Guía de EGIPTO (Crucero por el Nilo + El Cairo)

En esta guía de Egipto vamos hablar nuestro viaje por el crucero por el Nilo más unos días en El Cairo.

Una de las cosas más útiles de los blogs, es poner a buen recaudo la información, tanto sea para dentro como para afuera y el ejemplo más claro es el de los viajes. Para dentro, en el sentido de acordarte al cabo de los años de aquel viaje tan chulo que hiciste. Para afuera con el fin de que otras personas puedan aprovechar tus experiencias y consejos. ¡Egipto se ve bien!

En esta entrada hablaré de nuestro viaje a Egipto en septiembre de 2008, un post que estaba en lista de espera para poder escribirlo como se merecía. En primer lugar daremos los datos y trucos útiles del Viaje:

Viajeros en Egipto

Viajeros en Egipto

PARTE 1.- CONSEJOS DEL VIAJE A EGIPTO

FECHAS

Nosotros fuimos la segunda semana de septiembre. Quizás hubiera sido mejor otra época porque aun hacía mucho calor y además era Ramadán. El Ramadán condiciona ya que muchas tiendas y momumentos cierran después de comer, sin embargo tampoco fue algo crucial, incluso era curioso ver como la ciudad despertaba con la caída del sol. Dicha circunstancia simplemente nos obligó a madrugar un pelín más o a ver como el guía casi moría por no beber agura durante el día estando a 50ºC en medio del desierto y con la boca más seca que la mojama.

Esfinge

Esfinge

DURACIÓN

El circuito duró una semana, Dos noches en El Cairo, vuelo a Luxor, cuatro de crucero (Karnak, Edfú, Kom Ombo, Asuán y excursión a Abú Simbel, Lago Nasser y poblado Nubio) y una última noche en El Cairo. Una semana quizás se hace corta (nos faltó ver Alejandría y el mar muerto) pero sirve para conocer los destinos más típicos).

AGENCIA

Nos fuimos con Viajes Carrefour, y la agencia se llamaba Dynamics Tours. En general nosotros no tuvimos ningún problema, miramos  bastantes agencias y los precios eran similares excepto en Viajes El Corte Inglés que siempre se va de precio. En principio hay que desconfiar de viajes muy por debajo del precio, porque luego hay que sumarle viajes, excursiones y comidas, y al final se igualan, aunque sí es posible encontrar buenas ofertas de última hora. En importante revisar las horas de los vuelos y los itinerarios, a compañeros de viaje les hicieron algunas combinaciones muy malas, y aunque parezca lo de menos, pero luego te condicionan las excursiones y demás.

SEGURIDAD

En general soy muy poco amigo de los viajes organizados y en particular de los cruceros pero sí es cierto que en este viaje es una opción razonable. En momentos concretos la aventura de ir por tu cuenta (sobre todo en el Cairo) es algo que hay que hacer. Egipto es seguro y no se corre un riesgo mayor que el de cualquier ciudad europea. Lo que sí es cierto que cuanto más al norte bajas, hay más casos de atracos a turistas o incluso secuestros, De hecho justo cuanto nosotros volvimos s Madrid, secuestraron un autobús de turistas en Asuán justo con la frontera con Sudán. Sin embargo y a pesar de esto, Egipto es seguro, y hay mucha presencia de militares que cuidan del turista, y lo peor que te puede pasar es que te pidan propina por tirarte una foto.

IDIOMA

No debes preocuparte por este tema, el idioma universal es el dinero. Por si acaso, con el castellano es suficiente, todos los guías lo hablan. Si sabes inglés mejor, sobre todo para vivir alguna aventura por tu cuenta y si sabes algo de árabe ya es de lujo. Los egipcios se las saben todas y con tal de vender te hablarán como Chiquito de la calzada o como el Neng de Castefa, es la Universidad de la calle.

MONEDA

Su moneda el la Libra Egipcia (que se divide en 100 piastras). Como fluctúa el cambio con respecto al Euro, su valor depende del día y de las comisiones de cambio, pero más o menos 1 euro equivale 7 libras egipcias. Practicamente podrías hacer todo el viaje sin cambiar, pero es recomendable para evitar comisiones de cambio abusivas, timos o simplemente si quieres pillar un taxi allí. Hay cajeros en los que puedes sacar dinero con la Visa, y en los bancos que están abiertos casi 24 horas también puedes cambiar moneda. No será por dinero, si lo tienes siempre lo podrás sacar. Es típico que los lugareños te pidan que les cambies monedas en billetes de €uro, sus bancos no cambian monedas y además a veces hacen un “chicuela” dándote 8 o 9 monedas. No suele ser un timo pero si lo haces, cuéntalas bien primero.

Pira-miradas

Pira-miradas

TRÁMITES Y VISADOS

El Visado es necesario. Dicho visado, que solamente podrá ser expedido sobre un pasaporte válido y con una duración superior a tres meses, puede ser solicitado en la Embajada de Egipto en Madrid. Asimismo aquellos que entren en Egipto por un aeropuerto internacional pueden solicitar el visado en la oficina de Inmigración de ese aeropuerto. El visado ordinario permite la permanencia en el país por un período no superior a treinta días y con una única entrada. Se puede sacar en la embajada de Egipto en España, pero no merece la pena, muchas agencias lo gestionan a un precio razonable incluyéndolo en el precio final.

Por si a caso, la Embajada española en El cairo está en: 9, HOD EL LABAL. GARDEN, TEL.: 2-354 70 69

COSTUMBRES Y PROPINAS

!!!Ay las propinas…¡¡¡ !!!Qué castigo¡¡¡ En general los egipcios son educados pero caóticos, y bastante similares a los europeos, pero el shock cultural que peor llevamos los españoles es el de tener que dar “obligatoriamente” tantas propinas. El más leve gesto de mover una maleta medio metro o abrirte el grifo del lavabo después de mear, se traduce en un gesto de palma abierta y mirada caída “exigiendo” los pagos por su “servicio”. Es típico que en el aeropuerto te la claven la primera vez, pidiéndote 1 €uro de propina en el baño. Cuando llevas dos días te das cuenta que un €uro para ellos son como 10 para tí y aprendes a dar propinas de billetes de 1 Libra (unos 3o céntimos) bien enrollados para que tarden en cagarse en tu madre y llamarte tacaño. De 3  a 5 Libras es muy buena propina, te garantizará un servicio excelente. Cero Libras te garantizará un excelente pollo en tu bocata. En el fondo es su forma de sacar dinero, para ellos y para su familia, y aunque es difícil acostumbrarse hay que aprender a convivir y llenarse de paciencia ante tanto cansin0 que te pide hasta por decirte hola, o el que te pide bolis o caramelos para sus 7 hijos. Es parte de Egipto respétalo y trata de entender que lo que para ti no es dinero a ellos les salva la comida un día.

Tarjeta Jordi cortesía de "el mundo se ve bien"

Tarjeta Jordi cortesía de “el mundo se ve bien”

COMPRAS

Ir a Egipto y no comprar es como irte de vinos y pedirte un mosto. En El Cairo está el famoso Mercado Khan El-Khalili que bien vale un paseo. Como no, la visita obligada es ir al Jordi, una tienda de un egipcio que vivió en Barcelona y que no regatea en su tienda, lo que se agradece después de estar en Egipto más de dos horas. Verás como te insultan por el camino por ir allí, y verás como está más de media España allí, pero es recomendable para saber el precio de las cosas. Luego personalmente creo que hay que irse a otra tienda y regatear hasta un precio ligeramente menor, es mucho más divertido, y qué narices estás en Egipto.

TÍPICO DE EGIPTO

Por compar puedes comprar hasta camisetas de Gasol, pero lo más típico es:

Cartuchos de oro o plata: adornos con forma elíptica donde los faraones inscribían sus nombre con jeroglíficos (se pueden ver en todos los templos y monumentos).Si los quieres comprar de oro o plata de ley es mejor que lo hagas en el barco del crucero, quizás te saldrán más caros pero te aseguras de que es plata y no papel albal. Papiros: se obtienen a partir de la planta del papiro. Si vas en un viaje organizado no te librarás de la encerrona de visitar la tienda del primo del guía. El papiro auténtico es caro (al trasluz, tienen que aparecer puntos negros y al mojar su superficie, las láminas que lo forman no se tendrían que separar. A mí no es el típico regalo que me gustaría que me regalaran, pero para gustos… Figuras de alabastro: Hay alabastro pulido a máquina (más liso), o a mano que esta sin pulir (es más caro). Objetos de basalto: El basalto original es negro, pesa mucho y es caro. Además no se puede rallar.Típica figura para la casa de la suegra. Perfumes: El otro primo del guía tiene una tienda de esencias, te hará un un show, por aquí por allí… y por arte de magia te verás comprando un frasquito de pachulí que en la tienda olía a Calvin Klein. Especias: Hay en todos los Mercados (Assuan, Luxor, Khan El-Khalili). Si te apasionan no dejes de comprar, puede que no sean puras pero merecerá la pena. Prendas de vestir: El algodón egipcio es el mejor del mundo. El que te venden a ti está hecho enChina.

CÓMO REGATEAR

Es muy fácil y divertido. Es como negociar con tu novia los planes del sábado, hagas lo que hagas ellas siempre ganan. Tú te haces la ilusión que vas a conseguir ver el fútbol con los amigos, pero cuando ya te crees que lo has conseguido, te dan la vuelta a la tortilla y acabas en casa de tus suegros. La cosa es que al menos no te la claven mucho. Si te dicen un precio di, como mucho diez veces menos del valor, ellos bajarán tu subes y así hasta que tú creas que les has timado, y ellos pongan cara de enfadados y te lo den. Luego a los días descubres que el timado has sido tú.

EL TRÁFICO

Ir en el Superman de la Warner sin bajar la protección es más seguro que ir en taxi en El Cairo. La gente que hemos sobrevivido y lo podemos contar, te diremos que los coches van sin luces por la noche (para no deslumbrarse), que es fácil ver a uno en silla de ruedas adelantando por la izquierda a un autobús en marcha para pedir propina a unos turistas, o que los semáforos están más de adorno que el Cortilandia. Pero por mucho que te contemos, nada será comparable a cuando lo vivas.

ROPA

Para los más despistados, Egipto es África, dicho esto y aunque sea el norte de Africa las temperaturas sueles ser extremas en ciertas épocas del año. Nosotros fuimos en septiembre y hubo días en que el calor era limitante para la vida. Cuanto más al sur bajes te das más cuenta que entras en el desierto y es vital llevar ropa de verano, y algo para taparse por la noche porque por la inversión térmica suele refrescar. Un gorro se hace vital. Para las chicas existe otro inconveniente que es que sobre todo en mezquitas o monumentos religiosos, las prohíben la entrada si van enseñando carne, y cuando digo carne no me refiero a las pechugas, sino a un simple y austero tobillo.

MEDICAMENTOS Y VACUNAS

Por el bien de mis colegas farmaceúticos es importante gastarse algunos euros antes de que algúna infección o indisposición te arruine el viaje. Un botiquín básico (tiritas, alcohol, etc) se recomienda. Si eres hipocondríaco te vendrá bien algún antibiótico, antiiflamatorio (para algún dolor ocasional, normal si te da el sol) o antiemético por si te mareas en los barcos (en los del crucero es casi imposible pero bueno).

En mi opinión lo único indispensable es el Fortasec (mejor Loperamida que es el genérico) y un buen antimosquitos (Relec extrafuerte). Las vacunas no son necesarias aunque sí las recomiendan.

COMIDA

La comida egipcia personalmente me encanta, cocinan muy bien las carnes y verduras. Normalmente en los cruceros hay pensión completa y buffet libre, y la cocina es occidental. Una noche hacen cena tradicional egipcia, donde puedes saborear con toda tranquilidad sus platos. En el Cairo puedes jugártela y comer en algún sitio con buena pinta. A mi me encanta correr el riesgo de una cagalera y probar las comidas típicas. Lo que jamás hay que hacer es beber agua del grifo. siempre agua embotellada, hasta para lavarse los diente. Yo sin querer me los lavé con agua del grifo y sólo tuve un conato de irme de baretas (es casi imposible librarse del mal del Faraón) pero lo controlé con un fortasec a tiempo. Como platos típicos de la gastronomía egipcia destacan el Mashi, arroz con carne que se acompaña con hojas de parra, tomates, berenjenas o pimientos verdes, los mezze, toda una gama de entrantes fríos de procedencia oriental que se sirven en numerosas escudillas de pequeño tamaño. Se trata de verdaderas delicatessen, entre las que se encuentran el tabbouleh, ensalada de perejil y sémola de trigo de sabor ácido, la kobeiba, carne, pescado y nueces, la baba ghannoush, puré de berenjenas con ajo, las kibbeh, albóndigas de carne de cordero frita y sémola de trigo, basterma, cecina ahumada, sambousek, empanadas de verdura, hummus bi tahina, garbanzos en puré con pasta de sésamo, wara annab, hojas de parra rellenas de distintos ingredientes y el betingan, rodajas de berenjena adobadas. Otros platos típicos son el Koshari, capas superpuestas de macarrones, arroz y lentejas con salsa de tomate, el Fattah también lleva capas pero éstas son de pan seco empapado en caldo, arroz y carne aliñado con ajo y vinagre y cubierto con yogurt, nueces y pasas; la Moulouhiya, sopa de espinacas, el Hanan, pichones rellenos de granos de trigo verde o arroz, el shish kebab, brocheta de carne de cordero y la Kufta, rollos de carne picada de cordero a la brasa. Todos estos platos se sirven acompañados de arroz con verduras.

BEBIDAS

Aviso si quieres un viaje para beber, no sigas leyendo. La Stella es la cerveza típica.

MALETA

Yo soy de los de poca maleta, pero este es un tema tan personal que pocos consejos sirven. Se recomienda llevarla vacía a la ida para que quepan todos los regalos a la vuelta. Las cosas que no te deben faltar son:

– Una linterna para ver la pirámides de Keops y Kefren, y para hacer la típica coña de la cara de zombie de las acampadas. – Crema solar: Lorenzo se las gasta de cine allí. – Monedas de euros (te pueden sacar de un apuro) y Libras cambiadas para los primeros días allí, si no te la liarán parda con el cambio. – Guía de Egipto: Nosotros comparamos la de Lonely Planet, pero eso a gusto del consumidor. Leer sobre la historia de Egipto te hace saborear más sus monumentos. No seas cafre y no toques las paredes de los monumentos, el sudor a parte de oler mal es corrosivo, sobre todo el de algunos. – Ropa cómoda, al menos una muda, que te servirá para varios días. Si vas con pareja tendrás que llevar más. Ropa cómoda blanca, gafas de sol y sombrero. – Desodorante: Si vas con tu pareja también te obligará a usarlo, se suda mucho. Si vas soltero no hará mucha falta. – Calculadora de bolsillo: si eres un calculín con el cambio no será necesario, pero ayuda para que te timen un poco menos. – Un termo para llevar la botella de agua de litro fresquita, si pesa poco mejor. – Cámara de fotos (nunca sacará los monumentos como los ven los ojos). – Una botellita de alcohol para el crucero: No es por ser alcohólico, pero allí las bebidas alcohólicas son muy caras y muy difíciles de conseguir, y un cubatilla en la terraza del crucero con la noche del Nilo, no tiene precio. Nosostros no llevamos y nos acordamos más de una vez. – Bolis y caramelos: Es la leyenda urbana de Egipto pero es un poco real. Egipto es pobre pero la gente no muere de hambre y tienen sus necesidades mínimas casi cubiertas. Los bolis en Egipto son baratos y ellos los pueden comprar sin problemas, pero los aceptarán muy gustosos, lo que más triunfan son los mecheros. Eso sí, como te vean sacar uno, la gente te avasallará, para conseguir rapiñar algo, los niños son los peores porque son los más eficaces, tendrás que racionarlos. No se trata de ir en plan Rey Midas europeo, y de hecho si algo me ha incomodado del viaje es sentirme como una VISA con patas, pero es cierto que cualquier cosa a los niños les encantan. Yo llevé un kilo de caramelos y una bolsa de mini-juguetes del todo a cien, y la verdad es que me valieron mucho menos que sus sonrisas.

Atardecer en el Nilo

Atardecer en el Nilo

PARTE 2.- VIAJE A EGIPTO, DIARIO DE RUTA

Todo lo que os cuente es este apartado será casi identico a lo que viva todo turista estándar en Egipto. Los viajes organizados están muy estudiados y casi te gastan hasta las mismas gracias. Yo lo contaré en modo diario.

DÍA 1.- VIAJE AL CAIRO

Como siempre el primer día lo pierdes en el aeropuerto. Salimos de barajas a las 3:00pm y 3 horas más tarde llegamos al Cairo. Fuimos Miguel, Raquel y yo, la gente que te diga que son un rollo los tríos no tiene ni idea, no hubo ningún problema y a nivel personal hubo un buen rollo alucinante.

El cairo

El cairo

Al principio fuimos un poco de pardillos y no estábamos seguros si el visado lo teníamos que llevar desde España. La ventaja de los viajes organizados es que de vez en cuando son organizados y no hay que preocuparse de los trámites. A la llegada al Cairo nos recibió el guía de nuestra agencia y nos acompañó a pasar el control. Allí conocimos a Julián y Laura una encantadora pareja de Alicante que fueron nuestros compañeros en todo el viaje. Vivimos mil anécdotas que nunca olvidaremos. Llegamos al Cairo por la noche y ya en el baño tuvimos nuestro bautismo de timadas, Les dimos un euro a un tío por abrirnos el grifo del lavabo, más o menos el salario de todo el día, la primera en la frente. Luego el guía nos vino a recoger en bus y nos llevaron al hotel. Nos ofreció amablemente la posibilidad de cenar en un restaurante (de su primo) por 10 €uros. La segunda en la frente. si hubiéramos ido por nuestra cuenta nos hubiera costado la mitad, por supuesto el guía, su colega y su primo cenaron gratis. Eso sí ya habíamos cubierto el cupo de timos (o eso creíamos).

DÍA 1.- EL CAIRO (Pirámides, Karnak, Menphis y la aventura del taxi)

Tras madrugar más que para ir a currar, comenzamos el tour del día 1, visitando las pirámides de Giza. En Giza hay tres pirámides Keops, Kefren y Micerino, aunque sólo la de Keops es Maravilla del mundo. Normalmente restringen las visitas porque los turistas degradamos a pasos agigantados lo que miles de años no han podido hacer. Si quieres visitar la de Keops por dentro, (no te creas que se ve más que un pasillo minúsculo y un graffiti al final del tío que la descubrió), deberás madrugar e incluso ir por tu cuenta ya que los guías tienen sus horarios y no te pueden compra la entrada. Nosotros no pudimos entrar, pero vimos la de Kefren.

Keops y kefren

Keops y kefren

Y como no hay dos sin tres allí recibimos nuestra tercera timada, un amable egipcio tuerto, nos habló de Raúl Madrid y nos la lió parda, nos vendió 2 turbantes por el precio de 3, y encima se quedó con el cambio. Una vez desvirgados por tercera vez nos volvimos hombres y cuando nos decían frases como “Raúl Madrid”, “Fistro Pecadoorr”, “Más barato que en Mercadona”, “Catalana tacaña”, “hola caracola” o “que pasa neng” actuábamos como hombres… salíamos corriendo. Luego una vez timados y retimados nos llevaron al típico mirador donde hacer la clásica foto de las tres pirámides, impresiona ver lo que es capaz de hacer el ser humano. De camino paramos para ver la Esfinge de Giza, que el la primera foto del post. Como suele pasar con otros monumentos como el Maneken Pis o la Estatua de la Libertad, te la imaginas cien veces más grande que lo que es en la realidad. Después se impuso la paradita de turno en la fábrica de papiros del primo del guía donde hicimos el movimiento de la cobra para evitar comprar. Se salva la demostración de como hacen los papiros, pero si alguien quisiera comprar alguno que se la juege en el mercado, es mucho más entrenido y te timan menos. Después de Giza nos llevaron en bus a ver la pirámide escalonada de Saqqara, más antigua que las tres anteriores. La visita no está tan masificada como las tres primeras pero también es cierto que es menos impresionante. La pirámide está enclavada en el complejo funerario de Zoser que conserva unos  jeogríficos en perfecto estado.

pirámide escalonada de Saqqara

pirámide escalonada de Saqqara

Continuamos el recorrido camino a Menfis, una ciudad muy pequeña y que conserva pocos vestigios de monumentos, quizás lo más espectacular es esta escultura de Ramsés II. De vuelta ala hotel y bastante cansados decidimos descansar un poco y visitar el Mercado del Cairo por nuestra cuenta más tarde cuando no hiciera tanto calor, así que comimos en un restaurante del primo del guía (un menú bastante bueno de comida egipcia) y volvimos a echarnos la siesta al hotel. En el recorrido cansados del calor y del trajín de tanta visita cronometrada, hubo teimpo para ver en el camino lo que no sale en las guías, el Egipto real, con su pobreza y sus miserias. Es fácil ver a la gente bañándose en los ríos entre vertidos y basura, es algo desolador y te hace sentir como un ser de otro planeta.

El otro Cairo

El otro Cairo

Nunca nos damos cuenta la suerte que tenemos de vivir en un país desarrollado donde comer, beber agua limpia o dormir cubierto no es parte de la aventura diaria. Ahí es cuando te das cuenta que Egipto para los turistas y el Egipto real son dos países diferentes. Después de la siesta y cargados de energía decidimos vivir la aventura del día ir en taxi a Khan El-Khalili el mercado más famoso de Egipto. Coger un taxi en el Cairo es como bañarse con pirañas. He buscado en YouTube pero no he encontrado ninguno que se asemeje a la realidad, además es mejor experimentarlo uno mismo. Llegamos al mercado y después de recorrer la calle principal de arriba a abajo, decidimos ir en busca del famoso Jordi. Como ya he dicho antes, vale la pena ir para encontrate con cientos de españoles y echar un ojo a los precios. Pero comprar sin regatear no es lo mismo definitivamente. Después de comprar, dedidimos seguir con la aventura y buscar un sitio para cenar, pero nos apetecía uno sitio que no fuera de turistas, y el riesgo era muy alto. Cenamos en la plaza de Hussein los Kebab más duros y malos que he comido en mi vida, pero mereció la pena comer entre egipcios y gatos, fue el único momento en todo el viaje que nos sentimos parte de Egipto y no meros turistas occidentales. El paseo nocturno por las calles fue mágico, además al ser Ramadán el ambiente era enloquecedor, vibrante. Después volvimos al hotel, en otra aventura en taxi de la que volvimos a salir ilesos.

Coloso de Ramses III en Menphis

Coloso de Ramses III en Menphis

DIA 2. EL CAIRO (Museo, barrio Copto, la sinagoga y mezquita de Alabastro)

Si algo tiene El Cairo es la mezcla tan dispar de huellas históricas. Y decir historia en El Cairo, es decir Museo Egipcio que custodia la mayor colección de objetos de la época faraónica del antiguo Egipto; posee más de 120.000 objetos clasificados. Situado en la plaza Tahrir, fue diseñado, en estilo neoclásico, por el arquitecto francés Marcel Dourgnon, iniciándose las obras en 1897, fue inaugurado en 1902 (Wikipedia). Su visita es obligada y sorprende la falta de vitrinas en condiciones o de protección de las piezas. Dentro del museo está la sala de las Momias, que merece la pena visitar, donde se pueden ver en muy buen estado las momias de algunos faraones que salieron ilesos del saqueo. En otra sala, mejor protegida pero masificada hasta ser casi agobiante se puede ver El gran tesoro de Tutankamón, y su sarcófago de oro descubierto en los años 20. Milagrosamente esta maravilla histórica se libró de los miles de saqueos del Valle de los reyes. Actualmente se está construyendo el Gran Museo Egipcio en Giza, un complejo cultural de 50 hectáreas que contendrá más de 150 mil piezas. Habrá que volver cuando lo terminen. A la salida del museo, seguimos descubriendo el Cairo, esta vez el barrio Copto y la Ciudadela de Saladino.  El barrio Copto está en la parte antigua de la ciudad, surcado por callejuelas, y en él se pueden encontrar muchas iglesias donde se sigue el rito copto. Los coptos aparecieron con los primeros cristianos en el siglo IV. Luego vimos una iglesia una Sinagoga y dimos otro paseo por las callejuelas imaginando como había sido la vida en aquellos tiempos. Pero sin duda la visita más espectacular fue la de la Mezquita de Alabastro, una joya de la cultura Egipcia, más si cabe en época de Ramadán donde la gente expresa su fe y sus creencias al máximo. La anédota fue que a Raquel la pusieron una sábana para cubrirle el cuerpo y eso que sólo enseñaba los tobillos. El guía (Aiman) que era musulmán nos trató de explicar los pilares de la religión musulmana, y digo trató porque aunque en ciertos puntos creo que su religión tiene conceptos muy razonables, en otros casos tratar de explicar porqué las mujeres se tiene que poner separadas de los hombre en las mezquitas o porqué la poligamia masculina se permite y la femenina no, son fundamentos muy complicados de explicar pero más complicados de comprender. La vista del Cairo desde la mezquita es algo sublime, y que da idea de que tipo de ciudad es. La nube gris que se cierne sobre ella es parte de la arquitectura del Cairo. Después de sobrecogernos con estas vistas, pusimos rumbo al aeropuerto con destino a Luxor, había sido un día agotador y muy caluroso. Llegamos a Luxor por la noche y embarcamos en el crucero, cenamos y nos fuimos a dormir, había que coger fuerzas para el día siguiente.

Mezquita de Alabastros

Mezquita de Alabastros

 

DIA 3. LUXOR (Valle de los Reyes, templo de Hatshepsut, Luxor y Karnak)

El tercer día ya más habituados a las costumbres locales y disfrutando de las comodidades del barco, madrugamos para visitar el “Valle de los Reyes y las Reinas” visitamos las tumbas de los faraones, y la maravilla artísticas de los jeogríficos, algunos perfectamente conservados.  

El valle de las Reinas

El valle de las Reinas

A modo de aclaración hay que controlar la instintiva necesidad de tocar con las manos las paredes grabadas, en general vimos a mucha gente tocando los jeogríficos en un gesto que hace mucho daño a tantos siglos de historia. En general los tesoros de Egipto han sufrido más daño por las manos de los turistas que por los miles de años de historia. Por favor no toquéis nunca los monumentos. Después vimos el templo de la Reina “Hatshepsut” donde me encontré a Fili un amigo de la carrera. El hecho de encontrarte en Egipto a un colega puede parecer extraño, pero viendo la cantidad de turismo español que había en Egipto no era de extrañar.

Luxor

Luxor

De allí y con Lorenzo apretando de lo lindo vimos los famosos “Colosos de Memmon“. Después para adelantar camino cogimos un barco para cruzar el Nilo dirección a Luxor en un agradable paseo y visita los templos de “Luxor” y “Karnak” donde docenas de faraones han construido a lo largo de 2.000 años el más importante conjunto medieval de Egipto.

Templo de Luxor

Templo de Luxor

Luxor forma parte de la antigua ciudad llamada Uaset (en egipcio antiguo), o Tebas (en griego), denominada por Homero “La ciudad de las cien puertas”, por las numerosas puertas en sus murallas, y por los árabes Al-Uqsur la “Ciudad de los Palacios”, por sus hermosos edificios, tomados como palacios.

Los templo de luxor y de Karnak estás separados por un paseo que antiguamente estaba vigilado por esfinges de carneros.

