Guía de CANTABRIA (interior)

En esta guía de Cantabria (por el interior), hablaremos de nuestras experiencias en un viaje de 4 días por esa maravillosa zona. ¡Cantabria se ve bien!

Buscando como siempre, un lugar en los que el turismo no se considere luchar por 1 metro cuadrado donde colocar tu sombrilla y vegetar en una vida aburridamente contemplativa, decidimos pasar unos días en Cantabria, comunidad que ya conocíamos de un anterior viaje y nos dejó muy tocados. Sin embargo está vez decidimos centrarnos en la zona interior y recorrer el gran tesoro de fauna y flora de esta maravillosa comunidad autónoma.

Como siempre decir que los Posts de viajes de este blog, no son más que una experiencia personal, sin ningún rigor periodístico ni cultural, sólo tratan de servir de apoyo para futuros viajes y conservar los recuerdos del mismo. Esta vez organizaremos el Post según el recorrido que trazamos, destacando lo que más nos llamó la atención que fue mucho.

Mapa simplificado de Cantabria

Mapa simplificado de Cantabria

Cantabria se constituyó como Comunidad Autónoma española en 1981, tras la aprobación de su Estatuto de Autonomía; y un año más tarde tomaba el nombre de Cantabria en sustitución al de la provincia de Santander [wikipedia].

Cantabria, situada al norte de España, ocupa una extension de 5.289 km cuadrados, que van desde las montañas de la Cordillera Cantabrica, hasta las aguas del mar Cantabrico [wikipedia].

El viaje programado fue de 4 días , sabíamos que nos dejaríamos cosas en el tintero, y omitimos lugares tan emblemáticos como San Vicente de la Barquera, Suances, Somo o Santander, simplemente porque ya estuvimos el año pasado, pero sin duda si no los conocéis también son de obligada visita.

Nuestra base de operaciones la establecimos en Las Rozas de Valdearroyo, un pequeño pueblo ubicado al sur del embalse del Ebro, muy cerca de Reinosa. Concretamente estuvimos en la casa Rural La Lobera, una casa muy bien llevada que encontramos en Top Rural y que permite moverse por la zona a la perfección. Este Hotel rural ha sido reformado últimamente y cumple con lo que pedimos para este tipo de viajes, buena situación, buenos desayunos y mejor hospitalidad. Volveríamos sin duda.

Como apuntes generales, las carreteras son en general muy buenas, y recorrerlas es una buena parte del disfrute del viaje. La comida merecería un post aparte, la gente de allí también. Pero vayamos al grano.

DÍA 1.- REINOSA Y HDAD CAMPOO DE SUSO

Como llegamos al hotel casi después de comer y aprovechando que por esas fechas anochecía tarde, teníamos toda la tarde para hacer una pequeña expedición por la zona. Así que cogimos el coche y decidimos visitar la Zona  de Campoo de Suso.

Nacimiento del Río Ebro: Es un lugar de visita obligada de la zona, no es que sea un paraje espectacular, pero es un parque de muy grato paseo y donde se puede ver como emanan a la superficie las primeras aguas subterráneas de lo que luego será el gran Río Ebro.

Castillo de Argüeso: Es una castillo que está muy bien conservado, nosotros no pudimos verlo por dentro pero la verdad es que desde fuera es simplemente impresionante.

Abiada: Por recomentación de la dueña del Hotel Rural nos recomendó la visita a este pueblecito. Es un pueblo que aunque pequeño parecía tener mucho ambiente, y por supuesto el etorno merecía la pena. Aquí fue donde cometimos el primer error del viaje, deberíamos haber cenado allí.

Reinosa: La verdad es que la ciudad es muy agradable, sinceramente me habían hablado mal de ella, pero a nosotros nos gustó, es de esas ciudades acogedoras y que aunque no son muy grandes tienen de todo.

Centro Comercial Abierto

Centro Comercial Abierto

Allí se expresó por primera vez en el viaje en “gen la cagué” cuando al ver estos carteles por la ciudad y como quería comprarme algo de abrigo, le preguntamos a varias personas dónde estaba el Centro Comercial “Abierto”, las miradas que nos echaban al preguntar eso nos hicieron sospechar a la cuarta vez que lo preguntamos nos dimos cuenta que lo de “centro Comercial Abierto” no era más que un eslogan para promocionar las tiendas del pueblo. Todavía se podrán oir las risas que se echarían a nuestra costa.

Cenamos allí, y dudamos entre un restaurante llamado Montañes, más de parroquianos y otro de aspecto más snob llamado “El Molino”. Elegimos el primero, la cena no estuvo mal, pero nos arrepentimos de tres cosas, que pongo para recordarlas en los próximos viajes:

– Si puedes elegir entre comer en un pueblo pequeño o en una ciudad, elige siempre el pueblo, podrás comer mejor o peor, pero tiene más encanto comer rodeado de montañas que de semáforos.

– Si puedes elige cosas típicas, para comer ciertas cosas ya tendrás el resto del año. Elige lo que no sepas que es en el menú.

– Si ves un restaurante lleno y otro vacío, elige seimpre el lleno, aunque sea el caro, por algo será.

DÍA 2.- PARQUE NATURAL DE CABÁRCENO  Y VALLE DEL PAS

El Parque Natural de Cabárceno está concebido con fines educativos, culturales, científicos y recreativos, habiéndose convertido en uno de los mayores atractivos turísticos del norte de España.

Los más de 20 Km. de carreteras que surcan el parque nos conducirán a los diferentes recintos a través de maravillosos desfiladeros, apacibles lagos y sugerentes figuras rocosas. Además por todo el parque existen numerosas zonas de aparcamiento y sendas que nos permiten descubrir rincones de gran belleza.

Esto queridos amigos es un oso, parecido al que me atacó en Yosemite.

Esto queridos amigos es un oso, parecido al que me atacó en Yosemite.

Es un espacio naturalizado por la mano del hombre, a partir de la belleza primitiva de su paisaje kárstico, sobre las 750 Has. de una antigua explotación minera a cielo abierto y acoge a un centenar de especies animales de los cinco continentes en régimen de semilibertad, que se distribuyen en recintos de grandes superficies donde coexisten una o varias especies.

Lo mejor del parque es eso mismo, que aunque en realidad sea un Zoo, los animales tienen mucho espacio y es cierto que algunos animales están al alcance de la mano. Aparentemente están muy bien cuidados y tienen mucha superficie para pastar y correr.

Por ponerle un pero a este sitio, en mi opinión se abusa demasiado del coche para visitra todo el recinto. El entorno es simplemente espectacular pero ver tanto coche al menos para mí le hace perder el encanto. Quitar caminos para coches y poner más rutas a pie haría incrementar ese espírito natural y protector del entorno el que hace gala el parque. A veces los humanos por definición somos el ser más depredador de todos, y si vamos en coche más.

Esto es una cebra, el animal favorito de Pocholo

Esto es una cebra, el animal favorito de Pocholo

Otro punto negativo es que por razones naturales los animales durante el día y más en el veranos buscan la sombra y el descanso, por lo que puede llegar a ser casi imposible ver a los animales durante un cálido día de verano. Este último punto es de difícil solución, es más informativo que otra cosa.

La visita la recomendaría especialmente para niños, viajar con niños no es una utopía y Cabarceno es un ejemplo. Los niños se lo pasan en grande y la visita no se hace nada pesada. Hay bastante información orientada a ellos, asi que no lo dudéis será un día en el que disfrutarán a lo grande.

Esta el la única foto decente de 250 intentos

Esta el la única foto decente de 250 intentos

Especialmente recomendable y sin duda lo mejor de este parque son las dos exhibiciones, la de aves rapaces y la de los leones marinos. En ellas los animadores son realmente buenos (sobre todo la segunda) y en ellas sí que se transmite el especial interés educativo y concienciandor de este Parque, los niños y los mayores salimos muy convencidos de nuestra obligación para respetar nuestro entorno y cuidarlo lo mejor posible aunque sea con gestos tan pequeños como el reciclaje y el ahorro energético. Un 10 en este sentido para el parque.

Todo tipo de información (entradas, horarios, etc.) la tenéis aquí:

http://www.parquedecabarceno.com/

Puente Viesgo: De vuelta a casa del Parque (la visita nos ocupó pacticamente todo el día), pasamos por este precioso pueblo, que fue pueblo Cántabro de hace un par de años y que es famoso por tener uno  de los balnearios más lujosos y elitistas de España. La Selección española suele visitarlo con frecuencia.

Un Puente de Puente Viesgo

Un Puente de Puente Viesgo

En este territorio, la presencia humana data desde hace más de 150.000 años, como acreditan las distintas cuevas que hay en el Monte Castillo, en las que hay muestras que van desde el paleolítico hasta la Edad del Bronce.

En época de los romanos también estuvieron habitados estos montes, como prueba el yacimiento arqueológico del Campo Las Cercas (Hijas), donde se asentó un campamento romano con capacidad de hasta dos legiones que participaron en las Guerras Cántabras.

La carretera hasta Arroyo pasa por Santiurde, Alceda y Luena, pasando por el Puerto del Escudo, un increíble puerto de montaña, por la que la Vuelta ciclista ha pasado muchas veces. Cuesta hasta subirlo en coche con lo que te das cuenta la crudeza de la subida aunque las vistas merecen la pena.

En el paso por estos pueblos es el mejor momento para comprar quesadas y sobaos, cualquier panadería es buena.

DÍA 3.- EL VALLE DE LIÉBANA Y CUEVAS DEL SOPLAO

Para este día decidimos hacer una ruta en coche por el parque natural de Saja- Besaya. Las carreteras en esta zona aunque con muchos desniveles, están muy cuidadas y conducir por ellas puedes resultar toda una experiencia. Eso sí lo mismo se te cruzan por delante un rebaño de vacas que te encuentras con miradores espectaculares.

Ubicado en la zona centro – occidental de Cantabria, toma su nombre de las cuencas hidrográficas de los ríos Saja y Be- saya que confieren a este Parque Natural sus peculiares ca- racterísticas y singularidades. Desde el monte del Río de los Vados, próximo a Ucieda, hasta los montes de Saja y Palom- bera en el límite sur, el Parque Natural Saja – Besaya com- prende una amplia superficie forestal de elevado valor ecológico y paisajístico, verdadero paraíso para senderistas. [www.cantabriajoven.com]

En primer pueblo en el que paramos fue Bárcena Mayor.

Vista molona del mirador del parque nacional Saja-Besaya

Vista molona del mirador del parque nacional Saja-Besaya

Bárcena Mayor: Era nuestra primera parada obligada. Mucha gente nos había hablado de este pueblo que sin duda es uno de los más especiales de la zona. Darse un paseo reconforta el alma del viajero. Allí encontraréis una oficina de turismo, con un chico muy majo que nos recomendó el itinerario de nuestra ruta. También nos aconsejó ir al río que está a500m del pueblo.

Siguendo la carretera al Oeste, pasamos por varios pueblos, Correpoco, Cabuérniga y Carmona.

Paramos en Carmona a comer en un restaurante que cumplía (ahora sí los requisitos del principio del post). La comida fue excelente.

El corzo, o Bambi para los amigos

El corzo, o Bambi para los amigos

Después de comer nos dirigimos haci el desfiladero de La Hermida, pero antes intentamos visitar unas cuevas (Las del Chufín). en este punto hay que decir que pagamos la novatada. Si pensáir visitar alguna cueva (incluyendo la del Soplao) es fundamental que reservéis la visita con varios días (incluso meses) de antelación. Nosotros nos quedamos con ganas de verlas, que no os pase lo mismo.

De camino al desfiladero, la carretera encierra toda una sorpresa. La vista del acantilado desde arriba es simplement impresionante.

Pechón: Después de atravesar el desfiladero decidimos ya que estábamos y como teníamos tiempo antes de llegar alas Cuevas del Soplao, ver el mar. El lugar más cercano era Pechón cerca de Unquera. Sólo fueron unos minutos pero ver el paisaje de acantilados mereció la pena.

Cuevas del Soplao: Sin duda el el primer destino turístico de Cantabria. Y cunado lo visitas te das cuenta de porque es así.

Cueva del soplao

Cueva del soplao

El soplao impresiona, primero por su amplitud, segundo por la organización y tercero por la riqueza geológica.

Poco se puede decir, es mejor verlo en directo e imaginar el tiempo que ha sido necesario para su formación. Todo un lujo para la vista.

También conviene llamar antes para reservar las entradas. Organizan vistas de aventura donde te enseñan zonas de las cuevas menos accesibles y seguro que más impresionantes.

Nosotros pagamos la misma novatada que la de Chufín, ya no había entradas. Pero no pasa nada así ya tenemos que volver.

Resumiendo fue una escapada que nos dejó muy buen sabor de boca y de ojos. Cantabria esconde paisajes realmente impresionantes tanto sobre tierra como bajo tierra, además por suerte guarda el encanto de una Comunidad Autónima con una identidad propia, llena de rincones maravillosos que hace honor  a su esloga: “Cantabria Infinita”.

 

Sobrevolando Cantabria

Sobrevolando Cantabria

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta

Una Respuesta a Guía de CANTABRIA (interior)

  1. Pingback: Guía de: NEPAL | EL MUNDO SE VE BIEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.