Guía de MARRAKECH

En esta Guía de Marrakech vamos a contar nuestras experiencias durnate 5 días de maravilloso viaje. ¡Marrakech se ve bien!. 

Amigos, toca el turno de contar nuestro viaje a Marruecos. Por un lado escribir esta Guía de Marrakech dejando macerar el viaje tiene la ventaja de contar las cosas con más fundamento y con el poso que deja en cada uno el viaje en cuestión. Por otro parece que se viaja otra vez.

En nuestro caso, el poso que nos queda de Marrakech huele a té de menta, a especias y a cuero.

 

té moruno

té moruno

GUÍA DE MARRAKECH GRATIS EN PDF

Nos encanta viajar, compartir y recordar nuestras experiencias y encima poder ayudar a los futuros viajeros. Este fue el origen del blog y así intentaremos seguir. Por eso y con el fin de compartir libremente experiencias viajeras, aquí os dejamos un link para descargaros la guía de Marrakech de www.elmundosevebien.com en PDF, totalmente gratis.

Es cierto que nos encantaría hacer este blog sostenible y poder generando más y mejores contenidos, pero  lo único que os pedimos es que nos acompañéis en las redes sociales (Facebook, Instagram o Youtube) y que nos ayudéis a dar a conocer el blog, entre vuestros amigos y familia. ¡Con vosotros el mundo se verá mejor!

Aunque por supuesto, sí alguien quiere colaborar, aunque sea con un aporte testimonial, puede hacerlo a través de nuestro paypal info@elmundosevebien.com. Os estaremos muy agradecidos y haréis que este pequeño proyecto viajero siga creciendo.

DESCARGAR GRATIS LA GUÍA DE MARRAKECH EN PDF

Todas las guías y fotos de este blog son para usos personales y nunca podrán ser utilizadas para empresas o publicaciones ajenas. Tanto las fotos como el texto están sujetos a licencias de autor.

RECOMENDACIONES PARA VIAJAR A MARRAKECH

Antes de todo, hay ciertas cosas que el viajero se debe plantear antes de un viaje de este tipo.

TRÁMITES Y DOCUMENTACIÓN

Para un turista español no es necesario más que el pasaporte con más de tres meses de vigencia antes de la fecha de expiración. El visado se paga en la entrada del aeropuerto. Con respecto a seguros de viaje y de cobertura sanitaria, mejor independientemente de tenerlos o no, es no necesitarlos.

DIFERENCIA HORARIA

En invierno en Marruecos es una hora menos que en España. En verano es de 1  o dos horas según, porque las fechas del cambio de hora no coinciden es mejor preguntar a la llegada del aeropuerto.

VIAJE Y TRANSPORTE

Nosotros volamos desde Barajas con Ryan, ya que como todos conocéis seguimos enfadados con los Easy Jetas. El viaje a parte de los retrasos típicos de Ryan y los hacinamientos tanto para embarcar como para desembarcar fue bien. El precio ida y vuelta no llegó a los 200 euros.

LA MONEDA

Aunque cada vez más el euro se está convirtiendo en una moneda universal, es cierto que para los que les guste el regateo y no sentirse demasiado turistas deben cambiar moneda extranjera. Lo más conveniente por cuestión de las comisiones y siempre que sea posible, es sacar una vez que se llegue al país.

En el aeropuerto de Marrakech no tuvimos problema, una vez que sales del control de pasaportes hay muchos cajeros.

El cambio fluctúa bastante en la actualidad está a 11 dirhams = 1 euro. Lo que viene muy bien para hacer el cambio.

EL IDIOMA

Como siempre decimos una vez que sacas dinero del cajero del aeropuerto de un país, se adquiere el don del bilingüismo. Sin embargo, todas las nociones de francés serán bien recibidas, ya que hay que tener en cuenta que Marrakech se encuentra bastante al sur con lo que queda lejos de la zona de influencia española. El inglés ayuda en hoteles, aeropuerto, y establecimientos turísticos, lejos de allí pierde utilidad.

COMER

Quien vaya pensando que la comida oficial marroquí es el kebab, se va a llevar una grata sorpresa. Marruecos goza de una riqueza gastronómica digna de país mediterráneo que es. Es muy variada y muy sana. Es obligado pedirse un cuscús y comparar las distintas formas que tienen de prepararlo.

La vibrante Plaza Djemaa EL-Fna

La vibrante Plaza Djemaa EL-Fna

También es obligado probar los tajines y los keftas, que son como un guiso de carne picada con verduras y frutos secos que se suele presentar con huevo por encima.

La Pastila (pastille) es un plato menos conocido pero muy contundente y delicioso, se asemeja a un súper rollito de primavera con pollo dentro.

Entre otros productos típicos más destacados se encuentra en aceite de Argán. Cuentan maravillas de él ya que tiene un perfil nutricional muy similar al de oliva, incluso se utiliza en cosmética. Su sabor se asemeja al de oliva con un regusto a frutos secos. Mi consejo es que no preguntéis como se obtiene si no queréis evitaros un disgusto.

Por supuesto hay muchas cosas que hay que probar: los deliciosos zumos de naranja naturales de los puestos de la plaza Djemaa El-Fna, la repostería de los puestos cercanos al bazar y los crepes, los baghrirs y los msemmens,  que son como unas tortitas que se toman para desayunar, etc.

Además, ¿para que nos vamos a engañar?, nosotros somos de buen comer y disfrutamos comparando cuantos más platos mejor. Los restaurantes destacados que nosotros probamos y recomendamos fueron:

Restaurante L´Etoile (la antigua casa del cuscús). Tiene una terraza desde donde se ve toda la Plaza Fna. Es cuscús esta increíble y el tajín de carne también. El servicio es muy bueno y los precios son entre camino del turista y del parroquiano.

Chez Chegrouni es el restaurante que nos recomendaban en todos los blogs. Lo dejamos para el último día, y nos encantó. Esta justo en la Pza Fna y sirven los típicos platos marroquíes (todos muy ricos) que debes apuntar en una servilleta para dárselos al camarero. Probad el kefta con huevo.

Otra opción que puede que no apetezca mucho a primera vista son los puestos de la Plaza Fna. Nosotros comimos en uno cualquiera porque los que nos habían recomendado (especialmente el Puesto 31 y el 14) estaban llenos y con cola para cenar.

Cerca de las tumbas Saadíes esta el restaurante Nid´Cigogne que tiene una terraza con vistas las tumbas y las cigüeñas en el que aunque el servicio es desesperadamente lento pero merece la pena probar si os entra el hambre por la zona.

BEBER

Mejor olvídate de la cervecita en una terraza, y mucho menos de una copa después de comer. Muchos sitios directamente no sirven alcohol ni a turistas, y en otros el precio es desorbitado y da mala sensación.

Eso sí, suplirás ese vicio por otro vicio peor, el té moruno. Su precio oscila en los 10 dirhams y lo sirven a todas horas y en todos los lugares. Os aseguro que engancha.

DORMIR

Hay dos opciones muy definidas y muy diferentes. Si uno no anda mal de pasta y se quiere dar un capricho sin duda debe buscar un Riad. Que son palacios reformados destinados al turista más selecto. Muchos disponen de circuitos de spas y todo lo que uno se pueda imaginar para lograr que el cliente se sienta como un sultán.

Por otra parte si uno es de los que le cuesta llegar a fin de mes, deberá buscar un hotel modesto a poder ser lo más cerca de la plaza Djemaa El-Fna.

Nosotros como somos del segundo tipo, nos alojamos en uno muy barato pero también bastante cutre. Se llama Islane, y la mejor virtud sin duda es la localización aunque yo personalmente no sé si repetiría, las sábanas tenían pelos humanos y el baño le serviría a Grissom para hacer una tesis doctoral por la cantidad de restos biológicos.

TAXIS

Como suele pasar en estas tierras los taxis tienen el precio más variable que el humor de un géminis. Lo ideal es que pongan el taxímetro, pero nosotros nunca vimos un taxi con taxímetro. Te tocará negociar.

Hay tres tipos de taxis, los coches normales (más baratos), los mercedes que son más grandes y caben hasta 5 personas apretadas, y los monovolúmenes, ideales para excursiones de más de 5 personas.

Desde el aeropuerto salen autobuses que llevan al centro de la ciudad por unos  25 dirhams. También podéis regatear un taxi. Eso sí no paguéis más de 100 dirhams por un taxi pequeño ni 200 DHM por un taxi grande (5 personas).

En algún blog leímos que un desplazamiento normal (con taxímetro) por la ciudad sería de 40 dirhams, eso tomadlo como referencia a la hora de negociar. La realidad es que si no eres muy buen negociador o sí te ves en la necesidad, al final te sale casi como si estuvieras en España.

CALESAS

Las calesas son el autobús panorámico de España. Es algo turístico que hay que hacer pero sin decirlo muy alto. Hay como dos circuitos típicos: el barrio judío o al palmeral. No paguéis más de 150 dirhams dependiendo del recorrido.

REGATEO Y COMPRAS

Capítulo aparte merece este tema. Después de 4 días allí yo saqué dos conclusiones:

1.- Hay dos precios, los suyos y los tuyos de turista. Da igual la buena cara que pongas o las pintas que lleves, hueles a turista y pagarás precio de turista. Afortunadamente al cambio sale algo más barato que en tu país, así que date con un canto en los dientes.

2.- Ellos siempre ganan. Da igual lo que hagas, da igual lo buen negociador que seas, ellos siempre ganan. Llevan años y generaciones ganándose la vida así, y tú eres un pringao que vienes de un país que tiene los precios fijos. Hazte a la idea.

3.- Estás de vacaciones, que no te las amargue el regateo. Tómalo como un juego.

Una vez teniendo en cuenta estos preceptos pues ya puedes empezar el viaje. Es cierto que uno de los encantos del viaje es regatear en los bazares.

Muchas cosas las sacarás baratas, aunque como comprarás muchas y algunas de ellas que tiraras a los meses porque perderán parte de su esencia en España, al final te gastarás mucho más dinero de lo que pensabas.

Como orientación, dicen que el primer precio por el que te ofrecen las cosas es el triple del real. Tú ofrece 1/3 del primer precio, da igual que te griten o te regañen, sé fuerte y ten paciencia. Y haz como si no quisieras comprar ese artículo. Y nunca regatees si no vas a comprar.

El especiado Zoco de Marrakesh

El especiado Zoco de Marrakesh

QUÉ VER EN MARRAKECH

A continuación enumeraremos los sitios que nosotros visitamos. Como siempre todo esto se basa en experiencia propia y no deben tomarse como algo categórico.

PLAZA DJEMAA EL-FNA

Seguramente el reclamo turístico más importante de Marrakech. Todo gira en torno a esta plaza, tanto para los marroquíes como para los turistas. Desde por la mañana ya hay actividad con las tatuadoras de henna, quioscos de zumo de naranja, etc.

Luego a medida que va avanzando el día, van apareciendo actores en la escena: encantadores de serpientes, dentistas, curanderos, cuentacuentos, malabaristas, feriantes de juegos de habilidad, y un largo elenco de piezas que encajan exactamente en este puzzle.

Por la noche todos los elementos que parecen inmiscibles se funden en un mosaico espectacular de olores luces y sabores que te atraparán. Es el genuino encanto de esta ciudad.

Cenar en uno de sus múltiples puestos de comida es algo que hay que hacer aunque no entren muchas ganas. La regla de que el chiringuito más poblado suele ser el mejor, es una ley que suele funcionar. Al menos siguiendo este truco nos aseguramos que hay rotación de alimentos.

EL ZOCO

Cualquiera que haya estado alguna vez en mercado magrebí, sabe lo que hay. El primer día agota espantar a los comerciantes y a medida que pasan los días te vas acomodando a ese entorno natural, y simplemente empiezas a gozar de esa sobrecarga de estímulos de los 6 sentidos, incluso también del sexto sentido utilizado para el regateo y para evitar ser timado.

Hay varias reglas no escritas que te ayudarán a no llegar a situaciones comprometidas.

1.- La primera es que no pidas precio de algo que no tienes interés en comprar. Y sobre todo nunca regatees si no quieres comprar. Es una ofensa para ellos perder el tiempo en regatear sin intención. Ten claro lo que quieras comprar.

2.- Como hemos dicho ellos llevan siglos de ventaja en este negocio. Saben cómo reclamar tu atención. Te recitarán la alineación del Real Madrid, imitarán a Chiquito, o te hablarán en gallego de Pontevedra, todo por tu atención. Si quieres comprar barato intenta siempre mantener la calma.

3.- La tercera y esta es una conclusión personal. Cuanto más educado seas, menos rudo te verás obligado a ser. Me explico. En el caso que no quieras comprar nada, es mejor hacerte el despistado y no contestar a sus reclamos. Si tú ante el primer ofrecimiento respondes con un NO educado (“Lá” en árabe) ellos volverán a insistir. Al tercer No, ellos desisten. Además si tratas de ser enrollado y te interesas por su género, eso te llevará sin darte cuenta a un callejón sin salida, en el cual si nos les compras se acordarán de toda tu familia porque se sentirán ofendidos. Es mejor dejar claro que no quieres comprar desde el principio, lo más educadamente posible, claro.

Conclusión es mejor relajarte pero ser educado pero cortante a tiempo, antes que verte obligado comprar o a huir en espantada ante su insistencia. Pero todo ello forma parte de encanto de recorrer Marrakech.

La deslumbrante Mezquita de Koutobia

La deslumbrante Mezquita de Koutobia

ALMINAR DE KOUTOBIA

Muy cerca de la Plaza El-Fna se encuentra la mezquita más importante de la ciudad. Cinco veces al día los creyentes se dirigen al lugar para orar. Sin duda es en la oración de la tarde la más popular. El interior de la mezquita no se puede visitar pero alrededor se encuentran los jardines que merecen ser recorridos mientras se escucha al muecín alzar sus plegarias.

PALAIS DE LA BAHÍA

Es uno de las visitas que más nos gustó. Se trata de un palacio ornamentado por lo mejores artesanos del país durante 14 años. Los techos de madera son impresionantes y los patios son muy bonitos.

El palacio sirvió de centro de visitas de reyes, artistas y personajes destacados de la sociedad marroquí.

El Palacio de Bahia, no está en Brasil aunque lo parezca.

El Palacio de Bahia, no está en Brasil aunque lo parezca.

PALACIO EL BADI

Si bien la vista de los estanques vacíos, y las paredes derruidas quitan espectacularidad a este antiguo palacio, merece la pena emplear 20 minutos para recorrerlo. Hay unos túneles subterráneos muy chulos y muy divertidos, incluso no viene mal una linterna en algunos tramos.

El Palacio Real que está muy cerca de esta zona, no es posible visitarlo.

TUMBAS SAADÍES

También nos gustó bastante. Se trata de un mausoleo en el que descansan descendientes del profeta Mahoma. El detalle de las ornamentaciones artesanas no tiene límites.

CURTIDURÍAS

Sólo es posible la visita una vez a la semana. Cuando vayas paseando te ofrecerán enseñarte como trabajan el cuero por un módico precio. La visita no es apta para olfatos delicados ya que trabajan las pieles con amoníaco y excremento de paloma. Resulta muy curioso como trabajan la piel hasta convertirla en bolsos o abrigos. La visita finalizará en una tienda donde podrás comprar artículos de cuero que deberás dejar airear a tu vuelta para tratar de quitarle el olor a cuero natural.

HAMMAM

Al igual que os dijimos en el post de Estambul, nosotros no somos muy de baños-spa. Además los baños marroquíes son muy distintos a los baños turcos, en realidad ellos los utilizan exclusivamente para el aseo y no para tratamientos de belleza o relajantes. No digo que no merezcan la pena ir, sino que personalmente, no nos llaman mucho la atención y preferimos hacer otras cosas.

Sin embargo, para los interesados, en Marrakech hay muchos Hammams para turistas en los que puedes ir con tu pareja.

JARDÍN MAYORELLE

Aquí fue donde nosotros vivimos la anécdota surrealista del viaje. Y es que hacer miles de kilómetros y encontrarte con Florentino Pérez en un jardín de Marrakech no tiene precio. Son las típicas cosas que pasan en los viajes y que luego sirven para echarse unas risas recordándolo.

El Jardin Majorelle es la…

El Jardin Majorelle es la…

El jardín fue creado por Louis Majorelle, un francés que llegó a Marrakech para continuar su carrera de pintor y compró estos terrenos y comenzó el diseño del jardín. Más tarde y después de la muerte de Majorelle, Yves Saint  Laurent y su socio Pierre Bergère compraron este jardín, lo terminaron de dar su esplendor artístico y posteriormente lo regalaron a la ciudad.

La visita se recomienda un día soleado para disfrutar en plenitud de la mezcla de colores vivos dentro de un entorno natural alucinante. No os olvidéis de la cámara de fotos, hay muchas fotos cojonudas (nunca mejor dicho).

EL PALMERAL

Desde el Jardín Mayorelle tomamos un taxi al palmeral. Desde allí y con la ayuda del taxista negociamos un paseo de media hora en camello por el palmeral, que es un desierto de palmeras como se puede uno imaginar por su nombre. Es otra turistada pero merece la pena, nosotros nos reímos mucho aunque un camello me mordiera el muslo.

EL JARDÍN MENARA

Y aquí va otra opinión personal. No merece la pena ir. Tal vez por la época del año o porque esperábamos otra cosa pero nos pareció un secarral con un estanque más feo que una lasaña quemada. Fuimos andando desde de la Plaza El-Fna, y a la vuelta tomamos un taxi, y aunque le paseo fue agradable. Sólo si os sobra tiempo plantearos la visita, en caso contrario ni se os ocurra, sinceramente no merece la pena.

MADRAZA DE ALÍ BEN YUSUF,  DAR SI SAID Y MUSEO MARROQUÍ

Nosotros no vimos ninguna de estas tres cosas que muchas guías lo consideran como imprescindible, unas por falta de ganas y otras porque no nos cuadraron los horarios. Sin embargo me gustaría comentarlo para que os planteéis la visita. De todas formas siempre hay que dejarse algo de una ciudad para futuras ocasiones.

EXCURSIONES POR LA ZONA

Marrakech es una ciudad bastante manejable. No destaca principalmente por los monumentos, sino que más bien, son las personas y el ambiente en general la que dan valor a esta ciudad Marroquí. Y digo esto porque aun que nosotros estuvimos 4 días al segundo ya sentíamos que habíamos visto lo más destacado de la ciudad y estábamos planeando excursiones.

Las típicas excusiones que te ofrecen en todos lados son:

Valle de Ourika: hay unas cascadas con chiringuitos la borde del río. El dueño de Virgin tiene un hotel de lujo al pie del Atlas a 40 kilómetros de Marrakech

Ouarzarzate a 204 kilómetros de Marrakech, y aunque ir y volver en el día es posible es un poco paliza. Antes de llegar hay una fortaleza/ khasba de Ait Benhaddou.

Otras ciudades como Casablanca, Fez o Agadir no es posible visitarlas en un solo día. Pero sí contad con ellas si estáis de ruta por la zona.

Dicho esto, nosotros decidimos dedicar un día de nuestro viaje para acercarnos a la ciudad costera de Essaouira. Al viajero que piense estar muchos días en Marrakech, yo le recomendaría que fuera con la idea de hacer alguna excursión.

Muchas de ellas se la ofrecerán en el hotel que se aloje. Lógicamente organizarlas por tu cuenta resulta más económico. Muchos taxistas de Marrakech estarán encantados que por un módico precio les lleve y les traiga a cualquier destino que uno quiera.

ESSAOURIA

Como ya hemos comentado antes, Marrakech es una ciudad muy accesible para ver en un par de días, por lo que es muy recomendable que si se dispone de más tiempo, que se contemple la posibilidad de dedicar un día a alguna excursión ya sea a alguna de las gargantas de la zona o a alguna localidad como Essaouira, más que nada para los que no tenemos la suerte de vivir en una ciudad con mar y tenemos mono de ello.

Gaviota marroquí

Gaviota marroquí

Nosotros en uno de los viajes en taxi por la ciudad negociamos con un taxista un viaje de un día a Essaouira. Nosotros éramos 5 con lo que negociamos un monovolumen con un tal Mr Taofik que nos llevara a Essaouria por 900 dirhams.

Como siempre hay que estar al loro porque negociamos con un señor, un horario y un coche y al día siguiente se presentó otro señor, con otro horario y otro coche. No te lo tomes como nada personal, suele pasar. Y aunque el viaje fue algo largo (unas 3 horas de ida y otras 3 de vuelta con parada en el bar de su primo), lo volveríamos a hacer, nos encantó.

Essaouria fue la antigua Mogador y en la actualidad es un puerto pesquero muy importante y encantador, además es un destino turístico de surferos y artistas, que buscan en sus calles la tranquilidad que no tiene Marrakech.

A parte del puerto marítimo destaca la Skala, un bastión defensivo construido sobre los acantilados y donde se pueden ver unos cañones y una puesta de sol dicen que impresionante, aunque nosotros no la pudimos ver.

Un paseo de una hora y media por la ciudad es suficiente para empaparse de esta ciudad y además es un sitio ideal para hacer las compras del viaje ya que no existe el agobio que en el bazar de Marrakech.

Para comer después del paseo por la ciudad nuestra recomendación es el Restaurante Familial, en la calle Ibnou Toumatre 8, un escondido callejón que hace esquina con la calle Derb Laalouj.

Cuando nosotros comimos nos dijeron que apenas llevaba un mes abierto, cosa que no era de extrañar. La limpieza de los baños y la preparación de los platos era sorprendente, todo muy rico y a un precio razonable. Muy recomendable.

Otra opción que  nosotros no hicimos pero bastante típica fue comprar el pescado del puerto y pedir que te lo cocinen en cualquiera de los asadores del paseo marítimo.

Eissaouira sabe a mar

Eissaouira sabe a mar

CONCLUSIÓN

No esperes de Marrakech una ciudad monumental. No esperes edificios históricos ni mezquitas espectaculares. El valor de Marrakech reside en el valor de su patrimonio humano. Es una ciudad que vive el turismo, pero que también viviría sin él. Porque Marrakech es una ciudad viva que permite al turista disfrutar y formar parte de esa belleza.

Perderse en el bazar o en las múltiples atracciones de la plaza El-Fna es el verdadero encanto de una ciudad que es ideal para dedicarla al menos un fin de semana largo de tu vida.

El olor a cuero y a té se te quedará grabado a fuego, despertando estímulos de unas raíces de las que todos formamos parte. Por eso te sentirás tan cómodo en la ciudad, porque en el momento que pises sus calles, esas calles formarán también parte de ti.


Además si con cada viaje te quitas un prejuicio, viajar a Marrakech te hace quitarte muchos. El estilo de vida consumista, las comodidades occidentales que tomamos con normales y el choque sociocultural es aún más enriquecedor cuando se conocen países islámicos como éste.

Como en todo nadie es perfecto, conocer nuestras imperfecciones es el primer paso para tratar de superarlas. Y así de paso nos quitamos miles de prejuicios. Ese es el regalo que nos llevamos de Marrakech, una ciudad mágica que enamora y enseña a partes iguales.

 

Fuente del Palacio Bahía

Fuente del Palacio Bahía

GUÍA DE MARRAKECH GRATIS EN PDF

Nos encanta viajar, compartir y recordar nuestras experiencias y encima poder ayudar a los futuros viajeros. Este fue el origen del blog y así intentaremos seguir. Por eso y con el fin de compartir libremente experiencias viajeras, aquí os dejamos un link para descargaros la guía de Marrakech de www.elmundosevebien.com en PDF, totalmente gratis.

Es cierto que nos encantaría hacer este blog sostenible y poder generando más y mejores contenidos, pero  lo único que os pedimos es que nos acompañéis en las redes sociales (Facebook, Instagram o Youtube) y que nos ayudéis a dar a conocer el blog, entre vuestros amigos y familia. ¡Con vosotros el mundo se verá mejor!

Aunque por supuesto, sí alguien quiere colaborar, aunque sea con un aporte testimonial, puede hacerlo a través de nuestro paypal info@elmundosevebien.com. Os estaremos muy agradecidos y haréis que este pequeño proyecto viajero siga creciendo.

DESCARGAR GRATIS LA GUÍA DE MARRAKECH EN PDF

Todas las guías y fotos de este blog son para usos personales y nunca podrán ser utilizadas para empresas o publicaciones ajenas. Tanto las fotos como el texto están sujetos a licencias de autor.

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Guía de MARRAKECH

  1. Pingback: Guía de: NEPAL | EL MUNDO SE VE BIEN

  2. Pingback: Guía de DUBÁI (en unas horas) | EL MUNDO SE VE BIEN

  3. jose says:

    Se ve genial vuestro post sobre marrakech, os quedarían algunas cosas sobre las que hablar como las que he visto en esta web: http://www.guiademarrakech.com pero por el resto nos ha servido de mucha ayuda para nuestro viaje. Esperamos emprender el camino el próximo mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *