VOLAR SOBRE IGUAZÚ

En esta entrada vamos  a contar nuestra experiencia viajera de volar sobre Iguazú en helicóptero, desde el lado brasileño. Una vivencia única que no debéis dejar de hacer, si viajáis a las cataratas. ¡Iguazú se ve bien!

Las cataratas de Iguazú son uno de los lugares más visitados del planeta, el espectáculo natural nos deja a todos con la boca abierta, y no hay nada mejor que tratar de exprimir esta visita al máximo, disfrutando de todas las actividades que nos ofrecen tanto del lado argentino, como del brasileño.

Ambos lados tienen sus atracciones estrella, y sin duda sobrevolar en helicóptero las cataratas de Iguazú es la actividad estrella del lado brasileño, al igual que la aventura náutica o asomarse a la Garganta del Diablo lo es del argentino.

Sin embargo, como ya sabéis hemos escrito varias artículos al respecto, con el fin de dar una información más detallada y precisa. Por tanto, recomendamos a todos los viajeros que dediquen unos minutos a navegar por este blog para visitar los otros artículos complementarios, que hablar de experiencias y visitas que hicimos en Iguazú.

Iguazú desde el helicóptero

Iguazú desde el helicóptero

LAS CATARATAS DE IGUAZÚ

Las cataratas de Iguazú es uno de los lugares las impresionantes del planeta. Con una extensión de las de 3km de río Iguazú corta en seco su trayectoria en un acantilado natural verdaderamente impresionante.

Enclavado entre las fronteras naturales de Brasil, Argentina y Paraguay, esta maravilla natural es uno de los destinos turísticos más visitados del mundo, y eso tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas.

Mirador Naipi

Mirador Naipi

IGUAZÚ DESDE EL HELICÓPTERO

Para hacer esta actividad lo primero que tenéis que llegar es a la entrada del parque Nacional de Iguazú (del lado brasileño) para llegar allí hay muchos autobuses tanto desde Foz de Iguazú como de Puerto Iguazú. También está la opción de llegar en taxi.

Una vez allí  unos 200 metros de la entrada del parque, en la misma carretera que lleva allí, está el helipuerto. Se ve muy fácilmente, la empresa se llama Helisur.

Conviene reservar o comprar los billetes con antelación, aunque esta actividad está muy condicionada por el tiempo, y en condiciones adversas (vientos fuertes o mucha lluvia) los vuelos se suspenden.

En la entrada de este helipuerto nos darán toda la info del vuelo, tarifas y horario de salidas. Luego toca esperar nuestro turno. Los vuelos son aproximadamente cada 10 minutos y los helicópteros tienen una capacidad de unas 4 o 5 personas.

De todas formas toda la info oficial la tenéis en la web de Helisur.

http://www.helisul.com/servicos/voos-panoramicos/foz-do-iguacu

NUESTRA EXPERIENCIA VOLANDO SOBRE IGUAZÚ

Y hablando desde un punto de vista personal, nuestra experiencia fue muy buena. Llegamos sin haber reservado los billetes, y además solo teníamos un día para ver el lado brasileño de Iguazú, por lo que no podíamos perder mucho tiempo.

Nos levantamos pronto (dormíamos en Puerto Iguazú), y lo primero que hicimos fue tomar el bus hasta el lado brasileño del parque. Luego fuimos andando hasta el helipuerto, aunque el mismo autobús paraba en el mismo helipuerto (nosotros no lo sabíamos). El caso es que llegamos al helipuerto y compramos los billetes.

Nuestra alrededor de unos 100$ por persona, y hay muchos puntos de venta en cualquier ciudad cercana a las cataratas.

En total esperamos como 30-40 hasta que salió nuestro helicóptero, y el vuelo duro unos 10-12 minutos. Después fuimos al lado brasileño y nos dio tiempo a verlo todo en un día.

LO MEJOR

  • Las vistas. sin duda las mejores para contemplar el entorno e Iguazú.
  • El vuelo. Al igual que el vuelo sobre el himalaya, o el vuelo sobre Nueva York, volar sobre esta maravilla de la naturaleza nos hace sentir insignificantes.
  • La fotos. Aunque es un vuelo muy corto, y hay que ser rapidísimo haciendo fotos, especialmente durante el minuto cuando se tiene el mejor ángulo.
  • La tripulación. Recordamos con bastante cariño, la amabilidad del stuff de Helisur (en particular de Carlos). Hicieron aún más agradable la experiencia.
  • El precio. Después de hacer la gran aventura náutica (del lado argentino) y pagar casi lo mismo por ambas actividades, el vuelo en helicóptero nos pareció mejor en relación calidad/precio. Menos de 100€ es un precio razonable para la experiencia.

LO PEOR

  • La duración. Se nos hizo corto no, lo siguiente. Nos hubiera gustado estar horas allí, pero es lo que hay. Hay que exprimir los 10 minutos de vuelo (un par de ellos sobre las cataratas) lo más y mejor que se pueda.
  • El impacto medioambiental. Somos conscientes que el impacto del ruido de los helicópteros cada 10 minutos puede tener un impacto sobre la fauna de la zona, sobre todo con las aves. Así que no tratamos de defender la actividad ya que los derechos del viajero no pueden estar por delante de los derechos de los animales. Eso sí no somos quienes para debatir este tema. Dejamos nuestra humilde opinión que habría que hacer un estudio sobre el impacto medioambiental y en caso de ser perjudicial para el entorno y por mucho que los alucinó esta actividad, pero debería limitarse.

Pero alejados de esa comprometida discusión, sinceramente recomendamos mucho la experiencia. Sin duda fue la actividad más maravillosa en Iguazú, y algo que jamás olvidaremos.

Sobrevolando Iguazú

Volar sobre Iguazú, una experiencia inolvidable

EL VÍDEO VOLANDO SOBRE IGUAZÚ

Pero como una imagen vale más que mil palabras, y un video tiene muchos fotogramas, os dejamos con este vídeo casero que hemos hecho contando esta actividad.

La música que podéis oír en el vídeo, también es casera y hecha por nosotros exclusiva para el vídeo, y la podéis descargar el bandcamp de nuestro proyecto musical No Mark!

http://nomark.bandcamp.com

Y sin más dilación, y acordándonos mucho de nuestros amigos viajeros argentinos y brasileños, compartimos el vídeo hecho a mano volando en helicóptero sobre las Cataratas de Iguazú.

Esperemos que os guste, y ya sabéis que hay más vídeos de nuestras experiencias viajeras en nuestro canal de Youtube.

CONCLUSIÓN VIAJERA

Somos conscientes de lo controvertida que puede ser esta experiencia. No negamos su posible impacto medioambiental, pero nosotros somos humildes viajeros que tratan de disfrutar lo más respetuosamente posible las maravillas de la madre tierra.

Y sin duda volar sobre las Cataratas de Iguazú, ha sido una de las mejores experiencias del viaje de Iguazú. Nos hizo darnos cuenta realmente de dónde estábamos y lo tremendamente insignificantes que somos.

El poder del agua en su máximo extremo, nos hizo estar todo el vuelo sin poder decir una sola palabra, a veces nos quedábamos tan paralizados que se nos olvidaba hacer las fotos. Y no hay mejor resumen, sobre todo en los tiempos multimedia que corren, que alguien se ve tan sobre pasado por lo que ve que se olvida por completo de las cámaras, móviles, gopro y similares y simplemente se rinde con la mirada al espectáculo natural más grande del mundo.

Pues eso nos pasó en nuestro vuelo sobre Iguazú, una experiencia viajera que nunca olvidaremos y que ojalá encuentre ese equilibrio para que pueda sostenerse y impactar negativamente en el entorno.

Ojalá que mucha gente también sienta ese contacto con la naturaleza para saberla respetar y apreciar. Iguazú es sin duda uno de las maravillas de la tierra y nosotros debemos luchar por preservarlo. 

Iguazú nos marcó, al igual que tocaba el agua las grietas de la tierra, haciendo una cicatriz de dimensiones extremas, que en el fondo es la misma marca que esta experiencia dejará en cualquier viajero. Por todo ello como el estruendo el agua al caer sobre los más de 80 metros de iguazú podemos gritar: ¡Iguazú se ve bien!

About Marcos Del Valle

Músico, viajero y entusiasta
Tagged , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.