Visita a LAS MINAS DE RIOTINTO

En esta guía hablaremos de la visita a las Minas de Riotinto, un lugar que parece que no pertenece a este planeta y donde aprenderemos muchas cosas de las entrañas de la tierra. ¡Riotinto se ve bien! 

Llevábamos muchos años queriendo hacer una visita a las minas de Riotinto. Como casi químicos, sabíamos de la importancia de este sitio a lo largo de la historia y como a pesar del apocalíptico impacto medioambiental de la zona, es un lugar que merece la pena conocer.

En esta guía vamos a hacer una visita a las minas de Riotinto contando lo que fue nuestra visita en verano de 2016, desgranando con todo detalle lo que fue la visita al museo y a las minas en el tren turístico. También hablaremos del nacimiento del río tinto. Un fenómeno de la naturaleza que nos impresionó.

Todo adornado con fotos y sensaciones personales de la visita a las minas de Riotinto, sin intereses comerciales y solo con la intención de dar ideas a futuros viajeros.

Pero antes de comenzar este viaje, nos gustaría recomendar otras guías de la zona que se complementan con esta. Seguro que os servirán para completar ideas para vuestro viaje. Por otro lado no es mala idea echar un vistazo a todas las guías de viaje de esta web.

Visita a las minas de Riotinto

Visita a las minas de Riotinto

VISITA A LAS MINAS DE RIOTINTO

La visita a las minas de Riotinto puede ser una perfecta jornada viajera. Se puede hacer en una mañana o una tarde, y todo está bastante organizado. También es cierto que suele haber mucha gente y esto resta un poco de encanto ya que hay muchas colas y apretones.

DATOS DE RIOTINTO

Lo primero que vamos a dar es información práctica de la visita a las minas de Riotinto. Como siempre recomendamos consultar fuentes oficiales, esto es solo referencias de cuando nosotros estuvimos.

  • En riotinto hay parte que podremos ver gratis a nuestro aire (como los miradores, el nacimiento del río Tinto) y otras partes que son visitas organizadas que entran dentro de la visita la museo minero de Riotinto, como la visita a las minas, el paseo en tren, y paseo por el río tinto.
  • Aunque han vuelto a la actividad, muchas galerías están cerradas al público. Esas partes son las que se visitan.
  • La zona de las minas es bastante amplia, llegando al museo nos pueden llevar en un autobús o ir con nuestro propio coche siguiéndoles.
  • Las aguas rojas del río se caracterizan por su pH entre 1,7 y 2,7 (muy ácido), y alto contenido en metales pesados: hierro mayoritariamente, cobre, cadmio, manganeso.
  • Durante toda la historia Riotinto ha tenido una actividad extractora, desde los íberos (año 3.000 a. C.), los fenicios, romanos y los musulmanes.
  • El fútbol llego a la península Ibérica por los ingleses de las explotaciones de Riotinto. Fue el primer club de fútbol fundado, luego vino el decano del recreativo de Huelva.
  • En la ciudad de Riotinto es curioso ver las casa inglesas. Las construyeron para alojar a los trabajadores ingleses y es como una ciudad típica de casa inglesas.
  • Actualmente en Riotinto la NASA tiene proyectos para estudiar marte, utiliza riotinto ya que hay condiciones similares a las del planeta rojo.
Maquinaria de Riotinto

Maquinaria de Riotinto

CONSEJOS PARA VIAJAR A RIOTINTO

Y dejando a un lado curiosidades sobre Riotinto, vamos a recopilar una serie de tips viajeros que sacamos en claro de nuestra visita a Riotinto. Todos están pensado desde el punto de vista personal, no hay que tomarlo como dogma.

  1. Aunque no es barato merece la pena las visitas guiadas a Riotinto. Lo mejor es ir hasta el museo minero verlo y luego acoplarse a alguna de las visitas diarias. Nuestro consejo es ir en nuestro propio coche, la furgoneta de las minas no es muy cómoda.
  2. La visita a las minas abandonadas está bien, aunque no es nada espectacular, lo mejor las vistas de las paredes excavadas desde abajo.
  3. En cuanto al paseo en tren, tuvimos que hacer mucha cola y los asiento del tren no son muy cómodos, pero también merece la pena el paseo, ya que se conocen lugares a los que es imposible ir en coche.
  4. Sentaros en el tren a mano izquierda de la marcha, hay algunos paisajes que se ven del otro lado pero una vez que nos acerquemos al río desde ese lado tendremos las mejores vistas.
  5. El recorrido del tren es de ida y vuelta, y vuelve por el mismo sitio con lo que
  6. A medida que el río crece, va perdiendo su tonalidad roja, Las fotos más impresionantes del color rojizo del río son en su nacimiento.
  7. AL nacimiento no llegan las visitas guiadas, pero se puede ir en coche, hay un sendero que nos llevará a la primera parte del río.
  8. Recomendamos llevar calzado de montaña, ya que durante la visita hay que pisar terrenos embarrados y húmedos.
  9. No hay muchas zonas de picnic, pero como la visita a las minas de Riotinto dura toda la mañana conviene llevar un bocata o algo por si entra el hambre, ya que no hay muchas opciones en el trayecto.
Río Tinto

Río Tinto

QUÉ VER EN RIOTINO

Pero vayamos a lo que realmente importa, Qué ver en Riotinto. Básicamente repasaremos la visita al museo minero, la visita a las galerías abandonadas, y el paseo en tren por las minas. Luego contaremos nuestra visita al nacimiento del río Tinto y a sus miradores.

MUSEO MINERO DE RIOTINTO

El museo minero de Riotinto se llama también “Ernest Lluch”, un político español del PSC que llega a ser Ministro de Sanidad y Consumo entre 1982 y 1986. Ernest fue asesinado por la banda terrorista ETA a los 63 años (ya estaba retirado de la vida política). El museo lleva su nombre ya que fue el primer presidente de la Fundación Río Tinto, de 1988 hasta 1991, cuando pasó a formar parte del patronato de la misma. Tras su asesinato se denominó así al museo y a la plaza donde está el museo.

Edificio del museo fue el hospital de la empresa Río Tinto Company Limited, compañía británica que explotó las minas entre 1873 hasta 1954. El edificio original del Hospital fue proyectado por el arquitecto británico R.H. Morgan en 1925 y engloba un edificio de cuatro cuerpos paralelos unidos por una pasillo central que los cruza por su parte central con cubierta a dos y cuatros aguas mediante teja plana de tipo inglés.

En 1965 fue ampliado con nuevas salas. Posteriormente, uno de los cuerpos del edificio original fue segregado del resto y convertido en el centro de salud que hoy se encuentra junto al museo.

Este Museo Minero, es centro de interpretación del Parque Minero de Riotinto, y está gestionado por Fundación Río Tinto para el Estudio de la Minería y de la Metalurgia. Tiene varias salas interesantes con mucha información de la historia de Riotinto a lo largo de la historia, desde los íberos a los ingleses

 

Museo de las minas de Riotinto

Museo de las minas de Riotinto

Dentro del museo hay una reproducción a escala normal de una mina Romana y de una típica casa inglesa, la casa nº 21 de Barrio Inglés de Bella Vista.

La exposición permanente del museo hace un recorrido por las características medioambientales y geológicas de la comarca. También cuenta la historia de esta región, siempre relacionada siempre con las minas. Hay muchas piezas originales de la minería de todos los tiempos.

Muy curiosos son los vagones del tren del Maharajá, el vagón de vía estrecha más lujoso del mundo, construido para la reina Victoria de Inglaterra y traído a Riotinto para una visita de Alfonso XIII. No se puede ver por dentro pero se puede ver desde los vagones de la cabina. En interior está en bastantes buenas condiciones.

En definitiva el Museo de Riotinto es un buen resumen en el tiempo de un territorio y una cultura eminentemente minera, un universo muy curioso de conocer. El museo se puede recorrer en unos 20 minutos. Y es la mejor forma de hacer tiempo antes de que salga nuestra salida a las visitas de las galerías reales (aunque abandonadas de Riotinto).

Tren de Riotinto

Tren de Riotinto

VISITA A LA PEÑA DE HIERRO Y LAS GALERIAS DE RIOTINTO

Desde el museo salen visitas complementarias a una zona actualmente abandonada peor que fue una de las más conocidas, la llamada peña de hierro.

La duración aproximada de esta visita es de 1 hora, las entradas se compran en el museo minero y desde allí salen un autobús que nos guiará hasta la peña. En algunos casos puede ser posible ir en la furgoneta pero nosotros recomendamos usar el vehículo propio por comodidad. Está a unos 10 kilómetros de museo.

Allí se llega a un parking desde donde nos van explicando tanto el exterior de la Peña de Hierro como en interior de las galerías.

La mina de Peña de Hierro es una mina menor comparadas con las de Riotinto pero con unas cantidades de metales bastante altas, de hecho su nombre  viene por el gran crestón ferruginoso que corona la mina a cielo abierto.

Su historia se remonta a la época Romana, pero su mayor productividad se encuadra desde mediados del siglo XIX y principios del XX. Es curioso ver el color rojizo del agua que emana de la peña.

Peña de Hierro al igual que todas las minas del entorno está situada en una región geológica llamada la Faja Pirítica Ibérica. Esta zona tiene una edad de 300 millones de años y tiene origen volcánico sedimentario. Por esta razón estas tierras poseen gran cantidad de metales y sulfuros, materiales que han sido la base de la producción de toda esta comarca.

Las Piritas extraídas en Peña de Hierro se hacía mediante sistema de voladuras y cámaras subterráneas y posterior tratamiento físico y químico, sirvieron para la obtención sobre todo de cobre, azufre y otros metales. Estos productos se transportaban a Huelva o Sevilla por tren.

Minas abandonadas de Riotinto

Minas abandonadas de Riotinto

Pero sin duda el mayor interés de la visita es conocer por dentro una galería abandonada. A la entrada se nos repartirán unos cascos (por si las moscas) que son humillantes estéticamente y visualmente para el que los lleva y el que los ve, pero forma parte del atrezzo de la visita.

Las actividad en esta galerías durante 120 años ha dejado una gran huella en el terreno. Hay una “corta” (una mina a cielo abierto) de 330 m y de una profundidad de 85 m. También hay un pozo (una mina subterránea) de 155 m. de profundidad dividido en 12 niveles.

La corta se ve desde un balcón de la galería, y aunque desde abajo no es la vista más impresionante, es un punto de vista único, que solo podemos ver en esta visita.

En algunos huecos de las galerías podemos asomarnos a algunos de los pozos que ahora están cerrados. Es un pase de unos 200 metros y es bastante interesante.

A la salida también nos enseñarán lo que dicen que es el nacimiento e río Tinto. Sin embargo el verdadero nacimiento está algo más lejos y tendremos que ir dando un paseo. Eso sí la visita no espera y desde la galería nos llevarán ala estación de tren desde donde sale el tren que recorrerá las minas a cielo abierto siguiendo el curso del río tinto.

Minas de Rotinto

Minas de Rotinto

PASEO EN TREN POR LAS MINAS DE RIOTINTO

Y la tercera parte de la vista organizada a las minas de Riotinto es un paseo en tren (de la época) por las minas abandonadas a cielo abierto. El recorrido (ida y vuelta) tarda como 1 hora y media y tiene una distancia de unos 12 kilómetros.

Realmente este ferrocarril en el que ahora montamos era de uso de trabajadores y mercancías a lo largo de toda la zona de trabajo.

Antiguamente al ferrocarril el transporte de mercancías se hacía con diligencias, carros de bueyes o a lomo de mulas. La idea era llegar a Valverde del Camino desde donde salía el tren a Buitrón y de allí bajar hasta San Juan del Puerto, donde mediante barcazas recorría el tramo final del Río Tinto hasta el puerto de Huelva.

Con la llegada del consorcio británico “Riotinto Company Limited” el 14 de febrero de 1873 se introduce el Ferrocarril (una modernidad absoluta en la época). Para Riotinto este fue todo un símbolo de la revolución industrial y supuso todo un desarrollo  económico y social para la comarca. Su objetivo fue conectar la mina con el puerto de Huelva.

Para ello se construyeron 300 km de vías, de los cuales 84 correspondían a la línea comercial, el ferrocarril de vía estrecha de Riotinto (1067 mm.). Su construcción finalizó el 28 de julio de 1875 con un coste total de 767.190 libras.

El trazado que ahora se visita en el tren turístico es el mismo que el original, incluyendo una zona de pendiente muy pronunciada que era el más ápeligroso

Fue necesaria la construcción en hierro forjado de 8 puentes diferentes 5 túneles. A lo largo de la vía general se construyeron 12 estaciones para regular el tráfico de mercancías, y para el tráfico de pasajeros.

En Huelva la construcción del muelle de Riotinto concluyó en 1876, y permitía a los trenes cargar y descargar directamente en los barcos atracados. Esta obra de arquitectura industrial dejó de utilizarse en mayo de 1975.

 

Paseo por las minas

Paseo por las minas

También existían unas unas redes de comunicación entre los diferentes pueblos de la comarca para el transporte de pasajeros y obreros, pero se cerraron 1968 siendo sustituidos por servicios de autobuses.

El ferrocarril minero siguió funcionando durante todo el tiempo que la Riotinto Company Limited fue propietaria de las minas de Riotinto pero la pérdida de su funcionalidad vino cuando en 1964 se construye el Polo Químico de Huelva. Desde entonces, el material ya no se llevaba a Inglaterra sino que se procesaba en la zona, y por eso era más rentable transportarlo en camiones.

Por esa causa en 1975 el muelle dejó de funcionar y en 1984 el último tren bajo por la vía del ferrocarril de Riotinto.

Actualmente el recorrido turístico recorre zonas bastante trabajadas de la mina, así como otras donde la naturaleza ha ido comiendo terreno a la erosión (muy lentamente todo hay que decirlo. Este recorrido pasa por algunos puentes y por zonas muy cercanas al margen del río Tinto.

También hay zonas que los guían nos explicarán que solo las que la NASA ha elegido para el proyecto Marte, en el cual estudian y hacen proyectos prácticos de simulación del entorno marciano. Por todos es conocido que Riotinto en el punto del planeta más similar a Marte.

 

Río Tinto

Río Tinto

PASEO POR EL RÍO TINTO

Al final del recorrido en tren hay una estación donde nos bajaremos y podremos estirar las piernas. Podremos bajar hasta el mismo río Tinto, aunque en esta zona, (y en función de lo que haya llovido los días anteriores), apenas tiene ya color rojo del nacimiento.

En esta parada es cuando el tren aprovecha a dar la vuelta y orientarse al inicio del recorrido. Hay gente que aprovecha para comer algo en unas mesas que hay, e incluso podemos andar por las inmediaciones de este sitio, que por otra parte tampoco tiene mucho interés.

Nuestra recomendación es que si queréis andar un poco lo hagáis por la zona del nacimiento, que habrá menos gente y el paisaje es más extremo que esta parte del río.

Es curioso como a lo largo del todo el recorrido veremos al Río Tinto lleno de una espuma. Tranquilos, no es que nadie haya echado Fairy, esta espuma viene por las proteínas de las bacterias del nacimiento del río  se se desnaturalizan formando esta espuma blanca.

De aquí el tren da la vuelta y vuelve por el mismo sitio que vino, aunque en la vuelta no hay explicación del guía. Es un buen momento para dedicarse a hacer fotos o a simplemente dejarse llevar por este paisaje que a ratos parece salido de otro planeta.

Paseo por el río Tinto

Paseo por el río Tinto

MIRADORES DE RIOTINTO

Otra de las actividades que debemos hacer es encontrar algunos puntos (unos señalizados y otros no) de los miradores de las minas abiertas (las cortas) de Riotinto. Desde aquí es donde podremos admirar mejor el paisaje total de la huella de estas excavaciones.

En la Peña de Hierro hay algunas y en la propia ciudad donde se encuentran actualmente trabajando hay otro mirador bastante conocido.

Es curioso como en algunos se ve la diferencia entre el paisaje original (con vegetación) y la huella de las cortas. en otros casos como el del mirador en medio de la explotación nos e ve ni un árbol y se ven todos los niveles de cortas, y el contraste de los colores, según los minerales.

Es un lugar obligado para fotógrafos que quieran hacer una buena foto del paisaje tan extremo.

 

Vistas de las minas

Vistas de las minas

NACIMIENTO DEL RÍO TINTO

Y vuelta a donde fuimos a la visita de la Galería (pero con todas las visitas hechas) volvemos atrás en el camino para no dejarnos otro de los puntos indispensables de la visita a las Minas de Riotinto, ver su nacimiento.

Esta bastante bien indicado por carteles a lo largo del camino desde Nerva a la Peña de Hierro. A mitad de camino hay un mirador y de allí sale un camino bastante escarpado que nos llevará hasta encontrarnos con el río.

No tiene pérdida porque lo reconoceremos por el color rojo de las aguas. una vez en el río podemos remontar hasta una colina desde donde nace el río entre unas piedras.

A nadie se le puede pasar las ganas de tocar el agua del río. Recordamos que tiene un pH de 1,7 con lo que notaremos en las manos una aspereza incluso una sensación metálica en al piel.

Eso sí que nadie se le ocurra beber, aunque realmente nuestros jugos gástricos están al mismo pH, pero la cantidad de metales es tóxica.

También es curioso como en esta zona, no hay ningún rastro de vida animal. Ni aves ni peces ni nada. Eso sí hay vida de otro tipo, ya que el color rojo viene dado por la acción de unas bacterias que son capaces de asimilar los metales. En estas bacterias puede estar el origen de la vida en el planeta tierra. Y ahí dejamos este dato.

Es sorprendente ver como la naturaleza a veces puede ser extrema en un lugar que uno no se lo espera. Conocer el nacimiento e río Tinto es conocer también de lo que la naturaleza es capaz.

Visita a las minas de Riotinto

Visita a las minas de Riotinto

LAS MINAS DE RIOTINTO SE VEN BIEN

Conocer las minas del Riotinto ha sido para nosotros toda una lección de ciencia, ingeniería, historia y química. Sin duda es una de las excursiones más recomendable para hacer desde Huleva o Sevilla, ideal para toda la familia, incluidos los mas pequeños que aprenderán muchísimas cosas.

Y debe ser así porque hasta la NASA ha llegado hasta Riotinto para aprender más no solo de la tierra, sino también de otros planetas como Marte. Hasta este punto es de interesante la visita a las minas de Riotinto.

De la parte guiada destacamos el museo donde es la mejor forma de entrar en contacto con la zona. Conoceremos la historia redes los íberos y los romanos a los británicos que supieron rentabilizar las minar y llevarles a su punto máximo a nivel económico.

Del Museo destacamos la reproducción de una explotación romana, y el tren más lujoso del mundo y que fue donado por la Reina de Inglaterra.

De la visita a la Peña de Hierro destacamos las Galerías, y las vistas de la corta desde abajo, un punto de vista menos espectacular pero muy incesante y que da idea de la enormidad de las explotaciones.

Del paseo en tren nos quedamos con las vistas de los meandros del río Tinto y las cortas ya abandonadas pero que hacen parecer que estamos en otro planeta.

Del nacimiento nos quedamos en la retina con ese color rojo vivo del agua recién salida de la tierra, aún caliente y que tiene un pH tan ácido como nuestros jugos gástricos, es como si la tierra tuviera acidez.

Nos quedamos de esta visita con un montón de cosas que aprendimos, y sobre todo con todas las que la NASA va a aprender aquí. seguro que dentro de unos años, en los libros de ciencia se hablará de los descubrimientos del Río Tinto, y cómo fueron el origen para miles de descubrimientos futuros.

No obstante pude haber muchas sierras, muchas montañas, muchas playas, pero en ningún otro punto del mundo hay un lugar como el Río Tinto y por eso, aunque solo sea por eso es recomendable conocerlo. Sin duda alguna ¡Las minas del río tinto se ven bien!

Paisaje Lunar de Riotinto

Paisaje Lunar de Riotinto

Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

About Marcos

Musico, viajero y entusiasta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *