIARES - www.elmundosevebien.com

  4. Pingback: PARQUE NACIONAL LOS GLACIARES - www.elmundosevebien.com

  5. Pingback: Guía de EL CALAFATE - www.elmundosevebien.com

  6. Pingback: COMER EN ARGENTINA - www.elmundosevebien.com

  7. Pingback: Guía de ARGENTINA (en 2 semanas) - www.elmundosevebien.com

  8. Leandro says:

    Hola. me gustó mucho el blog y posee información importante y útil. Un sencillo comentario: En la catedral metropolitana lo que se menciona como un monumento a la patria es en realidad la tumba donde descansan los restos de José de San Martín, considerado el libertador de américa del sur junto con Simón Bolivar. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *