Guía de IRLANDA (en una semana)

En esta guía de Irlanda de www.elmundosevebien.com contaremos nuestro viaje durante una semana por esta maravillosa isla mágica. ¡Irlanda se ve bien!

Dicen que cuando uno escribe sobre un viaje, viaja dos veces. Por desgracia el segundo viaje duele mucho más que el primero. Porque uno recuerda todos esos momentos tan maravillosos que ha vivido y que aunque ya le pertenecen, se irán alejando poco a poco con el recuerdo.

Pero tratando de superar este dulce dolor, en esta guía de Irlanda vamos a tratar de contar al detalle nuestro viaje por Irlanda (Irlanda del Norte y República de Irlanda) durante una semana realmente inolvidable. ¡Irlanda se ve bien!

Castillo de Ballycarbery en el Kerry Ring

Castillo de Ballycarbery en el Kerry Ring

También os recomendamos que consultéis el índice de todas nuestras guías de viajes, por si os puede servir de inspiración a futuros viajes.

Guías de viaje de El mundo se ve bien

GUÍAS DE VIAJES

GUÍA DE IRLANDA GRATIS EN PDF

Nos encanta viajar, compartir y recordar nuestras experiencias y encima poder ayudar a los futuros viajeros. Este fue el origen del blog y así intentaremos seguir. Por eso y con el fin de compartir libremente experiencias viajeras, aquí os dejamos un link para descargaros la guía de Irlanda de www.elmundosevebien.com en PDF, totalmente gratis.

Es cierto que nos encantaría hacer este blog sostenible y poder generando más y mejores contenidos, pero  lo único que os pedimos es que nos acompañéis en las redes sociales (Facebook, Instagram o Youtube) y que nos ayudéis a dar a conocer el blog, entre vuestros amigos y familia. ¡Con vosotros el mundo se verá mejor!

Aunque por supuesto, sí alguien quiere colaborar, aunque sea con un aporte testimonial, puede hacerlo a través de nuestro paypal info@elmundosevebien.com. Os estaremos muy agradecidos y haréis que este pequeño proyecto viajero siga creciendo.

DESCARGAR GRATIS LA GUÍA DE IRLANDA EN PDF

Todas las guías y fotos de este blog son para usos personales y nunca podrán ser utilizadas para empresas o publicaciones ajenas. Tanto las fotos como el texto están sujetos a licencias de autor.

PLANIFICACIÓN PREVIA DEL VIAJE

Para empezar quería hacer unas aclaraciones previas que creo que serán útiles para es que esté pensando en tomar de referencia este viaje.

– En primer lugar el viaje fue alrededor de la isla por el exterior con un coche alquilado, de norte a sur e incluyendo Irlanda del Norte (aunque sea Reino Unido).

– La duración fue de una semana incluyendo el viaje de ida y de vuelta a España. Más concretamente 7 días en Semana Santa.

– Evidentemente Irlanda es imposible verla en una semana. Partiendo de eso, intentamos ver lo más posible. Aunque tuviéramos que hacer muchos kilómetros, dormir poco y sacrificar cosas que merecían la pena ver.

– Como diremos luego a este recorrido le pondríamos al menos un día más, ya que la parte final se nos quedó corta.

– Casi todo lo llevamos reservado antes del viaje, pero por lo que vimos es fácil encontrar un Bed & Breakfast. La oferta turística de Irlanda es muy amplia.

– Seguimos la guía del Lonely Planet (edición 2010) , completa pero con matices. Aunque lo que más nos sirvió fueron los blogs en internet (aunque no encontramos ninguno de lo que queríamos hacer exactamente).

– Para el que quiera tomar esto como referencia, no nos hacemos responsables de las sugerencias de este post, los cuales son muy personales.

GASTOS

No nos suele gustar hablar de precios por lo variable, lo caduco  y lo relativo a cada viajero. Pero por otro lado es de mucha ayuda para planificar mejor el viaje, así que vamos a poner algo de las cantidades aproximadas que nos gastamos. Nosotros fuimos 4 personas con lo que los gastos comunes se redujeron mucho.

– Viaje en avión desde Madrid con RyanAir a Dublín: 250 € por persona.

– Alquilar un coche mediano una semana con tasas y típicos extras: 200 € en total

– Gasolina gastada en los 1700 kilómetros de recorrido (3 depósitos y medio): 190 € en total.

– Hoteles: 50 € por día y por pareja aproximadamente de media.

– Comer, entradas y gastos varios:  200 – 300€ en total por persona, esto si que es a ojo.

CONDUCIR EN IRLANDA

Bueno, bueno es un tema interesante, quizás la primera preocupación del viajante. Habréis oído a muchas personas decir que se estamparon en la primera rotonda, pero nada más lejos de la realidad. Evidentemente tener el volante y las marchas al otro lado es algo a lo que uno no se acostumbra del todo, y menos ir por el carril contrario.

Sin embargo si superas los 10 primeros minutos de pánico (con la ayuda de la atención común de los copilotos) a la media hora y pasadas tres rotondas, dos cruces y tres golpes con la mano derecha contra la puerta del conductor, te parecerá casi hasta lo más natural del mundo.

Las carreteras irlandesas buenas-buenas no son, pero tampoco son tan fieras como las pintan. Nosotros íbamos muy asustados ya que el algunos blogs recomendaban no hacer mas de 100km al día y por necesidades de calendario llegamos a hacer hasta 300 km algún día.

Es cierto que a parte de tres o cuatro autopistas, las “nacionales suyas” son como “comarcales nuestras” y de ahí para abajo. Pero con tiempo y paciencia se hace el camino.

En mi humilde opinión no dejéis de hacer una ruta por el miedo escénico. Con prudencia y mucho ojo os haréis con ello. Nosotros fuimos cuatro y los cuatro llevamos el coche sin problema. Hombre, algún susto no te lo quita nadie.

Además los irlandeses son unos excelentes conductores, muy educados y nunca te pitarán por muy grande que sean las pirulas. Aqui os dejamos un mapa para ver cual fue el plan de ataque.

Mapa de irlanda

Mapa de irlanda

METEO

Nosotros tuvimos mucha suerte, y en una semana solo nos llovió una tarde. Es cierto que abril es el mes en que menos llueve del año pero nos consideramos afortunados por disfrutar de tanto sol y más cuando en España llovió toda la semana. Consultar esta web que es bastante fiable.

http://wwis.aemet.es/

IDIOMA

En Irlanda se habla el Inglés. Pero en Europa se habla el Euro.

Después de esta altiva pero acertada aclaración, diremos que los irlandeses hablan muy claro y excepto en Irlanda del Norte que quizás entendimos peor, con gracia, paciencia y dinero nos hicimos entender sin problemas. A eso ayuda por supuesto la alucinante amabilidad de la gente de Irlanda.

El fish & chips en su origen

El fish & chips en su origen

MÚSICA

Cualquier amante de la música que vaya a Irlanda podrá entender porque uno de los valores mayores de Irlanda es su amor a la música. Cualquiera luego volverá a España y verá el abismo infinito que nos separa. Irlanda es música. Toda ella.

Un consejo: Para el viaje grábate algo de Thin Lizzy, Van Morrison, U2, The Corrs, Nightnoise, Damien Rice, Clannad, Swell Season, etc.

A parte de disfrutar más el viaje sentirás en sus canciones el amor infinito a la música y como la evolución y el talento han hecho llegar a un punto musical casi inalcanzable para otros países.

Y dicho esto es sorprendente como en ” t o d o s ” los pubs hay música en directo. -Todos-. Y en las calles los músicos viven de tocar y así dan vida también a las ciudades. Léase esto entonado con mucha admiración y un poco de recelo.

Alalé en el Spanish Arch de Galway

Alalé en el Spanish Arch de Galway

Y para demostrar esta teoría, uno de esos grandes tesoros que nos encontramos fue en Galway donde descubrimos a un grupazo llamado Alalé.

Aunque con sede en Irlanda, tienen miembros españoles y sacaron un disco en el mercado llamado “Wo Japen“.

Todo un golpe de talento y de fuerza uniendo el folk de los dos lados del atlántico y que demuestra que por desgracia a veces en España no sabemos valorar lo que tenemos. Mucha suerte Alalé.

www.alale.ie

COMIDA

La oferta gastronómica aunque algo escasa también formará parte del disfrute del viaje.

Fish & Chips o como el pescado azul también puedes ser Fast Food

Fish & Chips en su final, o como el pescado azul también puedes ser Fast Food

La patata como ingrediente clásico y la multitud de productos frescos irlandeses, hacen que Irlanda esté lleno de buenos restaurantes o precios razonables, propios o de otras cocinas como oriental, india, etc.

Como tradicional, la cocina irlandesa se basa en la calidad de su materia prima, productos frescos y carnes de calidad. también destacan los quesos y los mariscos.

Y no te vayas sin probar un fish & chips, que aunque algo graso es pescado, llena y es lo típico.

Como referencia esta el Full Irish Breakfast, algo de lo que cualquier persona sana no podrá aguantar más de una semana seguida, pero que es un aporte de energía capaz de hacerte estar a tope durante todo un largo día de turismo.

BEBIDA

Capítulo aparte merece la bebida. Sí Irlanda es música, pero también es cerveza. Casi por el estilo. Si vas a Irlanda y no te tomas al menos una Guinness es que no has ido del todo. Y eso que lo dice uno que no le gusta la cerveza pero hay cosas que tienes que hacer sí o sí.

En todas las ciudades podrás encontrar un pub donde te pongan una Guinness que te sirva de recompensa a tu día de turismo. En eso los Irlandeses y los españoles empatamos. Nos gusta el lío.

Las marcas más famosas que puedes encontrar   son: Harp (una cerveza rubia), la Murphys (cerveza roja), Smithwicks (también roja) y la inglesa Coors que es light. En todas ellas el envase es de una pinta (0,568 litros) o media pinta. Aunque esta aclaración puede que sobre a los cerveceros.

Nota del autor: Una vez cumplido el expediente de tomarse una cerveza irlandesa, y para los no cerveceros como yo, existe la posibilidad de tomarse una Bulmers que es una especie de sidra típica irlandesa, muy rica. La sirven en cualquier pub.

Guinness es Irlanda y viceversa.

Guinness es Irlanda y viceversa.

ITINERARIO DEL VIAJE

DÍA 1.- DUBLIN Y ALREDEDORES

En realidad tenemos que aclarar que llegamos a Dublin por la tarde noche, pero a efectos de estancia contaremos como un día.

En Dublín dormimos en un B&B llamada The Townhouse. A lo largo del post recomendaremos solo algunos de los hoteles de nuestra estancia. En función de un parámetro sencillo: Si volveríamos o no. Ya sea por el precio, la localización y el trato.

En este caso por estos tres últimos nosotros recomendamos este. Si bien a lo largo de la calle Lower Gardiner Street podréis encontrar muchos similares.

www.townhouseofdublin.com/

Debido a las horas y llegamos al hotel y decidimos dar una vuelta por el Dublin nocturno, quizás uno de los mayores atractivos de la ciudad. Como curiosidad vimos el partido del Madrid – Barça de la liga en un pub, ya que son muchos los aficionados a la liga española en Irlanda, más de lo que se podría esperar. Un par de Guinness no pudieron faltar. Quien dice dos dice tres.

Bola del mundo biónico en el Trinity de Dublin

Bola del mundo biónico en el Trinity de Dublin

A la mañana siguiente y sin anestesia, nos zampamos nuestro primer “Full Irish Breakfast”.

Dicha oda al colesterol y chute hipercalórico incluye el equilibrado balance nutricional de un huevo, dos tiras de panceta, otro par de salchichas (o tres), judías (típicas beans inglesas), tostadas, y unos “huggies” de postre, que son rajas de morcilla blanca y negra, parecida el farinato salmantino.

Y de postre cereales con bollería o fruta que algo dulce no puede faltar.

De ahí o vas al hospital o a comerte el mundo. Nosotros elegimos lo segundo (más que nada por estar de vacaciones), así que fuimos al Trinity College, quizás la primera atracción del Dublín diurno.

La verdad que el ambiente universitario siempre confiere a las ciudades que lo poseen otro grado de calidad, un plus adicional. Se respira vida, actividad y optimismo, sobre todo fuera de los meses de exámenes.

El Pirulí de Dublín, hasta el infinito y más allá

El Pirulí de Dublín, hasta el infinito y más allá

Por lo demás Dublín encierra en sus calles el encanto de la capital tranquila pero dinámica que todo país europeo quisiera tener.

No es común encontrarse con un ambiente tan calmado en una capital europea y esto dice mucho de Irlanda. Pero sobre todo dice mucho de los irlandeses que sin duda es uno de los descubrimientos del viaje.

Conoceréis otro sentido a la hospitalidad, la educación y la alegría a pesar de que económicamente y después del rescate ha quedado atrás la época boyante de este increíble país.

Por suerte los bancos y los gobiernos podrán quitarnos el dinero en sus juegos de póquer, pero les costará más quitarnos la alegría de vivir.

Una vez visto bien la capital (la verdad es que en una mañana de paseo uno casi puede decir que se conoce la ciudad) nos dirigimos a Howth un pequeño pueblo costero residencial y vacacional, donde no pasaréis un mejor día si hace sol.

El puerto de la costera ciudad de Howth

El puerto de la costera ciudad de Howth

Subiendo al museo de la radio hay unas vistas de la ciudad increíbles. Comimos en unos puestos de comida cercanos al paseo marítimo.

La verdad es que a pesar que los horarios de Irlanda son estrictamente europeos, también es verdad que son bastante flexibles sobre todo si se trata de “fast food”.

Esto para el viajero es un punto a favor porque puedes encontrar siempre algo para cenar aunque sean las 9 pm algo impensable en otras ciudades europeas. de todas formas conviene estar atentos con los horarios sobre todo con las atracciones turísticas.

Por último decir que en el muelle de Howth es posible ver focas, algo que siempre resulta curioso y divertido. Una vez que pateamos bien esta ciudad partimos rumbo a Belfast para hacer noche allí, ya que por autovía solo son un par de horas.

Una foca irlandesa, nos dio recuerdos para vosotros

Una foca irlandesa, nos dio recuerdos para vosotros

DÍA 2.- BELFAST, EL PUENTE  Y LA CALZADA DE LOS GIGANTES

También quiero aclarar que aunque sea la capital de Irlanda del Norte, Belfast es otra ciudad asequible para el viajero. Y con esto quiero decir que uno puede estar meses conociéndola pero que también puede utilizar unas horas para patearla a fondo y sentirse que se va sin dejarse mucho por ver.

En Belfast cenamos en un lugar bastante recomendable comida tradicional irlandesa. Se llamaba el McHughs en el 31 de Queens Square. Por unos 25€ por persona con bien de vino y postres. Volveríamos.

http://www.mchughsbar.com/

Quizás a parte de la catedral, el ayuntamiento y el centro, lo más destacado son los murales del Belfast West. Sin embargo dado que este blog nos gusta tan poco la política (por no decir nada), es mejor que si estáis interesados en conocer un poco la historia de la independencia de Irlanda del Norte busquéis otras fuentes más entendidas.

Los murales de Belfast, a veces oda a lo odiable

Los murales de Belfast, a veces oda a lo odiable

No queremos decir que no sea interesante (porque lo es) pero si que aquí cada uno saque su propia historia, desde el respeto y la objetividad. Lo que si resulta llamativo (por decir algo) es ver como en estos murales se hace apología y defensa de la lucha armada de ETA.

En Belfast nos alojamos en un Holiday Inn Express en el Queen´s Quarter cerca de la Universidad. Si bien algo alejado del centro, la relación calidad precio era buena, por lo que lo recomendamos.

Después de ver Belfast nos dirigimos a las dos atracciones más importantes de Irlanda del Norte: El puente Carrick-a-rede rope (o puente de cuerdas) y la Calzada de los gigantes.

Carrick-a-rede rope bridge, o puente regulero para los amigos

Carrick-a-rede rope bridge, o puente regulero para los amigos

En cuanto al Puente Carrick-a-rede rope, en el pueblo de Ballyntoy, sin decir que no merezca la pena verlo, es curioso ver como cumple el recurrente efecto “Foto del Burger”.

Este curioso efecto hace que las fotos de muchos monumentos turísticos parezcan mucho más grandes en las mismas fotos y en la imaginación del viajante que lo que son en realidad, al igual que una foto de una hamburguesa del burguer.

Este efecto lo cumplen al pie de la letra por ejemplo El Manneken Pis, la Estatua de la libertad y este puente irlandés entre otros. Para muestra y para seguir con la leyenda hemos escogido la foto más espectacular.

Aun así hay que avisar que la gente con vértigo o de miedo fácil no le resultará un plato de buen gusto. Por cierto este puente lleva a una isla de pescadores, los cuales ponen y quitan el puente ya que en días de viento fuerto resulta imposible pasar.

Muy cerquita del puente y siguiendo la preciosa carretera panorámica se encuentra la calzada de los gigantes.

El órgano de la calzada de los gigantes

El órgano de la calzada de los gigantes

Este lugar es probablemente el mayor atractivo de Irlanda del Norte y consiste en una zona costera donde la formación de roca basáltica es espectacular ya que forma columnas geométricas hexagonales casi perfectas.

A lo largo de un paseo precioso se pueden descubrir varias figuras a las que la gente del lugar les ha buscado un parecido, cosa típica. En concreto está, los ojos, la bota de los gigantes, el órgano y las chimeneas.

El proceso geológico que da origen a la formación de columnatas basálticas es relativamente simple: la lava incandescente en una chimenea volcánica o en una colada puede llegar a enfriarse in situ cuando el volcán o caldera cesan en su actividad eruptiva. Este enfriamiento da origen a la formación de basalto, que es una roca cristalina, aunque con cristales sumamente pequeños.

A medida que el basalto va formándose disminuye su volumen y se forman prismas generalmente hexagonales cuya separación compensa la disminución de su volumen (disyunción columnar). Posteriormente, la erosión actúa primero sobre las rocas de los alrededores debido a que el basalto es mucho más resistente, quedando al descubierto dichas columnas. (Wikipedia)

Sin embargo la leyenda cuenta la historia de dos gigantes uno de Irlanda (Finn) y otro de Escocia (Bennandoner) que estaban enfrentados por temas de faldas y que continuamente se tiraban piedras de una lado al otro del mar. Un día el gigante escocésés decidió un día cruzar el mar para luchar con el gigante irlandés, pero al verlo la mujer de ete último decidió vestirle de bebé y meterle en una cuna.

El asombro del gigante escocés fue tal, que pensó que si el tamaño del bebé era ese, el de su padre sería mucho mayor con lo que decidió volver a su país rompiendo la calzada que les separaba y unía ambas islas.

Lejos de esta leyenda, la calzada de los gigantes es un sitio espectacular y se accede fácilmente siguiendo la carretera desde Ballintoy hasta Blackrock. La entrada es gratis pero si quieres acceder en coche tendrás que pagar unos 6 € por coche y dejarlo en unos de sus tres parkings (están construyendo uno mayor).

Actualmente hay partes del camino que se encuentran cerradas, sólo se puede ver hasta el punto donde naufragó en Gerona un buque español de la armada invencible. Por lo que nosotros no pudimos ver los ojos del gigante, aunque incluso nos saltamos algunos carteles de prohibido el paso como buenos españoles para ver lo más posible.

La calzada de los gigantes, bonico del tó

La calzada de los gigantes, bonico del tó

Ese día hicimos noche en Derry (London Derry). Es una ciudad pequeña pero acogedora, está amurallada y aunque no tiene la actividad de Cork o Galway pude ser un sitio interesante para descansar y visitarlo ya que tiene muchos restaurantes interesantes y un encanto especial..

Lo que sí recomendamos es un restaurante llamado Exchange. Comida de diseño pero abundante con un precio razonable 25€ cada uno. También volveríamos, aunque a la ciudad la verdad es que no.

http://www.exchangerestaurant.com/

DÍA 3.-  KYLEMORE, CONNEMARA Y LA SKY ROAD

Desde Derry hasta Galway esta jornada aparentaba ser más bien de transición. Sin embargo y ya que condujimos los cuatro nos dio tiempo a antes de llegar a Galway desviarnos hasta Clifden y visitar la zona de Connemara, todo un paraje precioso lleno de playas desérticas y mágicas.

Kylemore por fuera, o sea desde lo gratis

Kylemore por fuera, o sea desde lo gratis

La primera parada del día a parte de la rutinaria vista al súper para comprar los víveres, fue a la Abadía de Kylemore.

La verdad es que no somos de los que dejemos de ver cosas por el precio de la entrada, pero la verdad es que nos sorprendió los 12€ que nos pidieron por entrar.

La economía no estaba muy boyante después del tercer día de viaje por lo que decidimos ver la abadía desde fuera, desde donde está hecha esta foto.

Siguiendo Kylemore hasta la ciudad de Clifden es el llamado Parque Nacional de Connemara. El paisaje es muy seco y todo se encuentra invadido por una hierba muy tupida que seca todo el terreno, sin embargo es una delicia de paisaje que hace más llevadero las estrechas carreteras de la zona.

Y llegando a Clifden está la llamada Sky Road, una carretera circular que entra en el mar con unas vistas fantásticas. Quizás esta parte de Irlanda sea la menos poblada pero sin duda tiene un encanto especial.

Sky Road, una autopista hacia el cielo

Sky Road, una autopista hacia el cielo

Después de nuestro chute de playa hicimos noche el Galway. La ciudad a parte del arco español no tiene más que su espectacular ambiente nocturno. Allí vimos el concierto de Alalé en el Spanish Arch del que hemos hablado antes. Dormimos un poco tristes compararndo el abismo musical entre España e Irlanda.

Aunque el B&B no era especialmente recomendable, si recomendaremos un sitio para cenar llamada McDonagh´s en el 22 de Quay Street. De ahí la foto de arriba del post donde nos comimos un típico Fish & Chips.

http://www.mcdonaghs.net/

Una playa desierta de Connemara donde encontramos un tesoro

Una playa desierta de Connemara donde encontramos un tesoro

DÍA 4.- EL DOLMEN Y LOS ACANTILADOS DE MOHER

Amanecimos con ganas de ver quizás la mayor atracción turística de la República de Irlanda: los acantilados de Moher. Así que después de pertinente y ya cuarto Full Irish Breakfast, iniciamos el camino.

Dolmen prehistórico, o eso dicen

Dolmen prehistórico, o eso dicen

Un poco antes de llegar a Ballyvaughan desde donde sale la carretera hacia los acantilados, está el Dolmen de Poulnabrone.

Este Dolmen es otro ejemplo del efecto “Foto del Burger”, vistoso pero nada espectacular. De todas formas como la entrada es gratis y pilla de camino a los acantilados, no está de más la visita.

Además así se puede aprovechar para recorrer la zona llamada “The Burren“, una extensión de roca caliza donde la erosión ha dejado a la montaña desnuda con la piedra, bastante espectacular.

Aunque lo realmente espectacular son los Acantilados de Moher. Se llega siguiendo las indicaciones desde la ciudad de Doolin. Moher son una serie de precipicios costeros que suponen una seña de identidad irlandesa. La entrada no cuesta como tal, aunque si cuesta el Parking, 6€ por cada persona que vaya en el coche. Aunque sin duda el gasto esta justificado con creces.

A nosotros fue el único rato de la semana que nos llovió. Por suerte pudimos hacer las fotos antes de que empezara a llover. Sin duda un lugar espectacular.

Los desafiantes acantilados de Moher

Los desafiantes acantilados de Moher

Nota personal: El recorrido permitido es de unos 2 kilómetros. Sin embargo mucha gente se salta las vallas con los carteles de “Peligro Muerte” y siguen un sendero sin señalizar alrededor del borde del acantilado. Peligroso es, pero con cuidado es casi imposible caerse y se disfruta todo desde otro punto de vista.

Después de Moher nos quedaba un largo camino hasta Killarney, con ferry incluido. Además queríamos llegar para ver el Madrid- Barça de la final de la copa del Rey. Veni, vidi, Vinci. ¿Qué más podíamos pedir en el viaje?

Muy recomendable fue el B&B de Killarney. Se llama Robben House y esta situado en Muckross Road. Esta ciudad tiene fama de cara por lo turística, y lo es. Pero tanto la calidad de este lugar como el trato merecieron la pena.

Unos 60€ la habitación doble incluido el desayuno irlandés.  Toda la casa está hecha al milímetro con mucho gusto y amor y se nota. Volveríamos.

http://www.robeenhouse.com/

DÍA 5.- KILLARNEY, KERRY RING, CORK Y WATERFORD

Sin duda fue la etapa más dura. No sé si por el cansancio acumulado o por un mal planteamiento de recorrido demasiado optimista, pero se nos quedó muy largo. Sinceramente también nos perjudicó llegar a las 3:00 am a dormir después de la resaca copera.

En Killarney descubrimos un nuevo color verde

En Killarney descubrimos un nuevo color verde

Como hemos dicho Killarney es una ciudad tremendamente turística. Se intuye como la cuna de muchas segundas residencias de las pudientes familias irlandesas. Y no nos extraña.

Al borde de la ciudad y a lo largo de miles de hectáreas se localiza el Parque Nacional de Killarney lleno de sorpresas y pequeños paraísos.

En la parte más interior de este parque, la más cercana al pueblo, hay miles de caminos que recorrer. Para ello se puede contemplar la posibilidad de alquilar unas bicis o un paseo en calesas y visitar todos los mágicos recovecos del parque.

Hablamos por ejemplo de las ruinas de la Abadía de Muckross o el castillo de Ross

Castillo de Ross, (ojo no el de Friends)

Castillo de Ross, (ojo no el de Friends)

La Abadía de Muckross actualmente en proceso de restauración, conserva mucho de lo que fue. Fue fundada en 1448 e incendiada por las tropas del Cromwell en 1652.

la Muckross House dista 1,5 km de las ruinas, aunque nosotros no llegamos a visitarla

El castillo de Ross por otra parte, es una pequeña fortaleza en el borde del lago que más bien parece el escenario de una peli medieval.

A partir de ahí comienza la espectacular carretera circular llamada Kerry Ring de unos 180 kilómetros (unas 3 horas sin paradas). Esta carretera rodea la zona más exterior del parque hasta llegar a la costa.

Iremos comentando los lugares que más nos impactaron de esta carretera, y aunque no llegamos a ver todos, sí creo que son un ejemplo representativo del mismo. El recorrido se recomienda hacerlo en sentido contrario a las agujas del reloj (de norte a sur) lo leímos en casi todas las guías.

Por ese orden y ya centrados en el anillo externo nos encontramos con la Playa  de Rosbeigh, un lugar paradisíaco donde aprovechamos para comer algo en un merendero ideal que en España hubiera estado atestado y sucio, pero que en Irlanda y a pesar de no tener ni una papelera a la redonda estaba inmaculado.

Más adelante y cruzando un puente en la ciudad de Caherciveen nos encontramos con el Castillo de Ballycarbery (la primera foto del post) un lugar donde las vacas vigilan y protegen el castillo en un entorno de película.

Fortaleza circular de Caherciveen

Fortaleza circular de Caherciveen

Muy cerquita del castillo están dos fortalezas circulares. Hay varias a lo largo de anillo pero nosotros visitamos esta.

La alineación perfecta de las piedras resulta impresionante, así como poder subir por unas escaleras vertiginosas por su estructura. Ideal para hacer fotos y pasar unos minutos disfrutando del entorno.

Por problemas de tiempo no pudimos seguir disfrutando la parte sur del anillo porque teníamos que ir a Cork. Sin embargo por la mañana habíamos podido ver más cosas más cercanas a Killarney.

Una de ellas fue la Cascada de Torc. Esta cascada es un lugar lleno de encanto. Se accede fácilmente a 200m del parking y de ahí sale un camino que sube bordeando la cascada hasta su nacimiento.  Para los más osados también se puede seguir el sendero hasta el Ladies View.

Cascada de Torc. Mejor no ir con ganas de ir al baño

Cascada de Torc. Mejor no ir con ganas de ir al baño

Y finalmente casi llegando a Killarney, cerrando por completo el Kerry Ring, está el Ladies View. Un mirador desde donde se divisa una gran parte del parque.

Sinceramente y como moraleja, solo este recorrido debería hacerse en al menos un día, volviendo a dormir Killarney. Nosotros dormíamos en Waterford, con lo que hicimos unos 350km en un día, demasiados. Además teníamos intención de ver el Castillo de Cork que como cerraba pronto no pudimos ver (ni la famosa piedra de la elocuencia).

Como siempre dicen que hay que dejarse algo por ver en los viajes para tener ganas de repetir pues nosotros nos dejamos esa parte, Killkeny incluido. Si estáis interesados en esta zona os recomiendo este blog donde recorrieron la parte sur de la isla.

Después del palizón del día,  y como nos quedamos sin ver la piedra, decidimos cenar en un indio que no estaba mal y después salir para dormir en Waterford en un cuchitril que por higiene no recomendaremos. Tampoco recomendaremos la ciudad, demasiado fría e industrial, lo poco que pudimos ver.

A la mañana siguiente y después del quinto Irish Breakfast (este ya no pudo ser completo), fuimos desde Waterford al aeropuerto de Dublin, en un par de horas, las más tristes y las últimas en Irlanda.

IRLANDA SE VE BIEN

Siempre después de estos viajes se te queda una sensación de que algún antepasado tuyo era de allí y que no te importaría vivir unos meses empapándote del lugar. Para no ser menos en Irlanda nos pasó lo mismo.

Pero es que hay pocos países que congenien la belleza natural con al modernidad cívica más sostenible. Ver una playa sin rascacielos, algo que debería ser lo normal, deja de serlo en países tan exhibicionistas y compulsivos como España. Por suerte en Irlanda ha superado el boom mundial del ladrillo conservando su identidad.

Porque cuando dentro de cien años los apartamentos se caigan a cachos, los acantilados de Moher, la cascada de Torc o la calzada de los gigantes seguirán estando ahí, imperando con la misma belleza y ojalá que con el mismo entorno.

De Irlanda al cielo

De Irlanda al cielo

Viajar a Irlanda es sumergirse en el color verde, y eso te empapa tanto que hasta te llega a decolorar por dentro. Todo un lujo para el viajero. Un gran viaje con una gran banda sonora, seña de su propia identidad. En tu maleta te llevarás de vuelta el recuerdo de los sonidos únicos de los whistles, gaitas y bodhráns, que harán despertar para siempre a tus ancestros celtas.

Y no nos olvidemos de los irlandeses, tan educados como entusiastas. Tan europeos como casi latinos. Que siempre estarán dispuestos a decirte si necesitas ayuda si estás con un mapa en la mano, aunque no lo pidas. Así son. Parte fundamental de ese cóctel perfecto

Todo eso nos llevamos de Irlanda. Música, naturaleza y un gran sabor de boca (y sus consiguientes kilos de más). Nos llevamos también el recuerdo de unos compañeros de viaje inmejorables, con los que modelamos desde meses atrás y con mucho cariño un viaje de ensueño.

Nos llevamos en definitiva un nuevo trozo de nuestras vidas que desde ahora será para siempre de color verde.

Ojo: La vacas inglesas hacen “Mooo” en vez de “Muuu”

Ojo: La vacas inglesas hacen “Mooo” en vez de “Muuu”

GUÍA DE IRLANDA GRATIS EN PDF

Nos encanta viajar, compartir y recordar nuestras experiencias y encima poder ayudar a los futuros viajeros. Este fue el origen del blog y así intentaremos seguir. Por eso y con el fin de compartir libremente experiencias viajeras, aquí os dejamos un link para descargaros la guía de Irlanda de www.elmundosevebien.com en PDF, totalmente gratis.

Es cierto que nos encantaría hacer este blog sostenible y poder generando más y mejores contenidos, pero  lo único que os pedimos es que nos acompañéis en las redes sociales (Facebook, Instagram o Youtube) y que nos ayudéis a dar a conocer el blog, entre vuestros amigos y familia. ¡Con vosotros el mundo se verá mejor!

Aunque por supuesto, sí alguien quiere colaborar, aunque sea con un aporte testimonial, puede hacerlo a través de nuestro paypal info@elmundosevebien.com. Os estaremos muy agradecidos y haréis que este pequeño proyecto viajero siga creciendo.

DESCARGAR GRATIS LA GUÍA DE IRLANDA EN PDF

Todas las guías y fotos de este blog son para usos personales y nunca podrán ser utilizadas para empresas o publicaciones ajenas. Tanto las fotos como el texto están sujetos a licencias de autor.

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

15 Responses to Guía de IRLANDA (en una semana)

  1. Pingback: Guía de: LONDRES | EL MUNDO SE VE BIEN

  2. Yacquelinne says:

    Está buenísimo el artículo! Unas ganas inmensas tengo de ir a Irlanda, y esta entrada me ha dado muchas más ganas de conocerla. Algún día iremos con mi futuro marido. =) Un saludo desde Argentina!

  3. Diego says:

    Hola! muy buena la pagina! te cuento que en junio estare 22 dias en irlanda. Pasare 2 semanas en dublin y el resto de los dias quisiera recorrer. El tema es que he pensado en ir a Galway, hacer base alli y recorrer, pero me han dicho que hay lugares mas lindos. Me podrias recomendar los principales pueblos y ciudades de Irlanda? de esta manera podre organizar una ruta. No alquilare vehiculo, utilizare el bus que es mas economico. gracias!

    • Marcos says:

      Hola Diego!
      En el post recomiendo lo que más nos gustó, los acantilados imprescindible y Dublin también, luego en función de los días y el dinero yo iría a Cork, la verdad es que cada punto de Irlanda es precioso!
      Espero haberte ayudado, un saludo!

  4. Diego says:

    Hola Marcos!! segui tu consejo y estare en Cork tambien!! gracias por tu trabajo ya que estas ayudando a mucha gente!! un abrazo

  5. Esteban says:

    No estoy de acuerdo de la ciudad “Derry” es muy bonita y puedes hacer muchas cosas allí.

    • Marcos says:

      Hola Esteban!
      Pues la verdad es que tienes razón, vamos a modificar nuestro comentario, quizás hemos sido demasiado negativos…
      Gracias por tu aporte!

  6. Buena guía! Irlanda es uno de los destinos a los que más ganas les tengo, así que espero que me haga falta más pronto que tarde

  7. Begoña says:

    Muy buena guía. Nos vamos en agosto a Irlanda y pensamos alquilar un coche para recorrerla. Me gustaría saber si alquilasteis el coche en el aeropuerto de Dublín , con que compañía lo hicisteis y que tal os fue. Muchas gracias

    • Marcos says:

      Hola Begoña! Nosotros alquilamos desde internet y lo recogimos en el aeropuerto, no me acuerdo de la compañía pero todas eran muy similares
      Buen viaje!!

  8. Maribel says:

    Estupenda guía!! Vamos una semana a Irlanda y también cogemos el coche en el aeropuerto, es fácil aparcar en Dublin? Donde dejasteis el coche?

    • Marcos says:

      Hola Maribel!!
      No muy sencillo, la verdad. Nosotros lo dejamos en un parking los días de nuestra estancia. Fuera de la almendra central es posible aparcar, es otra opción.
      Buen viaje y muchas gracia por tus palabras!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *