Guía de EDIMBURGO (en 3 o 4 días)

En esta Guía de Edimburgo queríamos relatar nuestro viaje a la capital de Escocia durante 5 días en Enero de 2009. ¡Edimburgo se ve bien!

Sin duda, Edimburgo es una de las  ciudades con más encanto de Europa. Es un destino no muy caro y que está conectado por avión con casi todas las capitales europeas. Es un lugar idóneo para pasar un fin de semana largo o unas vacaciones de Semana Santa.

Ya me lo habían avisado muchos amigos antes, la ciudad de Edimburgo es una de las más seductoras de Europa, te atrapa, te seduce y es casi imposible resistirte. Puede ser por las gentes o por la historia que esconden sus calles, pero sin duda es uno de los destinos más recomendables para un plan de fin de semana largo. ¡Escocia se ve bien!

Al igual que en las demás guías de esta blog, lo vamos a dividir en dos partes. La primera con trucos y consejos para el viaje. La segunda con el diario de ruta, contando lo que hicimos nosotros, para recordarlo y quién sabe si le puede servir a más de un viajero.

Calle de Edimburgo

Calle de Edimburgo

 

CONSEJOS PARA VIAJAR A EDIMBURGO

Edimburgo es una de las ciudades más turísticas de Europa. Está pensada casi más para ser visitada que para vivir en ella. Con ello nos referimos a que no vais a encontrar ningún problema si vais de turistas, todo está pensado para los viajeros.

Lo único es que hay que tomar algunas consideraciones. La primera es que el sistema eléctrico varía un poco, normalmente en los hoteles tienen adaptadores para enchufar los aparatos eléctricos, pero si queréis ir preparados podéis llevaros uno desde España. En cualquier ferretería de aquí o de allí los venden, y es el mismo sistema que en todo Reino Unido, son tres patillas planas, haciendo un triángulo.

La segunda consideración es que conducen por la izquierda. Esto supone un problema para alquilar un coche y para cruzar las aceras. En otros viajes hemos conducido por la izquierda, y todo es cuestión de acostumbrarse. Sin duda en coche es como mejor se recorre el país, sobre tod las Highlands, así que si aceptas el reto, te verás recompensado.

Por lo demás, no tendrás ningún problema en desplazarte sin coche por la ciudad. Desde el aeropuerto hay un autobús que cuesta 5 libras ida y vuelta, y la gente escocesa son increíblemente amables, y a pesar de la orografía de la ciudad (el centro de Edimburgo es una colina) patearse la ciudad es algo obligado. Además las distancias entre las áreas turísticas de la ciudad son cortas.

Actualmente (2016) 1 libra= 1,30 euros.

Hace años, su valor casi era de 1 a 1, pero también ha llegado a estar 1 a 1,5. Para el cambio de moneda muchos bancos y cajas de España, disponen  de billetes en las oficinas. Cambiar allí tampoco es ningún problema, e incluso en tiendas aceptaban euros.

 

Francis Ford Cupula

Francis Ford Cupula

 

QUÉ VER EN EDIMBURGO

DIA 1.- EDIMBURGO

Llegamos en el primer vuelo del día, por lo que durante todo ese día nos dio tiempo a patearnos bien la ciudad. Hay que tener en cuenta que por esas fechas (invierno) las horas de luz son muy escasas y hay que aprovecharlas al máximo.

Aunque la ciudad tiene mucho encanto de noche y aunque sea una ciudad bastante trasnochadora, la temperatura baja mucho con la caída del sol. Por eso es recomendable madrugar y disfrutar de todas las horas de luz. De hecho. Edimburgo casi está a la misma latitud que Moscú o Canadá, eso acorta las horas del día en invierno al mínimo.

Imagen típica de un cementerio de Edimburgo

Imagen típica de un cementerio de Edimburgo

Pero yendo al tema en cuestión, Edimburgo es famosa por ejemplo por sus cementerios. El folclore cuenta miles de historias de fantasmas y espíritus y te das cuenta de la importancia cuando en vez de jardines públicos, tienen cementerios.

Pero lejos de ser tenebrosos, los cementerios de Edimburgo son el lugar ideal para el descanso eterno y temporal. Hay miles de cementerios por toda la ciudad que vale la pena contemplar y disfrutar en vida.

Pero el corazón de la ciudad es sin duda su castillo, situado en una colina que se ve desde casi todos los puntos de la ciudad, muchos lo comparan como un castillo de cuento.

Bordeando al castillo se encuentra la calle más famosa de la ciudad Princess Street, llena de tiendas a un lado y espacios abiertos al otro. Por esa época de navidad, hay muchísimas atracciones que dan un colorido asombroso a la ciudad. Entre estas atracciones y de manera fija hay una noria que aunque choca un poco con el enclave, resulta muy tentadora.

La estructura y distribución de la ciudad es realmente compleja, ya que los edificios se han ido construyendo uno encima de otro a lo largo de los años, dejando calles subterráneas y puentes construidos unos encima de otros. Lo que es más curioso de ver, son edificios pegados entre ellos, haciendo que la ciudad sea bastante complicada de callejear.

Una de las cosas más tristes de los últimos viajes por Europa, es ver como poco a poco las ciudades se van pareciendo demasiado (por desgracia), y los Zara, H&M, y demás, toman las calles del centro haciendo que se pierda un poca la esencia tradicional de cada ciudad.

Como buenos viajeros (no turistas), decidimos comer en un restaurante indio. Una de nuestras comidas favoritas, aunque poco tuviera que ver con la cultura escocesa.

Edimburgo al atardecer

Edimburgo al atardecer

El invierno en Escocia es bastante duro pero se compensa por la luz especial que eso conlleva. Es poco intensa pero de calidad bárbara para las fotos.

Apenas pasadas las 4:00pm ya empieza a anochecer. La ciudad es muy segura, y debido a su ambiente de estudiantes tiene vida hasta tarde. Nosotros después de comer seguimos viendo las zonas más típicas de la ciudad, Grassmarket, La Royal Mile, etc. Pero nos recogimos pronto había sido un día muy intenso.

Navidad en Escocia

Navidad en Escocia

 

DIA 2.- CASTILLO y ROSSILYN CHAPEL

Algo vital cuando se viaja, es aceptar y adoptar las costumbres de la zona. El desayuno escocés es muy típico, y consiste en comer casi todas las calorías del día en una sola toma.

Nosotros encontramos gracias a la Lonely, un sitio que se llamaba Elephant bar, todo un tesoro para empezar la mañana. Yo me atreví a comer los Huggies, que es el plato típico de Escocia, y que es un embutido de hígado, riñones y corazón que sabe a morcilla y que estaba más bueno de lo que parece. Con eso, y dos huevos y beans, el cuerpo ya está preparado para patearse Escocia entera.

La visita al Castillo es obligada. No es que sea la octava maravilla del mundo, pero es un tesoro de la historia de Escocia. Está dividida en varias áreas, como en Museo de armas, los apartamentos reales, las joyas de la corona y la capilla de la catedral. Las vistas son impresionantes y es sencillo entender, porqué eligieron ese lugar para vigilar toda la zona.

La cruz de Royal Mile

La cruz de Royal Mile

El punto en contra (como suele pasar), es la saturación turística. Por eso conviene madrugar para disfrutar más y mejor de la visita. Justo en la salida del Castillo se encuentra La Royal Mile que es la calle más emblemática de Edimburgo y que comunica en Castillo con el Palacio de Holyroot. En esta calle, al igual que en Princess, encontrarás miles de tiendas y sitios para comer.

Compramos algo de comida en un súper como si fuéramos parroquianos y descubrimos las mejores galletas que yo he probado en mi vida (y son muchas creedme). Por lo demás, la comida en general es parecida que en España. Eso sí, la fruta y la verdura son muy caras y eso sí de buena calidad.

Después de comer, cogimos un bus para Rosslyn Chapel, que aunque no es una maravilla, merece la pena ver. Además según “El código Da Vinci” era donde está enterrado el cuerpo de Cristo. Actualmente la capilla en obras, pero por dentro guarda un encanto, y hace fácil imagina, las miles de aventuras que han pasado por allí.

Un paseo nocturno más por la ciudad y decidimos volver al hotel. El día siguiente sería un día duro.

DÍA 3.-  LOCH NESS  y las HIGHLANDS

Las visitas organizadas y nosotros somos poco compatibles, pero a veces son un mal necesario. Sin alquilar coche y en tan pocos días, es la mejor opción para ver desde Edimburgo, algunos sitios puntuales de interés. Tuvimos que soportar que nos llevaran al bar del área de servicio del primo del guía, y a alguna tienda de recuerdos, pero sobrevivimos.

Para buscar estas excursiones, solo tendréis que caminar para las calles del centro y os darán muchos folletos.

Las Highlands

Las Highlands

Además como nuestra visita era corta, y lo de alquilar un coche se atojaba complicado, decidimos hacer de tripas corazón y contratar uno de los múltiples viajes en bus que ofertan en la ciudad de Edimburgo. Nosotros probablemente cogimos el más. No sé si lo volveríamos a hacer, aunque sólo por ver un poco de las Highlands de Escocia mereció la pena.

Además nuestro guía era muy divertido (como buen escocés) y aderezaba la ruta con muchos cotilleos a cerca de las pelis que por la zona se habían rodado, como “Los Inmortales” o por supuesto “Breaveheart“. También es verdad que la vuelta fue toda durante la noche y aprovechamos para dar una cabezada.

Cómo no, el mini viaje se completó con un paseo en barco por las aguas del Lago Ness, (o loch como dicen los escoceses). Por supuesto, por allí no vimos ni rastro del Monstruo, pero nunca hay que desesperar. En el sónar acuático del barco y el alguna foto del guía siempre quedará la duda. Los más incrédulos dirán que es un trozo de un T- Rex de la peli de Jurasic Park, recortado con el Photoshop, pero nunca hay que perder la esperanza.

Por mucho que os digan que lo del Monstruo del Lago Ness no es cierto, ¿y si no?

Por mucho que os digan que lo del Monstruo del Lago Ness no es cierto, ¿y si no?

Lejos de ser escépticos, hay que dejar volar la imaginación y pensar que no es difícil situar este Lago como cuna de leyendas más o menos creíbles. La de que hay un monstruo queda totalmente demostrada en esta foto, en la cual se ve un surco muy sospechoso.

La vuelta en bus se hizo larga, y conducir de noche por esas carreteras hubiera sido un peligro. De hecho vimos un accidente y el conductor tuvo que dar una gran vuelta para volver a Edimburgo. Llegamos al hotel con muchas fotos en las cámaras y con ganas de finalizar el día con nuestras galletas de chocolate escocesas.

 

Nessy existe

Nessy existe

 

DÍA 4.- HOLYROOT, BOTÁNICO Y MARY KING´S

Otro lugar típico de Edimburgo es el Palacio de Holyroot, donde la Reina de Inglaterra pasa los veranos a costa de sus súbditos, y por lo que vimos no vive mal la señora.

La visita se divide en la Galería de Arte (puede ser suprimida) y el Palacio que no está mal. Aunque sin duda lo mejor de la vista está al final en la Abadía de Holyrrot, que aunque está casi totalmente derruida, guarda el encanto de muchos siglos de historia.

Una vez visitado el Palacio, fuimos al Jardín Botánico, que se convirtió en una sorpresa, ya que probablemente sea unos de los Botánicos mejor cuidados de Europa. La entrada es libre y sin duda es visita obligada de la ciudad.

Después comimos en Circle Café otro acierto que nos sopló la Lonely, y volvimos al hotel antes de entra a la atracción de Mary Kings Close.

Esta actividad se trata de un paseo por el Edimburgo subterráneo, donde cuentan historias de cuando la ciudad estaba asolada por la peste. Aunque es otra atracción muy turística, esta sí que es recomendable.

Allí se cuenta por ejemplo, la historia de una niña fantasma muy conocida, como ya dijimos el Edimburgo subterráneo es algo muy llamativo y único, y merece la pena conocer.

 

Lluvia sobre Edimburgo

Lluvia sobre Edimburgo

CONCLUSIÓN VIAJERA

Ya casi para despedirnos de la ciudad, cenamos en un fish & chips y después de hacer las últimas compras para los amigos y familia, regresamos al hotel bastante tristes. Habían sido cuatro días intensos de frío, pero en una ciudad tremendamente cálida.

Como siempre en los viajes, algo se queda de ti en la ciudad y algo de la ciudad se va en ti. En este caso fue bastante. Edimburgo será siempre uno de nuestros destinos favoritos.

Así que nos prometimos volver otra vez, para perdernos más por las Highlands, esta vez un poco menos de turistas y más confundidos entre escoceses. Y para disfrutar aún más del paisaje maravilloso de este país que nos sorprendió y atrapó tanto.

Sin duda ninguna, Edimburgo se ve bien.

 

Escocia se ve bien

Escocia se ve bien

GUÍA DE EDIMBURGO GRATIS EN PDF

Nos encanta viajar, compartir y recordar nuestras experiencias y encima poder ayudar a los futuros viajeros. Este fue el origen del blog y así intentaremos seguir. Por eso y con el fin de compartir libremente experiencias viajeras, aquí os dejamos un link para descargaros la guía de Edimburgo de www.elmundosevebien.com en PDF, totalmente gratis.

Es cierto que nos encantaría hacer este blog sostenible y poder generando más y mejores contenidos, pero  lo único que os pedimos es que nos acompañéis en las redes sociales (Facebook, Instagram o Youtube) y que nos ayudéis a dar a conocer el blog, entre vuestros amigos y familia. ¡Con vosotros el mundo se verá mejor!

Aunque por supuesto, sí alguien quiere colaborar, aunque sea con un aporte testimonial, puede hacerlo a través de nuestro paypal info@elmundosevebien.com. Os estaremos muy agradecidos y haréis que este pequeño proyecto viajero siga creciendo.

DESCARGAR GRATIS LA GUÍA DE EDIMBURGO EN PDF

Todas las guías y fotos de este blog son para usos personales y nunca podrán ser utilizadas para empresas o publicaciones ajenas. Tanto las fotos como el texto están sujetos a licencias de autor.

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

8 Responses to Guía de EDIMBURGO (en 3 o 4 días)

  1. Pingback: GUÍA DE BERLÍN (de 4 a 40 días) | EL MUNDO SE VE BIEN

  2. Pingback: Guía de: LONDRES | EL MUNDO SE VE BIEN

  3. Clotilde Berzosa says:

    Recomendable!!!
    Breve y con la experiencia vicaria del editor.
    Muchas gracias por compartir tus experiencias, seguro que nos ayudaran a seleccionar lo que hacer y ver.

  4. Pingback: Guía de BOSTON - EL MUNDO SE VE BIEN

  5. Eva says:

    No puedo descargar la guia de Edimburgo

  6. Juan Rguez. says:

    Hola, Buenos dias!
    No puedo descargar la guía de Edimburgo. Si fueran tan amables y me la enviaran por correo sería de agradecer.Si fuera en español doblemente agradecido.

    Un saludo y muchas gracias de antemano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *