Guía de CHARTRES

En esta guía de Chartres vamos a recorrer esta preciosa ciudad que pertenece a la región del centro. Un lugar ideal para conocerlo paseando, al cual que sus grandes monumentos. ¡Chartres se ve bien!

En nuestro viaje por el Loira para ver sus famosos Castillos, decidimos parar en la bella ciudad de Chartres. Nos pillaba además a medio camino entre la parte de Normandía. Y la verdad es que la ciudad nos gustó bastante.

Es cierto que la Catedral es su edificio más importante y de forma merecida, pero es que además las limpias y retorcidas calles de su centro histórico, llenas de comercios hacen de Chartres una ciudad muy atractiva para el viajero. ¡Comencemos el viaje!

Chartres

Guía de Chartres

GUÍA DE CHARTRES

En esta guía de Chartres vamos a empezar conociendo un poco la historia de esta ciudad que es una ciudad del distrito de Loir y Cher, y situada en el centro de Francia.

Chartres es muy conocida por su famosa catedral que es de visita obligada para el viajero, ya que es una de las más impresionantes de la zona.

HISTORIA DE CHARTRES

Chartres comenzó siendo una pequeña colonia que fue incendiada por los normandos en el año 858 d. C. De ahí pasó a pertenecer a la Corona francesa en 1286. A lo largo de los años y por su proximidad con París y Versalles Chartres se convirtió en un lugar muy visitado por la realeza.

De hecho en 1594, el Rey Enrique IV fue coronado rey de Francia en Chartres. Aunque fue con la construcción de la Catedral cuando la ciudad empezó a crecer y a tener importancia en la corona Francesa.

Actualmente Chartres es una ciudad eminentemente agrícola e industrial en donde se produce principalmente maquinaria, material electrónico, fertilizantes y artículos de cuero.

Pero desde el siglo XIX Chartres empezó a ser conocida por sus perfumes. De hecho desde el año 1976 la compañía de moda y perfumes Puig tiene un centro de producción en la localidad.

DATOS PRÁCTICOS DE INTERÉS

Pero vayamos a una serie de consejos práctico que deben tener en cuenta los viajeros que quieran llegar a Chartres. Como siempre decimos estos tips, no son más que es una serie de notas personales que sacamos en conclusión de nuestro viaje por Chartres.

  • Nosotros dormimos en Chartres dos noches. Encontramos una buena oferta en el hotel Ibis Catedral, estuvimos muy a gusto y por eso lo recomendamos. Salió a unos 50€ la noche.
  • Aparcar como suele ser normal en cualquier ciudad grande de Francia es uno de los principales de la ciudad. No hay muchos Parkings públicos y en las plazas donde se puede aparcar suele haber un límite máximo. Al final a no ser que uno quiera pagar por el parking del hotel (casi al mismo precio por persona que la habitación) hay que buscarse la vida.
  • Merece mucho la pena recorrer Chartres andando, La parte alta de la ciudad es algo empinada pero todo lo que se sube se baja.
  • En la parte alta está la Catedral que es sin duda el principal atractivo viajero de la ciudad. No dejéis de visitarla.
  • En la parte baja pasa el río Eure y se tienen unas vistas muy chulas de la Catedral y la parte alta de la ciudad.
  • Como es una ciudad grande hay muchas alternativas para comer y cenar, adecuadas para todos los bolsillos.
  • Desde aquí nosotros fuimos a Versalles, son menos un par de horas pero se llega bien en coche ya que no hay que meterse en París.
Esculturas de Chartres

Esculturas de Chartres

QUÉ VER EN CHARTRES

Pero vayamos a lo que realmente importa al viajero, qué ver en Chartres. Es cierto que principalmente está la Catedral pero Chartres no es solo eso, tiene algunos edificios y monumentos muy interesantes. Vayamos a conocerlos.

CATEDRAL DE NOTRE DAME 

Sin duda es el gran atractivo viajero de la ciudad. La Catedral de la Asunción es una iglesia catedralicia de culto católico bajo la advocación de Nuestra Señora en la ciudad de Chartres, a unos 80 km al suroeste de la capital, París. Asimismo es la sede de la Diócesis de Chartres, en la Archidiócesis de Tours.

La historia de esta Catedral es larga. Existen indicios de que en el lugar que hoy ocupa la catedral existía desde tiempos anteriores a la era cristiana un altar (o una gruta) dedicado a la Diosa Madre de la mitología druídica, siendo esta localidad un importante centro religioso para la tribu celta de los carnutes, pueblo del que deriva el nombre de la ciudad.

La primera iglesia de que se tiene constancia se construyó alrededor del año 360. Esta desapareció en un incendio hacia 740 o 750 durante el saqueo de los visigodos de Hunaldo, duque de Aquitania.

En 1194 un gran incendio devastó gran parte de la ciudad de Chartres, incluida casi la totalidad de la antigua catedral románica. Posteriormente comenzaron las labores de reconstrucción en 1220 y utilizando piedras de una cantera próxima.

En la edad media la catedral de Chartres funcionó como escuela, ya que Carlomagno ordenó en el siglo IX que las catedrales y monasterios se mantuvieran comoescuelas. Chartres tuvo mucha fama en el estudio de la lógica.

En 1836 un incendio destruyó el tejado de castaño danés. El arquitecto Edouard Baron la sustituyó por una estructura de hierro fundido cubierta por láminas de cobre, imitando la técnica usada en la catedral de Maguncia.

Durante la II Guerra Mundial los vitrales fueron desmontados y ocultados para evitar daños por parte de los bombardeos alemanes. Tras la ocupación los alemanes se usó la catedral como club social.

 

 

Catedral de Chartres

Catedral de Chartres

La importancia arquitectónica de esta catedral, fue que marcó un hito en el desarrollo del estilo gótico y románico. De hecho una aguja es gótica y la otra románica. Las catedrales de Reims y Amiens las sirvió de modelo directo, y en muchas construcciones posteriores que se basaron en el estilo y las numerosas innovaciones de la Catedral de Chartres.

El edificio de la Catedral es cruciforme con el cuerpo principal de 28 metros, organizado en tres naves. La nave cabecera, situada al este tiene un deambulatorio radial con cinco capillas semicirculares. La bóveda central tiene 36 m de altura, la más alta hasta la fecha cuando fue construida. Esta es cuatripartita y está soportada por arbotantes en el exterior.

Uno de los elementos más famosos de la catedral es el laberinto trazado sobre el pavimento que data de 1205. Es un alicatado circular de 13 metros de diámetro situado en el eje de la nave central en el que baldosas blancas y negras forman un estrecho sendero con múltiples circunvoluciones que conducen al centro.

La cripta de Chartres es la más grande de Francia y una de las mayores de la cristiandad tras San Pedro de Roma y la Catedral de Canterbury.  Se pueden apreciar los restos de construcciones anteriores sobre los que se asienta la actual catedral que conforman dos criptas concéntricas.

Destacan también las vidrieras (172 vitrales) la mayor parte originales del siglo XIII.

La figura histórica más importante de esta diócesis fue el obispo Fulberto de Chartres, teólogo escolástico reconocido en toda Europa. En 1979 fue declarada Patrimonio cultural de la Humanidad por la Unesco.

Vidrieras de Chartres

Vidrieras de Chartres

PATRIMONIO DE CHARTRES

Entre los patrimonios cultural de Chartres destaca la casa Picassiette. Algo alejada del centro es una casa compuesta de mosaico y por faience. La casa Picassiette es un ejemplo notable de Arte Bruto. Entre decorador y arquitecto, Raymond Isidore, artista autodidacta y apodado de manera irrisoria Picassiette, transformó cada espacio de su vivienda en un soporte artístico: paredes, techos, cursos, jardines, etc. Actualmente puede ser visitada.

También entre los edificios religiosos destacan la Iglesia de St Pierre que formó parte e un convento benedictino fundado en el siglo VII. Las bellas vidrieras y el ábside datan de principios del siglo XIV.

También está la iglesia de St Aignan de principios del siglo XVI que posee un interesante techo con bóvedas de madera del años 1625 y una nave con arcos y pinturas del año 1870. Las vidrieras renacentista dato del siglo XVI.

Hay también un monumento en homenaje a Jean Moulin que representa un puño crispado sobre una espada quebrantada.

También destacamos alguna casa típica normanda con la vigas entramadas vistas que nos encontraremos su paseamos por el centro de Chartres. Pero para conocer más sobre estas casa recomendamos nuestra guía de Normandía.

http://www.elmundosevebien.com/guia-de-normandia/

Casas de Chartres

Casas de Chartres

CASCO ANTIGUO DE CHARTRES

El casco antiguo de Chartres está muy bien conservado y se ubica al noreste y a este de la Catedral a orillas del canal del rio Eure  y cruzado por diversos puentes peatonales.

Conocida como la ciudad de la luz y del perfume, Chartres tiene bellísimos rincones con casas de diferentes épocas desde renacentistas, como la Maison du Saumon hasta las más conocidas de principios de siglo. Muy cercana a París y a la ruta de los castillos del Loira.

Pero las mejores vistas de la ciudad se tiene desde la parte baja de la ciudad, donde se ve la catedral, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco y las casas del centro. Recomendamos a todos los viajeros que caminen por sus calles humildes y elegantes.

Casco antiguo de Chartres

Casco antiguo de Chartres

CHARTRES SE VE BIEN

A veces en las rutas viajeras, uno elige un destino simplemente por el hecho de la localización pero no es consciente de lo que le puede mostrar ese destino.

Nosotros elegimos Chartres para nuestra ruta de tránsito entre el Valle del Loira y Normandía. De hecho estuvimos dos noches porque encontramos una buena oferta en un hotel. Cuando llegamos vimos que en realidad la ciudad de Chartres se ve en un par de horas pero los alrededores son muy integrantes.

Aparte de los Castillos del Loira. Chartres está relativamente cerca de Versalles con lo que nos atrevimos a visitar Versalles desde aquí, cosa que nos hizo evitar entrar en París, ciudad que por otra parte conocemos muy bien.

Por eso lo que al principio parecía un gasto de días necesarios en nuestra ruta al final casi se quedó corto y disfrutamos mucho de la etapa de Chartres.

Por supuesto es fundamental conocer la Catedral, una de las mas importantes de la zona y llena de tesoros arquitectónicos que merecen ser conocidos.

Y también nos gustó bastante caminar por las calles del centro histórico, llenas de calles empedradas bastante bien conservadas. Destacamos especialmente el camino por el canal del río Eure desde donde se tienen las mejores vistas de la Catedral y de la parte alta de la ciudad.

Además desde la antigüedad, Chartres es una ciudad ideal para el estudio desde los tiempos de Carlomagno cuando la ciudad se convirtió en un centro de estudios que competía directamente con Francia. Este clima de estudio aún está presente en las escuelas y universidades de la ciudad de gran fama.

Por todo esto guardamos en nuestra mochila un recuerdo muy bonito de Chartres, una ciudad a medio camino entre su pasado y su futuro y llena de una patrimonio que la hace única. Por todo ello podemos decir que ¡Chartres se ve bien!

Chartres se ve bien

Chartres se ve bien

About Marcos

Musico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *