Guía de GANTE

En esta Guía de Gante de www.elmundosevebien.com vamos a hablar de una de las ciudades más visitadas de Flandes. La ciudad de los callejones y canales que mezcla el romanticismo de París con el de Venecia, resultando un lugar de encanto único. Gante se ve bien.

En esta entrada del blog, vamos a hablar de Gante (Gent en francés y Gand en neerlandés). Otra de las joyas de Flandes, que con su espíritu medieval es capaz de conquistar en pocas horas a cualquier viajero.

Cita obligada en cualquier recorrido por Flandes, Gante se reconoce como una ciudad que es capaz de conservar el encanto a pesar de su invasión turística casi diaria.

Conviene perderse por sus callejores para alejarse del bulllicio y sentir el verdadero susuro de la ciudad.

Esta guía está pensada para dar un repaso general por los puntos de interés que nos ofrece la ciudad, en una visita media de unos dos días. También hablaremos de su historia, lo suficiente para entender sus orígenes y disfrutar mejor nuestra visita.

Esta breve guía, forma parte de un viaje recorriendo Bélgica y Luxemburgo en verano de 2015.

Eso sí, antes de empezar con esta entrada, nos gustaría citar estas guías complementarias de Bélgica, que os ayudarán de decidir las posibles alternativas de viaje. ¡Bélgica se ve bien!

Tras los pasos de Gante

Tras los pasos de Gante

HISTORIA DE GANTE

Gante en el medievo fue la residencia de los condes de Flandes y se conviertió en un centro comercial muy importante, principalmente por su industria textil.

De hecho llegó a ser la tercera ciudad más grande de Europa, después de parís y Constantinopla.

En 1540 Carlos V el emperador de sacro imperio romano-germánicoabolió los privilegios que tenía la ciudad, al negarse los habitantes a seguir pagando impuestos para financiar los ataques militares a Francia.

Carlos V humilló a los comerciantes haciéndoles llevar unas sogas en el cuello, debido a lo cual en la actualidad a los habitantes de Gantes se les llama los “Strppendragers” (portadores de sogas).

Esto marcó un declive y en centro comercial de referencia pasó a ser Amberes.

 

Canal de Gante

Gante de día

En el siglo XIX fue la primera ciudad de Flandes que enarboló la Revolución industrial y muchos de sus edificios históricos  se convirtieron en molinos para la producción de lino y algodón.

Hoy Gante se ha convertido en la principal ciudad universitaria y sus muelles son un viatl centro de transporte de mercancías de Bélgica. las antiguas zonas portuarias de Achterdok, Handelsdok y Houtdok están en  proceso de rehabilitación.

Actualmente Gante tiene aproximadamente  unos 250.000 habitantes y es una de las ciudades más visitadas de Bélgica. El turismo y el ambiente universitario dan a Gante una vitalidad que enamora, sus canales están llenos de vidas e historias.

Noche en Gante

Noche en Gante

 QUÉ VER EN GANTE

En esta guía de Gante vamos a hacer un listado gráfico de los principales puntos de interés turísticos de la ciudad.

Al menos serán los que nosotros recomendamos, aunque estamos seguros que nos dejamos alguno en el tintero, por eso agradecemos a los viajeros que aporten sus sugerencias.

En primer lugar es imposible hablar de Gante, sin hacerlo de sus canales. Uno se queda embobado viendo este espectáculo de la fotografia. Casa perfectamente alineadas, colores acordes con el paisaje que crecen hasta el infinito al atardecer.

atardecer en Gante

atardecer en Gante

Nosotros no somos mucho de turistadas como tomar un bote y pasear por los canales, pero desde luego en Gante uno lo llega a dudar, puede ser una forma muy buena de ver la ciudad. Eso sí vimos que los botes los cargan más que los cubatas de mi pueblo, que cada cual decida.

Lo que uno no tiene que plantearse es dejar de pasear por la ciudad cruzando sus puentes y buscando el mejor encuadre para las fotos.

Destacan las vista desde los puentes de Grasbrug y de Vleehuisbrug, contemplando las fachadas de Graslei. Desde allí, los canales de Gante son un verdadero espectáculo.

Barco de Gante

Barco de Gante

Ya en tierra firme una de las visitas imprescindible es la Plaza de Vridagmarkt. Esta plaza fue el antiguo lugar de celebraciones y ejecucione. Actualmente por suerte, la única tradición que se mantiene es un mercado todos los viernes.

En esta misma plaza podemos ver la estatua de Jacob Van Artevelde, que fue el líder de la lucha en gante contra los franceses.

Por cierto, en esa plaza nos comimos el peor gofre de Bélgica, así que andad con ojo, porque los puestos suelen ser demasiado turísticos y nos dan gofre por liebre.

Vrijdagmarkt

Vrijdagmarkt

Siguiendo por el casco histórico, otro lugar imprescincible al menos de ver (no tanto de visitar por dentro) es el Gravensten.

Este castillo de piedra fue la residencia de los Flandes, digo de los Condes de Flandes en el siglo XII. Como buen castillo, tiene foso, torreta y aspilleras para los arqueros.

Durante el siglo XIX fue reconvertido en una fábrica de algodón. actualmernte se puede ver en el interior alguna armadura y guillotina de la época, pero a parte de eso, es escaso de mobiliario.

Gravensteen

Gravensteen

En cuanto a edificios religiosos destaca la Catedral de San Bavón (St Baafskathedral) que cuanta con unas vidrieras preciosas y bóvedas de ladrillo.

Lo más visitado del interior es el cuadros de Rubens, “La adoración del cordero“. El cuadro original se exhibe en una capilla a oscuras, mientars que para los que no queráis hacer colas hay una copia a la derecha del altar.

Este retablo de 20 paneles  fue creado en 1432 por los hermanos Van Eyck y es una de las primera pinturas al óleo del mundo.

Fue trasladada a París durante la Revolución Francesa y a Alemania (estuvo en una cueva) en la II Guerra Mundial. Uno de los paneles (el de los jueces justos fue robado) y se sustituyó por un original.

Por otra parte el Belfort es el campanario de Gante  y es Patrimonio Mundial de la Unesco. Está coronado por una veleta y un gran Dragón que es la mascota de la ciudad. Es posible subir arriba (cuesta 5€ la entrada y se sube en ascensor).

También en pleno casco histórico esta la Iglesia  de San Nicolas, una iglesia más moderna pero que es parte de la historia de la ciudad.

Saint Niklaaskerk

Saint Niklaaskerk

Y siguiendo con el tema religioso, como en toda ciudad de Flandes que se precie tetemos su beaterio. En Gante hay tres, aunque son algo feuchillos comparamos con los que vimos en  Brujas o Lovaina, y tan solo destaca alguna puerta de entrada.

Pero lo mejor, es que son barrios tranquilos y no hay tantos turistas como en el centro, con lo que después de unas horas de ajetreado paseo por el centro se agradece.

La calle más bonita del beaterio es Provenierstersstraat.

Oude Begijnhof

Oude Begijnhof

Y como destino casi obligado está la famosa calle de Werrgarensteeg, que es la famosa calle de los grafitis. Llena de luz y de arte urbano  esta calle hará las delicias de fotógrafos y amantes del arte del diseño.

Se trata de una calle muy estrecha completamnete llena de pintadas y dibujos muy artísticos. Si alguien duda de si el grafiti es un arte, tiene que cruzar esta calle para darse cuanta que hay más arte que en muchos museos flamencos.

Werrgarensteeg

Werrgarensteeg

Este tipo de rincones hacen de Gante una ciudad única, y a medida que los autobuses de turistas se van diluyendo en su vuelta al hotel, es cuando podemos encontrarnos con el Gante más encantador.

Resulta casi imprescindible pasar una noche en Gante para descubrir sus mejores virtudes. Tanto al atardecer como de noche la iluminación de los monumentos ponen a Gante en otra dimensión.

En nuestro caso coincidió con un corcierto de arpa desde un barco del canal a favor de la paz y conmemorando el aniversario de la bomba de Hiroshima. Eso fue el remate de una visita mágica a Gante.

Noche de la paz en Gante

Noche de la paz en Gante

QUE COMER EN GANTE

Aunque ya hablaremos más tranquilamente de qué comer en Bélgica, no podemos dejar de pasar esta guía sin hablar d ela cerveza de Gante, que todo buen cervecero deberá probar en su visita.

gante además ofrece una selección de restaurantes de todo tipo y un ambiente relamente fantástico para probar desde frituras, hasta comida tailandesa.

Tampoco viene mal hacer una pequeña parada en el camino para pararse en una terraza y degustar alguna de sus cervezas locales. Gante sabe bien.

Cerveza de Gante

Cerveza de Gante

GANTE SE VE BIEN

Gante no es una ciudad de Flandes más. Muchos discutirán si es más o menos bonita que Brujas y que si está o no demasiada llena de turistas, pero el caso es que lo que verdaderamente vale la pena, es dejarse de absurdas elecciones y dedicarse a dejarse seducir por el encanto brutal de la ciudad.

Historia y modernidad, difícil mezcla. La tradición e historia de su catedral o su Belfort contrastando con el extremo de Werregarenstraat, la calle con más arte grafitero del mundo.

Y en esa mezcla es cuando Gante gana la partida. Un aciudad modelo de conservación de patrimonio y donde es tan placentero pasear que uno se ovida casi de hacer fotos, y simplemente lo que quiere es tener recuerdo mentales.

Además Gante es una ciudad moderna y con buenas comunicaciones donde el coche casi está prohibido, y donde el vaijero se siente como en un paraíso que solo se enturbia cuando trata de hacer una foto de un monumento sin que salgan otros turistas.

Werregarenstraat

Werregarenstraat

Y en función de vuestras posibilidades, tratad que quedaros una noche al menos, ya que es allí cuando la ciudad esplota definitivamente. Ver los canales al atardecer o los monumentos ilumindados de noche, son un paisaje inolvidable.

A vuestra elección está si tomar un barco para dar unos de los turísticos paseos de 40 minutos entre sus canales, lo que sí es obligado es pararse en sus puentes y dedicar unos minutos simplemente a contemplar ese gran paisaje.

Gante nos terminó de enamorar según caía el sol, hasta tal punto que nunca encuentras un buen momento para irete a dormir.

Una ciudad viva y moderna que sabe convivir con la invasión turistica diaria, pero que también sabe ofrecer con actividades casi a diario, sobre todo en verano para deleite del viajero.

Nos quedamos con este recuerdo nocturno de Gante, y con sus estampa de los canales durante un concierto de arpa y música celta. Ese tipo de pequeño momento mágico, que se clavará en el recuerdo de por vida, y que nos hará decir siempre que Gante se ve bien.

Faroles en Gante

Faroles en Gante

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta

2 Respuestas a Guía de GANTE

  1. Raquel dice:

    Hola, como puedo descartgarme estas guias sobre belgica??

    Gracias por postearlas y ayudar a los demás viajeros

    • Marcos dice:

      Hola Raquel!
      Las guías de Bélgica aún no están disponibles en PDF, es uno de los últimos viajes, y aún tenemos que editarlas colgarlas, y eso nos llevará unos meses!
      Saludos viajeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.