Guía de NEPAL (en una semana)

Como siempre escribir sobre los viajes y hacerlos es una necesidad personal más que otra cosa. Todos los viajes te cambian algo por dentro y te hacen crecer un poco como ser humano, pero este del que vamos a hablar sin duda tiene una carga mágica especial. Nepal es un país realmente único, y para mucha gente es un destino soñado que sin duda te cambia por dentro.

En esta guía de Nepal intentaremos transmitir todo lo que este viaje ha significado para nosotros y compartir nuestros consejos y recomendaciones por si alguien quiere ir allí y conquistar entre otras cosas la cima del mundo.

Nepal es un destino prioritario para cierto tipo de viajeros. No hay que negar la importacia del Himalaya para la economía turística de este país. Es un tremendo imán para los amantes del mundo de la montaña. Pero Nepal no es solo el Everest, ni siquiera es necesario ser un experto montañero para disfrutar de la experiencia única que es conocer este país.

Nepal es sonrisa y amabilidad eterna de la gente, es espiritualidad interior, es la fuerza en sus colores, es estar cerca de la cima del mundo. Nepal son muchas cosas juntas que sin duda quedarán marcadas a fuego en el viajero.

Banderas Bodhnath

Banderas Bodhnath

 

GUÍA DE NEPAL GRATIS EN PDF

Nos encanta viajar, compartir y recordar nuestras experiencias y encima poder ayudar a los futuros viajeros. Este fue el origen del blog y así intentaremos seguir. Por eso y con el fin de compartir libremente experiencias viajeras, aquí os dejamos un link para descargaros la guía de Nepal de www.elmundosevebien.com en PDF, totalmente gratis.

Es cierto que nos encantaría hacer este blog sostenible y poder generando más y mejores contenidos, pero  lo único que os pedimos es que nos acompañéis en las redes sociales (FacebookInstagram o Youtube) y que nos ayudéis a dar a conocer el blog, entre vuestros amigos y familia. ¡Con vosotros el mundo se verá mejor!

Aunque por supuesto, sí alguien quiere colaborar, aunque sea con un aporte testimonial, puede hacerlo a través de nuestro paypal info@elmundosevebien.com. Os estaremos muy agradecidos y haréis que este pequeño proyecto viajero siga creciendo.

DESCARGAR GRATIS LA GUÍA DE NEPAL EN PDF

Todas las guías y fotos de este blog son para usos personales y nunca podrán ser utilizadas para empresas o publicaciones ajenas. Tanto las fotos como el texto están sujetos a licencias de autor.
Estupa Swayambhunath

Estupa Swayambhunath en amarillo

PARTE 1.- CONSEJOS PARA IR A NEPAL

Para mucha gente (incluido nosostros) es bastante probable que Nepal sea visitado junto con otros países cercanos. Viajar desde Europa o América Latina suponen muchos miles de kilómetros y es problable que uno aproveche el desplazamiento para visitar otros países, como en nuestro caso fue la India.

Para otros muchos sin embargo, Nepal es un paraíso para disfrutar de el único país que es en sí mismo un parque temático para los aventureros. De trekking por el Annapurna o por el Everest, el cual es posiblemente el top para los amantes del mundo de la montaña.

De todas formas, hemos escrito un poco más detallados nuestros consejos para viajar a Nepal. Los podéis leer y descargar aquí. De todas fomas os dejamos un resumen

Consejos para viajar a Nepal

http://www.elmundosevebien.com/consejos-para-viajar-a-nepal/

¿CUANDO IR?

Esta es una pregunta que a veces no depende mucho de nosotros pero hay que tener muy en cuenta. En Nepal las estaciones son distintas a las de Europa. Allí de julio a finales de septiembre están en Monzón, que son lluvias abundantes y nubes prácticamente todos los días.

Lo ideal es ir a partir de octubre antes de que empieze el frío invernal pero después del monzón. La primavera (mayo-junio) también es buena época antes de la temporada de lluvias.

Aunque esto es algo que a veces no podemos evitar porque no podemos irnos en otras fechas, hay que asumirlo porque por ejemplo puede ser que vayamos a Nepal y no veamos ninguna montaña por las brumas y nubes, o incluso haya lugares o actividades cerradas por ir en monzón.

SALUD Y SEGURIDAD

Desde muchos puntos de vista Nepal es un país amigable para el turista. Lejos de las lógicas medidas de precaución, es un destino bastante seguro aunque sí que hay que tener cuidado con los guías y comerciantes insistentes que no descansarán hasta intentar sacar beneficio monetario al turista, nunca de mala fe, pero la verdad, llegando a veces a agotar nuestra paciencia.

Por lo demás en cuanto a la salud, por supuesto ni se te ocurra beber agua que no sea embotellada y hay que consultar y llevar las vacunas necesarias. Para Nepal se recomienda vacunarse contra la fiebre tifoidea, la encefalitis japonesa, las hepatitis A y B y el tétanos.

En las principales ciudades de Nepal no hay peligro de malaria pero siempre conviene protegerse y de evitar las picaduras de mosquitos. Más información sobre este tema en la web del Ministerio de Sanidad o en la oficina del Viajero más cercana. La nuestra era el instituto Salud Carlos III.

www.madrid.org/saludviajero/

VISADO Y PERMISOS

Los trámites para viajar a Nepal para casi cualquier ciudadano del mundo no son excesivamente complicados. Si viajas a Nepal para hacer trekking es bastante probable que hayas contactado ya con alguna agencia para ello, y ellos te informarán mejor de los permisos necesarios que no son complicados (a no ser que vayas al Tíbet) pero sí hay que tenerlos en cuenta.

En cuanto al Visado de turista se pueden conseguir a la llegada al país en el aeropuerto, si bien es recomendable llevarlo hecho para evitar esperas innecesarias.

Para hacerlo desde el país de origen antes de partir es necesario llevar al Consulado de Nepal más cercano lo siguente:

– El pasaporte con vigencia de al menos 6 meses

– Una fotografía tamaño carnet

– Dinero en efectivo (unos 40 € para un visado tipo de una semana)

– Rellenar este formulario

http://www.nepal.es/docs/FORMULARIO_VISADO_NEPAL.pdf

El tramite es inmediato, pagas te ponen el sello y te vas, y al menos en Madrid no había colas. También es posible utilizar una empresa de mensajería. Para más info:

www.nepal.es

Consulado de Nepal – Madrid
Calle Capitán Haya, 35 – 2ºB – 28020 MADRID
Tlfno: 34-91 541 87 87 – 625 633 637
info@turismodenepal.com | info@nepal.es

MONEDA E IDIOMA

En cuanto a la moneda, la moneda oficial es la Rupia Nepalí. Como siempre lo mejor es sacar de un cajero a la llegada al país. hay muchas casas de cambio de moneda extranjera, y muchos hoteles también disponen de este servicio, con su correspondiente comisón. En 2016 el cambio está a:

1 €uro = 120 Rupias Nepalíes

El idioma es el nepalés o nepalí del cual es mejor olvidarse, a no ser que uno decida vivir allí o echarse una novia o novio nepalí, por aquello de poder entenderse con los suegros. El alfabeto es diferente y puede ser un desafío intentar aprender a escribir una sola palabra.

Además para un turista no es necesario aprender nepalí, como suele ser en casi todo el planeta (menos para los políticos españoles) el inglés es el idioma no oficial del mundo, y nos ayudará a comunicarnos hasta en los más recónditos lugares.

TRANSPORTE

Nepal por su orografía es un país complicado para viajar por carretera. Desde Katmandú a Pokhara tan solo hay una carretera (no es coña, solo hay una de dos carriles) que anualmente es destrozada por las lluvias del monzón. Eso supone que en caso de obras en la carretera, accidente u otra circustancia no hay alternativa y los atascos son apoteósicos.

A esto hay que sumarle que no hay un sistema de ferrocarril y que el transporte de mercancía por carretera es casi obligado por lo que hay más camiones que coches por la carretera.

En nuestro caso nos desplazamos en coche entre Katmandú y Pokhara y para un recorrido de 200 kilómetros llegamos a tardar 7 horas, por unas obras eternas en la carretera. Desesperante.

Pero eso es parte del juego, hay que respirar profundo y dedicarse a tomar fuerzas para cuando se llegue al destino.

Camión Nepalí

Camión Nepalí con el aire acondicionado puesto

HORARIOS

Para un turista los horarios de Nepal suelen ser bastante lógicos y convenientes ya que van con el astro sol. Madrugan mucho y se acuestan pronto. En cuanto a tiendas y restaurantes y debido a que es un país que vive para el turista siempre es posible comer y comprar a casi cualquier hora del día (no tanto de la noche).

El desfase horario con España también es bastante curioso. Son 3 horas 45 minutos más. Curioso cuanto menos.

AGENCIAS, DRIVERS Y GUÍAS

Es muy probable que quieras contactar con una agencia para tu viaje ya que no es común viajar solo de manera independiente a este paises, aunque los hay. Normalmente se suele contactar con una agencia para que un “driver” se encargue de nuestros desplazamientos o como guía en algunas ciudades, ya que conducir allí para un occidental es cuanto menos un suicidio.

También están los viajes organizados al uso, pero personalmente no es nuestra idea de viajar. En nuestro caso contactamos con para nosotros el imprescindible y único Arjun de Mumal India Travels, ya que primero estuvimos en la India y él nos puso en contacto con esta agencia. Nuestra experiencia con ellos fue buena, por eso la recomendamos.

PRIME HOLIDAYS

Nirajan Devkota

primeholidaystravel@gmail.com

www.thenepaltravel.com 

ALOJAMIENTO

En nuestro caso llevamos todos los alojamientos comprados desde antes de partir. En muchas ocasiones los guías y agencias Nepalíes tienen promociones y acuerdos con ciertos hoteles que por ende se llevan parte de comisión.

También es cierto que en Nepal todo tiene dos precios, el de turista y el de para ellos. Con lo que no es mala opción que los alojamientos los contraten los guías ya que a pesar de las comisiones, sacan mejor precio. Aunque eso sí, siempre conviene verlos primero en internet antes de reservar.

Nosotros no recomendaremos ningún hotel en especial. Tanto los de Pokhara como los de Nagargot eran buenos pero tanto como los de los alrededores. Además en muchos casos al ir con conductor o guía local, uno no tiene mucho poder para elegir, vas al del primo del guía, aunque en general la oferta es buena y para nuestros precios muy económica.

El de Katmandú era muy bonito, moderno y genial ubicado, pero en nuestra habitación el segundo día se coló un ratón que se cenó nuestros bombones y los restos de hamburguesa, y el cual intentamos cazar pero los ratones nepalíes son extremadamente listos. Ese día no dormimos, pero las risas empezaron al día siguiente (después del sustillo) y todavía duran, fue la anécdota del viaje. This is Nepal.

COMPRAS

También es muy probable que hayas oído hablar a otros viajeros sobre las compras de material técnico de montaña o deportivo en Nepal. Por supuesto cualquier compra en Nepal al cambio con el Euro es una ganga, y más si se tratan de imitaciones de marcas como North Face, Columbia o Mamut. Eso sí en la mayoría de los casos son falsificaciones, por lo que tendrás suerte si las cremalleras o el Goretex te aguantan dos meses.

El regateo será obligado, así como el hueco en la maleta para volverse con el armario lleno por cuatro duros para una buena temporada. Paciencia en la compra y recuerda que al igual que en Egipto o Marruecos, hagas lo que hagas ellos siempre saldrán ganando.

PARA COMER

La gastronomía de Nepal está a medio camino físico entre la India y China, ya es motivo suficiente para viajar allí, está llena de sorpresas y platos realmente deliciosos.

Hemos desarrollado más este punto en esta guía gastronómica de Nepal anexa a esta entrada. Recomendamos su lectura para saber todo lo que Nepal nos ofrece.

Qué comer en Nepal

http://www.elmundosevebien.com/comer-en-nepal-o-en-un-restaurante-nepali/

El buque insignia son los Momos, muy parecidos a los Pieroggis polacos de los que ya os hablamos en la guía de Polonia. Son unas deliciosas empandillas pequeñas rellenas normalmente de verduras queso o pollo. Pueden estar fritas o hervidas al vapor. En ambos casos deliciosas.

Los Momos de la foto de abajo son de Cosmo de Café Restaurant. Un resturante muy chulo de la plaza Durbar de Katmandú, con unas vistas preciosas, muy recomendable.

Momos Nepalíes

Momos Nepalíes

También es una base en el día a día los arroces o los noodles fritos ya sean los soberbios fideos tailandeses Pad thai o los Chow mein más al estilo chino. Todos son increíbles y hay que probarlos. El pan es otra delicia fundamental, naan, chapatis o todas sus variedades heredados de sus vecinos indios.

Si quieres conocer algo más de la cocina india entra en este post:

http://www.elmundosevebien.com/comer-en-la-india

Una comida típica nepalesa es el dal-bhat-tarkari. Dal es una sopa picante de lentejas, que se presentan en el bhat, un recipiente redondo, con tarkari, trozos de vegetales cortados acompañados con encurtidos (achar) o condimentos picantes (chatni).

Pero si uno quiere descansar de tanto arroz y especias en Nepal el viajero no tendrá ningún problema en encontrar restaurantes semi-occidentales para saciar su mono.

Una recomendación de Pokhara es la pizzería Bella Napoli de Lakeside, con unas pastas y pizzas caseras muy ricas.

También en Pokhara el Moondance es un clásico que aunque a precios occidentales tienen una carta muy buena y recomendable.

Porque sí es cierto que las cartas de los resturantes no suelen tener mucha variedad y que diariamente uno juega con la diarrea a la ruleta rusa. Pero con todo ello, la comida en Nepal es algo con lo que merece la pena arriesgarse.

Un consejo da igual que pidas los platos “non Spicy”, eres occidental y todo “sabe como a fueeego” como diría el personaje de los Simpsons Ralphy Wiggum.

Sabe como a fueeeegooo

Sabe como a fueeeegooo

PARA BEBER

Por otra para beber está la cerveza Everest típica nepalí, que sí merece la pena probarla. Y por supuesto hay que probar el Lassi Nepalí con leche de búfalo a poder ser.

Sin embargo el agua embotellada (la de 1 Litro a unas 25 Rupias) será vuestra verdadera compañera del viaje.

Lassi

Lassi la deseada ruleta rusa del mal del turista

VÍDEO DEL VIAJE A NEPAL

Dentro de nuestro apartado NUESTROS VIDEOS, nos gusta compartir vídeos que resuman en menos de dos minutos nuestras experiencias viajeras. Todo lo grabamos nosotros con limitaciones técnicas y de tiempo, pero tratamos de hacer lo mejor posible un resumen visual de nuestros viajes para que todo el mundo pueda viajar desde su sillón.

En el vídeo de hoy vamos a resumir en 3 minutos nuestro inolvidable viaje a Nepal, un país que nos sorprendió y que desde ese momento llevamos en el corazón para siempre.

Y sin más dilación, y acordándonos mucho de nuestros amigos nepalíes, os dejamos con el vídeo del viaje a Nepal, ya sabéis que hay más vídeos en nuestro canal de Youtube

La música que podéis oír en el vídeo del Viaje por Nepal, se llama “MOMO” también es casera (hecha en exclusiva para el vídeo) y la podéis descargar en el bandcamp de nuestro proyecto Musical No Mark!.

http://nomark.bandcamp.com

 

PARTE 2.- DE RUTA POR NEPAL

En nuestro viaje teníamos una semana para intentar tener una primera visión de Nepal lo más extensa y real posible. Teníamos algunas cosas prioritarias que queríamos ver como las dos ciudades Pokhara y Katmandú así como el vuelo sobre el Himalaya.

Pero otras nos dejamos llevar por las recomendaciones de nuestros guías tanto Arjun en al India como Nirajan en Nepal con el que nada más bajarnos del avión le explicamos lo que habíamos pensado.

La ruta que pensamos y más o menos hicimos fue la siguiente:

– 2 noches en Katmandú (Thamel, Plaza Durbar, Patan, Swayambhunath, Bodhnath, Pashupatinath, vuelo Everest)

– 2 noches en Pokhara (Lakeside, Sarangkot, Pagoda, lago Phewa)

– 1 noche en Nagarkot

Para hacer más fácil la lectura del post, agruparemos lo que visitamos según las dos ciudades principales y todas las principales atracciones aunque en nuestro caso variamos un poco el orden cronológico. Hay que recordar que viajamos en Monzón y un par de días hizo mal tiempo, por lo que hubo que remodelar sobre la marcha varias cosas.

También hay que contar que por el monzón las carreteras estaban muy mal y perdimos mucho tiempo en los desplazamientos entre Katmandú y Pokhara, y con ello también perdimos muchas vistas y panorámicas ya que en estos meses las nubes no permiten ver casi las montañas y eso nos fastidió bastante.

Por ejemplo en nuestro viaje el primer día el vuelo al Everest se suspendió por mal tiempo con lo que hubo que trastocar un poco el plan. Como dicen los montañeros, uno no decide, decide la Montaña.

En ese caso tuvimos suerte que el último día ya con las maletas hechas pudimos volar y sin duda fue el culmen perfecto a un viaje inolvidable. Pero no adelantemos acontecimientos, en general las sensaciones fueron buenas y menos las vistas de Pokhara y Nagarkot que no disfrutamos fue un viaje bastante completo.

Ruta Por Nepal

Ruta Por Nepal

PARTE 3.- QUÉ VER EN NEPAL

KATMANDÚ

Katmandú es una ciudad increíble, para mucha gente es su puerta a Nepal ya que desde su aeropuerto internacional salen muchos vuelos diariamente. Como buena ciudad grande nepalí el caos y la polución es un habitante más de ella, y si consigues aislarte de los tuk tuks suicidas, los pitidos de los coches, los amagos de atropellos a peatones, y los comerciantes infatigables, es una ciudad de ensueño.

Cuna de la cultura hippie, la ciudad de Katmandú está llena de templos y palacios budistas e hinduístas, muchos del siglo XVII. Por desgracia es una ciudad a la que los terremotos y sobre todo la polución durante el último siglo, están destrozando su legado a pasos agigantados.

Así que no os asusten los turistas de la gente enmascarada, realmente la polución se te agarra a la garganta, y para los que llevamos lentillas hasta uno nota que se le irritan más lo ojos entre el polvo de la ciudad y los tubos de escape.

Panorámica Katmandú

Panorámica Katmandú

LA PLAZA DURBAR

La plaza Durbar es el centro neurálgico de la ciudad. Hay una parte abierta a todo el público (incluído motos, vacas y coches) y otra que se compone principalmente de los patios y edificios más representativos de la plaza.

Merece la pena entrar aunque solo sea para alejarse del bullicio y los guías insistentes y recorrer tanto los palacios como los citados patios. Especial interés tiene subir hasta el último piso del palacio por las ruinososas escaleras de madera. Sinceramente los museos no tienen mucho interés, pero eso es una apreciación personal.

Plaza Durbar Katmandú

Plaza Durbar Katmandú

Por otra parte es curioso como para entrar en la plaza Durbar a los turistas se les cobre 1000 Rupias nepalis para promover la conservación y ciudad de la plaza, (cosa que me parece estupenda) pero que a su vez dejen entrar a motos y coches lo que la destrozan completamente y nadie dice o hace nada.

Pero lejos de estos reproches esta parte de la ciudad es el corazón turístico de la ciudad y supone un tratado de historia nepalí intensivo.

Templo Plaza Durbar

Templo Plaza Durbar

Muchos edificios son templos en activos y es posible visitarlos por dentro, especialmente a los devotos que forman también parte de esta maravillosa plaza.

La Plaza como decimos es el símbolo de la ciudad y en ella conviven oleadas de turistas con parroquianos y puestos ambulantes, un curioso equilibrio, en el que todo pequeño elemento es un fuerte eslabón de la cadena.

Monje en Plaza Durbar

Monje en Plaza Durbar

 THAMEL

Thamel es el otro corazón de la ciudad. En el lado opuesto de la espiritualidad, Thamel se mueve a ritmos de tiendas de recuerdos, y de ropa de montaña. Parte indispensable también para el turista, es necesario perderse por sus rizadas calles (nunca mejor dicho) y aprovechar para comprar regalos del viaje.

El álgido traqueteo de este barrio es un gancho para el turista y todo lo que eso conlleva. Te ofrecerán hachís, ser tu guía, o simplemente que te tomes una fotos con ellos. Algo que si consigues manejar de forma educada te hará que disfrutes más del entorno. Eso sí no será fácil.

Ciclo tuk tuk nepalí

Ciclo tuk tuk nepalí por el Thamel

SWAYAMBHUNATH

El templo budista de Swayambhunath al igual que la Plaza Durbar, es Patrimonio Mundial de la Unesco, y es fácil adivinar porqué. A unos 20 minutos de la Plaza Durbar es un lugar que nada más ver su imponente escalinata de acceso, uno sabe que ha llegado a un lugar especial.

Subir por esta escalera a través de sus desproporcionados 365 peldaños es como acercarse un poco más a los dioses. También es llamado el templo de los monos por la cantidad de mandriles que habitan este sagrado lugar.

No suelen ser peligrosos, pero al igual que los humanos conviene no jugar con ellos cuando están comiendo o si están con las crías. Una mordedura de mono nos puede fastidiar el viaje.

Swayambhunath qué hermosa eres

Swayambhunath qué hermosa eres

El epicentro de Swayambhunath en su estupa. La estupa es una construcción religiosa budista que consiste en una construcción circular de ladrillo en forma de campana, pintada de blanco y con unos ojos en sus cuatro costados.

También lo componen una variedad de santuarios y templos, algunos que datan del período de Licchavi. Un monasterio tibetano, el museo y la biblioteca son más recientes adiciones.

Las ruedas de plegarias también son un símbolo característico de estos lugares mágicos, no hay que olvidar que no dejan de ser centros de oración aunque las tiendas de recuerdos y los turistas fotógrafos nos hagan pensar otra cosa.

Plaza de Swayambhunath

Plaza de Swayambhunath

La estupa tiene los ojos de Buda y las cejas pintadas y debajo de ellos una pintura que aunque parece una nariz es el símbolo de Nepal de “unidad”. cada estupa es diferente y se diferencian en la forma de los ojos o incluso su color. Esto se ve puede ver con las fotos de otras estupas.

Swayambhunath es un lugar mágico, quizás el más especial de Katmandú, un lugar desde el cual se puede ver las escalofríantes y preciosas vistas de la ciudad. Uno no se extraña que sea un lugar sagrado.

Detalle Estupa de Swayambhunath

Detalle Estupa de Swayambhunath

PATAN

Al otro lado del río Bagmati y vecina de la ciudad de Katmandú se encuentra la ciudad de Patan. En sí la ciudad  es conocida por su plaza Durbar que también al igual que la de Katmandú es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La Plaza Durbar es muy similar a la de Katmandú y aunque no tiene patios interiores (Chowks), está igualmente llena de vida nepalí. Hay numerosas tiendas de artesanía, y restaurantes con vistas a la plaza donde se puede disfrutar de una parada en el camino.

La entrada cuesta como unas 750 Rupias nepalíes, pero es extraño porque al ser todo exterior el paso está abierto por varios sitios y los nepalís no pagan pero también entran a la plaza.

Resulta al menos curioso al igual que comentamos en la de Katmandú que se cobre al turista para conservar la plaza mientras que a la misma vez permitan entrar a coches y motos con la degradación por la polución y el ruido que eso supone para los monumentos.

Plaza Durbar Patán

Plaza Durbar Patán

 

PASHUPATINATH

Aunque parezca una palabra trabalenguas Pashupatinath es uno de los lugares más intensos de Nepal y uno de los sitios donde uno puede entar de cabeza a la cultura y tradición hindú en Nepal.

Se trata de un complejo religioso dedicado al Dios Shiva y uno de los lugares sagrados para el hinduísmo así como también patrimonio mundial de la UNESCO. Explicar la religión hinduísta se escapa a este post y a quien lo escribe, ya que se trata de una maraña de Dioses y divinidades así como de preceptos e historias que muchas veces el turista no termina de entender.

Sin embargo si que se entiende la veneración a la vida y por consiguiente el respeto a la muerte tratado como un viaje a un lugar mejor.

En Pashupatinath uno puede percibir y conocer los ritos de preparación a ese viaje así como la cremación su punto final. Si uno consigue quitarne la vergüenza de sentirne un morboso espectador puede entender lo que supone la muerte para el hindú.

Pashupatinath un lugar lleno de vida

Pashupatinath un lugar lleno de vida

A orillas del río Bagmati en primer lugar los familiares del difunto, embalsaman y lavan con esmero el cuerpo del fallecido. Cada casta tiene su lugar y su procedimiento, sin embargo el color y el cuidado en esta preparación al viaje es algo común. La muerte como camino a la vida.

Posteriormente el cuerpo es trasladado a la zona de los crematorios donde se consuma la etapa final de este pequeño viaje.

El olor intenso se mezcla con las emociones y uno no deja de pensar que no somos tan diferentes, y que a la hora de las despedidas sobran los idiomas y las religiones y el dolor y el respeto por los que se van hablan en el lenguaje universal de los gestos.

Sin duda las cremaciones en Pashupatinah es un sitio de visita obligada siempre desde el respeto que supone ser un curioso invitado a algo tan duro como ser un mero espectador en la proceso de convivir con la muerte al menos durante unos minutos.

Cremaciones en Pashupatinah

Cremaciones en Pashupatinah

BODHNATH

Sin duda otro de los lugares emblemáticos de Nepal y otra de las visitas obligadas en Katmandú es la plaza de Bodhnath. Menos impresionante por el entorno que Swayambhunath pero más lleno de vida y de actividad, es la estupa más grande de Nepal y sin duda una de las más impresionantes.

Para nosotros aunque en el post esté contado antes, resultó ser el final perfecto a un viaje inolvidable. Además tuvimos la suerte de ver como pintaban la estupa algo que es realmente espectacular y más con una cámara de fotos en las manos.

Plaza de Bodhnath

Plaza de Bodhnath

A la estupa budista de Boudhanath acuden desde hace décadas grandes poblaciones de refugiados tibetanos desde China y esto propició la construcción de más de 50 gompas (monasterios) tibetanos en torno al santuario. En 1979, Boudhanath fue nombrado uno de los lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La estupa está en la ruta comercial antigua del Tíbet, que entra en el valle de Katmandú por el pueblo de Sankhu, y pasa por la estupa Bodhnath. Los comerciantes tibetanos descansaron y oraron en este lugar durante muchos siglos.

Cuando los refugiados tibetanos entraron en Nepal en la década de 1950, muchos de ellos decidieron vivir cerca de Bouddhanath. La estupa alberga los restos de un sabio Kasyapa, venerable tanto para los budistas como los hindúes.

 Una vista espectacular de esta plaza se tiene desde el restaurante “Hungry Eyes“, justo en la plaza. La comida no es muy buena, de hecho nos pusieron unos noodles más fríos que los pies de un marinero, pero sin duda la foto mereció la pena.

Tanto la anterior foto, como las siguiente están tomadas desde allí.

Estupa de Bodhnath

Estupa de Bodhnath

Otro dato curioso es que como en realidad es un centro de oración es posible ver tanto a monjes como a feligreses dar vueltas a favor de las agujas del reloj a lo largo de la plaza, haciendo girar las llamadas ruedas de plegarias.

Incluso hay una gigante en una esquina de la plaza en la que uno puede hacer sus plegarias. Estas ruedas están presentes en todas las estupas, y llevan manteas grabados en ellas.

Ruedas de plegaria tibetanas

Ruedas de plegaria tibetanas

NAGARKOT

Aunque hicimos una noche allí, por desgracia poco podemos decir de Nargarkot, más que nos quedamos con  ganas de haberlo visto bien. A Nagarkot llegamos desde el largo camino desde Pokhara y llegamos ya de noche.

Solo pudimos disfrutar de aire puro, algo casi milagroso en Katmandú y de una cena en un hotel de montaña que tenía muy buena pinta. De hecho dicen que son las mejores vistas del Himalaya, pero la verdad entre la bruma del monzón y las horas a las que llegamos y a las que salimos del hotel, poco pudimos disfrutar de ellas.

MANAKAMANA

A medio camino desde Katmandú con destino a Pokhara y dentro de las maravillas que ofrece el Valle de Katmandú hay un templo en plena montaña que sí que es bastante recomendable, llamado Manakamana.

Para llegar allí es necesario tomar un teleférico (son unos 18 dólares, o 2000 rupias) que va desde la misma carretera del Valle de Katmandú hasta la aldea de Cheres que es donde se encuentra el templo. El teleférico en cuestión asciende más de 1000 metros en sus 2,8 kilómetros de trayecto y las vistas del trayecto son espectaculares.

Teleférico de Manakamana

Teleférico de Manakamana

Una vez llegados allí a pocos metros está el templo de Manakamana, un pequeño pero concurrido templo con unas vistas laterales espectaculares. Un lugar idílico con un gran “pero”.

El gran “pero” para nosotros es que resulta que el Templo de Manakamana es famoso por las ofrendas de animales a la diosa Bhagwati, en concreto de cabras. Son los sinsentidos de ser humano que no sé da cuenta que ningún Dios en su sano juicio disfrutaría de la muerte como ofrenda.

Por eso en el camino encontrareis familias con cabras asustadas, incluso también pagan el viaje en el teleférico, aunque por desgracia el billete será solo de ida.

Campana de Manakamana

Campana de Manakamana

POKHARA

Pokhara es una ciudad del centro de Nepal, aproximadamente 200 kilómetros al oeste de la capital, Katmandú. Con unos 200.000 habitantes, es la tercera ciudad más importante del país, tras ésta y Biratnagar. Es la capital del Distrito de Kaski, en la Zona de Gandaki.

Su vital importancia desde la antigüedad como ruta entre Nepal y Tibet, vive ahora de cara al turismo ya que es una puerta para las rutas de trekking por el Annapurna, algo que atrae a miles de aventureros al año.

Panorámica de Pokhara

Panorámica de Pokhara

La ciudad en sí poco tiene que ver con Katmandú, y mucho menos la zona del lago Phewa Tal llamada Lakeside y donde se acumula gran parte de la vida de esta preciosa ciudad.

El lago en sí es el verdadero corazón de la ciudad y más si se tiene la suerte de estar en un día despejado y poder ver la silueta imposible del Annapurna, más concretamente del monte Machhapuchhare (cola de pescado).

Como decimos no dejéis de perder una tarde paseando por las orillas del lago, quizás sean las fotos más espectaculares de todo el viaje.

Barcas de lago Phewa en Pokhara

Barcas de lago Phewa en Pokhara

También es un paraíso para las compras ya que es más agradable pasear por su calle principal que por el Thamel, y además los comerciantes no son tan insistentes.

Como detalles nosotros encontramos todas las compras que queríamos hacer incluída ropa de montaña (más falsa que un billete de 12 euros) pero a unos precios de risa.

Por otra parte los atardeceres desde el Lago tienen derecho a una mención aparte. Coger unas barcas y ver el atardecer desde ellas puede ser una muy buena opción. Si no simplemente ver desde el embarcadero como se oculta el sol por detrás de las verdes montañas es algo espectacular.

Atardecer en Pokhara

Atardecer en Pokhara

DEVI FALLS

Dentro del centro urbano de Pokhara hay varias atracciones que aunque no sean inolvidables sí merece la pena visitar.

Una de ellas es ver el barrio de refugiados Tibetanos y conocer como hacen sus famosas alfombras. Nepal históricamente ha sido un país de acogida para refugiados tibetanos y de hecho son parte de la cultura del país. No es imprescindible pero sí curioso y si vais con guía seguro que os lleva por la consiguiente comisión.

Tampoco son las Niagra pero si son curiosas un salto de agua a apenas 2 km de la ciudad llamado Devi Falls, en recuerdo a la mujer de un matrimonio suizo que bañándose metros antes de esta cascada fue arrastrada mortalmente por el agua.

Catarata Devi de Pokhara

Catarata Devi de Pokhara

CUEVA DE GUPTESHWOR MAHADEV

A pocos metros de la catarata de Devi, de hecho forma parte de ella, se encuentra una curiosa cueva de Mahendra que aunque no son las del Soplao en Cantabria, ni las de Eisriesen en Austria pero merece la pena visitar como curiosidad nepalí, ya que además solo vuestra 100 Rupias la entrada, menos de 1 €uro.

Esta pequeña y húmeda cueva alberga una enorme estalagmita  venerada como lingam de Siva y lo más curioso, en el final de la cueva se puede ver el otro lado de la catarata Devi. En épocas de monzón puede que estén tramos cerrados o inundados.

Cueva de Mahendra

Cueva de Mahendra

PAGODA DE LA PAZ MUNDIAL

Sin embargo no son solo las vistas subterráneas el mayor encanto de Pokara. A pocos kilómetros subiendo las montañas uno puede encontrar la real grandeza de esta ciudad.

Por un lado y más cerca del pueblo está la Pagoda de la paz Mundial, un monumento moderno que se creó por monjes budistas de la organización japonesa Nipponzan Myohoji para promover la paz del mundo.

Es cierto que en sí la pagoda no es algo único por su construcción pero si lo es por su emplazamiento justo en lo alto de una montaña con vistas al lago Phewa. Por otra parte también se ve desde abajo de lago.

Pagoda de la Paz Mundial

Pagoda de la Paz Mundial

SARANGKOT

Aunque sin duda es en Sarangkot donde las vistas están en otro nivel de grandeza. Tanto al amanecer como al atardecer, la gente se reúne para ver si el tiempo lo permite toda la cadena del sistema del Himalaya, incluyendo el Annapurna.

Nosotros como se suele decir no tuvimos fortuna y ese día la montaña no quiso que disfrutáramos de su grandeza, ya que la intensa bruma no dejó disfrutar del gran paisaje.

Es muy posible que si viajas en época de Monzón la visibilidad sea limitada y en algunos casos nula, pero como dicen los montañeros, la montaña decide. Así que nos quedamos con otra foto del maravilloso embarcadero de Lakeside.

Embarcadero Pokhara

Embarcadero de Pokhara

SOBREVOLAR EL EVEREST

Y como broche final del post a nuestro gran viaje queremos contar una de las experiencias más maravillosas de toda nuestra vida y sin duda algo que nosotros recomendaremos a todos los viajeros que vayan a Nepal. También lo contamos en el apartado de grandes aventuras:

www.elmundosevebien.com/sobrevolar-el-everest/

Si hablamos de como sucedió todo tendremos que empezar porque nada más llegar a Nepal y reunirnos con nuestro guía de allí, le preguntamos sobre una actividad que habíamos visto y nos parecía casi obligatoria: coger un vuelo en avioneta que sobrevolaba el Himalaya y desde la que era posible ver la cima del mundo, El Monte Everest.

Habíamos oído que el temporada de Monzón había pocos vuelos y muchos no salían por mal tiempo, así que si queríamos ir, tendríamos que moverlo cuanto antes. No hubo mucho que pensar, nos moríamos de ganas de ir, y lo reservamos.

Así que aprovechamos nuestro segundo día en Katmandú para madrugar e ir al aeropuerto local de esa ciudad, que es desde donde salen los distintos vuelos diarios. El nuestro concretamente fue el de Yeti Airlines, y se llamaba “The Mountain Flight”.

Este vuelo lo operan varias compañías y aunque su precio es similar, de unos 140€ o 180 USDólares (que es la moneda con la que se paga), el horario de cada vuelo es distinto.

Además hay una peculiaridad, en caso de mal tiempo o de baja visibilidad el vuelo no sale y aunque te devuelven el dinero te quedas sin verlo. Por lo que esta actividad a veces se convierte en una angustiosa ruleta rusa.

Y así fue. Una vez que llegamos al aeropuerto e hicimos el check in, tuvimos que esperar bastante porque las salidas de los otros aviones se retrasaban constantemente por el mal tiempo.

Después de casi una hora de retraso y ya en el bus que nos llevaba al avión, el asistente de vuelo nos comunicó que había mala visibilidad y que era posible pedir el cambio a otro día con mejores vistas, ya que solo se veían tres picos.

Mucha gente decidió cambiar de fecha pero nosotros al ir con los días justos temimos que nuestra oportunidad de ver el Everest nunca llegara. Como dijimos antes, no se trata de cuando uno quiera, se trata de cuando la montaña quiera. Y ese día no quiso.

Así que ante la desbandada general y aunque nosotros preferíamos ver poco que ver nada, se suspendió el vuelo y con él un poco de nuestras ilusiones del viaje. Probablemente no tendríamos otra oportunidad de hacerlo. Estábamos hundidos.

Amanecer en el Aeropuerto de Katmandú

Amanecer en el Aeropuerto de Katmandú

 

Pero hablamos con el guía y decidimos utilizar la última bala e intentarlo otra vez justo el día que dormíamos en Nagarkot, ya que aunque los vuelos salen de madrugada si nos levantábamos muy de madrugada igual nos daba tiempo a llegar. Pero todo dependía de que el tiempo mejorara y esto estando en monzón sí que es una despiadada ruleta rusa.

Y así pasaron los días y nuestro viaje, y nosotros mirando constantemente el cielo monzónico y rezando para que en nuestro último día la Montaña nos hiciera un regalo. Desde Pokhara no había buenas noticias ni mucho menos, de hecho pasamos esos dos días entre nubes, brumas y lluvias monzónicas.

Y llegó el día y allí estábamos. Con permiso de Nagarkot nada nos interesaba ya en el viaje excepto el Himalaya. Se había convertido en nuestra obsesión. Era nuestro último día, y con ello la última oportunidad, la última bala del cargador.

Para empeorar las cosas la noche anterior en Nagarkot, la bruma era tan espesa que no nos podíamos ver ni los pies. Pensábamos que solo un milagro nos dejaría volar. Estábamos a expensas de lo que ella quisiera de nosotros.

Al día siguiente amanecimos y aun de noche salimos de Nagarkot vencidos, viendo como la misma bruma seguía siendo tan densa y tenebrosa como nuestros ánimos.

Pero como dicen, cuando uno realmente está vencido es cuando la naturaleza demuestra que puede ser más generosa que nosotros y nos abre sus brazos. Y como en una película de Tim Burton, según bajábamos la montaña de Nagarkot con destino al aeropuerto los rayos de sol iban cortando como mantequilla las nubes, deshaciéndolas como con un cuchillo caliente. El cielo se estaba abriendo.

Y llegamos al aeropuerto y nació la esperanza. El vuelo se retrasó intentando aceptar el generoso gesto educado de la montaña cediéndonos el paso para darnos lo mejor de ella. Y la espera y las dudas se hicieron interminables.

Pasaban los minutos, y todos estábamos pendientes del embarque y de si finalmente saldría el vuelo o no. Todos pendientes de las pantallas y del cielo, sabiendo que al menos para nosotros no habría más oportunidades para que el sueño se cumpliera. Y se cumplió y el Everest dijo “sí”.

Nunca he subido una cima realmente exigente, pero os aseguro que pude sentir lo que es el nudo en la garganta por sentir directamente el permiso de la Montaña.

Cordillera del Himalaya

Cordillera del Himalaya

Os podremos poner fotos, os podremos colgar vídeos, pero ver en directo el Himalaya y más concretamente el Everest es una de las cosas más impresionantes que hemos visto en nuestras vidas. Está el Gran Cañon y eso, y creo que nada más en el mundo.

En cuanto al vuelo puedo decir que duró en mi mente menos de un minuto, aunque fue casi una hora, pero las sensaciones pasaron como un huracán. Puedo deciros también que a la vuelta en la avioneta (por cierto todos los pasajeros tiene ventanilla) el silencio era brutal, porque nadie era capaz ni de articular palabra después de ver con sus propios ojos el espectáculo infinito de ver a pocos metros la cima del mundo.

De verdad recordaremos esto siempre al igual que recordaremos para siempre el viaje a Nepal. Probablemente si el último día hubiera sido como los anteriores en Pokhara y no hubiéramos visto nada por las nubes, el recuerdo del viaje hubiera sido tan frustrante que no hubieramos tenido ganas de escribir ni el post.

Pero la naturaleza tiene estas cosas, cuanto más nos creemos por encima de ella, más nos demuestra que ella estaba allí antes de que nosotros pudiéramos erguirnos, y de hecho seguirá estando cuando el humano desaparezca.

Por eso también la naturaleza es generosa cuando uno se rinde a ella y decides clavar tus rodillas en la tierra para demostrarle el respeto máximo hacia ella, es cuando te deja ganar. Y de esa forma cuando menos esperanzas tuvimos en ella, fue cuando nos regaló una de las imágenes de nuestras vidas: El Everest

El Monte Everest

El Monte Everest

Y como recuerdo imborrable de esta experiencia hemos querido hacer un video de todo aquello. Creedme que el video no hace mérito a lo que vimos, los nervios, la angustia por no saber si podríamos hacerlo. Eso y luego la enormidad de las montañas más altas del mundo a poco metros. De verdad, no hay palabras.

Os dejamos con “The Mountain Flight”, con la certeza de saber que este planeta es un regalo y nosotros debemos dedicar todos nuestros esfuerzos a respetarle y conservarlo.

Probablemente el Himalaya seguirá estando cuando nosotros ya no estemos, así que no debemos olvidar que nosotros somos hijos de ella y no al revés.

Jamás se nos tiene que ocurrir pensar que podemos dominarla si ella no quiere, y siempre reconocer que somos meras miniaturas de su propia grandeza.

 

 CONCLUSIÓN VIAJERA

Y con esta reflexión nos quedamos en el viaje. Después de ver el Everest es imposible no sentirse tocado y abrumado por toda esa belleza. Como hemos dicho a veces viajar es como una ruleta rusa.

Si nos hubieran preguntado por Nepal justo antes del último día antes de volver hubiéramos contestado que ni se os ocurriera viajar en los meses de Monzón. Si nos preguntan después del último día os diremos que merece la pena correr el riesgo.

Es cierto que no disfrutamos de algunas vistas, es cierto que la lluvia es el peor enemigo de turista. Pero también es cierto que aun en días de monzón nunca llueve eternamente. El truco está en estar preparado cuando sale el sol.

Bodhnath en amarillo

Bodhnath en amarillo

Por lo demás Nepal es una orgía de colores, de sabores, de olores. Es quizás el país donde todo fotógrafo querría jubilarse, tiene naturaleza vírgen, tiene el bullicio de la ciudad, tiene humanidad, lo tiene todo.

Aunque tampoco hay que llevarse por lo idílico, nepal también es caos, es polución, son los pitidos de las motos y los coches que se te clavan en el cerebro mientras tratas de saborear la ciudad. Es también suciedad en las calles y ríos que son vertederos de plástico.

Porque quizás sea el plástico el veneno de Nepal, ese veneno occidental que se ha colado en sus vidas para quedarse y para convertir las ciudades y las calles en muestrarios de restos de la vida moderna.

Pero si dejamos eso atrás cuando uno entra en la Plaza Durbar o en Bodhnath o cuando sube por las interminables escalinatas de Swayambhunath uno sabe que está dentro del corazón del mismo Nepal, y que todo lo recorrido ha merecido la pena.

Porque Nepal quizás tiene eso, pureza. Pureza de la gente que sabe que la espiritualidad no es algo impostado como en occidente sino que es el verdadero motor de la vida y que metidar consigo mismo es como hablar un poco con Dios, sea cual sea.

Al igual que lo es sentirse de frente a cualquier montaña de Himalaya, y darse cuenta lo pequeños e insignificantes que somos por muchos delirios de grandeza que la sociedad y la forma de vida actual nos haga tener.

Porque ya solo por eso por poder ver de frente el techo del mundo merece la pena viajar a Nepal, y más si uno tiene la oportunidad de hacer alguna ruta por las montañas del Himalaya.

Y aunque es cierto que todos los viajes le cambian a uno, este sin duda lo ha hecho tan bruscamente como lo es el Monzón. El recuerdo inolvidable del Everest es algo con lo que uno se ve obligado a convivir el resto de la vida, como un tatuaje a fuego en la piel, o como la mirada de una madre.

Una mirada que tiene los ojos azules como la estupa de Bodhnath, ese color azul del espectacular cielo del Himalaya, o este mismo azul de la imagen de un padre y un hijo en la Plaza Durbar.

Padre e hijo en la plaza Durbar de Patan

Padre e hijo en la plaza Durbar de Patan

Porque quizás eso es lo que nos enseña Nepal, que somos hijos de una madre que es la tierra, a la que aunque constantemente la tratemos mal, siempre nos cederá su mano para que compartamos su belleza.

Una belleza natural cargada de colores intensos y de momentos mágicos de los que uno jamás podrá escapar.

Y tuvimos la sensación ese último día de ser impregandos para siempre de los colores únicos de Nepal, de la misma forma que pintan las estupas, con precisión pero con fuerza y voracidad.

Imágenes y colores que por mucho tiempo que pase, nunca se nos borrarán de la cabeza, los auténticos y mágneticos colores de Nepal.

 

Pintando-la-estupa

Los colores de Nepal

GUÍA DE NEPAL GRATIS EN PDF

Nos encanta viajar, compartir y recordar nuestras experiencias y encima poder ayudar a los futuros viajeros. Este fue el origen del blog y así intentaremos seguir. Por eso y con el fin de compartir libremente experiencias viajeras, aquí os dejamos un link para descargaros la guía de Nepal de www.elmundosevebien.com en PDF, totalmente gratis.

Es cierto que nos encantaría hacer este blog sostenible y poder generando más y mejores contenidos, pero  lo único que os pedimos es que nos acompañéis en las redes sociales (Facebook, Instagram o Youtube) y que nos ayudéis a dar a conocer el blog, entre vuestros amigos y familia. ¡Con vosotros el mundo se verá mejor!

Aunque por supuesto, sí alguien quiere colaborar, aunque sea con un aporte testimonial, puede hacerlo a través de nuestro paypal info@elmundosevebien.com. Os estaremos muy agradecidos y haréis que este pequeño proyecto viajero siga creciendo.

DESCARGAR GRATIS LA GUÍA DE NEPAL EN PDF

Todas las guías y fotos de este blog son para usos personales y nunca podrán ser utilizadas para empresas o publicaciones ajenas. Tanto las fotos como el texto están sujetos a licencias de autor.

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

32 Responses to Guía de NEPAL (en una semana)

  1. Beli says:

    Madre mía… ¿cuánto estuvisteis por Nepal? porque con todo lo que visteis, parece que fueron meses… impresionan las fotos por el color, los contrastes…
    Yo no me perdería allí, pero oir hablar de ello…

  2. Pingback: SOBREVOLAR EL EVEREST | EL MUNDO SE VE BIEN

  3. Beli says:

    Bueno si lo terminas en semana santa… va bien… ¿no?

  4. Pingback: Guía de: NORTE DE LA INDIA | EL MUNDO SE VE BIEN

  5. Pingback: COMER EN JAPÓN (o en un restaurante japonés) | EL MUNDO SE VE BIEN

  6. Remei says:

    La foto de la plaza Basantapur es maravillosa, está hecha desde un ángulo esplendido. Buena guía y muchos saludos.

  7. Dani! says:

    Hola! Me ha maravillado vuestro viaja a Nepal . En septiembre voy 11 dias a Kathmandú y estoy planeando rutas. Vuestra guia me será de ayuda ,pero tengo tantas dudas que me gustaría haceros algunas preguntas,sobre guias,transporte y demás. Mi email es : Musashimiyamoto1980@hotmail.es y mi Facebook: Musashi Around the World.
    Os estaría muy agradecido !
    Un saludo!

  8. Jordi says:

    Hola Marcos!
    Genial la descripción de vuestro viaje!
    Por si no tuviera ya ganas al leer aun me han entrado más! Gracias por la información y descripción de los sitios.. y las fotos impresionantes! Quiero ir pero en principio tengo planeado ir solo, por fechas en principio por navidad, por disponibilidad y fecha de no monzones. Genial de verdad! muchas gracias.

  9. Maria Soledad says:

    Hola, soy de Chile, un hermoso pais
    Voy a India y Nepal el proximo mes, quede encantada con tus comentarios y descripciones de Nepal. Me enamore de vuestro vuelo por el Everest, tratare de realizarlo.
    Muchas gracias y saludos desde Chile

  10. Rosi says:

    Gracias por este diario!!!
    Ante todo quiero decirte que soy argentina y pienso ir con una amiga el 17 de enero a India y Nepal (lo que más me preocupa es el larguísimo viaje, las horas y horas flotando me preocupan, jaja).
    Estuve leyendo otros diarios, y el tuyo con mucho es el mejor: ameno, con excelentes fotos y muy buenos datos.
    Con respecto a Nepal, estaba en duda de si hacer o no el sobrevuelo al Himalaya, ya que no es barato. Despues de leerte, ya no me queda ninguna duda: trataré de hacerlo!!!!!!! gracias por ayudarme en la decisión.
    Me queda una pregunta: en el diario de India ponías que no hay que darle dinero a los niños, es duro decir no, pero, quizás como en Egipto (siguiendo una sugerencia de otro viajero español), llevé una bolsa de caramelos y siempre les daba (en Menfis, le di un dólar a un anciano y cuando me di vuelta, otro hombre fue y se lo quitó). Te parece buena idea la de llevar caramelos?
    Hay algo que me sugerirías comprar en estos dos países?
    Gracias nuevamente.
    Namasté!

    • Marcos says:

      Gracias a ti por leernos Rosi!
      lo del Himalaya es verdad es caro pero al menos para mí fue algo único, pero siempre es una opinión personal.
      Es una duda muy grande, pero te puedo decir por experiencia que los caramelos probablemente te los tirarán al suelo, a mi personalmente me lo han hecho, realmente los niños no quieren caramelos, no los necesitan al menos en la India o Nepal (además es malo para sus dientes), tampoco verás que pasen hambre, estos paises tienen una riqueza natural impresionante y por suerte poca gente pasa hambre.
      Pero por desgracia existen mafias y sobre todo infantiles y eso es lo que hay que evitar, un niño debe educarse para poder lograr un futuro mejor y los caramelos o propinas no le ayudarán de hecho hacen que no puedan salir de ese círculo vicioso, salen de la escuela para conseguir propinas que luego tiene que dar a otra gente. La mejor forma de ayudar es por medio de muchas ONG´s que realmente les ayudan a sacar a muchos niños de la pobreza pero fuera de las mafias, esa es al menos nuestra opinión y la de todos los guias indios que conocimos.

      Con respecto a las compras en Nepal la ropa de montañana es muy barata pero muchas son imitaciones de menor calidad que la original, aunque por lo que cuestan merece la pena.
      En la India hay miles de cosas interesantes, seguro que descubrirlas y regatear para conseguirlas será parte del viaje ;_)
      Un abrazo gigante y muchas gracias por tus palabras!

  11. Frank Jordana says:

    Vamos a Nepal el dia 7/12 hasta el 17/12, incluyendo visita a Benarese. Vuestra guía me parece muy interesante y se ajusta al tiempo que tenemos. Me imagino que debemos descartar cualquier proyecto de marcha por la montaña aunque solo fuese un dia? Los vuelos a Benarese nos han dicho que es mejor sacarlos allí, habra problemas? por favor todo lo que nos podáis ayudar os lo agradeceremos mucho y a la vuelta os mandaremos resumen y fotografías. Gracias. Frank.

    • Marcos says:

      Hola Frank gracias por escribir!
      Pues hay rutas muy interesantes de un día, evidentemente no se llega al campo base de Everest pero sobre todo en Pokara son muy recomendables. Eso sí, si el tiempo y la montaña lo permite

  12. helena says:

    hola, tu blog está muy bien. viajo a nepal en enero del 2015/ 7 días. tu plan está muy bien es conveniente ir con reservas de hotel? se puede contratar alli mismo para hacer trekking un día? gracias por contestar si puedes

    • Marcos says:

      Hola Helena! gracias por escribir
      En mi opinion todo lo que puedas llevar hablado y reservado será mejor.
      Allí sobre la marcha todo es posible hacerlo sin duda, en los hoteles aunque más caro siempre te ofrecerán cualquier actividad.

  13. Susana says:

    Hola Marcos!

    Me ha encantado el post, tenemos pensado ir a Nepal en mayo unos 10 días, y tengo algunas dudas.
    Tenemos pensado organizarlo un poco sobre la marcha, pues veo poca información sobre transportes y demás.
    El recorrido que tenemos pensado es Katmandú, POkhara y Nagarkot, Sabes si es factible ir en transporte público? veo que hay pocos tours de 1 día, que no sea trekking y ascenso…
    Si me pudieras informar un poco, estamos un poco perdidos….

    Muchas gracias!
    Susana

    • Marcos says:

      Hola Susana!
      Seguro que es posible tomar un autobús o tren. La verdad es que nosotros fuimos con guía no te podemos orientar mucho sobre el tema, pero seguro que es posible.
      Eso sí el concepto de transporte público es diferente al de aquí.
      Un abrazo

  14. Debiant says:

    Hola!
    Os acabo de contactar a través de vuestro mail con respecto a un tema sobre Katmandú.
    Gracias por todo lo que hacéis para que los demás viajeros lo tengamos más fácil 🙂

  15. Nuria says:

    Me ha encantado vuestro post y en concreto la reflexión final.
    Estoy pensando en hacer una ruta de 4 semanas por la India y ahora sin duda voy a incluir Nepal.
    Gracias por compartir la experiencia.
    Un saludo!

  16. Pingback: CONSEJOS PARA VIAJAR A NEPAL - www.elmundosevebien.com

  17. Pingback: Vídeo del viaje a Nepal - www.elmundosevebien.com

  18. Pingback: CONSEJOS PARA VIAJAR A LA INDIA - www.elmundosevebien.com

  19. Pingback: Guía de KATMANDÚ (en 2 o 3 días) - EL MUNDO SE VE BIEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *