Guía de viaje a ÉTRETAT

En esta guía de viaje a Étretat, contaremos nuestro viaje a este paradisíaco lugar de la Normandía francesa. ¡Étretat se ve bien!

Hay pocos lugares en el mundo que se puedan comparar con Étretat. La naturaleza ha elegido este lugar para diseñar una de las playas más única e irrepetibles de Europa, y por supuesto de Francia.

En esta guía de viaje a Étretat vamos a hablar de la importancia viajera de este sitio y de las cosas que podemos ver allí. Es ideal par pasar un fin de semana o si somos más afortunado algo más de tiempo.

Guía de viaje a Étretat

Guía de viaje a Étretat

VIAJAR A ÉTRETAT

Viajar a Étretat pues ser muy recomendable si queremos hacer una ruta por el norte de Francia. Sin embargo será imprescindible si queremos hacer una ruta por Normandía, ya que es un centro de operaciones ideal.

Está muy bien situada entre Rouen y Caen, y a muy pocos kilómetros de Le Havre. Además tiene la tranquilidad de un pueblo que no tienen las grandes ciudades. Eso sí, debido a la demanda, los precios en el alojamiento suelen ser más caros que en los alrededores.

Sea como sea, recomendamos venir a Étretat para conocer este lugar único en el mundo, donde la naturaleza se ha dado un capricho de los buenos.

Panorámica de los acantilados

Panorámica de los acantilados

CÓMO LLEGAR A ÈTRETAT

Lo primero que queremos contar es cómo llegar a Étretat. Si venimos desde el noroeste (Caen), lo más conveniente es cruzar el famosos puente de Le Havre y continuar a este por la costa hasta llegar a Étretat.

Por el contrario si llegamos desde el noreste (París por ejemplo), debemos llevar hasta Rouen y luego seguir la nueva autovía hasta Fecámp. Desde allí seguimos al oeste hasta llegar a Étretat.

Una vez allí, lo mejor es aparcar en cualquiera de los parkings públicos (el del Ayuntamiento por ejemplo y dedicar el día a andar hasta los acantilados, o bañarse en sus frías pero paradisíacas playas.

Descansando en Étretat

Descansando en Étretat

DATOS PRÁCTICOS DE LA VISITA A ÉTRETAT

En este apartado de esta guía de viaje a Étretat, queremos dar una serie de “tips” prácticos viajeros para aprovechar mejor nuestra visita. Todos están basados en nuestra experiencia del viaje.

  1. Estuvimos casi 15 días de ruta por esa zona y el hotel de Étretat fue el más caro y el peor. Con esto queremos decir que valoréis la posibilidad los alojamientos en función de vuestro presupuesto.
  2. Como siempre aparcar en las ciudades costeras es caro, pero es el un mal inevitable si queremos aparcar en el pueblo.
  3. Podemos llegar en coche arriba del acantilado de Amont (donde la basílica). Y luego hacer una buena ruta andando por los acantilados.
  4. Hay baños públicos en la cumbre del acantilado de Amont.
  5. El atardecer es simplemente espectacular.
  6. Hay muy buenos restaurantes en Étretat, Además es necesario probar algún plato de la famosa cocina normanda.
  7. Las fotos de los acantilados son impresionantes. Reservad mucho espacio en vuestra tarjeta.
  8. El paseo nocturno de Étretat es muy recomendable. Podremos disfrutar con más tranquilidad de la playa.
  9. Si vamos a bañarnos es muy importante conocer el ciclo de las mareas ya que nos podemos quedar atrapados en alguna playa. Ojo con eso que cada año muchos viajeros tiene que ser rescatados.
  10. Los jueves son día de mercado en Étretat.
Étretat

Étretat

COMER EN ÉTRETAT

Étretat es uno de los lugares más recomendables para comer de la zona. tradicionalmente y debido a su fama viajera, ha habido muchas opciones de los mejores restaurantes de la zona. Algunos son muy turísticos pero guardan ese encanto normando que debemos conocer.

Cuanto más nos acerquemos a la costa más locales habrá. Normalmente todos son bastante turísticos y ofrecen menús con fórmulas para no complicarnos mucho.

La taberna de los diez Agustinos, es una de las más tradiciones y no se come mal. Allí además podremos probar cocina local francesa. Yo me cené un chucrut que luego tuve que quemar andando un buen rato para poder dormir.

Dónde comer en Francia

Dónde comer en Francia

QUÉ VER EN ÉTRETAT

Pero vayamos a lo que realmente importa de esta guía de viaje a Étretat. Los lugares de interés que debemos visitar si llegamos a este lugar privilegiado.

Nosotros los iremos contando en el orden que nosotros los vimos, pero étretat es una ciudad muy manejable y es posible ver todo en apenas unas horas, aunque lo ideal es quedarse al menos un día para disfrutar de un atardecer y de las playas y los acantilados de noche.

Panorámica de Étretat

Panorámica de Étretat

CIUDAD DE ÉTRETAT

Primero de todo, debemos hablar un poco de la ciudad de Étretat. Realmente Étretat es una ciudad que aún conserva algunos de sus edificios históricos normandos pero que se visita en unos pocos minutos, los mismos minutos que tardamos en ir desde la “Marie” hasta la playa, que en el fondo es lo realmente espectacular.

Étretat pertenece al departamento del Sena Marítimo, y tiene una población de alrededor de 1.400 habitantes. Está situada en la línea de la costa Pays de Caux, y centra su fama en sus acantilados. Estos acantilados, así como la playa situada junto a ellos, atrajeron a numerosos artistas (Eugène Boudin, Gustave Courbet y Claude Monet).

En concreto Monet pintó uno de sus cuadros más famosos Étretat, l’aiguille et la falaise, en 1885.

Dormir en Ètretat

Dormir en Ètretat

PLAYA DE ÉTRETAT

Pero como hemos dicho, no hay que negar que el verdadero punto de interés de Étretat son sus playas y sus acantilados. Eso sí hay que advertir que el agua a no ser en los meses más calurosos de veranos está solo apta para los más valientes. Es una playa más para ser admirada que para ser disfrutada.

Dicho esto, nos conformamos con disfrutar el paisaje y pasear por el corto paseo marítimo de la ciudad. Hay que decir que la ciudad de Étretat está enclavada entre dos grandes acantilados de los que luego hablaremos. Uno a la derecha que es el de Avale, y otro a la izquierda que es el de Amont.

Realmente no hay otra zona donde pudiera establecerse una ciudad a muchos kilómetros, de ahí su belleza y su importancia.

Playa de Étretat

Playa de Étretat

ARCO DE ROCA DE MANNEPORTE

Estas formaciones son esculturas naturales talladas en la piedra (silex) de la meseta. En concreto la del arco de Manneporte es una de las más grandes y se tiene una forma inconfundible.

El arco está  situado del otro lado de la Porte d’Aval, en el extremo de la playa de Jambourg. Es posible subir desde la playa por un camino hasta lo alto de acantilado que está justo sobre el arco. Según vamos caminando las vistas cambian totalmente, con lo que uno no pude dejar de hacer fotos.

El arco de Manneporte es otra de las obras del maestro Monet que pintó en 1883 y que actualmente está en el museo de Arte Metropolitano de Nueva York.

Arco de Manneporte

Arco de Manneporte

ACANTILADO DE AVAL

Seguir la dirección de el arco de Manneporte nos llevará a toparnos con el acantilado de Aval, uno de los dos acantilados más importantes de Étretat.

Es totalmente recomendable ir caminando desde la playa por el lado izquierdo hasta la cima de los acantilados, es un paseo muy agradable y que nos llevará varios kilómetros recorriendo todo el desnivel de la meseta.

Si el tiempo nos acompaña podremos ver toda la hilera de los acantilados, algo realmente espectacular. Cada foto que tomemos es diferente, tato de los acantilados, como de la vistas del pueblo desde arriba.

Este paisaje nos recordó mucho a los acantilados de Mohr que contamos en nuestra guía de Irlanda en una semana, No llegan a ser tan grandiosos como esos, pero tienen una asimetría más fotogénica.

Además las gaviotas pasarán sobre nuestras cabezas, haciendo este lugar más único. Eme algunos momento es posible adentrarse en los recovecos de la roca y ver los acantilados desde otro punto de vista.

También resulta impresionante el color verdoso pero transparente del mar, que conecta a la perfección con los prados de los acantilados. Realmente un lugar único

Acantilado de Étretat

Acantilado de Étretat

LA COURTINE

Al pie de la Manneporte, en el acantilado de Aval, hay una extensa zona circular llamada Le Petit Port, con taludes verdes regados por pequeñas fuentes cuyas aguas frías caen en cascada: les Pisseuses.

La Courtine es la gruesa muralla que entra en esa parte del mar y que separa en dos partes el acantilado. De ahí sale un acceso hacia la playa del Tilleul.

Acantilado de Aval

La Courtine

LA AGUJA

Y a este lado de Étretat veremos sin duda la formación rocosa más irónica d toda la ciudad. la aguja o (la Aiguille como dicen los franceses). Se trata de una formación solitaria muy alargada que se lleva gran parte de las miradas del este acantilado de Aval.

De hecho es el último vestigio geológico de los acantilados en la época del cretácico, y ha servido de inspiración para cientos de pintores y artistas.

Tiene 51 metros de largo y también guarda en un su interior uno de los secretos más curiosos, es hueca.

La aguja de Étretat

La aguja de Étretat

ACANTILADO DE AMONT

Y al otro lado de Étretat, justo a la derecha está el acantilado de Amont, tan o al menos igual de impresionante como su hermano de Aval.

En este lado de los acantilados, veremos la capilla de Notre Dame de la Garde, el monumento en honor al pájaro planco y otros lugares que ahora mismo comentaremos.

Antiguamente se llamaba el Acantilado de Blanc-Trait, a causa de la blancura de la tiza visible desde alta mar a gran distancia.

Desde la ciudad podemos subir caminando, de hecho es muy recomendable, sin embargo también podemos ir en coche y aparcar al lado de la ermita y luego dedicarnos a pasear por ese lado de los acantilados.

Playa de Amont

Playa de Amont

CAPILLA DE NOTRE DAME DE LA GARDE

Desde esta imponente capilla, podremos ver sin duda las mejores vistas de la ciudad y de los acantilados de Aval. La historia cuenta que después de una misión de predicación encabezada por el reverendo padre Michel en 1854, los habitantes de Etretat decidieron construir una capilla dedicada a la Santa Virgen.

Fueron los marineros los que llevaron a sus espaldas los materiales destinados para la edificación. El 6 de Agosto de 1856 la capilla fue bendecida. La original fue destruida en agosto de 1942, en su lugar una nueva capilla fue construida e inaugurada el 22 de Agosto de 1950, que es la que podemos visitar actualmente..

Capilla de Notre Dame de la Garde

Capilla de Notre Dame de la Garde

EL PÁJARO BLANCO

Y justo enfrente de la capilla, está otro de los monumentos interesantes que queremos destacar en esta guía de viaje de Étretat. Este se trata del monumento al pájaro blanco. El Oiseau Blanc fue un avión biplano que desapareció el 8 de mayo de 1927 junto con sus dos pilotos, los franceses Charles Nungesser y François Coli, durante el primer intento de realizar el vuelo entre París y Nueva York sin escalas. y que no tuvieron mucho éxito ya que no se volvió a tener noticias suyas.

Casualmente y menos de dos semanas después de su desaparición el estadounidense Charles Lindbergh se convirtió en la primera persona en completar esta travesía, aunque en sentido contrario, a bordo del Spirit of Saint Louis.

Aunque a día de hoy aún es un misterio, según diversas investigaciones el avión se habría estrellado en el Océano Atlántico al encontrarse con una fuerte turbulencia o con un banco de niebla. Sin embargo durante los años 1980 surgieron otros estudios que sostienen que el Oiseau blanc podría haber llegado hasta Terranova, en el continente americano, y se habría estrellado cerca de esta isla.

El Oiseau Blanc dejó un importante legado a pesar de que no pudiera completar su misión. Hay varias películas y canciones en Francia con los nombres de Nungesser y Coli. En su honor fue erigido este memorial en Étretat, en donde se lo pudo ver por última vez desde Francia.

Monumento al pájaro blanco

Monumento al pájaro blanco

LA ROCA VAUDIEU Y LA AGUJA DE BELVAL

En nuestro paseo podemos llegar andando incluso hasta la roca Vaudieu y la aguja de Belval, otra formación rocosa (esta vez menos afilada que la aguja de Aval.

Este lado de los acantilados está mucho más poblado de aves gaviotas y guillemots que volarán sobre nuestras cabezas. Será divertido jugar a cazarlas en pleno vuelo con nuestra cámara.

La roca Vaudieu dicen los del lugar que se asemeja a un gran lienzo de pared que se quedó solo de pie en medio de las ruinas.

Acantilado de Amont

Acantilado de Amont y al fondo Belval

ÉTRETAT SE VE BIEN

No estábamos suficientemente preparados para todo lo que vimos en Étretat. Es como uno de esos lugares donde uno pestañea para confirmar que lo que está viendo es realidad o es el escenario de una película de fantasía.

Pues eso justo es lo que ocurre aquí, Étretat es un lugar esculpido por la naturaleza a base de tiempo y paciencia. Y lo que ha hecho es realmente maravilloso.

Unas formaciones casi imposibles, donde la ley de la gravedad lucha contra el mar y la roca para formar figuras únicas. Conviene hablar de la  Capilla de Notre dame de la Garde, enclavada en aun lugar donde es más fácil hablar con dios y rendirse ante la belleza infinita y poderosa de la naturaleza.

Es divertido jugar a buscarles formas caprichosas a las formaciones, además desde cada ángulo la figuras pueden llegar a transformarse por completo.

Quedamos rendidos a Étretat, y quisimos quedarnos aún más tiempo. Esto es maravilloso que pase en los viajes, arrepentirse de no haber reservado más días para disfrutar más de estos paisajes. Esto nos hará volver, y lo haremos pronto.

Para los acantilados este tiempo no será suficiente para ver que están vivos y que cada año su paisaje cambia esculpidos con el viento y la marea. Sentirnos parte de este proceso no hizo aún más valorar la belleza de este sitio.

Despedimos esta guía de viaje a Étretat con un “hasta luego”, con una despedida provisional que nos hará tener más ganas aún de volver. porque sin duda ninguna pocos viajeros que lleguen hasta aquí no dirán que ¡Étretat se ve bien!

Étretat se ve bien

Étretat se ve bien

Etiquetado , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos

Musico, viajero y entusiasta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.