MONASTERIO DE YUSTE

En esta entrada de www.elmundosevebien.com vamos a hablar de una joya del Patrimonio Nacional, El  Monasterio de Yuste. Un edificio sencillo pero lleno de historia de España por todos sus rincones. ¡Yuste se ve bien!

En pleno Valle de la Vera en provincia de Cáceres, a muy pocos kilómetros de Cuacos de Yuste, nos encontramos una de los edificios con más historia del viejo continente. Un lugar paradisíaco que fue la última residencia del último gran emperador de España y del mundo Carlos I (V).

Patio del Monasterio de Yuste

Patio del Monasterio de Yuste

DATOS DE INTERÉS

¿CÓMO LLEGAR?

– El Monasterio de Yuste se encuentra en Cuacos de Yuste a muy pocos kilómetros de Jarandilla de la Vera en Cáceres.

N-V Madrid-Badajoz, hasta Navalmoral de la Mata.
EX119 desde Mavalmoral de la Mata hasta Jarandilla de la Vera.
EX203 desde Jarandilla de la Vera hasta Cuacos de Yuste.

 HORARIOS

  • Invierno (octubre a marzo). De martes a domingo: 10:00 – 18:00
  • Verano (abril a septiembre). De martes a domingo: 10:00 – 20:00
  • Cierre taquillas y acceso a Monasterio una hora antes
  • Cierre semanal: lunes
  • En horario de verano: No se permite la visita turística a la Iglesia los viernes y sábados de 19:00 h. a 20:00 h.; los domingos y festivos, desde las 10:00 h. hasta las 11:00 h y de las 19:00 h. a las 20:00 h., por la celebración de los oficios religiosos.
  • En horario de invierno: No se permite la visita turística a la Iglesia los viernes y sábados de 17:00 h. a 18:00 h.; los domingos y festivos, desde las 10:00 h. hasta las 11:00 h y de las 17:00 h. a las 18:00 h., por la celebración de los oficios religiosos.

PRECIOS

  • Tarifa Básica: 9€
  • Tarifa reducida 4€

VENTA DE ENTRADAS

https://entradas.patrimonionacional.es/es-ES/venta-entradas/17/monasterio-yuste/2015-02-10/10

 

Campanario de Yuste

Campanario de Yuste

 

BREVE HISTORIA DEL MONASTERIO DE YUSTE

A continuación daremos un breve repaso a la historia del edificio.

El Monasterio de Yuste se construyó en 1402. Primero se erigió una cédula un cenobio que posteriormente dio paso al actual edificio.

Este edificio primario inicialmente fue erigido a iniciativa de los vecinos de la Vera, con el fin de continuar allí la vida contemplativa de los «ermitaños de la pobre vida», acogidos con posterioridad a la Orden de San Jerónimo.

En  1556 Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico decidió abdicar del estragado político y social del imperio español en decadencia y retirarse a la tranquilidad de este Monasterio.

Para ello, tuvieron que realizar numerosas obras para ampliar las escasas dependencias con las que el monasterio contaba en ese momento y que no eran suficientes para albergar al emperador y a las 60 o 70 personas con las que contaba su séquito personal.

Monasterio de Yuste

Entrada del Monasterio de Yuste

Sí es cierto que uno no se espera encontrarse un recinto tan austero para albergar la talla del personaje histórico que fue Carlos I.

Pero también es cierto, que quizás por eso mismo, el emperador buscó conscientemente ese lugar. Este Monasterio al estar algo escondido del bullicio de la capital y dentro de uno de los parajes más agradables en cuanto al clima durante todo el año de la Península ibérica, rebosa paz por todas sus esquinas.

El 21 de septiembre de 1558, murió Carlos V y fue enterrado en la misma iglesia del convento para, con posterioridad, ser trasladados sus restos al panteón real del Monasterio de El Escorial, por expreso deseo de su hijo Felipe II.

Por desgracia en la Guerra de la Independencia Española, las dependencias del convento fueron quemadas y quedaron prácticamente destruidas.

Los jerónimos fueron expulsados de Yuste y posteriormente, con la desamortización de Mendizábal, el monasterio fue subastado públicamente, iniciándose una época de abandono y deterioro del edificio.

Carlos I de España y V de Alemania

Carlos I de España y V de Alemania

LA ARQUITECTURA DEL MONASTERIO

El Monasterio de Yuste se compone de dos partes claramente diferenciadas. Por un lado, el convento y, por otro, la residencia del emperador.

El convento, lo forman la iglesia, ubicada en el centro y dos claustros, uno gótico y el llamado claustro nuevo. La iglesia y el claustro gótico pertenecen al siglo XV, mientras que las demás construcciones son del siglo XVI.

Por lo que respecta a la vivienda de Carlos I de España, se trata de una edificación sencilla, en la que predomina el ladrillo, la mampostería y la sillería como materiales más utilizados, sin apenas elementos decorativos.

Los patios o claustros son muy destacables hay dos por los cuales es posible pasear y hacer fotos (ya que en el interior del Monasterio no es posible).

Claustro Yuste

Claustro Yuste

En su interior, sorprende ver el escaso mobiliario de la residencia regia, destacando la silla construida especialmente para el monarca, que sufría de gota.

La silla sorprende por lo austera, pensar que todo un emperador del mundo pasó sus últimos días postrado en esa silla es cuanto menos curioso.

Su habitación de lectura estaba orientada al sur y tenía luz solar durante todo el día. Carlos I (V) era un lector empedernido y allí pasaba horas y horas leyendo las joyas de su biblioteca.

También cabe mencionarse el reloj de bronce y plata, realizado por Jeremías Metzger y que está datado en 1562.

Decían que Carlos I era un enamorado de la técnica y la instrumentación científica y que una de las personas con las que pasaba mayor tiempo era un amigo suyo ingeniero, con el cual “jugaban” con todo tipo de relojes, telescopios y maquinaria científica.

Del exterior del Monasterio destacan su patio orientado al sur y con luz durante todo el día. Una pequeña piscina con embarcadero y un huerto de cerezos que sirven de relajada vista a una sierra llena de naturaleza.

fuente de yuste

fuente de yuste

RESUMEN

En un lugar privilegiado rodeado de paz, naturaleza y un microclima único, tenemos una de las joyas del patrimonio nacional y europeo: El Monasterio de Yuste.

Un pedazo de historia embutido en un recinto minúsculo poco propio de uno de los últimos emperadores del mundo Carlos I de España y V de Alemania.

La visita que no durará más de una hora, y recorrerá las estancias del convento y la iglesia y de la residencia del monarca, principalmente su sala de lectura, una estancia iluminada durante todo el día y donde el emperador pasó sus últimos años aquejado de gota.

Sin duda merece la pena dedicar unas horas a visitar el Monasterio de Yuste y refrescarnos  de un poco de la historia del viejo continente. Un lugar que forma parte del Patrimonio Nacional al igual que el entorno donde se aloja, la idílica comarca de la Vera.

Por todo ello podemos decir que !el Monasterio se ve bien!

patio segundo del monasterio

patio segundo del monasterio

El Monasterio de Yuste nos enseña como los placeres más cotidianos son también los más lujosos que que por mucho que domines el mundo tu lugar está siempre en el sitio más sencillo que uno pueda imaginar.

Aprovechar sin duda cualquier estancia por la magnífica provincia de la Vera para visitar este ilustre monumento del patrimonio. Para dedicarse una reflexión de qué haríamos si fuéramos dueños de medio mundo, ya que alguien que lo fue términos sus días disfrutando de la paz y de la lectura como su verdadero lujo.

 

Ciprés del Monasterio de Yuste

Ciprés del Monasterio de Yuste

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta

2 Respuestas a MONASTERIO DE YUSTE

  1. Pingback: LA VERA - El mundo se ve bien

  2. Pingback: Guía de PLASENCIA - El mundo se ve bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.