Visita al MONT SAINT MICHEL

En esta guía de viaje del www.elmundosevebien.com vamos a contar nuestra visita al Mont Saint Michel. un lugar mágico y único que deja al viajero sin palabras. ¡El Mont Saint Michel se ve bien!

El Mont Saint Michel es sin duda después de la torre Eiffel, el segundo lugar de interés para el viajero de Francia. Se trata de un lugar mágico, donde uno parece estar viajando a otro tiempo. Es esta guía de viaje contaremos lo que fue nuestra visita al Mont Saint Michel.

Daremos además recomendaciones para disfrutar más la visita al Mont Saint Michel, y por supuesto y aunque hemos dedicado una guía anexa aparte, hablaremos de la maravillosa Abadía del Mont Saint Michel. Si pensáis viajar aquí recomendamos también su lectura para completar más información.

Visita a la Abadía del Mont Saint Michel

http://www.elmundosevebien.com/abadia-del-mont-saint-michel/ 

Visita al Mont Saint Michel

Visita al Mont Saint Michel

VISITA AL MONT SAINT MICHEL

Para cualquier viajero que se precie, la vista al Mont Saint Michel debería ser una visita obligada. Pocos lugares en el mundo hay como este, y pocas personas no se quedan paralizados la primera vez que lo ven, al fondo de la bahía.

Se trata de una isla natural en la que se alza una montaña imponente y en la cual casi esculpida en la roca se halla incrustada la Abadía del Mont Saint Michel.

La Abadía del Mont Saint Michel está situada a 80 metros sobre el nivel del mar y está rematada por la aguja de cobre dorado de la estatua de San Miguel (Saint Michel) matando a un dragón.

Rodean a la base del Mont Saint Michel, las antiguas murallas y un grupo de edificios donde viven los pocos residentes actuales de esta ciudadela.

Por la noche este entorno pasa de ser espectacular a mágico. Sin duda y en nuestra opinión todo el mundo debería vivir un atardecer en el Mont Saint Michel, y además verlo de noche, perfectamente iluminado.

En esta guía de la visita al Mont Saint Michel, contaremos cómo nos fue en la visita y que cosas destacamos para futuras expediciones.

Noche en la abadía

Noche en la abadía

DATOS DE INTERÉS DE LA VISITA

Pero antes que seguir con nuestro viaje, primero vamos a dar una serie de datos prácticos que nos podrán servir de apoyo en nuestra visita al Mont Saint Michel.

  • Localización: Mont Saint Michel (enlace Google Maps)
  • Horario: El Mont Saint Michel está abierto 24 horas (la Abadía es la que tiene horario), pero el resto de la ciudadela puede verse libremente (eso sí, las tiendas también cierran).
  • Duración de la visita: de 2 horas a infinito. Aunque parezca grande la ciudadela se recorre en poco tiempo, eso sí, necesitaréis mucho más tiempo para sacra fotos.
  • Aseos. Hay baños públicos en la entrada de la ciudad
  • Visitas nocturnas: Totalmente recomendadas. No tiene nada que ver a durante el día.
  • Webs oficiales: Página oficial en castellano y  Web de turismo Saint Michel
Subiendo al Mont Saint Michel

Subiendo al Mont Saint Michel

CÓMO LLEGAR AL  MONT SAINT MICHEL

Para iniciar la visita al Mont Saint Michel, primero deberemos deja el coche mucho antes de llegar al Monte. Varios kilómetros antes d llegar a la bahía hay unos parking gigantes donde deberemos obligatoriamente aparcar. El parking cuesta unos 6 euros por 2 horas y más de 2h, cuesta 12 euros. por la noche es gratis.

Por la noche y con la excusa de que vamos a cenar a algún hotel podemos entrar en el recinto del complejo turístico y dejar el coche para tomar el bus. Si os alojáis dentro del complejo el parking nos lo cobrarán con el precio del hotel. Hay que llamar al hotel por teléfono para que nos den una clave para pasar las barreras del complejo.

De allí salen unos autobuses lanzadera que son gratuitos y que van haciendo un par de paradas. una en el parking, otra en la zona de los restaurantes, otra a la salida del complejo turístico y finalmente la última en la entrada del Monte. El último bus sale aproximadamente a las 12 de la noche (mejor confirmar horarios)

Otra opción mucho más recomendable, sobre todo al atardecer y si vamos sin prisa, es ir caminando por la pasarela de madera desde la zona de los hoteles hasta la entrada a la ciudadela. Serán los 20 minutos mejores del viaje para los fotógrafos, ya que se ve el Monte mucho mejor con perspectiva.

Una vez en la puerta de la ciudadela, lo mejor para aprovechar la visita al Mont Saint Michel, es perderse por sus calles. Aunque no lo parezca desde fuera, el recinto peatonal es mucho menor de lo que parece y es casi imposible perderse porque casi todas las calles conectan con la Grand Rue.

Camino a Saint Michel

Camino a Saint Michel

HISTORIA DEL MONT SAINT MICHEL

Según la mitología celta, el Mont Saint Michel era una de las tumbas marinas a las que iban destinadas las almas de los muertos. En el año 708, el santo San Miguel se apareció al obispo Aubert de Avranches, y le pidió que construyera una capilla en la cumbre para su devoción.

En el 966, el rey Ricardo I, duque de Normandía, entrego el Mont Saint Michel a los monjes benedictinos, que lo convirtieron en un centro de oración y estudio. En el Siglo XI se convirtió en una fortaleza eclesiástica, con una protección militar, al servicio del abad y del rey.

A principios del siglo XV, durante la guerra de los 100 años, los ingleses bloquearon el Mont Saint Michel y lo sitiaron por tres veces. La abadía soportó los ataques y fue el único lugar del noroeste de Francia que no cayó en manos inglesas.

Tras la revolución Industrial, el Mont saint  Michel se convirtió en prisión. En ella año 1979 el Monte Saint Michel y el entorno de la bahía fueron declarados Patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Cúpula de la abadía

Cúpula de la abadía

CONSEJOS PARA LA VISITA DEL MONT SAINT MICHEL

Basado en hechos reales y en nuestra experiencia con la visita, vamos a dar una serie de «tips» para el viajero que llegue hasta la Abadía y quiera sacarle mejor partido a la visita al Mont Saint Michel.

  1. Sobre todo en épocas vacacionales, llegar a Saint Michel puede ser estresante y caro. Hay miles de turistas pero esto es algo con lo que tenemos que lidiar si no tenemos la suerte de visitarlo en épocas de baja ocupación.
  2. Más de 2 horas de parking cuestan como 24 (unos 12 euros). Y en 2 horas no veremos bien todo el lugar (Abadía incluida). Hay que resignarse y rascarse el bolsillo.
  3. Para los que van justos de gastos, hay una opción que es dejar el coche el Pontonson (a 9km) y luego tomar un bus que enlace con el servicio gratuito de lanzadera.
  4. Aunque salen cada 5m a veces los buses van muy llenos. Nuestro consejo es ir andando, será la mejor forma de ver el monte en perspectiva.
  5. Una vez llegado aquí, no hay que pensar en nada más, que en el Mont Saint Michel.
  6. Arriesgaros a meteros por las calles que no hay gente, (la Grand Rue parece la Warner) y no hay nada comparable a caminar por las calles menos transitadas y que son igual de encantadoras.
  7. Sin duda hay que ver el Monte de noche. Para nosotros algo totalmente incomparable a verlo de día. Primero por la tranquilidad y la soledad, y segundo por la iluminación.
  8. Dedicarse un rato a ver el movimiento de la marea como avanza o retrocede según el caso.
Mont Saint Michel de noche

Mont Saint Michel de noche

COMER Y DORMIR EN EL MONT SAINT MICHEL

Comer y dormir dentro del recinto del Mont Saint Michel está solo al alcance de algunos. Dentro del monte el más famoso es el Mère Poulard. Es un restaurante & hotel, pero para nosotros está fuera de nuestras opciones. No os fiéis de los menús de la puerta, dentro los precios suben con las mareas de la bahía. Eso sí tiene wifi.

Lo más recomendable es alojarse en algún hotel del complejo turístico. Puede que en temporada no sea barato pero nos permite visitar tranquilamente el Mont Saint Michel sin estar preocupados por volver a otros pueblos cercanos. Además el parking es más barato que el oficial.

Nosotros recomendamos el que estuvimos porque nos gustó la estética, el trato y el desayuno. Se llama Hotel Gabriel y las habitaciones están reformadas (con muy buen gusto) de hace poco. Volveríamos.

Para comer hay muchos restaurantes, casi todos de precio medio alto. Al igual que para dormir lo mejor es no hacerlo dentro de la ciudadela, ya que los precios son muy elevados.

Nosotros comimos varias veces en La Rôtisserie, El menú galette, o un sandwich es caro (para lo que es) pero dentro de lo esperado. La sidra local es muy buena, merece la pena probarla.

 

Mont Saint Michel de noche

Mont Saint Michel de noche

QUÉ VER EN EL MONT SAINT MICHEL

La visita al Mont Saint Michel puede ser una verdadera experiencia. Es un lugar que a pesar de las hordas turísticas, está tan seguro de su encanto que dará al viajero algo único e irrepetible.

A continuación vamos a contar los puntos de interés destacados de la visita al Monte.

Panorámica Mont Saint Michel

Panorámica Mont Saint Michel

CAMINO HACIA EL MONT SAINT MICHEL

Algo que muchos turistas (que no viajeros) desprecian es la llegada al Mont saint Michel. Si bien es cierto que el interior del Mont Saint Michel es algo único, no lo es menos verlo a lo lejos.

Como ya hemos recomendado previamente, para nosotros es muy recomendable evitar el servicio lanzadera de bus y llegar caminando por la pasarela de madera. Sin duda será las mejores fotos del viaje y además es una forma de irnos adentrando física y metafóricamente en la belleza del monte.

El paseo apenas son 30 minutos y eso de ver cada vez más cerca el Mont Saint Michel es algo que nos hará tener aún más ganas de conocerlo por dentro.

Como suele pasar lo mejor no es el final del camino, sino el camino en sí mismo.

Le Mont Saint Michel

Le Mont Saint Michel

LAS MAREAS DE SAINT MICHEL

Otra de las cosas espectaculares que debemos observar son las mareas de la bahía. Según la atracción gravitatoria de la luna (aunque también algo del sol) la marea sube o baja unos 15 metros.

En intervalos de 6 horas el mar va ganando terreno a la tierra hasta tal punto que toda la isla queda rodear de agua. De hecho en los equinoccios es cuando esta subida llega a su máximo llegando el agua hasta a sus vías de acceso.

También es curioso porque cuando baja la marea se ve el terreno totalmente cenagoso de la bahía, cosa que a no ser por la pasarela que construyeron de madera haría imposible el acceso.

Atardecer en el Monte

Atardecer en el Monte

CIUDADELA DEL MONT SAINT MICHEL

Y una vez que llegamos a las puertas de entrada de Saint Michel, entramos automáticamente en otra época. Un lugar que por su entorno ha podido ser preservado, de la modernización y que aunque sufre una amalgama de estilos arquitectónicos, tiene ese aroma medieval que le hace único.

La Grand Rue, es sin duda su calle central, donde se concentran todos los restaurantes y tiendas, y donde la gente que no está en la Abadía pasea de arriba para abajo.

Pero sin duda es de noche cuando esta ciudad se vuelve mágica, y lo va haciendo de forma creciente con la marea y según hay menos turistas por sus calles. Y merece la pena estar en ese momento.

Calles del Saint Michel

Calles del Saint Michel

MUSEOS DE SAINT MICHEL

Por otro lado, en Saint Michel hay una serie de museos interesante que igual y según nuestros gustos nos podemos plantear conocer. Estos museos tienen la posibilidad de comprar una entrada conjunta.

  • Archéoscope: Se trata de una exposición multimedia sobre la historia y las leyendas del Mont Saint Michel
  • Museo de Historia: Es un museo de cera con elemento pseudohistóricos.
  • Museo Marítimo: Es el más científico explicando las mareas de la bahía
  • Logis Tiphaine: Es la antigua casa del guerrero  Bertrand Du Guesclin, que muestra tapices y objetos de su colección.
Abadía de Saint Michel

Abadía de Saint Michel

VISTAS DESDE LO ALTO DE SAINT MICHEL

Y según subimos a la Abadía del Mont Saint Michel, una de las cosas que no podemos evitar es quedarnos alucinados por las vistas del entorno de la bahía.

Las gaviotas pasarán sobre nuestras cabezas mientras que nosotros no podemos dejar de mirar un paisaje en el que no hay ni rastro de rascacielos, gigantes complejos hoteleros ni nada que se le parezca. Todo lo que se ha construido ha respetado las vistas, por lo que debemos aprovecharlo para llenar nuestras tarjetas fotográficas..

Vistas desde Saint Michel

Vistas desde Saint Michel

ABADÍA DEL MONT SAINT MICHEL

La Abadía del Mont Saint Michel es sin duda el punto fuerte de cualquier visita al Mont Saint Michel. No debemos menospreciar esta visita por mucha pereza que no de las colas de entrada o la saturación turística. Es una visita imprescindible.

Conoceremos muchas cosas curiosas del Mont Saint Michel y también podremos disfrutar de las vistas más altas de la bahía desde la plaza de la fachada de la iglesia Abacial.

También conoceremos la sala de los huéspedes la capilla original de Saint Michel. De hecho consideramos tan importante, que hemos dedicado una guía anexa contándolo todo de esta visita. Recomendamos que entréis para completar la visita al Mont Saint Michel.

Visita a la Abadía del Mont Saint Michel

http://www.elmundosevebien.com/abadia-del-mont-saint-michel/

Abadía Saint Michel

Abadía Saint Michel

VÍDEO DE NUESTRA VISITA AL MONT SAINT MICHEL

Ya sabéis que nuestras dos pasiones son hacer música y viajar. Por eso nos encanta juntarlas y además que estas dos pasiones sirvan para guardar los mejores recuerdos de nuestros viajes. Por eso hacemos videos viajeros caseros en los que resumimos en menos de 2 minutos lo que fue nuestro viaje, en esta caso a Saint Michel.

La música que podéis oír en el vídeo del Mont Saint  Michel, también es casera (hecha en exclusiva para el vídeo). el tema se llama «NEO» y lo podéis descargar en el bandcamp de nuestro proyecto Musical No Mark!.

http://nomark.bandcamp.com

Y sin más dilación, y acordándonos mucho de nuestros amigos franceses, compartimos el vídeo del Mont Saint Michel, una visita mágica y única que hemos tratado de resumir en menos de 2 minutos.

Esperemos que os guste, ya sabéis que hay más vídeos en nuestro canal de Youtube

EL MONT SAINT MICHEL SE VE BIEN 

Realmente nunca olvidaremos la visita a Saint Michel, y eso que sabíamos que era un lugar impresionante y que en ocasiones eso juega a la contra del viajero ya que hace acumular demasiadas expectativas.

Pero todo lo que pueda decirse en guías como estas o bocas de otras viajeros, no tiene comparación a ver el Mont Saint Michel por primera vez. Un lugar que parece sacado de otra época y que tiene una serie de factores como la marea que lo hacen único e irrepetible en el mundo.

Y ya si tenemos la suerte de recorrerlo de noche y con la luna llena, podremos sentirnos parte de un entorno mágico, comparable a pocos otros lugares del mundo y que compensa todos los inconveniente que tiene visitarlo.

Porque es cierto que no es sencillo ni barato llegar. Hay que rascarse el bolsillo por aparcar el coche o alojarse en la inmediaciones para luego llegar hasta allí y poder hacer la visita del Mont Saint Michel.

Nuestra recomendación sin embargo es que vayáis caminando por la pasarela hasta el monte, desde la zona de hoteles. Es un paseo agradable y tendremos la mejor visión en perspectiva del monte. Además podremos disfrutar también de las vistas del paisaje con o sin agua.

Y una vez allí por supuesto perderse (lo poco que puede uno hacerlo) por las calles de la ciudadela, en especial por la Grand Rue que es la arteria principal del Monte. A pesar de las tiendas será difícil romper esa magia que tiene caminar por un ambiente de otra época.

Nos llevamos en nuestro viaje unas sensaciones únicas, sobre todo en nuestro paseo nocturno, a la luz de la luna llena. Gastamos fotos como si no hubiera mañana, pero nos quedamos con algunas (las mejores) que no salieron de nuestras cámaras sino de nuestros ojos.

Ojalá todo el viajero que llegue hasta aquí sea capaz de compartir la magia del lugar, ya que si lo consigue es muy probable que se olvide de tiendas, restaurantes, y puestos de recuerdos para quedarse con la sensación de estar en un lugar único que ha sido protegido como en una especie de burbuja atemporal.

Ojalá que cuando volvamos (que volveremos) esta burbuja siga estando aún más bella y mejor conservada. Eso significará que la visita al Mont Saint Michel no ha perdido su encanto, y que nos hace decir que ¡El Mont Saint Michel se ve bien! 

Luna en el Mont Saint Michel

Luna en el Mont Saint Michel

Etiquetado , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de Marcos

Musico, viajero y entusiasta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.