El templo de Karnak, en el antiguo Egipto especialmente durante el Imperio Nuevo, fue el más influyente centro religioso. El templo principal estaba dedicado al culto del dios Amón, pero como en otros templos egipcios también se veneraba a otras divinidades.Este complejo, es el centro religioso conocido más antiguo del mundo. Es un enorme museo a cielo abierto que muestra importantes restos de la cultura del antiguo Egipto. Allí se encuentra el famoso obelisco y el escarabajo sagrado donde todos los turistas damos 7 vueltas para pedir un deseo.

Obelisco Egipto

Obelisco Egipto

Luego regresamos al barco y comenzamos a navegar rumbo al sur para pasar (por orden de precio) la esclusa de Esna rumbo a Asuán. Los barcos sólo pueden pasar de dos e dos, por lo que la espera se convierte en una oportunidad para disfrutar de la piscina del barco y de un atardecer inolvidable en el Nilo. Además es curioso ver como los comerciantes (uno era el Clon de Will Smith) desde su botes nos ofrecían su género tirándolo en bolsas de plástico a la cubierta del barco, de la misma forma tú les metías el dinero en las bolsas de plástico para evitar que se mojara o se hundiera en el Nilo. Desde luego el ingenio se abre paso cuando hay pocas posibilidades. Momentazo y oportunidad única para hacer sin duda la mejor foto del viaje.

Crucero

Crucero

 

DÍA 4.-  EDFÚ Y KOM OMBO

Sin duda el día más relajado con sólo dos visitas, una por la mañana y otra por la tarde. Por la mañana vimos Edfú y el templo de Horus, el mejor conservado de Egipto. Nos llevaron al templo en Calesas (carruajes de caballos para los turistas) recorriendo el pequeño pueblo. El templo es una maravilla que merece la pena visitar. Como suele ser típico a la salida del templo hay un mercado donde los turistas nos dejamos algún que otro €uro, en este caso con más motivo ya que nos advirtieron que en esa noche en el crucero habría una fiesta de disfraces y teníamos que comprarnos una chilaba.

templo egipto

templo egipto

Por la tarde visitamos Kom Ombo un templo bien conservado que como coincidía con el atardecer lo hacía aun más bonito y permitió hacer unas fotos típicas de postales. Después de visitar en enésimo mercado volvimos al hotel y nos preparamos para la fiesta. Para esos momentos el grupo creció con una pareja genial de Argentinos Verónica y Juan con los que junto con Laura y Julián compartimos muchas risas y charlas en la cubierta del barco. Fue una suerte conocerles, cada día en el barco ampliábamos nuestras amistades conociendo a más gente maravillosa. Sin duda al fin y al cabo lo mejor de los viajes es con quién los haces. Y después de una riquísima cena típica egipcia fuimos a la fiesta de disfraces con nuestras chilabas de estreno. Al ser una fiesta sin alcohol y con la paliza de madrugones que llevábamos no aguantamos mucho. Además al día siguiente (mejor dicho esa misma noche) nos tocaba un largo día en Abu Simbel.

DÍA 5.- ABU SIMBEL y EL POBLADO NUBIO

Mucha gente en los foros pregunta si merece la pena levantarse a las 4 de la mañana para hacer en bus la excursión de 3 horas a Abu Simbel. Mi respuesta es un sí rotundo. En el fondo estos viajes se hacen una vez en la vida y lo de madrugar se convierte en pura anécdota sobre todo al ver estas maravillas. Abu Simbel significa “la montaña pura”. Es un complejo de dos templos excavados en la roca (speos) ordenados construir por Ramsés II. El templo mayor de Abu Simbel es uno de los mejor conservados de todo Egipto. Se encuentra al sur del país, a unos trescientos kilómetros de la ciudad de Asuán, próximo a su emplazamiento original.

Abu Simbel

Abu Simbel

Los templos forman parte del Museo al Aire Libre de Nubia y Asuán, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979 con el nombre de Monumentos de Nubia de Abu Simbel. Debido a la construcción de la presa de Asuán y el consecuente aumento del nivel del Nilo fue necesario reubicar varios templos, incluidos este, que se hallaba a la orilla del río. Un importante equipo internacional se encargó de partir en grandes bloques y volver a montar en un lugar seguro todo el templo, como si de un gigantesco puzzle se tratara. En agradecimiento a la colaboración de España para salvar Abu Simbel El Templo de Debod fue cedido a España en 1970 a la misión arqueológica española que colaboró en el rescate de los templos del valle de Nubia que iban a ser anegados por las aguas de la presa de Asuán.

Capitel Egipto

Capitel Egipto

Por la tarde después del madrugón hicimos la visita al poblado Nubio, al que había que llegar primero en Faluca y después en camello. La faluca es una embarcación a vela muy típica del Nilo. Al desembarcar vimos algunos españoles (cómo no) bañandose en el Nilo. Si bien es cierto que no hay cocodrilos en esa zona, sí es cierto que el Schistosoma hematobium la puede liar parda, ya que es un parásito que entra por la uretra anclándose con un gancho que tiene y pudiendo producir unos dolores inimaginables. Después una vez en tierra montamos en camello. El mío empezó tímido y rezagado pero poco a poco se animó. Yo me sentía como Indiana Jones y decidí ir lo más deprisa posible cómo si corriera detrás de los malos. Más tarde descubrí porque ningún otro camello corría, pero esto es algo que guardaré en secreto. En el poblado Nubio aprendimos (unos más que otros) las letras y los números en árabe y Nubio y después nos invitaron en una casa Nubia a un té. Fue muy divertido compartir y aprender tanto de las costumbres Nubias. Al volver al barco mientras anochecía disfrutamos de un merecido paseo por el Nilo. Se respiraba algo de tristeza en el ambiente ya que nuestros días en Egipto estaban terminando.

templo egipto

templo egipto

DÍA 6.- ASUÁN y VUELTA AL CAIRO

Antiguamente el Nilo se desbordaba anualmente, cuando las aguas procedentes de Uganda y Sudán fluían hacia el bajo Nilo en verano. Desde la antigüedad, estas crecidas fueron las que convirtieron las tierras próximas al río en una fértil vega, ideal para la agricultura, al dejar un sedimento de nutrientes y minerales en el suelo, el limo. Sin embargo, la impredecible alternancia del nivel de las crecidas conllevaba la pérdida de cosechas enteras por anegamiento o sequía y la consiguiente hambruna en la población, por lo que se consideró necesaria la construcción de una presa que regulara el nivel de las inundaciones para proteger las tierras de labor y los campos de algodón. La presa de Asuán es realmente una obra faraónica. Frenar al todopoderoso Nilo supuso levantar una auténtica montaña para frenar sus aguas. En 1960 comenzaron las obras gracias a la financiación de la URSS. La presa se inauguró en 1971 por Gamal Abdel Nasser. Allí la seguridad es máxima, Israel ha amenazado con destruirla lo que provocaría una catástrofe natural y humana. Después visitamos la cantera de Asuán donde se halla el obelisco inacabado, merece la pena la visita sólo por conocer como se las apañaban para labrar la piedra y hacer esos monumento de una sola pieza. Fueron los momentos de más calor.

Paseo en Faluca

Paseo en Faluca

Sin más, antes de volver al barco visitamos la tienda del primo del guía para ver el show de las esencias, donde descubrimos el auténtico olor a pachuli, como ya estábamos al final del viaje nuestras artes del escaqueo de no comprar y de soportar presiones estaban en el nivel más alto, así que pudimos salir airosos. Finalmente después de nuestra victoria moral, comimos en el barco y nos despedimos de Asuán poniendo rumbo otra vez a El Cairo. Llegamos de noche pero como teníamos muchas ganas de ver a Laura y Julián decidimos correr nuestra última aventura y ir a cenar por nuestra cuenta. Como dato curioso fuimos a un restaurante casi justo al lado del de la primera noche y por la mitad de precio comimos el doble y además con cachimba. Fue la mejor despedida para unos de los viajes más bonitos de mi vida. Además esa cena demostró que habíamos aprendido algo en ese viaje, siempre se conoce mejor los sitios si los descubres por ti mismo.

Esfinge Egipto

Esfinge Egipto

CONCLUSIÓN

Al día siguiente poco pudimos hacer más que despedirnos de Egipto y de nuestros nuevos amigos. Y con esa tristeza hicimos las maletas, que ahora estaban llenas de recuerdos inolvidables, fotos mágicas, anécdotas y sobre todo con mucha pena por esa semana maravillosa que jamás olvidaremos. Sin duda Egipto es un destino casi obligatorio para el turista a lo largo de su vida, la asombrosa cultura e historia egipcia seduce a cualquier turista que tenga un mínimo de curiosidad. La grandiosidad de las pirámides y el contexto en el que fueron construídas no nos recuerdan más que la asombrosa capacidad del ser humano. Egipto nos atrapó el corazón

Pirámides de Egipto

Pirámides de Egipto

 

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to Guía de EGIPTO (Crucero por el Nilo + El Cairo)

  1. Pingback: GUÍA DE BERLÍN (de 4 a 40 días) | EL MUNDO SE VE BIEN

  2. Pingback: Guía de: EDIMBURGO (en 3 o 4 días) | EL MUNDO SE VE BIEN

  3. Pingback: Guía de: CERDEÑA (en una semana) | EL MUNDO SE VE BIEN

  4. Pingback: Guía de: LONDRES | EL MUNDO SE VE BIEN

  5. Pingback: Guía de: NEPAL | EL MUNDO SE VE BIEN

  6. Pingback: Guía de DUBÁI (en unas horas) | EL MUNDO SE VE BIEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *