Guía de LA ROCHELLE

En esta guía de la Rochelle de www.elmundosevebien.com contaremos nuestro viaje por esta encantadora ciudad portuaria, una de las joyas viajeras de Francia. ¡La Rochelle se ve bien! 

La Rochelle es una de las ciudades más turísticas de todo Francia. Está localidad costera, se sitúa en medio de la cornisa atlántica francesa, y especialmente en julio y agosto recibe mucho turismo.

Actualmente la Universidad de la Rochelle, la cual se abrió en 1993, dio un gran impulso a la ciudad. Ya se sabe que toda ciudad con ambiente universitario, da vitalidad y crecimiento a la población.

En esta guía de La Rochelle, intentaremos sintetizar lo que el viajero puede encontrar en esta ciudad llena de historia, torres y muchos barcos.

 

Guía de La Rochelle

Guía de La Rochelle

ANTES DE VIAJAR A LA ROCHELLE

Probablemente hayas encontrado esta guía de La Rochelle, porque hayas decidido pasar tus vacaciones en este bello lugar de Francia, o al menos pasar unos días allí.

Lo primero que haremos será dar una serie de datos interesantes sobre la ciudad. Tampoco es plan de llenar párrafos y párrafos de  historia que no sirven para nuestro viaje, pero sí al menos, saber la importancia de la ciudad que visitamos.

HISTORIA DE LA ROCHELLE

La ciuda de La Rochelle fue un de los principales puertos mercantiles de Francia, durante los siglos XIV y XVII. Los navieros locales fueron los primeros en establecer rutas comerciales con América. De hecho, muchos de los primeros colonos franceses fueron a Canadá, zarparon desde La Rochelle en el siglo XVII.

Concretamente en el siglo XVI, la ciudad se convirtió en el origen de corrientes protestantes, y provocó la ira de los católicos, especialmente durante las guerras de Religión. Tras la masacre de la Noche de San Bartolomé, muchos de los hugonotes que sobrevivieron a la batalla, se refugiaron aquí.

En 1627 La Rochelle era un bastión hugonote y fue sitiada por las fuerzas de Luis XIII, bajo el mandato personal de su principal ministro, el Cardenal Richelieu. Cuando se rindió la ciudadela, tras 15 meses de resistencia, solo 1500 de sus 20000 habitantes habían sobrevivido al hambre y la miseria.

Tras esto, la ciudad se recuperó lentamente, pero recibió más golpes a través de la revocación del edicto de Nantes en 1685 y de la pérdida de la parte francesa de Canadá por los ingleses en 1763.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la base de submarinos de la Rochelle fue atacada repetidamente por la aviación aliada, y la ciudad quedó devastada. No se rindió a los Aliados hasta el 8 de mayo del 1945, el día de la victoria, con lo que fue una de las últimas ciudades francesas en ser liberada.

Capilla de La Rochelle

Capilla de la Catedral de La Rochelle

CÓMO LLEGAR A LA ROCHELLE

Para llegar a la Rochelle y debido  la importancia turística de la ciudad es posible venir desde París, Nantes o Burdeos por autopista.

Una vez aquí, tenemos que saber si nuestro destino final está en la zona del puerto viejo o en alguna parte de la zona nueva (como la llamada Ville en Bois).

Una de las mayores dificultades para el viajero que llegue en coche es buscar un lugar donde aparcar, ya que aunque la ciudad es muy cercana y es posible llegar a todos los sitios caminando no hay muchos sitios donde dejar el coche.

Nuestro consejo es buscar un parking público a las afueras más próximo a nuestro alojamiento y dedicarnos todo el viaje a disfrutar de las calles de la Rochelle.

Cómo llegar a La Rochelle

https://goo.gl/maps/eLXDB5KJtjp

DATOS PRÁCTICOS DE LA ROCHELLE

A continuación daremos una serie de datos curiosos de La Rochelle.

  • La ciudad de La Rochelle tiene aproximadamente 120.000 habitantes, pero en los meses de verano puede hasta duplicarse la población.
  • La ciudad se organiza alrededor del casco viejo (Vieux Port). Al norte está el casco antiguo.
  • La oficina de turismo está en Le Gabut que es la parte meridional del puerto.
  • La estación de trenes esta a 500m del Vieux Port por al calle General De Gaulle.
  • El campus universitario está entre camino del Vieux Port y el barrio costero de Les Minimes.
  • La comisaría de policía esta en el número 2 de la Plaza Verdun, y está abierta 24horas.
  • en www.ville-larochelle.fr o www.larochelletorisme.com podréis encontrar más info sobre la ciudad.
La Rochelle se ve bien

La Rochelle se ve bien

DÓNDE ALOJARSE EN LA ROCHELLE

Por nuestras experiencia, lo ideal es alojarse en la zona de Les Minimes, al sur del Vieux Port. es una zona de nueva construcción, llena de hoteles y restaurantes, y con parking público gratis.

Desde allí, andando está solo a pocos minutos del Puerto y nos evitaremos las dificultades de entrar con el coche al casco antiguo. Para nosotros es la mejor zona donde alojarse.

Dormir en La Rochelle y sobre todo en temporada, no es nada barato, debido a la demanda. Además no suele ser fácil encontrar habitaciones libres en temporada alta.

También está la opción del Camping du Soleil o el de Port-Neuf, o el Albergue Internacional de la Avenida Les Minimes. Dependerá del presupuesto de cada viajero.

Sabiendo que nadie nos paga por recomendarles, nosotros estuvimos muy a gusto en el Kyriad La Rochelle de la Rue de la Science. Pero por esta zona había más hoteles, algunos incluso más económicos.

QUÉ COMER EN LA ROCHELLE

Lo mismo pasa con los restaurantes. Los hay de todos los presupuestos e incluso de todo los tipos de cocinas étnicas. El ambiente universitario hace que la Rochelle además tenga lugares para comer de todo tipo y con bastante rotación.

Según los habitantes de La Rochelle, hay tantos restaurantes que se necesitaría un año para conocerlos todos. Hay docenas en al zona del Vieux Port, concretamente en el Quai Duperré, el Cours des Dames, y las Rue de St-Jean du Perot y de la Chaîne.

Por la zona de la plaza del mercado encontraremos locales más económicos, y alejados de la inflación viajera del Puerto Viejo.

Las ostras y los quesos son los productos estrella de La Rochelle. Para los que os gusten alguno de los dos no dejéis de probarlos en algún restaurante o comprarlos en el mercado.

Fromagerie de La Rochelle

Fromagerie de La Rochelle

QUÉ VER EN LA ROCHELLE 

Pero vayamos a lo que realmente importa, qué ver el la Rochelle, o en otras palabras, cuales son los lugares de interés de esta bella ciudad de Francia.

TORRES DE LA ROCHELLE

Una de las cosas por las que se conoce a La Rochelle, son por sus torres. Una de las curiosidades de estas torres, es que en la antigüedad y para defender el puerto por las noches en tiempos de guerra, se colocaba una gran cadena entre las del Puerto Viejo.

Demos un repaso a las torres más famosas que podemos ver en La Rochelle.

TORRE DE CHAÎNE 

Es una de las torres que protege en puerto y una de las más conocidas. Precisamente se llama de la Chaîne porque era una de las que se colgaba las cadenas que protegían al puerto.

Desde esta torre hay unas vistas preciosas del Puerto, y en el sótano se exponen objetos relacionados con la historia de la comunidad Protestante local.

En la derecha de esta foto podemos ver la torre de Chaîne, más pequeña que su compañera.

Torres de La Rochelle

Torres de La Rochelle

TORRE DE SAN NICOLÁS

La Torre de San Nicolas, es la otra torre de la que se colgaba la cadena defensora. Tiene 36 metros de altura y tiene forma pentagonal. Resulta impresionante pensar en la cadena gigante que colocaban para proteger el puerto.

Ahora en tiempos de paz, uno se siente afortunado y mira a esas torres con más benevolencia y serenidad.

Torre de San Nicolás

Torre de San Nicolás

TORRE DE LA GROSSE HORLOGE

Otra de las famosas torres de La Rochelle, es la llamada Torre de la Grosse Horloge (gran reloj) y que esta en el Quai Duperé. Esta torre es una imponente construcción con un reloj de estilo gótico.

La base de la torre es del siglo XIV y la parte superior del siglo XVIII. Su arco da paso a la calle porticada de la Rue du Palais, que es la principal calle comercial de la ciudad.

TORRE DE LA LANTERNE

Al oeste de la Torre de la Chaîne, la muralla medieval  lleva a la torre de la Lanterne. Esta torre es del Siglo XV y está coronada con una aguja. Se la conoce también por la torre de los cuatro sargentos, en memoria de cuatro sargentos que fueron ejecutados en 1822 por conspirar contra la monarquía.

Las frases grabadas en inglés en las paredes de la torre fueros escritas por los corsarios ingleses que permanecieron encarcelados y custodiados durante el siglo XVIII.

Torre de Lanterne

Torre de Lanterne

CALLES DE LA ROCHELLE

Pero la Rochelle no son solo torres. También es una maravilla viajera pasear por las calles del centro histórico, al norte del Vieux Port.

Las calles de La Rochelle son muy famosas por sus arcadas y soportales de piedra. Bajo estos soportales encontramos los mejores comercios de la ciudad y los más visitados, sobre todo si llueve.

Una de las más conocidas es la Rue du Palais. En ella tenemos muchos de los comercios más distinguidos y populares de la ciudad. También se pueden ver en esta calle las casas de los armadores  de los siglos XVII y XVIII.

Otra de las calles más famosas es la Rue des Mercares, que también está sostenida por arcadas. Esta calle va desde el Quai Duperré a la plaza del Mercado. Es paralela al este a la Rue du Palais.

Rue de la Rochelle

Rue de la Rochelle

AYUNTAMIENTO DE LA ROCHELLE

Otro de los edificios más característicos y que destacamos en esta guía de La Rochelle es su Ayuntamiento. Este edificio de estilo gótico flamígero fue construido a finales del siglo XV. El patio renacentista es del siglo posterior.

Hay visitas guiadas hasta las 15:00 (en verano también por las tardes). Se sitúa justo en el casco histórico de la ciudad.

PLACE DU MERCHÉ

Pero es sin duda la plaza del mercado, uno de los lugares más imprescindibles de visitar de La Rochelle. En especial los días de mercado es un lugar único para ver toda la plaza llena de puestos selectos de verdura y pescado.

Destaca la calidad y la variedad de sus productos, así como el ambiente cercano y vivo. Podremos comprar ostras aun precio moderado, para el que le gusten claro.

Ostras de La Rochelle

Ostras de La Rochelle

CATEDRAL DE LA ROCHELLE

Y al norte de la ciudad nos encontramos la Catedral de San Luis de La Rochelle. Fue diseñada en 1648 pero no fue hasta 1742 cuando se colocó la primera piedra. Fue consagrada en 1784. De estilo neoclásico, la cúpula fue pintada por William Bouguereau.

Anexa a la catedral estaba la torre gótica de San Bartolomé. Construida en 1152 por monjes, fue destruida por los hugonotes en 1568. Era uno de los puntos más altos de la ciudad de La Rochelle.

Como edificio religioso a destacar también está la iglesia de Saint Sauveurt (arriba de esta guía de La Rochelle). Su estilo s gótico flamígero y su campanario fue arrasado por el fuego y reconstruido varias veces.

Catedral de la Rochelle

Catedral de la Rochelle

 MUSEOS DE LA ROCHELLE

Pero si otra en cosa destaca La Rochelle, es por la cantidad de museos que tiene la ciudad. En esta guía de La Rochelle vamos a destacar algunos, y luego que cada viaje considere su visita.

  • El Museo del Nuevo Mundo. Tiene una gran colección de material sobre las primeras exploraciones y los primeros asentamientos en las Américas (sobre todo la zona de Quebec y Luisiana). Como hemos comentado anteriormente hay que destacar que desde La Rochelle partían gran parte de las expediciones con destino a América, por ello la importancia del museo.
  • A una manzana de este museo se encuentra otra también muy interesante, el Museo de las Bellas Artes, donde se guardan gran parte de las más importantes colecciones artísticas de La Rochelle.
  • También tenemos el Museo de Orbigny-Bernon donde se exponen artículos relacionados con la historia local, la cerámica y el arte asiático oriental.
  • Y cambiando de tercio está el Museo de Historia Natural que contiene colecciones naturalistas y etnográficas.
  • También conviene citar el Museo de los Autómatas, donde podremos ver una colección e 300 muñecos automatizados de los dos últimos siglos.
  • Y especialmente dedicado a los más pequeños, está el Museo de Maquetas Reducidas. En este museo podremos ver barcos, , coches y pueblos ferroviarios a pequeña escala. La entrada conjunta para el museo de los autómatas y el de las maquetas cuesta unos 10 €.
  • Y por último destaca de entre todos ellos el magnífico Museo Marítimo Neptunea de la Rochelle. este museo está especialmente recomendado para los amantes de los barcos y del mundo del mar. En este museo es posible recorrer la historia a través de sus barcos. Además tienen  muchas actividades para los más pequeños. En este museo además es posible ver el famosísimo Calypso, el barco del gran Jacques Cousteau. Todo una joya para los amantes del mundo marino.
Museo Marítimo de La Rochelle

Museo Marítimo de La Rochelle

ACUARIO DE LA ROCHELLE

Y a colación de los museos, y muy cercano al Museo marítimo está el acuario de la Rochelle, tenemos el Acuario de La Rochelle. Está claro que no es el Acuario de Ciudad del Cabo (que contamos en nuestra guía de Sudáfrica), ni el de Monterey de la guía de la Costa Oeste de USA, pero puede ser una oportunidad para tener entretenidos a los más pequeños.

Además, visitar un acuario siempre te hace aprender algo nuevo, sobre todo de las especies de la zona. Que cada viajero decida cual de los múltiples museos de La Rochelle le apetece ver.

Acuario de la Rochelle

Acuario de la Rochelle

PUERTO MARÍTIMO DE LA ROCHELLE

Y si vuestro presupuesto no os permite la entrada a museos, no pasa nada. Siempre está la opción de caminar por el puerto marítimo de La Rochelle y contemplar al menos desde fuera sus embarcaciones.

No hay que olvidar que La Rochelle es una de las ciudades de Francia con más horas de luz a lo largo del año, por lo que mucha gente elige La Rochelle como el lugar de amarre de sus embarcaciones.

Ya sea por el Quai Valin o el Quai Duperré podremos ver multitud de barcos atracados, tal vez tengamos suerte y alguien nos invite a dar un paseo en barco, será la mejor forma de conocer La Rochelle.

Puerto marítimo de La Rochelle

Puerto marítimo de La Rochelle

ISLA DE RÉ

Y como extra a esta guía de La Rochelle, y un lugar en el que podemos dedicar una horas (o más dentro de nuestra estancia en La Rochelle, es la Isla de Ré.

Para los más futboleros, conoceréis Ré al ser el lugar de concentración de la selección española de fútbol durante la triste Eurocopa de Francia de 2016.

Esta pequeña isla de apenas 16.000 habitantes, tiene más horas de luz que cualquier otra parte de la Francia no mediterránea. Por eso, en temporada vacacional, esta isla multiplica por doce su población. Para llegar aquí no queda otra que aceder por un puente de peaje desde La Rochelle.

El pueblo principal es el puerto de pescadores de St-Martin de Ré en la costa norte a unos 12km del puente. La mayor parte de las casas, son de construcción tradicional, de dos plantas con contraventanas de madera verdes y tejados rojos de teja española.

La isla tiene 70 kilómetros de costa, de las cuales más de 20 tienen arena fina. la mayor parte del litoral septentrional está ocupado por marismas y granjas de ostras. La mitad occidental forma una dársena conocida como Fier d´Ars, escalonada con marais salants, (piscinas de evaporación de sal) y una reserva natural de aves llamada Lilleau des Nigres.

Alojarse aquí está solo reservado para los viajeros más pudientes, y además en verano suele haber ocupación completa. Aún así no es un mal sitio para hacer una excursión de un día desde La Rochelle.

LA ROCHELLE SE VE BIEN

En esta guía de viaje La Rochelle hemos intentado dar un repaso por una de las ciudades portuarias más bonitas y acogedoras de todo Francia. Cuando uno llega a La Rochelle, lo primero que se queda alucinado es con sus torres medievales de piedra, muchas de ellas muy bien conservadas. Ya cuando te cuentan que entre algunas de estas torres colocaban una cadena gigante para proteger el puerto en épocas de guerra, uno termina de alucinar.

Y es que La Rochelle está llena de historia. La historia viva de la Segunda Guerra Mundial, y donde los alemanes resistieron casi hasta el final de la batalla. Además este episodio no ha sido algo aislado la Rochelle, en época de los protestantes fue uno de los reductos finales de los hugonotes. Está claro que todo el mundo sabe del valor de la Rochelle.

Afortunadamente los tiempos de guerra han terminado y ahora son los estudiantes en invierno y los turistas en verano, los que toman las calles de La Rochelle. Una ciudad en la que se puede ir andando a todos los sitios y que además tiene uno de los puertos viejos más bonitos y mejor conservados de todo Francia.

Nos quedamos enamorados de la Rochelle por su sol, un sol especial que ilumina un poco más que en el resto de Francia. Un sol que calentó nuestro viaje y lo llenó de vida. Tal vez por eso, nuestro paso por La Rochelle nos dejó uno de los mejores recuerdos del viaje. Un paseo dominical sin más preocupación que empaparnos de la belleza natural de la ciudad. Sin prisas, sin horarios.

Porque La Rochelle tiene esa mezcla perfecta entre el color de un ciudad llena de historia que sabe defender su pasado, y el tono de una nueva ciudad universitaria y cosmopolita que llena de vitalidad sus calles.

Unos colores que se nos quedaron grabados y que nos hacen gritar que ¡La Rochelle se ve bien!

Grafitera de La Rochelle

Grafitera de La Rochelle

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos

Musico, viajero y entusiasta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.