Guía de DURBURY

En esta rápida Guía de Durbury de www.elmundosevebien.com vamos a hablar de la considerada “ciudad más pequeña del mundo”, dentro d enuestra ruta por las Ardenas Belgas. Durbury se ve bien.

Dentro de cualquier ruta por el interior de Bélgica, nos encontraremos cuentos que más bien parecen salidos de un cuento de hadas.

El turismo típico de Bélgica se conoce más popularmente por la visita a Bruselas principalmente, pero luego también por las grandes ciudades como Brujas, Gante y Amberes. También por supuesto está la costa, pero eso se reserva más para el turismo local.

Sin embargo, en el interior de Bélgica hay pueblos muy bonitos y realmente turísticos, que han encontardo su potencial tanto en el turismo centra como en el de próximidad (Alemania, francia, Holanda) y que actualmente son verdaderas potencias turísticas.

El principal y primario encanto son los emplazamientos natulares, luego están los edificios arquitectónicos y luego la oferta tanto hotelera como de restauración.

Pues bien, Durbury es un claro ejemplo de este tipo de turismo. Durbury se trata de una pequeña joya de las Ardenas que multiplica su población en fines de semana y verano y que vive por y para el turismo.

En esta entrada vamos a hablar un poco d elo que fue nuestra visita por Durbury y que nos llevamos en nuestra mochila.

Eso sí, antes de empezar con esta entrada, nos gustaría citar estas guías complementarias de Bélgica, que os ayudarán de decidir las posibles alternativas de viaje. ¡Bélgica se ve bien!

Durbury

Durbury

QUÉ VER EN DURBURY

A diferencia de otras guías, Durbury no es una ciudad llena de monumentos, ni catedrales imrpesionantes. Quizás el único elemento es el Castillo, pero actualmente está cerrado al público.

Tampoco tiene catedrales, ni grandes cascadas, quizás el lugar más característico de la zona son las cuevas de las mil y una noches, de las que hablamos en la Guía de Hotton.

El encanto real de Durbury es eso precisamente que no hay ningún encanto en concreto, y por eso lo mejor es pasear por sus pequeñas calles y darse cuenta que con cada paso es como si viajáramos atrás en el tiempo.

Sin embargo vamos a hacer una especie de listado para que el vaijero sepa que opciones tiene si decide visitar este tranquilo pueblos de las Ardenas.

Por supuesto y aunque está cerrado al público está el Castillo de Durbury. Fue construido en 1756. Fue edificado sobre las ruinas de uno medieval en tiempos de Luis XIV.

Como hemos dicho antes, está cerrado al público, pero por contra, la imagen del castillo desde el río nos da una estampa impresionante. No es un gran castillo, pero aparentemente está bastante bien conservado.

Es recomendable que visitemos la oficina de turismo que está en la Plaza aux Foires ya que nos pueden orientar de lo que ver en Dunbury, ya que hay mucha oferta de actividades al aire libre como Kyak, rutas en bicicleta.

El Durbury adventure, es un parque de diversión con zonas de escalada, piscina de boals , idela para los más pequeños.

Por otra parte también queremos destacar la cantidad de restaurantes y hoteles con encanto que hay.

Los hay para todos los presupuestos y lo mejor es pasear mientras buscamos el que más se adapte a nuestro bolsillo.

También merece la pena destacar el parque fluvial que recorre todo el pueblo y el puente de piedra viejo por el que transcurre la carretera que cruza Durbury.

Calles de Durbury

Calles de Durbury

DUNBURY SE VE BIEN

De Durbury nos llevamos en la mochila un paseo encantador por entre las callejuelas empedradas, y la sensación que es un muy buen lugar para hacer noche, e incluso hacer alguna actividad al aire libre como kayak o alguna ruta den bici de montaña.

A veces, por desconocimiento, subestimamos las pequeñas poblaciones en favor de otras con más nombre como Gante, Brujas, Lieja, que evidentemente superan en prestaciones y oferta pero que son tan masivamente visitadas que pueden saturar al turista en unas horas.

Cada uno elige que típo de turismo le apetece. Aunque como diría Walter White, el secretoe stá ne la mezcla y en conseguir ese equilibrio entre aumentar el turismo y conservar el encanto de la ciudad.

Y en este equilibrio está Durbury. considerada la ciudad más pequeña del mundo (nombre desconcertante), esta pequeña población de las Ardenas lucha por seducir al viajero con sus calles empedradas y su castillo (privado).

Volveremos algún día, ya que nos fuimosd e allí imaginando como sería un día de primaver y otoño, cuando pudiéramos gozar solo para nosotros el encanto natural que tiene esta ciudad que como Peter Pan se negó a crecer.

Tal vez por ello y apesar de que pasen los años y los turistas sigan aumnetando, ¡Durbury se ve bien!

Pequeña gruta de Durbury

Pequeña gruta de Durbury

 

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta

4 Respuestas a Guía de DURBURY

  1. Pingback: VISITA AL MUSEO HERGÉ - www.elmundosevebien.com

  2. Pingback: Guía de LIER - www.elmundosevebien.com

  3. Pingback: VISITAR LAS CUEVAS DE HOTTON - www.elmundosevebien.com

  4. Pingback: Guía de OSTENDE - www.elmundosevebien.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.